Más de la mitad de los mexicanos en Forbes son o fueron accionistas de ex paraestatales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Más de la mitad de los mexicanos en Forbes son o fueron accionistas de ex paraestatales

Animal Político te presenta los 11 mexicanos con al menos mil millones de dólares en su fortuna personal, de acuerdo con la publicación estadounidense.
Por Omar Granados
8 de marzo, 2012
Comparte

Además de Carlos Slim, quien es el primer lugar de la lista con 76 mil millones de dólares, encontramos a otros diez mexicanos que, de acuerdo con Forbes, tienen más de mil millones de dólares, entre ellos están los dueños de las dos televisoras más grandes de México, empresarios mineros, ex dueños de grandes consorcios que vendieron sus acciones y un magnate sui géneris como Joaquín “El Chapo” Guzmán. En total, seis de los 11 billionaires son dueños o accionistas de empresas que alguna vez fueron paraestatales y que fueron vendidas durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Los 11 mexicanos más ricos suman, todos juntos, una fortuna de 129 mil 700 millones, es decir, 4 mil 600 millones más que en 2011, cuando juntaban 125 mil 100 millones de dólares, lo que representa un crecimiento de 3.67%.

¿Quiénes son ellos? Animal Político te presenta los 11 mexicanos con al menos mil millones de dólares en su fortuna personal, de acuerdo con la publicación estadounidense.

Carlos Slim, de 72 años de edad, vio reducida su fortuna en 5 mil millones de dólares en comparación con 2011, sin embargo se mantiene como el más rico del mundo con sus 69 mil millones de dólares, aunque es seguido de cerca por Bill Gates, quien posee una fortuna de 61 mil millones. Slim compró Telmex en 1990, durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari. La caída en su fortuna se debe a la baja en el precio de las acciones de América Móvil y a la multa que la Comisión Federal de Competencia impuso a América Móvil por mil millones de dólares.

El segundo más rico entre los mexicanos es Ricardo Salinas Pliego y familia, quienes poseen una fortuna de 17 mil 400 millones de dólares y que se sitúan en el lugar 37 a nivel mundial. Salinas Pliego, de 56 años, duplicó su fortuna en sólo un año, llegando a 17 mil 400 millones de dólares, cuando el año pasado tenía 8 mil 200. Esto le valió un avance del cuarto al segundo lugar entre los mexicanos y -a nivel global- avanzó del número 112 al 37. Ricardo Salinas Pliego compró la segunda televisora más grande del país en agosto de 1993, gracias a una licitación de Carlos Salinas de Gortari, lo cual devino en la fundación de TV Azteca. Sin embargo, la tajada grande de su fortuna proviene de Grupo Elektra, el cual vale al menos 15 mil 300 millones de dólares. Además, Grupo Elektra consta de un brazo que realiza préstamos a los clientes a pesar de su bajo nivel de ingresos. Análisis mencionados por Forbes señalan que la razón principal por la que Elektra creció tanto es un intercambio de igualdad con la financiera suiza UBS y su nuevo punto de referencia en el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa, además que la reducción de acciones disponibles de Elektra subieron el precio de las mismas.

En tercer lugar, se encuentra Alberto Bailleres, un magnate de la minería con 80 años de edad y que se sitúa en el número tres de los mexicanos y 38 a nivel mundial con una fortuna que asciende a 16 mil 500 millones de dólares. El dueño del Palacio de Hierro logró un crecimiento de 4 mil 600 millones de dólares en su fortuna, con lo que pasó del número 80 a nivel mundial al 38. Bailleres es también dueño de la segunda minera más grande del país, Industrias Peñoles, la cual incluso es una de las minas de plata más grandes del mundo. En parte, el crecimiento de este magnate se debe a los altos precios de los metales preciosos y a la apertura de la nueva mina de oro y plata de El Saucito, en Zacatecas. Otras compañías de su propiedad son la aseguradora Grupo Nacional Provincial, Grupo Profuturo y posee acciones en el consorcio Femsa, embotelladora de Coca-Cola México y que tiene negocios en cerveceras y en la cadena Oxxo. Bailleres también es miembro de la junta directiva de Televisa.

