¿Qué evidencias analizó el ministro Zaldívar para pedir la liberación de Cassez?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Qué evidencias analizó el ministro Zaldívar para pedir la liberación de Cassez?

El ministro de la SCJN tuvo que analizar una serie de evidencias y resoluciones de jueces y magistrados del Poder Judicial, quienes se pronunciaron a favor de sentenciar a la ciudadana francesa a 60 años de cárcel por el delito de secuestro
Por Francisco Sandoval Alarcón
20 de marzo, 2012
Comparte

Detención de la ciudadana francesa Florence Cassez.//FOTO: Cuartoscuro

Para solicitar la liberación de la ciudadana francesa Florence Cassez, sentenciada en México por el delito de secuestro, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, tuvo que realizar una exhaustiva revisión al cumulo de documentos y evidencias que se han integrado al caso en poco más de cinco años.

El ministro, en un lapso de un año -el recurso de revisión ante la SCJN se presentó el 7 de marzo de 2011-, analizó la actuación de los agentes que participaron en el operativo de captura de Florence; los reportes oficiales de la AFI; los videos  de las cadenas televisivas (Televisa y Tv Azteca) que transmitieron en vivo el supuesto operativo de captura; las notas periodísticas que salieron publicadas por esas fechas; la actuación del juez que la encontró culpable por secuestro; la impugnación que interpuso por esa primera decisión; la ratificación de culpabilidad por parte de  Tribunal Colegiado; su inconformidad  por la decisión del Tribunal, así como la solicitud que le hiciera a la SCJN para que atrajera el caso.

Tras esta minuciosa revisión, el ministro encontró elementos que desde su punto de vista resultaban suficientes para solicitar la liberación de la ciudadana francesa, como el hecho de que al retardar su entrega ante el  Ministerio Público se violó su derecho de recibir una adecuada asesoría legal por parte de las autoridades consulares de su país y que el montaje televisivo -el de la supuesta captura y liberación de victimas-, generó un “efecto corruptor” que terminó por viciar la evidencia incriminatoria de todo el proceso.

Una de las revelaciones más importantes que hace el ministro Zaldívar en su proyecto, es que estos elementos no fueron tomados en cuenta por el juez que le dictó sentencia a Florence, ni por el representante del Tribunal que ratificó la decisión, quienes, además, no se percataron que dos de las supuestas víctimas que denunciaban a Florence, lo hicieron luego de dos meses de ocurrida la detención y tres días después de que el entonces director de la AFI, Genaro García Luna, reconociera públicamente que lo transmitido en televisión era una recreación.

Tampoco fue determinante que los policías participantes en el operativo de captura, cambiaron su testimonio sobre la hora y el lugar en qué ocurrió la detención de Florence.

Animal Político te presenta algunas de las pruebas  que el ministro Zaldívar tuvo que analizar para solicitar la liberación de Florence:

  • 9 de diciembre de 2005

A las 6:47 a.m., se interrumpe el noticiero Primero Noticias de Televisa para dar paso a un enlace en vivo y en directo. El reportero del programa se encontraba fuera del Rancho “Las Chinitas”, desde donde informaba que en esos momentos la AFI está por dar “un duro golpe contra la industria del secuestro”, en virtud de que “van a liberar a tres personas que estaban ilegalmente privadas de su libertad”.

Durante la transmisión, se informa de la detención de Florence Cassez e Israel Vallarta, a quienes se responsabiliza de estos secuestros.

10:16 a.m. Florence y Vallarta son puestos a disposición del Ministerio Público.

Ezequiel Elizalde-víctima testigo 1: En su primera declaración ministerial, reconoce a Israel y Florence -por el acento de su voz- como parte de la banda que lo secuestró. Pero dice que no vio el rostro de nadie porque todo el tiempo estuvo vendado de los ojos.

Cristina Ríos-víctima testigo 2: En su primera declaración ministerial, no reconoce a Florence de entre los secuestradores que vio y escuchó. Señala que en las oficinas de la AFI le informaron que Florence había participado en el secuestro.

Cristian (menor de edad e hijo de Cristina)-víctima testigo 3: Identifica a Israel Vallarta por la voz. Era la persona que daba órdenes a otros seis. A Florence no la identifica ni por el físico ni por la voz.

Raúl Ramírez-declarante y padre de víctima testigo 3: informa que el día que secuestraron a su esposa e hijo lo secuestraron a él, pero lo dejaron libre para pagar el rescate. No reconoce a ninguno de los detenidos.

3:05 p.m. El Ministerio Público (MP) trata de comunicarse con la sede diplomática de Francia en México. Nadie les responde por estar fuera del horario de atención.

