close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
¿Qué evidencias analizó el ministro Zaldívar para pedir la liberación de Cassez?
El ministro de la SCJN tuvo que analizar una serie de evidencias y resoluciones de jueces y magistrados del Poder Judicial, quienes se pronunciaron a favor de sentenciar a la ciudadana francesa a 60 años de cárcel por el delito de secuestro
Por Francisco Sandoval Alarcón
20 de marzo, 2012
Comparte

Detención de la ciudadana francesa Florence Cassez.//FOTO: Cuartoscuro

Para solicitar la liberación de la ciudadana francesa Florence Cassez, sentenciada en México por el delito de secuestro, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, tuvo que realizar una exhaustiva revisión al cumulo de documentos y evidencias que se han integrado al caso en poco más de cinco años.

El ministro, en un lapso de un año -el recurso de revisión ante la SCJN se presentó el 7 de marzo de 2011-, analizó la actuación de los agentes que participaron en el operativo de captura de Florence; los reportes oficiales de la AFI; los videos  de las cadenas televisivas (Televisa y Tv Azteca) que transmitieron en vivo el supuesto operativo de captura; las notas periodísticas que salieron publicadas por esas fechas; la actuación del juez que la encontró culpable por secuestro; la impugnación que interpuso por esa primera decisión; la ratificación de culpabilidad por parte de  Tribunal Colegiado; su inconformidad  por la decisión del Tribunal, así como la solicitud que le hiciera a la SCJN para que atrajera el caso.

Tras esta minuciosa revisión, el ministro encontró elementos que desde su punto de vista resultaban suficientes para solicitar la liberación de la ciudadana francesa, como el hecho de que al retardar su entrega ante el  Ministerio Público se violó su derecho de recibir una adecuada asesoría legal por parte de las autoridades consulares de su país y que el montaje televisivo -el de la supuesta captura y liberación de victimas-, generó un “efecto corruptor” que terminó por viciar la evidencia incriminatoria de todo el proceso.

Una de las revelaciones más importantes que hace el ministro Zaldívar en su proyecto, es que estos elementos no fueron tomados en cuenta por el juez que le dictó sentencia a Florence, ni por el representante del Tribunal que ratificó la decisión, quienes, además, no se percataron que dos de las supuestas víctimas que denunciaban a Florence, lo hicieron luego de dos meses de ocurrida la detención y tres días después de que el entonces director de la AFI, Genaro García Luna, reconociera públicamente que lo transmitido en televisión era una recreación.

Tampoco fue determinante que los policías participantes en el operativo de captura, cambiaron su testimonio sobre la hora y el lugar en qué ocurrió la detención de Florence.

Animal Político te presenta algunas de las pruebas  que el ministro Zaldívar tuvo que analizar para solicitar la liberación de Florence:

  • 9 de diciembre de 2005

A las 6:47 a.m., se interrumpe el noticiero Primero Noticias de Televisa para dar paso a un enlace en vivo y en directo. El reportero del programa se encontraba fuera del Rancho “Las Chinitas”, desde donde informaba que en esos momentos la AFI está por dar “un duro golpe contra la industria del secuestro”, en virtud de que “van a liberar a tres personas que estaban ilegalmente privadas de su libertad”.

Durante la transmisión, se informa de la detención de Florence Cassez e Israel Vallarta, a quienes se responsabiliza de estos secuestros.

10:16 a.m. Florence y Vallarta son puestos a disposición del Ministerio Público.

Ezequiel Elizalde-víctima testigo 1: En su primera declaración ministerial, reconoce a Israel y Florence -por el acento de su voz- como parte de la banda que lo secuestró. Pero dice que no vio el rostro de nadie porque todo el tiempo estuvo vendado de los ojos.

Cristina Ríos-víctima testigo 2: En su primera declaración ministerial, no reconoce a Florence de entre los secuestradores que vio y escuchó. Señala que en las oficinas de la AFI le informaron que Florence había participado en el secuestro.

Cristian (menor de edad e hijo de Cristina)-víctima testigo 3: Identifica a Israel Vallarta por la voz. Era la persona que daba órdenes a otros seis. A Florence no la identifica ni por el físico ni por la voz.

