El resurgimiento de La Ciudadela
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El resurgimiento de La Ciudadela

La Biblioteca México resurge como “La Ciudad de los Libros y la Imagen”. Este proyecto cerca del metro Balderas se alza como una de las grandes opciones para la cultura en el Distrito Federal.
Por Moisés Castillo
23 de abril, 2012
Comparte

Mientras el “elefante blanco”-como llamara Carlos Monsiváis a la megabiblioteca “Vasconcelos”- está relegado, la Biblioteca México resurge como “La Ciudad de los Libros y la Imagen”. El plan cultural más ambicioso de Vicente Fox pasó a segundo plano en materia de acervo e inversión, mientras que este proyecto cerca del metro Balderas se alza como una de las  grandes opciones  para la cultura en el Distrito Federal.

Con una inversión de 550 millones de pesos por parte del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), el programa de recuperación de La Ciudadela estuvo a cargo de los arquitectos Alejandro Sánchez y Bernardo Gómez-Pimienta, en el cual se aplicó la tecnología e innovaciones del siglo XXI: la biblioteca se concibió como un edificio verde, por su bajo consumo energético, agua y con bajas emisiones de contaminantes.

El diseño arquitectónico consistió en reordenar y aprovechar los espacios del inmueble cuadrangular de 167 por 167 metros de extensión. Los trabajos respetaron la construcción neoclásica del siglo XIX y la intervención realizada por el arquitecto Abraham Zabludovsky en 1988.

Hace casi un año, la presidenta de Conaculta, Consuelo Sáizar, dijo emocionada en la presentación del proyecto:

“Este proyecto es, por mi naturaleza de editora, uno de los que más feliz me hace; sobretodo porque estamos en un momento en que ya no hay una segunda llamada para preservar las grandes bibliotecas mexicanas del siglo XX”.

Con la adquisición reciente del acervo de Carlos Monsiváis, conformado por más de 24 mil volúmenes y cuyo  costo fue de 13 millones de pesos, se concluye la etapa de compra de las cinco bibliotecas personales: José Luis Martínez, Antonio Castro Leal, Jaime García Terrés y Alí Chumacero, que se traducen en 216 mil 900 volúmenes obtenidos.

Asimismo la remodelación incluye el Centro de la Imagen, recinto fotográfico que se ubica desde 1994 en el gran complejo de Balderas. También la creación de una nueva bóveda que triplicará el espacio para la conservación del archivo conformado por 45 mil piezas, entre ellas 21 mil fotografías, 18 mil documentos y 8 mil 500 publicaciones especializadas.

“La Ciudad de los Libros y la Imagen” tendrá más áreas verdes, nuevas salas de lectura, un área para niños y para personas con discapacidad, una librería grande llamada “Alejandro Rossi”, un espacio de cómputo y exposiciones.

La Ciudadela se convertirá en un proyecto sustentable con un uso eficiente de las instalaciones: cada biblioteca personal es reversible -puede en un futuro ser retirada de las crujías. Las oficinas quedaron concentradas en una sección. Los paraguas instalados en los techos permitieron incrementar el área de trabajo. Además dejar libres los patios ayudará al clima del edificio.

Con la restauración se podrá admirar la profundidad de los pasillos y la fuerza de los muros de La Ciudadela que ha sobrevivido desde su inauguración como Real Fábrica de Tabacos en 1807. Su construcción en 1793 estuvo a cargo del arquitecto José Antonio González Velázquez y el ingeniero Manuel Constansó.

En 1816 fuera convertida en fortaleza militar, depósito de municiones y fábrica de armas. Durante la Decena Trágica, sirvió de bastión a los opositores al régimen de Madero, y el general Victoriano Huerta le creó fama de inexpugnable para justificar que sus cañones no lo tocaran. Desde 1946 es la sede de la Biblioteca de México y ahora es relanzada como “La Ciudad de los Libros”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Homero Zamorano, el conductor acusado de la muerte de al menos 53 migrantes en Texas

El chofer del tráiler en el que murieron decenas de migrantes cerca de San Antonio, Texas, ha sido acusado y enfrenta una posible cadena perpetua o hasta la pena de muerte.
1 de julio, 2022
Comparte

Cuatro días después del hallazgo de decenas de migrantes muertos en un tráiler en Texas, Homero Zamorano está frente a un proceso judicial que podría llevarlo a pasar el resto de su vida en la cárcel o incluso enfrentar la pena de muerte.