3.10 p.m. El MP (MP) le rinde su declaración a Florence en compañía de dos testigos y de un perito traductor adscrito a la PGR. Nombran a Fabián Leobardo Cúajical defensor público de Florence. En su primera declaración ministerial, describe a Israel como “prepotente y violento”. Dijo no saber nada de los secuestros. Que al detenerla un agente federal le dijo que ellos sabían que ella nada tenía que ver con los delitos. Que en el Rancho Las Chinitas fue metida a un cuarto donde había una persona vendada de los ojos y que escuchó la voz de una mujer que solicitaba ir al baño. Denunció que una persona de la AFI, al parecer el encargado de la operación, le dio instrucciones de cómo debía actuar cuando llegaran los medios de comunicación, lo que incluía expresar que sabía de los secuestros. Dicha persona la golpeó.

Por su parte, Vallarta declara que los detuvieron el 8 de diciembre y no el 9. Exculpó a Florence de “cualquier participación” en los secuestros.

Después de tomar la declaración de víctimas y presuntos secuestradores, el MP solicitó el arraigo de los detenidos.

  • 10 de diciembre

A las 12:20 p.m (32 horas después de su puesta a disposición), el MP se comunica con la embajada de Francia.

3:45 p.m El Cónsul General de Francia en México se presenta en la PGR y platica con Florence. Ese mismo día se decreta su arraigo.

  • 5 de febrero 2006

El entonces Director General de la AFI, Genaro García Luna, y quien fuera titular de la Unidad Especializada en Investigación y Secuestro de la PGR, Jorge Rosas García, fueron entrevistados por la periodista Denise Maerker en el programa Punto de Partida. La periodista los cuestionó sobre las contradicciones sobre la fecha de la detención. Ahí el funcionario de la AFI dijo que no existían contradicciones entre lo asentado en la detención y lo que se mostró en televisión.

Durante la transmisión, Florence llamó al programa y aseguró que la habían detenido el 8 de diciembre en la carretera a las 11 de la mañana y no en el Rancho “Las Chinitas” un día después.

El director de la AFI terminó por reconocer que los medios de comunicación llegaron con posterioridad  a los hechos y que fue a petición de ellos que las autoridades mostraron cómo ingresaron al rancho y cómo se liberó a las víctimas.

  • 8 de febrero

Tres días después de la entrevista con Denise Maerker, compareció en la PGR Cristina Ríos-víctima testigo 2, quien narró cómo su hijo secuestrado le contó que una mujer de acento raro, cuyas manos eran de una persona blanca, lo había inyectado en el dedo.

  • 10 de febrero

En conferencia de prensa, el entonces titular de la SIEDO, José Luis Santiago Vasconcelos, reconoció que las imágenes transmitidas en televisión no reflejaban el momento real de la detención y rescate de las víctimas, pues sería irresponsable que los medios acompañasen a los agentes en el momento que se realizaban rescates. Aseguró que ese tipo de transmisiones de televisión no inciden judicialmente en los procesos y que no tenía “ninguna” importancia.

Agregó que contaban con “testigos” que identificaban a Florence como parte de la banda de secuestradores.

Ese mismo día, apareció en la escena un nuevo testigo (testigo 4). En su declaración dijo conocer a Cristina Ríos- víctima testigo 2, porque era clienta de su negocio –un puesto de frutas y verduras-. Dijo que luego de ver a Florence en televisión recordó que era la misma persona que días antes del secuestro de Cristina, la estaba siguiendo.

  • 14 de febrero

Los periodistas que participaron en la cobertura dijeron que ellos no tenían conocimiento de que habían narrado algo que no correspondía a lo que había sucedido realmente.

Cristian-víctima testigo 3, amplía su declaración ministerial desde Estados Unidos e identifica a Florence como la persona que lo inyectó en el dedo. Dice que reconoció la voz de Florence por los noticieros.

  • 15 de febrero

Cristina Ríos-víctima testigo 2, vuelve a ampliar su declaración para identificar a Florence. Asegura que en cautiverio ella y su hijo escucharon la voz de una mujer extranjera. Que no tenía dudas que se trataba de Florence porque la habían escuchado en los noticieros.

  • 22 de febrero

En su segunda declaración, Florence asegura que su detención fue el 8 de diciembre de 2005 y no el 9. Explicó que esa mañana salió de un departamento de la Ciudad de México a las 8:00 a.m. Acto seguido abordó un taxi con dirección a un puesto de tacos que se ubicaba en la carretera federal México-Cuernavaca, entre el kilómetro 26 y 27. Ahí se encontraría con Vallarta. Ella llegó a ese lugar a las 9:45 a.m, mientras que Vallarta quince minutos después, en una camioneta. Se encaminaban de vuelta a la Ciudad de México cuando cuatro personas que portaban chalecos de color naranja los desviaron del camino, señalándoles que se trataba de una inspección de rutina.

