Joaquín “El Venado”, la leyenda del baile sonidero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Joaquín “El Venado”, la leyenda del baile sonidero

Para ser un buen bailarín hay tener categoría al momento de pisar la pista de baile. “El Venado”, ha estado en los mejores salones de baile de la Ciudad de México
Por Moisés Castillo
10 de marzo, 2012
Comparte

Para ser un buen bailarín hay que sentir la música, pero sobre todo hay que tener categoría al momento de pisar la pista de baile. Y Joaquín González, “El Venado”, ha estado en los mejores salones de baile de la Ciudad de México como Los Ángeles, el Tarará, el Riviera, el Califa, el Brasil, el Colonia y La Maraka. Para muchos sonideros como el mítico Ramón Rojo de La Changa, Joaquín es una leyenda viviente del movimiento sonidero, no sólo como bailador sino como promotor del folclor urbano de los barrios de la capital.

Foto: Cam Cortina

Foto: Cam Cortina

“El Venado” tiene 52 años moviendo su cuerpo moreno, dando saltos y deslizando las suelas. Baila todos los géneros pero su favorita es la música cubana y el swing. El ritmo ya lo tenía en la sangre. Su padre Joaquín González Sánchez fue campeón de vals y tango en el Teatro Nacional y fue premiado por Porfirio Díaz. Su primera y gran influencia fueron sus padres, quienes bailaban en casa mientras el pequeño Joaquín los veía emocionado y con ganas de imitar esos movimientos casi irreales.

Dice que don Joaquín y doña Victoria escuchaban buena música de orquestas como la del maestro Pérez Prado, Luis Arcaraz o la de Rafael de Paz, y en esos momentos surgió su pasión por la música tropical. Todas las tardes cuando llegaba su padre de trabajar como mecánico-piloto escuchaba el chillido de la pastilla cuando tocaba el plástico de los acetatos de grupos como La Sonora Matancera, su banda favorita.

Toda su vida ha vivido “En el Hormiguero”. Nació hace “muchos años” en la calle 5 atrás del Foro Cultural Azcapotzalco. Era todo un ritual bailar de martes a domingo en las vecindades, en las casas de amigos o en fiestas de la colonia. Precisamente en las calles es donde se alcanza el mejor ambiente para bailar y gozar la música pero se ha perdido poco a poco esta tradición. Antes se cerraban las avenidas para echar una buena zapateada, ahora un grupo de delincuentes ha deformado la fiesta: balaceras, asaltos, drogas y peleas han provocado que la gente se aleje del auténtico baile.

 

Por eso, “El Venado” asegura que un buen bailarín no debe tomar alcohol ni fumar. Los pleitos más comunes en los bailes sonideros es cuando la gente está muy borracha.

“Anteriormente íbamos a los bailes a disfrutar. Ahora la gente va a tomar su caguama en bolsa, su michelada, ése no es el baile. Hay sonidos que les gusta llenar cantinas, no les importa que no haya buenos bailarines. Inclusive, hay sonidos que no tocan las joyas musicales, tocan la música comercial, música que mucha gente dice que es tropical y vive engañada”.

A las leyendas del baile en México como Juan Manuel Arau, Jesús Navarro, Víctor Ramírez, Hortensia Díaz, Filiberto Flores y Joaquín “El Venado” es muy difícil verlos en cualquier “bailecillo”, escogen lugares o eventos especiales para evitar los desmanes callejeros.

La rueda en Los Ángeles y Sonido Fania

 

El hogar de Joaquín, ubicado en la colonia La Rosita, en el corazón de Azcapotzalco, es un verdadero museo sonidero: trofeos, fotografías, acetatos, propaganda, discos de oro y platino invaden los rincones del pequeño departamento. Las paredes de ladrillo rojo son insuficientes para colgar decenas de reconocimientos. En la estancia se encuentra un mini altar en honor a La Sonora Matancera con Celia Cruz al micrófono.

