Y empieza la veda para Calderón: el IFE lo vigilará
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Y empieza la veda para Calderón: el IFE lo vigilará

El artículo 134 constitucional obliga a los funcionarios a no difundir propaganda gubernamental a partir del inicio de las campañas y hasta la conclusión de la jornada electoral, que este año será el 1 de julio.
30 de marzo, 2012
Comparte

Sesión del IFE. Foto: Cuartoscuro.

El consejero Benito Nacif dijo que el Instituto Federal Electoral (IFE) vigilará que el presidente Felipe Calderón y los demás funcionarios de gobierno se abstengan de hacer propaganda electoral en tiempos de campaña.

Nacif explicó que el IFE cuenta con la Comisión de Quejas y Denuncias, que puede suspender “oportunamente” la propaganda y procesar las quejas que lleguen.

Además, recordó que el artículo 134 constitucional obliga a los funcionarios a no difundir propaganda gubernamental a partir del inicio de las campañas y hasta la conclusión de la jornada electoral, que este año será el 1 de julio.

En rueda de prensa, los nueve consejeros del IFE confiaron en que el 1 de julio próximo se elegirá de manera democrática al nuevo presidente de la República y se renovará el Congreso de la Unión en una contienda con dos mil 127 cargos en disputa, de los cuales 629 son de nivel federal.

En vísperas del arranque de las campañas, el consejero presidente, Leonardo Valdés Zurita, consideró que inicia la etapa más importante del proceso electoral.

“A partir de ese momento, las y los candidatos, los partidos políticos y las coaliciones desplegarán en libertad sus actividades para promover las candidaturas registradas y exponer sus ofertas de gobierno o legislativas y conseguir el voto libre de los ciudadanos”, dijo.

Sobre el acto que llevó a cabo este miércoles el presidente Felipe Calderón Hinojosa para hacer un balance de los logros de su gobierno, Valdés Zurita dijo que se debe esperar a que los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD) presenten la queja sobre el tema.

En tanto, el consejero Sergio García Ramírez comentó que las campañas iniciarán en medio de un panorama complejo, con resistencias y obstáculos, pero confió en que “tendremos unas elecciones excelentes” gracias al ánimo de los ciudadanos por participar en la organización y en las urnas el primer día de julio.

De acuerdo con el consejero Francisco Guerrero, a pesar de los problemas de inseguridad que aquejan al país, existe optimismo en la participación de millones de ciudadanos, por lo que “hay condiciones para unas elecciones en libertad”.

A su vez, el consejero Lorenzo Córdova se refirió al llamado del poeta Javier Sicilia para promover un voto en blanco y aclaró que no se trata de un movimiento contra el IFE, sino una más de las expresiones ciudadanas en época comicial, por lo que no debe verse como una confrontación.

En su oportunidad, la consejera Macaria Elizondo opinó que no se debe menospreciar ese tipo de movimientos ciudadanos y recordó que en las elecciones de 2009 el llamado “voto en blanco” se convirtió en la quinta fuerza nacional, incluso por encima del Partido Centro Democrático, que perdió su registro.

Los consejeros electorales precisaron que los reportajes, las entrevistas, los debates y cualquier otro ejercicio periodístico son indispensables y deseables, y se amparan en el derecho a la libertad de expresión.

Insistieron que durante la campaña que inicia este viernes los gobiernos sólo pueden hacer propaganda de carácter institucional y con fines informativos, educativos o de orientación social.

En ningún caso pueden incluir nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público.

Con información de Notimex y El Universal.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los 'hijos de Chernóbil': qué revela el primer estudio genético de los descendientes afectados por el accidente nuclear

Una de las grandes interrogantes del mayor accidente nuclear de la historia se ha resuelto, 35 años después.
23 de abril, 2021
Comparte

Una de las grandes interrogantes del mayor accidente nuclear de la historia parece haber encontrado una respuesta, 35 años después.

Cuando el reactor número cuatro de la central de Chernóbil explotó en la madrugada del 26 de abril de 1986, la ciudad del norte de Ucrania se volvió un pueblo fantasma y la vida de decenas de miles de personas quedó marcada por el desastre atómico.

