¿Ayudarán las redes sociales a ganar la elección?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Ayudarán las redes sociales a ganar la elección?

Por Eduardo Rodríguez Soto
31 de marzo, 2012
Comparte

Serán 90 días de campaña rumbo a la Presidencia de la República y la pregunta es: ¿Twitter, Facebook o YouTube ayudarán a ganar la elección? La respuesta es no.

El número de seguidores en Twitter, los Likes en Facebook o el número de reproducciones en YouTube no significan votos, concluyeron especialistas en el foro “Las redes sociales y el proceso electoral federal” que realizó el IFE y el Tecnológico de Monterrey Campus Ciudad de México.

A decir de Raúl Trejo Delarbre (@ciberfan), investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM y de María Elena Meneses Rocha (@marmenes), investigadora del Departamento de Estudios Culturales del Tecnológico de Monterrey, hay que tomar con cautela la idea que las redes sociales resolverán el proceso electoral que inicia. Estas no son decisivas para ganar una elección, pero de ninguna manera pueden eludirse.

Sí, las estrategias políticas de partidos y candidatos contemplan desde hace tiempo el uso de las redes sociales. Esta vez las propuestas de campaña saltarán con mayor intensidad de los medios tradicionales a la red de redes. Pasaremos de las plazas públicas y los mítines a los 140 caracteres, los post en Facebook, las imágenes en Isntagram o videos en YouTube.

Serán las primeras elecciones presidenciales en Twitter que observaremos en México.

De acuerdo con el Observatorio Electoral (@electoral2012mx) del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Andrés Manuel López Obrador lidera en número de suscriptores en YouTube; Enrique Peña Nieto en Facebook y Twitter y Josefina Vázquez Mota supera al político de izquierda en estas dos últimas redes. Aquí la gráfica:

Fuente: Observatorio Electoral 2012 de la UNAM

¿Electores geek?

De las más de 77 millones de personas que podrán votar el 1 de julio, entre 1314 millones son jóvenes de 18 a 24 años de edad que usan las redes sociales, señaló en el foro Marco Antonio Baños, consejero del IFE y, a diferencia de los académicos, sugirió que este sector del padrón definirá la elección.

Sin embargo, datos presentados por la investigadora María Elena Meneses revelan que a los jóvenes que usan las redes sociales les importa poco la política: 55% de los usuarios de Facebook no están interesados en asuntos políticos y el 50% de quienes están en Twitter, tampoco. De ahí la importancia que les hablen en sus propios términos, apunta.

Por su parte, Manuel Tamez (@ManuelTamez), presidente de la Asociación Mexicana de Internet (@AMIPCI), estima que para el día de la elección habrán en México 46 millones de usuarios conectados a la red, y destacó que Internet es hoy lo que fue la televisión en 1960 cuando cambió el modo de hacer propaganda política. Al día, por ejemplo, una persona dedica 4.12 horas a navegar en Internet.

Y mientras más smartphones haya en el país aumentará el tiempo que los mexicanos pasen en internet. Hay al menos 90 millones de teléfonos celulares en el país.

Los políticos y las redes sociales

Las redes sociales son una herramienta y no un ente que capitalice cien por ciento el voto. Como hemos referido en Los presidenciables en Twitter, estar en ellas no hará ganar la elección al político pero no tener presencia sí podría perjudicarlo.

En opinión de especialistas, los políticos mexicanos y sus estrategas en redes sociales han subestimado a los usuarios. No existe interacción fluida ni medidas de comunicación que los haga partícipes y los involucre en la campaña. Por el contrario, la estrategia consiste en generar la percepción de popularidad y sólo comunicar propuestas e informar sobre su agenda.

Y no conformes con ello, se valen de bots (cuentas falsas en Twitter o Facebook que los elogian y que critican a sus adversarios). En los 140 caracteres hay bots que son creados para incrementar el número de seguidores de los candidatos (no tienen perfil ni avatar); existen otros llamados trolls que tuitean para atacar al adversario o compartir notas o datos favorables y pueden llevar un tema a los Trending Topic (generalmente cuentan con perfil y una foto falsa).

¿Para crear un bot se necesita un experto? No. Ya hay páginas en las que puedes crear el tuyo y programarlo para que envíe tuits, retuitee e incluso responda. Aquí te decimos cómo puedes hacer el tuyo. Y aquí te damos tips para cazar a uno o a unos cuántos.

Y sí, hay bots de carne y hueso. Les pagan, por medio tiempo, entre 3 y 5 mil pesos al mes por manejar hasta 50 cuentas, refiere la investigadora María Elena Meneses.