Raúl Ramírez-declarante y padre de víctima testigo 3: informa que el día que secuestraron a su esposa e hijo lo secuestraron a él, pero lo dejaron libre para pagar el rescate. No reconoce a ninguno de los detenidos.

3:05 p.m. El Ministerio Público (MP) trata de comunicarse con la sede diplomática de Francia en México. Nadie les responde por estar fuera del horario de atención.

3.10 p.m. El MP (MP) le rinde su declaración a Florence en compañía de dos testigos y de un perito traductor adscrito a la PGR. Nombran a Fabián Leobardo Cúajical defensor público de Florence. En su primera declaración ministerial, describe a Israel como “prepotente y violento”. Dijo no saber nada de los secuestros. Que al detenerla un agente federal le dijo que ellos sabían que ella nada tenía que ver con los delitos. Que en el Rancho Las Chinitas fue metida a un cuarto donde había una persona vendada de los ojos y que escuchó la voz de una mujer que solicitaba ir al baño. Denunció que una persona de la AFI, al parecer el encargado de la operación, le dio instrucciones de cómo debía actuar cuando llegaran los medios de comunicación, lo que incluía expresar que sabía de los secuestros. Dicha persona la golpeó.

Por su parte, Vallarta declara que los detuvieron el 8 de diciembre y no el 9. Exculpó a Florence de “cualquier participación” en los secuestros.

Después de tomar la declaración de víctimas y presuntos secuestradores, el MP solicitó el arraigo de los detenidos.

  • 10 de diciembre

A las 12:20 p.m (32 horas después de su puesta a disposición), el MP se comunica con la embajada de Francia.

3:45 p.m El Cónsul General de Francia en México se presenta en la PGR y platica con Florence. Ese mismo día se decreta su arraigo.

  • 5 de febrero 2006

El entonces Director General de la AFI, Genaro García Luna, y quien fuera titular de la Unidad Especializada en Investigación y Secuestro de la PGR, Jorge Rosas García, fueron entrevistados por la periodista Denise Maerker en el programa Punto de Partida. La periodista los cuestionó sobre las contradicciones sobre la fecha de la detención. Ahí el funcionario de la AFI dijo que no existían contradicciones entre lo asentado en la detención y lo que se mostró en televisión.

Durante la transmisión, Florence llamó al programa y aseguró que la habían detenido el 8 de diciembre en la carretera a las 11 de la mañana y no en el Rancho “Las Chinitas” un día después.

El director de la AFI terminó por reconocer que los medios de comunicación llegaron con posterioridad  a los hechos y que fue a petición de ellos que las autoridades mostraron cómo ingresaron al rancho y cómo se liberó a las víctimas.

  • 8 de febrero

Tres días después de la entrevista con Denise Maerker, compareció en la PGR Cristina Ríos-víctima testigo 2, quien narró cómo su hijo secuestrado le contó que una mujer de acento raro, cuyas manos eran de una persona blanca, lo había inyectado en el dedo.

  • 10 de febrero

En conferencia de prensa, el entonces titular de la SIEDO, José Luis Santiago Vasconcelos, reconoció que las imágenes transmitidas en televisión no reflejaban el momento real de la detención y rescate de las víctimas, pues sería irresponsable que los medios acompañasen a los agentes en el momento que se realizaban rescates. Aseguró que ese tipo de transmisiones de televisión no inciden judicialmente en los procesos y que no tenía “ninguna” importancia.

Agregó que contaban con “testigos” que identificaban a Florence como parte de la banda de secuestradores.

Ese mismo día, apareció en la escena un nuevo testigo (testigo 4). En su declaración dijo conocer a Cristina Ríos- víctima testigo 2, porque era clienta de su negocio –un puesto de frutas y verduras-. Dijo que luego de ver a Florence en televisión recordó que era la misma persona que días antes del secuestro de Cristina, la estaba siguiendo.

  • 14 de febrero

Los periodistas que participaron en la cobertura dijeron que ellos no tenían conocimiento de que habían narrado algo que no correspondía a lo que había sucedido realmente.

Cristian-víctima testigo 3, amplía su declaración ministerial desde Estados Unidos e identifica a Florence como la persona que lo inyectó en el dedo. Dice que reconoció la voz de Florence por los noticieros.