  • 23 de febrero

Mediantes un escrito, Florence solicitó información sobre los avances de la averiguación previa y de las personas que, hasta entonces, habían realizado imputaciones en su contra; reclamó la falta de acceso al expediente de averiguación previa para su defensor particular, el cual, de hecho, no había podido aceptar y protestar su cargo; y  solicitó la devolución de ciertos bienes y objetos que habrían sido sustraídos ilegalmente por elementos de la AFI y que incluso fueron proporcionados a diferentes medios de comunicación.

  • 27 de febrero

El abogado de Florence –Jorge Armando Ochoa Orantes– pudo rendir protesta de su cargo ante el agente del MP

  • 1 de marzo

Se presentó en las oficinas de la PGR el testigo 4, a fin de realizar su segunda declaración. Ahí reconoció a Florence como la persona que seguía a Cristina Ríos-víctima testigo 2. Agregó que reconocía su voz y su aspecto físico, ya que iba a su puesto a comprar frutas o verduras.

Los policías federales que participaron en la detención de Florence comparecieron ante el agente del MP, donde señalaron que hubo un error en el oficio de puesta de disposición de Florence ante el MP, toda vez que su detención no ocurrió a las 5:00 a.m del día 9 de diciembre de 2005, sino entre las 4:00 y las 4:35 am. Indicaron que el rescate de las víctimas ocurrió aproximadamente entre las 6:25 y las 6:30 am, agregando que fue Vallarta quien les permitió el acceso al rancho y que, posteriormente, Florence y Vallarta fueron conducidos al lugar donde se encontraban las víctimas, donde permanecieron durante el operativo.

  • 3 de marzo

El MP determinó ejercer acción penal contra Florence Cassez.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'No me veo regresando a trabajar 5 días a la semana': los cambios de actitud laboral por la pandemia

La pandemia ha impulsado modalidades de trabajo flexibles que pueden hacer que los empresarios tengan que adaptarse a la situación.
1 de abril, 2021
Comparte
Lee Harman and family

Lee Harman
Lee y Louise esperan que al compartir el cuidado de los niños a partes iguales sean un buen modelo para sus hijos.

Cuando Lee Harman preguntó por primera vez si podía pasar de una semana laboral de cinco días a una de cuatro, estaba nervioso, preguntándose qué pensarían sus colegas.

“En la construcción predominan los hombres”, señala. “Trabajar a tiempo parcial es algo que simplemente no se hacía”.

Ahora pertenece al creciente número de profesionales que han reducido su horario.

Lee, 38 años, es ingeniero civil en la empresa Skanska Costain Strabag.

En el último año ha descubierto que una semana laboral más corta es una gran ventaja.

“Así puedo gestionar mejor mis niveles de energía”, dice este padre de tres hijos.

“Un puesto de alto nivel requiere cierto grado de contemplación y espacio para pensar. Me viene muy bien, y a todo el equipo también”.

No me veo volviendo a la forma en que trabajaba antes”, afirma.

Lee cree que, debido a la crisis de covid-19, mucha gente se ha dado cuenta de que las cosas se pueden hacer de otra manera.

Los colegas han empezado a preguntarle por su experiencia, planteándose si podrían hacer lo mismo.

Trabajadores desde casa

Getty Images
Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo por poder compaginar la vida personal y profesional de otro modo.

Tendencia a reducir las horas de trabajo

Puede que los altos cargos de Goldman Sachs sigan insistiendo en una semana de 95 horas, pero parece que cada vez están más lejos de la mayoría.

Encuestas y experimentos en distintas partes del mundo muestran que existe un anhelo anhelo por reducir la jornada laboral y la consideración de que trabajar a tiempo parcial no debe ser un obstáculo para hacer carrera. Un deseo que ya se percibía antes de la pandemia, pero que el modo de trabajar durante la misma ha impulsado considerablemente.

Por ejemplo, de los 2.300 trabajadores de Microsoft en Japón que en 2019 probaron a reducir su jornada semanal un día, el 92% aseguró sentirse más feliz y menos estresado con ese horario. Similares resultados mostró el experimento en Perpetual Guardian, una empresa neozelandesa.

Y una encuesta realizada por la consultora de recursos humanos Robert Half en EE.UU. mostró que el 66% de los trabajadores afirmaba querer trabajar menos de cinco días a la semana.

Otra encuesta realizada el mes pasado a 2.000 adultos de Reino Unido reveló que el 72% cree que los trabajadores a tiempo parcial deberían tener las mismas oportunidades de progresar en el trabajo que los trabajadores a tiempo completo.

