Acusan asesinato de artesano predilecto de la clase política
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Acusan asesinato de artesano predilecto de la clase política

Para la fiscalía de Yucatán, el joven de 17 años supuestamente se suicidó, pero ignora una herida en la cabeza que el muchacho no pudo hacerse solo
Por Paris Martínez
23 de abril, 2012
Comparte

El joven artesano José Felipe Castillo.

Para cuando cumplió los 17 años, José Felipe había acumulado tanta pericia en sus manos que los artesanales escudos patrios que tallaba en madera adornaban ya las oficinas y estudios de políticos de todo cuño, lo mismo de Marcelo Ebrard que de Luis Felipe Bravo Mena, Beatriz Paredes, Roberto Madrazo, Manuel Espino, César Nava, Carlos Navarrete, Humberto Moreira e, incluso, del presidente Felipe Calderón. Y a todos ellos, dice Marco Antonio, padre de José Felipe, “quiero informarles que el autor de esos hermosos trabajos ha sido asesinado“.

José Felipe murió el 13 de julio de 2011, su cuerpo fue hallado dentro de una cueva, en un lote baldío, pendiendo de una camisa empleada como horca, un día después de que rompiera el compromiso matrimonial con su novia, una adolescente de 15 años con la que había acordado casarse, luego que los padres de ésta descubrieran que ambos jóvenes sostenían relaciones sexuales.

Para la Fiscalía General de Yucatán, José Felipe sencillamente se suicidó luego de discutir con su novia y suegros. Sin embargo, se pregunta su padre, si el joven voluntariamente se quitó la vida, ahorcándose, “¿por qué tenía una profunda herida en el cráneo, por qué tenía golpes en todo el cuerpo, por qué esas lesiones fueron ignoradas durante la autopsia y, lo más importante, por qué no se investigó a los familiares de la novia que admitieron haber estado en la misma cueva, pocas horas antes de que el cuerpo de mi niño fuera hallado dentro?”.

Las moscas

José Felipe comenzó a tallar la madera a los 11 años, siguiendo los pasos de su padre, y “aún siendo un niño tuvo el gusto de que su trabajo fuera apreciado por importantes personajes”.

Entre otros gobernantes estatales, a Ebrard le talló dos escudos, uno de la Ciudad de México y uno nacional, otro de los cuales también fue elaborado para Juan Camilo Mouriño, cuando llegó a la Secretaría de Gobernación, mientras que Madrazo y Espino adquirieron emblemas partidistas personalizados, cuando estuvieron al frente del PRI y el PAN, respectivamente.

Gracias a esta actividad, José Felipe se convirtió en un adolescente musculoso, de pecho ancho y manos robustas. Y fue precisamente en sus manos que los papás del joven descubrieron, durante el velorio, los primeros indicios que los hicieron sospechar de la hipótesis del suicidio. “Él acababa de romper con su prometida, porque descubrió que lo engañaba -dice su padre-, así que, inicialmente, nosotros no descartamos que se hubiera quitado la vida, pues pensábamos que podía haber caído en una crisis emocional; sin embargo, mientras lo velábamos, la gente de la funeraria que preparó el cuerpo nos alertó que tenía muchos golpes: nos explicaron que los moretones que tenía en las manos eran por golpes recibidos cuando aún estaba vivo, y nos señalaron también las heridas en la cabeza y en otras partes de su cuerpo”.

Para verificar el origen de tales lesiones, al día siguiente del deceso, los padres de José Felipe solicitaron el informe de la autopsia practicada, la cual no les fue proporcionada sino hasta siete meses después, en febrero de 2012, momento en que descubrieron que ninguna de esas heridas había sido registrada por el forense Fernando Martínez García, quien señaló en su reporte que “no existen evidencias de violencia” previas al deceso.

No obstante, aseguró Marco Antonio Castillo, “esas heridas en el cuerpo de mi hijo sí quedaron registradas en el peritaje fotográfico que la fiscalía yucateca realizó, al levantar el cadáver: la lesión en la cabeza, de hecho, aparece en la fotografía infestada de larvas de mosca, y uno se cuestiona, ¿cómo es posible que el forense no la viera? En las palmas de las manos, además, tenía moretones y rasguños, como si hubiera intentado protegerse de golpes propinados con un objeto contundente”.

Aún así, tal como se asentó en el acta ministerial, la única lesión detectada por las autoridades fue la marca que el yugo dejó alrededor del cuello de José Felipe, la cual, subraya su padre, “por sí misma no es prueba de suicidio, sobre todo tomando en cuenta la presencia de heridas corporales”.

La cueva

Según el acta 1148/2011, elaborada por la Agencia Decimotercera de la Fiscalía General de Yucatán, José Felipe y su novia solían reunirse en la cueva en la que éste oficialmente se ahorcó.

Este mismo expediente detalla, además, que en la madrugada del 13 de julio del año pasado, es decir varias horas antes del deceso, el suegro del joven artesano estuvo en esa misma cueva, a la que su hija se había dirigido tras cancelarse el matrimonio. La fiscalía, sin embargo, no solicitó al padre de la joven que rindiera su testimonio.

Asimismo, el agente investigador Ignacio Antonio Sevilla Vázquez informa haber identificado a la última persona que vio con vida al artesano, y quien también encontró su cadáver al día siguiente, dando aviso no a los padres del fallecido, sino a los de la novia.