  • 15 de febrero

Cristina Ríos-víctima testigo 2, vuelve a ampliar su declaración para identificar a Florence. Asegura que en cautiverio ella y su hijo escucharon la voz de una mujer extranjera. Que no tenía dudas que se trataba de Florence porque la habían escuchado en los noticieros.

  • 22 de febrero

En su segunda declaración, Florence asegura que su detención fue el 8 de diciembre de 2005 y no el 9. Explicó que esa mañana salió de un departamento de la Ciudad de México a las 8:00 a.m. Acto seguido abordó un taxi con dirección a un puesto de tacos que se ubicaba en la carretera federal México-Cuernavaca, entre el kilómetro 26 y 27. Ahí se encontraría con Vallarta. Ella llegó a ese lugar a las 9:45 a.m, mientras que Vallarta quince minutos después, en una camioneta. Se encaminaban de vuelta a la Ciudad de México cuando cuatro personas que portaban chalecos de color naranja los desviaron del camino, señalándoles que se trataba de una inspección de rutina.

  • 23 de febrero

Mediantes un escrito, Florence solicitó información sobre los avances de la averiguación previa y de las personas que, hasta entonces, habían realizado imputaciones en su contra; reclamó la falta de acceso al expediente de averiguación previa para su defensor particular, el cual, de hecho, no había podido aceptar y protestar su cargo; y  solicitó la devolución de ciertos bienes y objetos que habrían sido sustraídos ilegalmente por elementos de la AFI y que incluso fueron proporcionados a diferentes medios de comunicación.

  • 27 de febrero

El abogado de Florence –Jorge Armando Ochoa Orantes– pudo rendir protesta de su cargo ante el agente del MP

  • 1 de marzo

Se presentó en las oficinas de la PGR el testigo 4, a fin de realizar su segunda declaración. Ahí reconoció a Florence como la persona que seguía a Cristina Ríos-víctima testigo 2. Agregó que reconocía su voz y su aspecto físico, ya que iba a su puesto a comprar frutas o verduras.

Los policías federales que participaron en la detención de Florence comparecieron ante el agente del MP, donde señalaron que hubo un error en el oficio de puesta de disposición de Florence ante el MP, toda vez que su detención no ocurrió a las 5:00 a.m del día 9 de diciembre de 2005, sino entre las 4:00 y las 4:35 am. Indicaron que el rescate de las víctimas ocurrió aproximadamente entre las 6:25 y las 6:30 am, agregando que fue Vallarta quien les permitió el acceso al rancho y que, posteriormente, Florence y Vallarta fueron conducidos al lugar donde se encontraban las víctimas, donde permanecieron durante el operativo.

  • 3 de marzo

El MP determinó ejercer acción penal contra Florence Cassez.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Whatsapp descubre un software espía instalado de forma remota: ¿qué recomienda hacer como precaución?
El software, según Whatsapp, era capaz de infectar los teléfonos de los usuarios sin que hicieran nada.
Getty Images
14 de mayo, 2019
Comparte

Whatsapp denunció que unos piratas informáticos consiguieron instalar un software con un sistema de vigilancia remota en teléfonos celulares y otros dispositivos valiéndose de una vulnerabilidad en el programa de mensajería instantánea.

La empresa, que es propiedad de Facebook, reveló el lunes que el ataque, descubierto este mes, tenía como objetivo “un selecto número” de sus usuarios y fue orquestado por un actor cibernético avanzado.

El viernes pasado se lanzó un parche para corregir la falla de seguridad.

El diario británico Financial Times reportó que el software empleado en el ataque fue desarrollado por la empresa israelí de seguridad Grupo NSO. Esta empresa ha negado estar detrás del programa.

El lunes, Whatsapp pidió a sus 1.500 millones de usuarios que actualicen la aplicación como precaución adicional.


¿Cómo puedo actualizar WhatsApp?

  • Para Android

1. Abre Google Play Store.

2. Despliega el menú que encontrarás en la parte superior izquierda de la pantalla.

3. Entra en “Mis aplicaciones y juegos”.

4. Si WhatsApp se actualizó recientemente, te aparecerá en la lista de aplicaciones con un botón que dice “Abrir”.

5. Si, en cambio, la aplicación no se actualizó automáticamente, en el botón pondrá “Actualizar”. Pulsa ahí para instalar la nueva versión.