Cada vez que hace memoria de aquellos bailes sus ojos se vuelven cristalinos. No llora, se aguanta. Pareciera que su sala es una zona protegida de venados: tiene un mueble de madera repleto de figuras de esos mamíferos rumiantes, cuadros y playeras. Un par de fotografías con La Sonora Matancera y las maracas de Carlos M. Díaz “Caíto” es su gran tesoro, las presume con orgullo a los pocos que visitan su guarida. Una de las instantáneas fue tomada en el salón Colombia en Tenayuca y la otra en el salón Cortijo con el banderín de Venados de la Raza, que fue el club de baile más prestigioso de finales de la década de los 70.

“No pues olvídate, son los grandes momentos de mi vida. No me puse nervioso cuando conocí al maestro Rogelio Martínez, director de la Matancera, porque siempre que llegábamos a sus bailes decía por el sonido ‘ya están aquí mis amigos los Venados de la Raza’. Cada que venían a México los seguíamos a todos sus bailes. Ya nos tenía ubicados por el banderín que usábamos y esas chamarras con los emblemas del venado en la espalda”.

 

El club lo fundó su amigo Paco y llegó a tener más de 30 integrantes. El nombre surgió porque en el barrio a una mujer ciega le decían “la venada”. Y de pura carrilla a Paco, por su problema visual en un ojo, le comenzaron a decir “el venado” y así se le quedó el nombre a la agrupación. Ensayaban todos los días en azoteas o en los patios de los edificios, y también en la academia del gran danzonero Enrique Tapia, que se encontraba enfrente de la Plaza Garibaldi.

Venados de la Raza fue tan popular que era invitado a bailes transmitidos por televisión o estaciones de radio como La Sabrosita 590 AM y locutores como Alfredo Mejía, el viejito Cañandonga, Héctor Aguilera, Poncho Zamudio o Alejandro Zhuarth anunciaban donde estaría presentándose el club de baile.

El pasado 26 de febrero en el parque Hidalgo de Azcapotzalco, el sonido La Changa homenajeó a la organización “Ecos de mi barrio”, que fundó “El Venado” en 2004 y entregó reconocimientos a las leyendas del baile en México. En esa gran fiesta estuvieron los clubes más antiguos, mejor conocidos como los “Nueve grandes”: Traviesos, Kalirumba, México, Nueva Imagen, Venados de la Raza, Tepito, Catedráticos, Muñecos y Santa Julia.

“A Ramón Rojo lo conocí en 1969, en la Casablanca, una vecindad de Tepito. Empezamos a ir a sus bailes, inclusive Ramón Rojo y Roberto Herrera, sonido Rolas, nos bautizaron como Venados de la Raza”.

Ramón Rojo. Foto: Cam Cortina

Ramón Rojo. Foto: Cam Cortina

Para “El Venado” todos los bailes en los que ha participado son especiales, pero el que se realizó en el salón Los Ángeles por allá de 1979 fue una locura. Aquella noche comenzó con el ritual de siempre: calzó sus zapatos exclusivos de baile que los hacía el maestro Ángel, quien tenía su taller por el hospital de La Raza; portó pantalón de casimir y camisa muy bien planchada. Ir presentable a los bailes era indispensable, ahora la gente llega de tenis y pierde “elegancia”.

El salón de la colonia Guerrero estaba abarrotado y no era para menos. Se anunció un cartel musical tremendo: la Sonora Dinamita, de Lucho Argaín; el Gran Combo de Puerto Rico, de Rafael Ithier; y la Sonora Matancera, de Rogelio Martínez, quien dio la terrible noticia de que al ex pianista del grupo Lino Frías, le habían amputado la pierna izquierda en Nueva York.

“El Venado” pudo por fin entrar y se sorprendió al ver que nadie bailaba. A los que estaban a su alrededor les preguntó “¿Por qué no se mueven?” y sólo escuchó “es que no se puede”. Sin pensar agarró de la mano a una señora gorda y comenzó a abrir la rueda. En pocos segundos ya bailaba “Timbalero”, una canción que estrenaba El Gran Combo.