Desde entonces, muchos de los sobrevivientes han tenido que lidiar con enfermedades vinculadas a la radiación a la que se vieron expuestos y con la incertidumbre de qué podría pasar con sus descendientes, los llamados “hijos de Chernóbil“.

Y es que una de las preguntas que ha inquietado por décadas tanto a científicos como a sobrevivientes es si los efectos de la radiación nuclear podría pasar a los descendientes.

Ahora, por primera vez, un estudio genético ofrece luces sobre el asunto y sus resultados acaban de ser publicados en la revista Science.

La investigación, dirigido por la profesora Meredith Yeager, del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) de EE.UU., se centró en los hijos de los trabajadores que se alistaron para ayudar a limpiar la zona altamente contaminada alrededor de la planta de energía nuclear (los llamados liquidadores).

También fueron estudiados los descendientes de los evacuados de la ciudad abandonada de Pripyat y otros asentamientos en un radio de 70 km alrededor del reactor.

A los participantes, todos concebidos después del desastre y nacidos entre 1987 y 2002, se les examinó el genoma completo.

Y el resultado fue una sorpresa para muchos de los implicados.

Los resultados

El estudio no halló un “daño adicional al ADN” en los niños nacidos de padres que estuvieron expuestos a la radiación de la explosión de Chernóbil antes de ser concebidos.

“Incluso cuando las personas estuvieron expuestas a dosis relativamente altas de radiación, en comparación con la radiación de fondo, no tuvo ningún efecto en sus futuros hijos”, le explicó la profesora Gerry Thomas, del Imperial College de Londres, a la periodista de la BBC Victoria Gill.

Thomas, que ha pasado décadas estudiando la biología del cáncer, en particular los tumores que están relacionados con el daño de la radiación, explicó que este estudio fue el primero en demostrar que no existe un daño genético heredado tras la exposición a la radiación.

“Hay muchas personas que tenían miedo de tener hijos después de las bombas atómicas . Y también personas que tenían miedo de tener hijos después del accidente en Fukushima, porque pensaban que su hijo se vería afectado por la radiación a la que estaban expuestos”, recuerda.

"Liquidadores"

Getty Images
Los “liquidadores” eran personal llamado para ayudar con las operaciones de limpieza después del desastre.

“Es muy triste. Y si podemos demostrar que no hay ningún efecto, con suerte podemos aliviar ese miedo”, agrega.

Thomas no participó en el estudio, aunque ella y sus colegas han llevado a cabo otra investigación sobre los casos de cáncer relacionados con Chernóbil.

Su equipo ha estudiado el cáncer de tiroides, porque se sabe que el accidente nuclear causó unos 5.000 casos, la gran mayoría de los cuales fueron tratados y curados.

El estudio

Uno de los investigadores principales de la investigación, Stephen Chanock, también del NCI, le explicó a la BBC que el equipo de investigación reclutó familias enteras para que los científicos pudieran comparar el ADN de la madre, el padre y el niño o la niña.

“Aquí no estamos viendo lo que les sucedió a esos niños que estaban en el momento del accidente; estamos viendo algo llamado mutaciones de novo“.

Estas son nuevas mutaciones en el ADN: ocurren al azar en un óvulo o espermatozoide. Dependiendo de en qué parte del mapa genético de un bebé surja una mutación, podría no tener ningún impacto o podría ser la causa de una enfermedad genética.

“Hay entre 50 y 100 de estas mutaciones en cada generación y son aleatorias. De alguna manera, son los componentes básicos de la evolución. Así es como se introducen nuevos cambios en una población”, explica Chanock.

Escena de la serie

SKY UK LTD/HBO
En la ciudad de Pripyat vivían más de 50.000 personas.

“Observamos los genomas de las madres y los padres y luego al niño. Y pasamos nueve meses más buscando cualquier señal en el número de estas mutaciones que estuviera asociada con la exposición de los padres a la radiación. No encontramos nada”.

Esto significa, dicen los científicos, que el efecto de la radiación en el cuerpo de los padres no tiene ningún impacto en los hijos que conciban en el futuro.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.