6. La última versión de WhatsApp en Android es 2.19.134.

  • Para iOS

1. Abre la App Store.

2. En la parte inferior de la pantalla, pulsa “Actualizaciones”.

3. Si WhatsApp se actualizó recientemente, te aparecerá en la lista de aplicaciones con un botón que dice “Abrir”.

4. Si, en cambio, la aplicación no se actualizó automáticamente, en el botón pondrá “Actualizar”. Pulsa ahí para instalar la nueva versión.

5. La última versión de WhatsApp en iOS es 2.19.51.


¿Cómo usaron la falla de seguridad?

Los hackers usaron la función de llamada de voz de Whatsapp para llamar a los sujetos objetivo del ataque.

Y aunque el receptor no descolgara, el software se instalaba y, según el FT, la llamada solía desaparecer del historial del teléfono.

Whatsapp le dijo a la BBC que su equipo de seguridad fue el primero en identificar el problema y compartió la información con grupos de defensa de los derechos humanos, determinados proveedores de ciberseguridad y el Departamento de Justicia de EE.UU.

Whatsapp

EPA
El programa era capaz de infectar un teléfono sin necesidad de que el usuario hiciera nada.

“El ataque tiene toda la pinta de ser de una empresa privada que proveía a algún gobierno un programa espía que toma las funciones del sistema operativo del teléfono”, dijo Whatsapp en una breve nota a periodistas publicada este lunes.

La empresa también publicó un aviso para especialistas en seguridad en el que describe la falla como “una vulnerabilidad por el desbordamiento del búfer en la función de llamada que permitió la ejecución de un código a través del envío de una serie de paquetes SRTCP al teléfono del objetivo”.

¿Quién está detrás del programa?

El Grupo NSO es una empresa israelí que ha sido señalada en el pasado de ser un traficante de armas cibernéticas.

Su programa estrella, Pegasus, puede recopilar datos privados de un dispositivo, incluido lo que captan el micrófono y la cámara del aparato, así como la localización.

En un comunicado, NSO señaló que es “una empresa tecnológica registrada y autorizada por agencias gubernamentales para el solo propósito de luchar contra el crimen y el terrorismo”.

“La empresa no opera los sistemas que provee y, tras tras un riguroso proceso de selección, son las agencias de inteligencia y de policía las que determinan cómo usan la tecnología para apoyar sus misiones de seguridad pública.

“Investigamos los señalamientos creíbles de mal uso y, de ser necesario, actuamos, incluida la posibilidad de cancelar el sistema”, agregó.

“Bajo ninguna circunstancia NSO estaría implicada en operar o identificar objetivos de su tecnología, que es operada exclusivamente por agencias de inteligencia y seguridad. NSO no usaría ni podría usar su tecnología de manera unilateral contra ninguna persona u organización”.

¿Quién fue el objetivo?

Según Whatsapp, es demasiado pronto para saber cuántos usuarios han sido afectados por esta vulnerabilidad, aunque señaló que se trata de un grupo muy selecto.

Logo de WhatsApp en un celular.

Getty Images
Según las últimas cifras de Facebook, Whatsapp tiene unos 1.500 millones de usuarios.

Según las últimas cifras de Facebook, Whatsapp tiene unos 1.500 millones de usuarios.

La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI), que ha denunciado haber sido objetivo de programas creados por el Grupo NSO en el pasado, dijo que este ataque es uno de los que llevaban tiempo temiéndose como posible.

“Son capaces de infectar tu teléfono sin necesidad de que hagas nada”, dijo Danna Ingleton, vicedirectora del programa de tecnología de AI.

Ingleton cree que hay evidencias de que estas tecnologías están siendo usadas por varios regímenes para mantener a prominentes activistas y periodistas bajo vigilancia.

“Es necesario que se exijan responsabilidades por esto, no puede seguir siendo el salvaje oeste”, dijo.

Este martes, se celebra una audiencia en Tel Aviv sobre la demanda de AI para que el gobierno de Israel le retire a NSO su licencia para exportar productos.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=j2IF5Fav0HA&t=8s

https://www.youtube.com/watch?v=pa__B6ETqpo&t=19s

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.