¿De qué servirán los bots en el proceso electoral? Sólo para promover la guerra sucia, infiere la académica del Tecnológico de Monterrey, y enfatiza: las redes sociales deben servir para ensanchar la democracia.

¿Regular las redes sociales?, imposible, pero sí pueden sancionarse las difamaciones y calumnias siempre y cuando se identifique que provienen de algún partido político, dijo el consejero del IFE Marco Antonio Baños.

Pero “mucho ruido y pocos votos” espera de los bots el académico de la UNAM Raúl Trejo.

Algunos seguidores de Josefina Vázquez Mota @JosefinaVM:

 

Algunos seguidores de Enrique Peña Nieto @EPN:

 

Algunos seguidores de Andrés Manuel López Obrador @lopezobrador_:

 

Algunos seguidores de Gabriel Quadri @g_quadri:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

La sorpresiva y criticada salida de Trump del hospital para saludar a sus seguidores

Varios expertos criticaron que el presidente saliera con agentes de seguridad sentados con él dentro de un auto cerrado, cuando está en una etapa de alto riesgo de trasmitir el contagio de coronavirus.
Getty Images
5 de octubre, 2020
Comparte

Expertos en medicina cuestionaron la polémica decisión del presidente Donald Trump de salir en un automóvil a saludar a sus partidarios afuera del hospital donde está siendo tratado de covid-19.

Ha sido motivo de preocupación que el presidente, que portó una mascarilla, haya puesto en peligro de contagio al personal del servicio secreto que lo acompañó dentro del vehículo.

El portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere, dijo que la salida este domingo había sido “declarada por el equipo médico como segura”.

Una escena “increíble”

Desde que fue internado en el hospital Walter Reed el viernes pasado para ser tratado por síntomas de coronavirus, los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente a ese centro médico en las afueras de Washington.

El número de adeptos iba creciendo. Muchos de ellos portando carteles en apoyo al presidente, ondeando banderas y gritando en voz alta “¡Amamos a Trump!” y otras frases de apoyo.

Otros pasaban en sus automóviles sonando las bocinas y gritando con puños en alto, como si fuera un espectáculo deportivo.

Trump había anunciado en un video en Twitter que saldría del hospital Walter Reed en una “visita sorpresa” a los “patriotas” que esperaban afuera.

https://twitter.com/realDonaldTrump/status/1312864232711520257

En una escena que el corresponsal de la BBC describió como “increíble”, las autoridades despejaron el tráfico vehicular para que el convoy presidencial pasara frente a las filas de simpatizantes a lado y lado de la calle.

El mandatario saludó con la mano a sus adeptos desde atrás de una ventana cerrada del vehículo, pero también se podía ver por lo menos a dos personas con trajes protectores y mascarillas en el asiento delantero.

El riesgo de transmisión “más alto posible”

Los expertos afirman que el corto desplazamiento de Trump en el auto desobedece el consejo de salud pública de entrar en cuarentena mientras se recibe tratamiento contra el virus, y que pudo haber puesto a los agentes de seguridad que lo acompañaron en riesgo de infección.

Un auto del convoy presidencial pasa frente a simpatizantes del presidente frente al hospital Walter Reed.

Getty Images
Los simpatizantes del presidente se han estado congregando frente al hospital Walter Reed, donde Trump está siendo tratado de covid-19.

“El VUD del presidente no solo es blindado, sino está herméticamente sellado contra ataques químicos. El riesgo de transmisión de covid-19 adentro es el más alto posible aparte de en procedimientos médicos”, escribió en Twitter el doctor James Phillips, médico en el mismo hospital donde el presidente está internado.

Aquellos que estuvieron dentro del vehículo presidencial tendrán que aislarse durante 14 días, añadió.

Los demócratas también han criticado la salida del presidente. El congresista de la Cámara de Representantes Hakeem Jeffries tuiteó: “Necesitamos liderazgo. No oportunidades para fotos”.

Sin embargo, el portavoz Judd Deere defendió la acción diciendo que “se tomaron las precauciones apropiadas en la ejecución de este movimiento para proteger al presidente y a todos los que lo apoyaron, incluyendo el EPP ”.

Aunque ha habido señales conflictivas con respecto al verdadero estado de salud del presidente y el tratamiento que está recibiendo, su equipo médico dice esperar enviarlo de regreso a la Casa Blanca este lunes.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aBKdOAVLVEc

https://www.youtube.com/watch?v=HfP7FM3vmp8&t=2s

https://www.youtube.com/watch?v=FqPEZGKchE4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.