El estadounidense de 45 años era el conductor que manejaba el vehículo en el que murieron al menos 53 personas. Es el más grande caso de migrantes fallecidos en EE.UU. del que haya registro.

Zamorano ya recibió cargos federales por “tráfico de extranjeros con resultado mortal”, informó el Departamento de Justicia de EE.UU.

“Si es declarado culpable, Zamorano enfrenta cadena perpetua o posiblemente la pena de muerte”, señala.

Junto a él, otro estadounidense, Christian Martínez, enfrenta los mismos cargos. Dos mexicanos, Juan Claudio D’Luna Méndez y Juan Francisco D’Luna Bilbao, están siendo procesados bajo distintos cargos por su posible participación en el fatal incidente.

Conforme ha avanzado la investigación, han surgido más detalles de quién es Zamorano y por qué se le responsabiliza de la tragedia que ha puesto de luto a decenas de familias en México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

¿Qué se sabe de Zamorano?

Zamorano, de 45 años, es originario de Brownsville, una ciudad de Texas fronteriza con México.

Familiares han señalado que desde muy joven hizo su vida apartado de ellos y que sabían que se metía en problemas frecuentemente. Supuestamente trabajaba como empleado de mantenimiento en Houston.

Una ilustración de Zamorano en el tribunal

Reuters
Zamorano tuvo su primera comparecencia ante una jueza el jueves.

“Se perdía durante años y aparecía de vez en cuando. Básicamente se crió a sí mismo”, dijo uno de sus cuñados al diario The Texas Tribune.

“Él siempre ha tenido un problema con las drogas”, señaló la hermana de Zamorano, Tomasita Medina, al diario Los Angeles Times. “Él siempre estaba dentro y fuera de nuestras vidas por eso”.

Según el congresista Henry Cuellar, que ha accedido a detalles de la investigación, un examen toxicológico después del incidente mostró que Zamorano había consumido metanfetamina, una potente droga sintética.

¿Qué se sabe de su participación?

El pasado 27 de junio, Zamorano condujo el tráiler en el que aparecieron los migrantes en la ruta que va de Laredo, en la frontera, a San Antonio, un trayecto de unos 250 km.

Fue captado por las cámaras en un punto de inspección del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) a unos 50 km de distancia desde Laredo.

El conductor al pasar por Encinal

INAMI
Al pasar por el filtro de revisión del CBP en Encinal, el conductor fue captado por las cámaras de seguridad.

Sin embargo, el vehículo no fue revisado debidamente. El gobernador de Texas, Greg Abbott, aseguró que ocurrió así “porque la Patrulla Fronteriza no tiene los recursos para poder inspeccionar todos los camiones”.

Horas después, cuando ocurrió el hallazgo de los migrantes, Zamorano “fue encontrado escondido en la maleza después de intentar fugarse”, según la investigación del Departamento de Justicia.

En un principio, los servicios de emergencia le prestaron ayuda, pero luego fue detenido por la policía de San Antonio.

La investigación ha revelado que, aparentemente, Zamorano no sabía que el aire acondicionado del tráiler no funcionaba. Los migrantes estaban en el vehículo con mínima ventilación en un día que rozó los 40 °C a la sombra.

Los cuerpos de emergencia que hallaron a los migrantes muertos dijeron que estaban “calientes al tacto”.

Mapa del presunto trayecto del camión

BBC

Según los documentos de la acusación, Christian Martínez envió mensajes de celular a Zamorano para indicarle la ubicación de una casa de seguridad de traficantes donde recogió a los migrantes en Laredo.

En camino a San Antonio, el conductor ya no respondió a los mensajes.

Fue a través de una revisión del teléfono de Zamorano que las autoridades dieron con los otros presuntos cómplices.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DSeuPF0Fn_g&feature=emb_title

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.