Foto: Cam Cortina

Foto: Cam Cortina

“Invitaron al escenario a Mario Muñoz ‘Papaíto’, de la Sonora Matancera, para que entrara a acompañarlos y ese día oí el concierto más grande de timbales en el Salón Los Ángeles. Eso fue mágico”.

Lamentablemente han existido historias negras como la “Derrota de Damasco”. Fue un baile en la peligrosa colonia Romero Rubio, cerca del metro Oceanía, en la calle de Damasco 10. La policía reprimió la fiesta a garrotazos: detuvieron a bailarines, sonideros y a quien estuviera en el momento equivocado. Los vecinos hablaron y reportaron falsamente que ese lugar era un centro de prostitución y se vendían drogas.

A Joaquín también le tocó presenciar una balacera en la Unidad el Rosario, al norte del DF. Apenas tenía 10 minutos de haber llegado al baile de Sonido Fania de la Aguilera y estaba con Zugui, su amigo de toda la vida. Mientras veían cómo se movían las parejas, llegó un muchacho vestido de negro, sacó de su pantalón una pistola tipo escuadra y plomeó varias veces a un chavo en las piernas. Ahí quedó gritando de dolor, tirado como un perro recién atropellado. Aquello fue un corredero.

Dice que un buen sonidero es aquel que pone música que pocos conocen y que suene “quedito pero bonito”, porque muchos retumban las bocinas y no se les entiende nada a la hora de que agarran el micrófono. Se le paran los bigotes cada vez que un sonido famoso como Fascinación o Arcoiris lo anuncia como una “leyenda viviente”.

“Es algo increíble, es algo que no se puede describir con palabras pero sale de muy adentro. Que alguien reconozca tu trayectoria es muy hermoso, por eso para mí es un honor ser bailador”.

Foto: Cam Cortina

Foto: Cam Cortina

Está orgulloso de su estilo porque no le ha copiado a nadie. Algunos dicen que es como un acróbata de la pista por sus saltos y por mover hasta cinco mujeres al mismo tiempo. Dice que para sacar a bailar a una dama es importante que no lleve pareja porque de lo contrario sería una falta de respeto y podría malinterpretarse. Si observa que una chica está sola y baila bien es la oportunidad idónea para decirle con caballerosidad: ¿bailamos?

Todos sus sueños se le han cumplido a este ingeniero mecánico: ha bailado en los mejores salones, con los sonideros famosos y conoció al grupo de sus amores, la Sonora Matancera. ¿Qué más se necesita para ser feliz?

No anhela nada y sólo quiere que lo recuerden como un hombre que defendió la buena música y el buen baile. Cuando pisa el escenario se olvida de todo y comienza a cantar: “a mí pelear no me gusta tú ves/yo no soy guapo/oye no me hagas pasar un mal rato no no/yo no soy guapo/caballero yo no quiero que nadie me de un galletazo/yo no soy guapo/yo me paseo por los indios tú ves/yo no soy guapo/también paseo por Belén no no/yo no soy guapo/Ay yo no soy, yo no soy ningún guapo…

 

Saludo saludo saludo…

Para todos los integrantes de “Ecos de mi barrio” y los sonidos que forman parte de la organización: El Romántico de la Salsa, Sonidos Sin Nombre, de Manuel Rodríguez; Fania de la Aguilera y sus Trompetas Mágicas, de Guillermo Osornio; Sonido Tacuba, del maestro de la cumbia Luis Morales; Sonido Rolas, de Roberto Herrera; Sonido La Changa, de Ramón Rojo; y a toda la dinastía Perea. Al Club Fantástico. Un saludo especial a Paco, “El Venado”, donde quiera que se encuentre.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Biden o Trump, quién le conviene más a México como presidente de EU?

¿Qué diferencias marcará en las áreas de interés mutuo para México y EU que el próximo inquilino de la Casa Blanca sea el demócrata Joe Biden o el republicano Donald Trump? 3 analistas responden a BBC Mundo.
30 de octubre, 2020
Comparte

Si prácticamente todo el planeta seguirá lo que ocurra en las elecciones de Estados Unidos este martes 3 de noviembre, la atención desde México será probablemente aún mayor.