Timewise, que encargó la investigación, explica que hace nueve años una encuesta similar reveló que el 72% creía que “no era posible” tener un trabajo de alto nivel a tiempo parcial.

¿Es un freno reducir la jornada?

Karen Mattison, cofundadora de Timewise, una organización que hace campaña a favor de un trabajo más flexible, asegura que el año pasado se demostró que la gente puede trabajar de forma diferente y que era hora de que los empresarios lo reflejaran en la forma de diseñar y anunciar los puestos de trabajo.

“Durante mucho tiempo hemos visto una disculpa ante el término tiempo parcial: ‘sólo estoy a tiempo parcial’. Ahora sabemos que la inmensa mayoría de la gente en Reino Unido no ve ninguna razón para que los trabajadores a tiempo parcial se vean impedidos de progresar en sus carreras”, explica.

Los trabajadores a tiempo parcial representan ya una cuarta parte de la población activa del país. Pero a menudo existe una compensación entre negociar un horario más corto y tener oportunidades profesionales.

Las madres, en particular, se han dado cuenta de que compaginar el trabajo con las exigencias del cuidado de los hijos ha supuesto un estancamiento en sus carreras, lo que ha socavado los esfuerzos por lograr la igualdad de género en los altos cargos.

Gemma Fleuren

Gemma Fleuren
Gemma Fleuren ha perseguido sus ambiciones profesionales a la vez de las familiares trabajando cuatro días a la semana.

Pero no para Gemma Fleuren.

Su actual trabajo como directora comercial en una empresa de veta de chocolate es el tercero en el que ha negociado una semana laboral de cuatro días.

Y, lejos de ver su carrera frenada, ahora es responsable de un equipo de personas y de una serie de tareas de logística, previsión de ventas y asignación de stock.

El marido de Gemma es bombero y trabaja a turnos los viernes y los fines de semana, por lo que ella se toma los viernes libres para estar con sus tres hijos.

“En puestos anteriores, me dijeron que retirara las fotos de mis hijos de mi mesa, por si enviaban un mensaje a los jefes de que no me tomaba en serio mi carrera”, explica.

Pero cuando la entrevistaron para su actual trabajo, dejó claro que aceptaría el puesto cuatro días a la semana y su empresa la ha apoyado totalmente.

“No hay preguntas sobre cómo organizas tus horas. Te juzgan por lo que consigues”, cuenta.

“El trabajo flexible es para todo el mundo, ya sea porque tienes hijos, un padre anciano que necesita tu ayuda ¡o incluso un pez dorado que necesita de cuidados especiales! El motivo es irrelevante, lo que se espera es que sea para todos”.

Incluso en períodos de mucho trabajo, como el que precede a la Semana Santa, se las arregla para mantener sus días libres.

Pero asegura que es necesario ser disciplinado para decir que no se está disponible en determinados momentos. Y no está segura de poder desempeñar su función con menos de cuatro días.

Una forma de atraer talento

Aunque algunos empresarios están dando ejemplos positivos, muchos todavía no han aceptado que ofrecer flexibilidad ayudará a atraer a los mejores talentos, afirma Timewise.

Un estudio anterior de Timewise reveló que, incluso antes de la pandemia, nueve de cada diez personas querían más flexibilidad en su próximo trabajo.

Sin embargo, en 2020 sólo el 8% de las ofertas de empleo en Reino Unido ofrecían opciones a tiempo parcial.

Mientras tanto, otros países ya están explorando la idea de reducir las semanas de trabajo.

Ardern

Getty Images
La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días.

El año pasado, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, sugirió a los empresarios que consideraran la opción de una semana de cuatro días porque ayudaría a conciliar la vida laboral y familiar, pero también porque podría impulsar el turismo interno.

España está planeando un proyecto piloto de semana laboral de cuatro días, en parte debido a los retos de la automatización.

Y Suecia ha experimentado con jornadas de seis horas.

Gemma opina que cualquiera que desee trabajar a tiempo parcial debe ser sincero con los posibles empleadores, especialmente si los cazatalentos o los reclutadores no lo apoyan.

“He tenido reclutadores que me han dicho que no están dispuestos a plantear mi patrón deseado de trabajo a su cliente, dejando que mantenga la conversación yo misma o sugiriendo que ceda en mis requisitos para asegurarme una oferta de trabajo”, dice.

“Si el reclutador no quiere tener la conversación, yo me dirigiría directamente al posible empleador para que puedas exponer tu posición con claridad”.

*Todo el contenido del texto es de la autora, excepto los datos de encuestas y experimentos referidos a países distintos del Reino Unido.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=z074SRnf2lY

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.