Germán Larrea Mota Velasco y familia, el minero más grande del país, conocido como “El rey del cobre” -es dueño de Grupo México-, cayó al cuarto lugar entre los mexicanos más ricos y cayó nueve lugares hasta llegar al número 48 en la lista mundial. La fortuna de Larrea, de 56 años, cayó mil 800 millones de dólares para situarse en los 14 mil 200 millones de dólares. Larrea se mantiene como un magnate reacio a aparecer en los medios a pesar de ser parte de la dirección de Televisa. Grupo México tuvo otro año estelar en ventas, aunque sus acciones estuvieron un poco a la baja. Larrea y familia controlan el 51% el conglomerado minero que ha estado inmerso en problemas con sus trabajadores, en particular en Cananea y Pasta de Conchos. Fue en agosto de 1990 cuando el gobierno de Salinas de Gortari privatizó la minera que se convirtió en Grupo México, al venderlo a un grupo encabezado por Larrea.

El quinto lugar pertenece a Jerónimo Arango y sus hermanos Manuel y Plácido, quienes comparten una fortuna por 4 mil millones de dólares, los cuales lograron al vender las acciones que poseían de Cifra, el conglomerado que entonces era dueño de la cadena de tiendas cuya marca principal era Aurrera. En 1997, Wal-Mart compró las acciones a la familia Arango, quienes recibieron casi 5 mmdd. Jerónimo vive una apacible vida en Los Ángeles a sus 86 años, Manuel es un desarrollador de bienes y raíces, mientras Plácido colecciona arte y posee una cadena de restaurantes. Los Arango cayeron del lugar 268 al 276 en el conteo mundial y entre los mexicanos se mantuvieron en el quinto.

Emilio Azcárraga, el director ejecutivo de la televisora más grande hispanoamérica y de la editorial hispana más grande del mundo, concentrados en Grupo Televisa. La televisora  ha empezado a producir contenido en inglés y Azcárraga y su rival y posible socio de negocios, Ricardo Salinas Pliego, continúan su batalla contra Carlos Slim Helú, debido a que el dueño de Televisa consiguió un pacto con Salinas Pliego para comprarle el 50% de las acciones de Iusacell, compañía de telefonía móvil con valor de mil 600 mdd. En febrero, la Comisión Federal de Competencia vetó el arreglo pues consideró que afectaría la competencia en el sector televisivo aunque ayude a la competencia en telefonía. A pesar de que el año pasado Slim sacó la publicidad que tenía en Televisa. Azcárraga, de 44 años (el más joven de los magnates mexicanos), está intentando entrar al negocio de la telefonía al ofrecer el combo de televisión por cable, telefonía e internet.

Roberto González Barrera, fundador y director de Grupo Maseca (Gruma), el productor de tortillas más grande del mundo, es el sexto mexicano con más dinero al amasar mil 900 millones de dólares. Sin embargo, la mayoría de la riqueza de González Barrera proviene de sus acciones en Banorte, un banco mexicano que ha ampliado su éxito con la reciente fusión con IXE. Banorte fue comprado al gobierno en el sexenio de Carlos Salinas. En 2011, regresó a Forbes, después de un lapso de más de diez años, gracias al crecimiento de las acciones de Banorte. El cálculo incluye solamente a Robert González sin contar a sus hijos. González Barrera, a sus 81 años, tiene el número siete entre los mexicanos más ricos y el número 683 a nivel mundial, lo que representa un avance de un puesto entre los mexicanos, pero una caída de 88 lugares en el mundo.

Carlos Hank Rhon llega por primera vez a esta lista de magnates en el número 913 global y el octavo entre mexicanos con mil 400 millones de dólares. La llegada de Hank es gracias, en gran medida, a la posesión de 93.4% de acciones de Grupo Financiero Interacciones que tiene su familia. Carlos es hermano de Jorge, el dueño del consorcio de casinos que fue detenido recientemente por acopio de armas. Grupo Financiero Interacciones vale alrededor de 800 millones de dólares y es una empresa de servicios financieros integrados y banco de inversiones. La familia Hank también controla completamente el Grupo Hermes, cuyo brazo constructor construye infraestructura mayor como puentes, caminos, plantas hidroeléctricas. En los últimos años, la familia de Hank, quien tiene 85 años, ha desarrollado Playa Mujeres, un destino turístico nuevo y lujoso en Cancún, al tiempo que incursiona en negocios de transporte.