La más que estrecha relación que mantiene con su vecino del norte, principal destino de los mexicanos que deciden migrar, hace siempre que quien gane estos comicios sea determinante para el futuro de la agenda bilateral entre ambos países.

En el plano económico, México logró posicionarse como el primer socio de EU como resultado de la reciente implementación del tratado comercial entre los países de Norteamérica (T-MEC) y, sobre todo, gracias a la guerra comercial que EU mantiene con China.

Mientras, la seguridad sigue siendo una de las grandes prioridades de dos países que comparten más de 3,000 km de frontera terrestre, la más transitada del mundo y foco estratégico para el narcotráfico.

¿Qué diferencias marcará en las áreas de interés mutuo para México y EU si el próximo inquilino de la Casa Blanca es el demócrata Joe Biden? ¿Y si continúa el republicano Donald Trump?

una niña en México mira a través de la frontera.

Getty Images
Migración y seguridad son dos de las grandes prioridades de la agenda México-EU.

BBC Mundo se lo preguntó a analistas que acumulan amplio conocimiento sobre estas cuestiones.

Arturo Sarukhánfue embajador de México en EU entre 2007 y 2013 (durante los gobiernos de George Bush y Barack Obama); Kenneth Smithfue jefe en las negociaciones del T-MEC por parte de México; y Duncan Woodes director del Instituto México del Centro Wilson de Washington.

1. Migración

Pese a la extrema dureza del discurso de Trump contra la migración, es habitual que se recuerde el hecho de que -a falta de los datos de 2020- durante los primeros años de los mandatos de Obama hubo más deportaciones que en el gobierno de Trump.

Gráfico deportaciones

BBC

Sin embargo, Sarukhán cree que hacer esta comparación sobre las deportaciones desde EU -de las que en torno a la mitad corresponden cada año a ciudadanos mexicanos- es una “falsa equivalencia”.

“Obama cometió un error táctico al creer que con esos niveles altos de deportación, aplicando la ley de aquel momento, iba a conseguir que los republicanos fueran menos reacios a apoyar una reforma migratoria integral. Pero jamás los convenció”, le dice a BBC Mundo.

“Pero eso no se puede comparar con la manera en que Trump presionó y amenazó a México con aranceles para asumir políticas como el programa Remain in Mexico , o con el discurso antiinmigrante, xenófobo y antimexicano de la actual administración”, agrega.

Respecto al futuro en esta materia, los expertos no pronostican grandes cambios con independencia de quién sea el próximo presidente estadounidense.

Wood cree que “si Biden como presidente se muestra mucho más liberal en migración, veríamos una ola de mexicanos y centroamericanos llegando y creando una crisis en la frontera por la que los republicanos los criticarían como nunca antes”.

Gráficos detenciones

BBC

“Independientemente de que seas demócrata o republicano, la opinión pública no va a estar a favor de un incremento en el número de inmigrantes legales a EU, sobre todo en época de crisis económica”, apunta Smith.

Así que aunque ven muy poco probable que Biden emprendiera una reforma migratoria integral, los analistas sí creen que podría cambiar políticas específicas como preservar el programa DACA para evitar la deportación de los inmigrantes que llegaron a EU siendo niños (en el último debate electoral, prometió facilitar que los dreamersconsiguieran la ciudadanía estadounidense) o rebajar los requisitos para la obtención de visas.

Y, por supuesto, dejar a un lado la famosa promesa de Trump de construir el muro entre ambos países.

2. Seguridad y narcotráfico

Junto a la migración, la seguridad fronteriza y el trasiego de sustancias ilícitas a través de ella continuará siendo una de los principales puntos de la agenda con México para el próximo presidente estadounidense.

En el caso de Trump, Sarukhán pronostica “más de lo mismo” y una postura salpicada por amenazas como cuando advirtió a México en septiembre de sanciones si no hacía más por combatir el narcotráfico.

Un policía federal de México observa a través de la barrera fronteriza a una patrulla fronteriza de EE.UU.

AFP
El gobierno de México deberá trabajar con el próximo presidente estadounidense en mejorar la seguridad fronteriza.