“Con engaños -dice Marco Antonio-, este dizque amigo sacó a mi hijo de la casa y luego se encargó de ponerlo para que fuera asesinado; él admite haber estado con José Felipe en la cueva, y dijo que ahí comieron pan y jugo alrededor de las 14:00 horas, alimento que fue encontrado sin digerir en el estómago de mi hijo, lo que indica que murió antes de que pasara una hora desde esa ingesta, porque eso es lo que tarda la digestión del pan. Eso quiere decir que este joven estuvo con mi hijo en los instantes previos a su fallecimiento” y, pese a ello, la fiscalía tampoco buscó el testimonio directo de este joven, y su versión de los hechos fue proporcionada a la autoridad por su tutora.

Por último, el mismo expediente da cuenta de que las diligencias ministeriales concluyeron sin haberse analizado el peritaje fotográfico realizado en la cueva, y en el que se registraron las lesiones en el cadáver, ya que hasta el 12 de octubre de 2011, es decir cuatro meses después de la muerte, la dirección respectiva no lo había turnado al agente Sevilla Vázquez.

Cuenta ascendente

El de José Felipe es uno más de los 264 expedientes de queja de 2011, promovidos por la ciudadanía contra las autoridades encargadas de la seguridad pública y la procuración de justicia, ante la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán, y que están relacionados con 846 presuntas violaciones a garantías individuales en dicha entidad federativa, sólo durante el año pasado, perpetrados por agentes ministeriales, policías estatales o municipales.

Según el ombudsman yucateco, por dichos abusos se iniciaron diligencias en torno al desempeño de 79 funcionarios adscritos a la fiscalía estatal, a los cuales se les atribuyeron 37 presuntas violaciones al derecho a la seguridad jurídica, 104 casos de dilación en la procuración de justicia, irregular integración de averiguaciones, denegación o eficiente administración de la justicia; además de 14 casos de violación al derecho de los niños y niñas a que su seguridad e integridad sea protegida.

No obstante, afirma el padre del artesano fallecido, “la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán no respondió favorablemente, no son verdaderos defensores de los yucatecos, y mi caso no ha sido tomado en cuenta; así que también presenté una queja ante la Comisión Nacional, ojalá no nos encontremos algún adorno decorativo como presidente de su Consejo, eso es, al menos, lo que esperamos”.

Epílogo

“Entre las últimas piezas que mi hijo realizó -rememora Marco Antonio- están algunos trabajos cuyo pago nunca fue cubierto… hizo, por ejemplo, un escudo nacional que le encargó el actual presidente estatal del PRI, Luis Antonio Hevia Jiménez, y con lo que íbamos a pagar una operación que yo requiero, pero este sujeto no pagó. Y, ¿sabes para quién era ese escudo? Para la ciudadana Ivonne Ortega, quien en la búsqueda de justicia nos ha negado tantas veces su apoyo; entonces, se puede decir que la gobernadora, además de que no nos ayudó, tiene un escudo que le robaron a mi amado José Felipe.”

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué se retiró el agua del océano de la bahía de Tampa antes de la llegada del huracán Ian

El fenómeno es llamado "marejada ciclónica a la inversa" y la explicación está en los vientos de los ciclones tropicales.
29 de septiembre, 2022
Comparte

El poderoso huracán Ian no solo trajo vientos y fuertes lluvias, sino que también causó un curioso fenómeno en las costas del oeste Florida conocido como marejada ciclónica inversa.

Esta hizo que en la mañana de este miércoles el agua del océano desapareciera de la Bahía de Tampa y de otras zonas, justo antes de que el ciclón categoría 4 tocara tierra con vientos sostenidos de 240 km/h.

Las imágenes en redes sociales mostraban la arena húmeda de la bahía que quedó una vez el agua “desapareció”. Varios transeúntes se aventuraron a acercarse y caminar sobre las algas que quedaron a la intemperie.

El Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU. compartió una imagen de lo ocurrido, lanzando una advertencia. “Nota importante: el agua volverá. No intente caminar allí ni en ningún otro lugar en que el agua haya retrocedido”.

Más tarde el agua no solo regresaría, sino que lo haría con mareas “catastróficas”, como había advertido el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

La última vez que se registró una marejada ciclónica inversa en Tampa fue en 2017, durante el paso del huracán Irma, que llegó a EE.UU. también con categoría 4.

Para comprender por qué sucede, debemos prestar atención a diversos factores, como la estructura del huracán y sus vientos.

La dirección del viento

Los vientos de los ciclones tropicales, cuando se forman al norte del Ecuador, circulan al revés de las manecillas del reloj, es decir, de derecha a izquierda.

La costa occidental de Florida se ubica en dirección contraria a la rotación del ciclón. Por eso, en las zonas que quedan al norte del huracán, este hace que el agua se retire hacia al océano por la fuerza de los vientos.

Por el contrario, en las zonas que quedan al sur, los vientos del ciclón hacen que el agua del océano entre en forma de marejada.

Según el meteorólogo José Álamo, del Servicio Nacional de Meteorología de EE.UU., cuando ocurre la marejada ciclónica a la inversa suele haber una “marea baja” antes de la llegada del ciclón.

“Cuando el agua retrocede significa que el huracán viene de camino”, indicó.

una persona camina por la arena cuando retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

El regreso del mar

Sin embargo, el propio movimiento de los vientos del huracán lleva a que al desplazarse por una zona, ocurra un cambio de dirección: lo que iba en un sentido, al cambiar de posición el ciclón, regresa en el contrario.

Entonces, cuando la zona que estaba al norte del huracán pasa a encontrarse al sur, ocurre lo mismo, pero en sentido contrario. Es lo que llamamos surgencia o inundación costera de huracán.

También sucede que, cuando el huracán se aleja del lugar en el que las aguas se han retirado, estas pueden regresar lentamente, a medida que el sistema tropical abandona la zona.

niños caminan por la arena una vez retrocedió el mar por el huracán Ian

Getty Images

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=HvJX5pcxMzg&t=2s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.