En el noveno lugar entre los mexicanos más ricos, se encuentra Roberto Hernández Ramírez, quien concentra mil 300 millones de dólares, lo cual lo sitúa en el lugar 960 a nivel mundial, por lo que avanzó 33 sitios. Además, Hernández Ramírez, de 70 años, aumentó su fortuna en 100 millones de dólares en este año. Hernández Ramírez, el ex director ejecutivo de Banamex, recibió un estimado de 2 mil millones de dólares, cuando vendió el banco por una transacción bursátil sin pagar impuestos. Hernández compró previamente el banco en 1992, cuando el gobierno del presidente Salinas decide privatizar de nuevo la banca, adjudicando Banamex a un grupo de inversionistas agrupados en torno de la casa de bolsa Acciones y Valores de México. Roberto Hernández es miembro de la junta directiva de Televisa e invierte en un pequeño grupo financiero en Brasil llamado Hypermarcas.

Entre estos magnates, resulta relevante que Joaquín “el Chapo” Guzmánlíder del cártel de Sinaloa– repite con la misma fortuna que en 2010 y 2011: mil millones de dólares. Sin embargo, a pesar del calculo de Forbes, Guzmán Loera cayó 13 lugares para situarse en el número mil 153 y es penúltimo lugar (número 10) entre los mexicanos. “El Chapo”, de acuerdo con Forbes, es responsable por 25% de las drogas ilegales que entran a EU provenientes de México. Además, se cree que el narcotraficante, de 54 años, de acuerdo con los expertos en el tema de drogas, estaría gastando más dinero para defender al cártel que en años anteriores debido al escalamiento de las presiones del gobierno mexicano, aunque su cártel también ha expandido las operaciones de su cártel hasta Centroamérica, particularmente en Guatemala. Sin embargo, las autoridades mexicanas, en opinión de Forbes están cerrando el círculo al “Chapo”, pues desde diciembre se ha logrado la captura de un lugarteniente y uno de sus jefes de sicarios. Finalmente, la publicación señala que en agosto pasado el traficante supuestamente envió a su esposa de 22 años al condado de Los Ángeles para dar a luz a los gemelas que tendrá la pareja.

Alfredo Harp Helú y su familia están en el último lugar de los mexicanos con más de mil millones de dólares, pues tienen justamente esta cantidad. Harp se mantiene con la misma cantidad de dinero que en 2011 y tiene el mismo puesto entre los mexicanos, sin embargo, a nivel mundial cayó 13 lugares para llegar al número mil 153. La mayor parte del dinero de Harp Helú se debe a la venta de Banamex a Citigroup, cuando era director del banco y un accionista significativo. Harp Helú compró acciones de Banamex al gobierno mexicano cuando el banco fue privatizado. Actualmente dirige y es el principal accionista de Grupo Martí y es dueño de los Diablos Rojos de la liga mexicana de Baseball. En 1994, Harp Helú fue secuestrado y retenido por varios meses.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Shutterstock

Así lucha el COVID contra las vacunas para intentar escapar de ellas

El virus lucha constantemente contra las vacunas para intentar escapar de ellas. Sin embargo, nuestros linfocitos B productores de anticuerpos también pueden “mutar” para hacerle frente.
Shutterstock
20 de julio, 2021
Comparte

Las variantes de SARS-CoV-2 y su contagiosidad están causando una gran atención mediática en las últimas semanas.

A medida que ha ido pasando el tiempo, el virus ha ido cambiando. Ha introducido mutaciones puntuales en su secuencia génica, muchas de las cuales se traducen en cambios de aminoácidos de sus proteínas.

Con estos cambios, el virus adquiere ventajas evolutivas en el proceso de adaptación a nuestras células y organismos, que son el medio en el que se replica.

Este proceso de adaptación no implica necesariamente una mayor virulencia, pero si avances en mejorar la unión al receptor, una optimización de su replicación, la producción más efectiva de partículas virales y su transmisión, la modulación de la patología o, eventualmente, el escape parcial de alguno de los mecanismos inmunes.

Cuando no teníamos vacunas, el virus campaba a sus anchas

Uno de los mecanismos inmunes más importantes frente a la infección es la producción de anticuerpos por parte de los linfocitos B y su capacidad de reconocer y neutralizar al virus.

Hasta el comienzo de la campaña de vacunación, cada vez que el SARS-CoV-2 infectaba a alguien, se encontraba con el reto de superar las distintas barreras del hospedador infectado.

Pero si el individuo no había contagiado previamente, había pocas posibilidades de que el virus se encontrase con algún anticuerpo que le reconociese.

De esta forma, en cada infección, las mutaciones que el virus pudiera generar iban a ser seleccionadas e incorporadas en las nuevas partículas virales en la medida en la que supusieran ventajas evolutivas independientes del escape de los anticuerpos.