Si Biden fuera presidente, en cambio, cree que aprovecharía su extensa experiencia política para reconducir la relación en materia de seguridad y fomentar una mayor cooperación.

“Él ha estado presente en todos los capítulos relevantes de la relación entre México y EU de los últimos 20 o 30 años (…). Por eso entiende, a diferencia de Trump, la imperiosa necesidad de la colaboración y la responsabilidad compartida”, asegura.

“Es decir, que así como México tiene que confrontar al crimen organizado y reducir los grupos de estupefacientes a través de la frontera, EU tiene un papel que jugar en detener el trasiego de armas y de dinero en efectivo hacia México. Y esto Biden lo entiende muy bien”.

Wood cree que una hipotética presidencia demócrata sería una oportunidad para repensar y fortalecer los mecanismos institucionales de cooperación entre ambos países.

Por ejemplo, le dice a BBC Mundo, “enfocándose en la corrupción, que es un tema muy importante para Biden y obviamente también para AMLO, así que esto podría ser un nuevo frente en la relación bilateral”.

3. Economía

En el área económica, parece obvio que Trump seguiría impulsando el tratado de libre comercio T-MEC aprobado durante su mandato y que entró en vigor el pasado mes de julio en México, EU y Canadá.

Sin embargo, Smith alerta de una “volatilidad” del republicano identificada en situaciones como cuando amenazó a México con incrementar arbitrariamente los aranceles si no llegaba a un acuerdo en materia migratoria, pese a que ello no está permitido ni en el actual tratado ni en el anterior (TLCAN).

Los representantes de Canadá, México y Estados Unidos durante la firma del T-MEC.

Reuters
Los representantes de Canadá, México y Estados Unidos valoraron positivamente la firma del T-MEC.

Y aunque en el seno de los demócratas se criticaron abiertamente algunos aspectos del nuevo acuerdo, los expertos consultados ven muy poco probable que Biden decidiera abrir de nuevo una negociación del tratado.

Smith recuerda cómo antes de que el acuerdo fuera votado en el Congreso, el Partido Demócrata negoció para hacerle modificaciones adicionales para, por ejemplo, fortalecer las normas laborales.

“Obtuvieron una serie de, digamos, victorias ante la administración de López Obrador que satisfacen lo que buscaban en la negociación. No creo que renegociar el acuerdo fuera una de las prioridades para Biden, tendrá temas más importantes que resolver en una situación de crisis económica”, le dice a BBC Mundo.

En contraste a la guerra comercial con China promovida por Trump, Smith cree que Biden apostaría por negociar y tratar de recuperar la relación con el gigante asiático.

“Y es un tema difícil porque, aunque a México le haya beneficiado sustituir a China en el mercado estadounidense, la economía mundial tardará más en salir del hoyo si sigue escalando esta guerra comercial. Por eso creo que es preferible que se elimine”, opina el asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (COMEXI).

Banderas Estados Unidos, China con reyes de ajedrez.

Getty Images
La guerra comercial entre China y EU benefició al rol de México en el mercado estadounidense.

El experto cree que una victoria demócrata también podría tener efectos en México por el apoyo del propio Biden a iniciativas como Buy American (“Comprar estadounidense”) para fomentar las compras gubernamentales de productos nacionales y la inversión de empresas en el país en lugar de en el extranjero.

Sin embargo, el embajador Sarukhán cree que este “nacionalismo económico” hay que enmarcarlo en un contexto de campaña electoral y en el deseo de Biden de “recuperar a los votantes de cuello azul” u obreros que los demócratas perdieron en 2016 en estados clave como Míchigan, Wisconsin y Pensilvania.

4. Política ambiental

Otras cuestiones del T-MEC a las que un gobierno demócrata daría mucha más importancia que los republicanos es a las relativas a materia ambiental. Y eso, prevén los expertos, también impactaría la relación con México.

Sarukhán afirma que “las energías renovables y la economía verde serán fundamentales para Biden, por lo que podría haber tensión por la presión que ejercería sobre México para que esté más alineado con esos paradigmas que EU querría impulsar para Norteamérica”.

En ese sentido, Smith califica de “focos rojos o alertas” algunos grandes planes de infraestructura impulsados por López Obrador como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas o el Aeropuerto de Santa Lucía.

Vía de ferrocarril

Getty Images
El impacto ambiental de grandes proyectos de AMLO como el Tren Maya podría chocar con la postura de un gobierno demócrata en EU.

“El gobierno mexicano tiene que tener cuidado porque en muchos proyectos ha habido un desacato, o digamos que no ha habido el mismo grado de cumplimiento de administraciones anteriores a la hora de, por ejemplo, elaborar una manifestación de impacto ambiental”, dice.

Wood coincide en que, frente al desinterés de un gobierno de Trump, Biden como presidente se enfocaría en el cambio climático y tendría como prioridad volver a adherirse al Acuerdo de París del que el actual gobierno estadounidense anunció su retirada.

“Y para eso va a buscar el apoyo de sus aliados, como México, pero este está en una posición un poco difícil porque lo que está haciendo hoy en día no es consistente con el espíritu del tratado”, le dice a BBC Mundo.

5. La relación de AMLO con los candidatos

Otro factor que influirá en la agenda entre ambos países será, sin duda, la relación que mantengan sus presidentes.

Pese a sus en ocasiones duros mensajes hacia México, Trump y AMLO siempre han presumido en público de tener una muy cordial relación, como cuando el presidente mexicano hizo este año su primer viaje oficial al extranjero para reunirse con su homólogo en Washington.

Con el candidato demócrata, en cambio, su relación es prácticamente inexistente.

“Nosotros llevamos muy buena relación con el gobierno de EU, con este gobierno; y el que llegara, si no fuese el presidente Trump, tampoco habría ningún problema“, dijo López Obrador este jueves.

López Obrador y Trump en la Casa Blanca

Reuters
López Obrador y Trump mostraron una sintonia peculiar en su primer encuentro personal este año en Washington.

“La percepción del Partido Demócrata es que este gobierno mexicano se ha metido en la cama con el gobierno de Trump. La visita de AMLO a Washington generó mucho malestar entre los demócratas y habrá que ver de qué tamaño es la factura”, reflexiona Sarukhán.

Ante la pregunta de cuál de los dos candidatos a presidir EU le conviene más a México de cara a sus propios intereses, Wood cree que las dos opciones “son muy complicadas”.

“Pero en cuanto al gobierno de AMLO, él ya entiende cómo manejar su relación con Trump. Así que, de ganar Biden, tendrá que aprender cómo manejar la relación y los avances serán mucho más lentos tras la elección”, dice.

Sarukhán no tiene ni la más mínima duda al responder que lo que conviene a México es el triunfo de Biden porque “no hay político en EU que tenga su experiencia en la relación con México”.

“El hecho de que México no sea usado como una piñata electoral es una gran ganancia, y sabemos que de ganar Trump, va a seguir usando México y la frontera como un instrumento de distracción, de movilización política”, asegura.

Biden, Calderón y Pelosi

Getty Images
Biden (en la imagen tras el presidente mexicano Felipe Calderón) posee gran conocimiento sobre la realidad mexicana y latinoamericana, pero deberá iniciar su relación con el gobierno de AMLO casi desde cero en caso de ganar las elecciones.

Smith cree también que el giro en la Casa Blanca a un presidente demócrata podría ser “positivo” para México.

“La ventaja que tenemos es que la personalidad y el interés que ha mostrado Biden anteriormente hacia América Latina abren el espacio para que haya un diálogo constructivo entre ambos gobiernos”, dice.

Uno de los grandes problemas, según Wood, es que Washington tiene otras prioridades en política exterior antes que México, como su relación con China, Rusia, Irán o Corea del Norte.

“Las dos naciones tienen una interdependencia mutua aunque asimétrica, ya que México necesita mucho mas a EU… Por esto va a tener que superar sus problemas con cualquier nuevo gobierno estadounidense, sea el que sea”, remata.

Section divider

BBC

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=K5cB4Lf6O_w

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.