Pero cuando se encuentra con personas vacunadas, el escenario cambia.

Un trabajador sanitario muestra ampollas que contienen la vacuna Sinovac contra la Covid-19 hecha por Biopharma en Indonesia el 22 de junio de 2021.
EPA

Sin vacunas el virus campaba a sus anchas

Un obstáculo en el camino: las vacunas

La evolución en general, y la de los virus en particular, está determinada por las condiciones reproductivas en un determinado medio.

En virología existe un concepto denominado “viral fitness”, que podría ser traducido como aptitud viral, que determina la selección de aquellas partículas virales que introducen cambios para replicarse y transmitirse de forma más efectiva.

En otras palabras, se seleccionan virus más aptos al contexto de infección con el que se van encontrando.

Cuando el virus se encuentra a más personas con inmunidad, se ve obligado a enfrentarse a las defensas con las que antes no se encontraba, además de tener que competir entre sí con otras variantes.

De esta forma, las variantes que “ganarán” serán aquellas que tengan una ventaja sobre variantes previas, no preparadas para ese nuevo escenario inmune.

Por tanto, las variantes que escapen del efecto de las vacunas serían, en teoría, las que se impondrían sobre otras. En este escenario, las vacunas dejarían de funcionar a medio o largo plazo.

Fortaleza de las vacunas

Esta situación, que pudiera parecer descorazonadora en cuanto al papel de las vacunas en la pandemia, esconde un paradigma que juega en contra del virus.

Ya conocemos la capacidad de los anticuerpos neutralizantes de bloquear la unión de la proteína S del virus a la célula hospedadora. Al prevenir esta unión, el virus no nos llega a infectar.

Para escapar de esto, una estrategia que podría utilizar una nueva variante del virus sería cambiar la región de esta proteína S donde se unen estos anticuerpos para así no ser neutralizada.

Sin embargo, estos cambios que parecieran una ventaja para el virus suponen también un coste.

Al situarse los cambios en la misma zona empleada por la proteína S para unirse al receptor celular, podría empeorar su unión al receptor y reducir, a su vez, su capacidad infectiva.

Los virus tratan de solventar este paradigma de “lo que se gana por lo que se pierde” con mutaciones que afecten mínimamente a su capacidad infectiva y replicativa y que, al mismo tiempo, sean capaces de evadir parcialmente las defensas del organismo.

Como resultado de esta continua adaptación, el virus cambia parcialmente algunas de sus proteínas más inmunogénicas, como la proteína S, en un proceso denominado deriva antigénica.

Los virus de la gripe son uno de los más estudiados en cuanto al proceso de deriva antigénica.

Esta es la fuerza responsable de la aparición de nuevas cepas que circulan cada año y que obligan a reformular la estrategia vacunal frente a la gripe.

Pero a pesar de estos cambios, las nuevas cepas gripales no evaden completamente la capacidad de luchar frente a la infección de una persona inmunizada peviamente.

¿Y si nuestros anticuerpos se adaptasen a las nuevas mutaciones?

La adaptación a las condiciones cambiantes no solamente ocurre en el lado del virus.

Nuestros linfocitos B productores de anticuerpos pueden sufrir también un proceso de adaptación denominado hipermutación somática, que se deteriora con la edad.

De esta forma, los linfocitos B productores de anticuerpos frente al virus también pueden “mutar” para mejorar la capacidad de unirse a las proteínas del virus y neutralizarlos.

Esta mejora de los anticuerpos permitiría adaptarse a los cambios de las variantes.

El escenario cambiante de la lucha entre virus y hospedador se juega a dos bandas. El virus tiene que evolucionar y adaptarse continuamente a la situación inmune cambiante o, de lo contrario, extinguirse.

Alicia

Shutterstock

Quizás esta continua adaptación recuerde a situación en la novela de Lewis Carroll “Alicia a través del espejo”, donde los habitantes del país de la Reina Roja deben correr lo más rápido posible, solo para permanecer donde están.

Justamente por eso, la continua evolución de los virus en condiciones cambiantes se denomina (debido a su similitud), “efecto de la Reina Roja”. Es decir, cambiar para tratar seguir en el mismo sitio.

*Estanislao Nistal Villán, es virólogo y profesor de microbiología de la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo. Este artículo apareció originalmente en The Conversation. Puedes leer la versión orginal aquí.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PpkidolMaRw&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.