España pide a México mediar por nacionalización argentina de YPF
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

España pide a México mediar por nacionalización argentina de YPF

13 de abril, 2012
Comparte

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, dijo hoy que pidió apoyo a México, como presidente del G-20, en la crisis con Argentina por la posible expropiación de YPF, filial de la española Repsol, en un contexto en el que México, a través de Pemex, anunció recientemente una alianza con Repsol, tras la compra de acciones de la petrolera privada española.

 

Clientes llenan los tanques de gasolina de sus vehículos en una estación YPF de Buenos Aires, la capital de Argentina, el jueves 12 de abril del 2012. Foto: AP.

El gobierno de Argentina comenzó el proceso de nacionalización de YPF enviando al Legislativo un proyecto que declara “de utilidad pública y sujeto a expropiación” al 50.01% de las acciones de la empresa Yacimientos Petrolíferos Federales, una empresas que perteneciera al Estado argentino y que actualmente está en manos de la española Repsol y en menor medida al Grupo Petersen, de la familia Eskenazy.

Las acciones sujetas a expropiación son 100 millones del Grupo Petersen -todas las que tienen los Eskenazy- y 96.5 millones de los títulos que tiene Repsol. En total, YPF tiene actualmente 393 millones de acciones clase D, que hoy pertenecen en un 57.43% a Repsol y en un 25.46% al Grupo Petersen, mientras que un 17.09% está en la bolsa y un 0.02% ya está en poder del estado argentino.

El proyecto de ley establece que si es necesario expropiar más acciones para que el Estado argentino llegue al 50,01%, esos títulos se expropiarán de modo tal que se respeten las proporciones en poder de los otros accionistas. En cuanto al precio que se pagará por las acciones a expropiar, el texto postula que “la valuación será efectuada por el Tribunal de Tasaciones de la Nación con la colaboración de la Secretaría de Energía”.

También señala que “el Poder ejecutivo procurará acordar con los titulares de las acciones sujetas a expropiación el valor y la forma” de pago y que, eventualmente, esos acuerdos deberán ser refrendados por el Congreso de la Nación. Además establece que si no se alcanza acuerdo por la totalidad de las acciones a expropiar, “la Procuración (general de la Nación) promoverá el juicio de expropiación respectivo”.

El texto, que tiene en total 62 artículos, indica que la expropiación estará regida por la Ley 21.499, que el Poder Ejecutivo “actuará como expropiante, quedando facultado para transferir la titularidad de las acciones una vez expropiadas a cualquier organismo o empresa pública del estado nacional” y que ni esa transmisión de acciones ni ninguna otra que realice el Estado “estarán sujetas al artículo 7 del estatuto social de YPF”.

Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, principal agente de los intereses de la multinacional petrolera en el gobierno metropolitano español, amenazó este jueves con que cualquier “gesto de hostilidad” contra empresas de su país será interpretado como un gesto “hacia España” y “trae consigo consecuencias”, en clara referencia al gobierno argentino.

Las implicaciones para Repsol

La nacionalización de YPF sería un duro golpe para la compañía española, ya que representa el 25% del ingreso neto de Repsol. Para calcular el daño exacto que tendría Repsol ante la nacionalización habría que saber si la nacionalización afectará a todas sus acciones o sólo a una parte y, de igual forma, si se haría por expropiación o por compra. No obstante, las especulaciones sobre la posible nacionalización ya han afectado a la compañía reduciendo su valor en bolsa estos días.

Aunque hasta el momento la compañía no tiene comunicación oficial sobre la posible nacionalización (por lo que no puede tomar medidas legales), algunas provincias en las que Repsol realiza exploraciones, han cancelado las licencias a YPF alegando que los trabajos no se hacían de la manera apropiada, por lo que la compañía española ha recurrido ante tribunales.

En Argentina es posible la nacionalización de las empresas privadas a través de leyes donde por medio del argumento de un “valor de interés nacional” podrían concretar una compra o expropiación, es decir, el gobierno podría comprar la empresa privada para hacerla pública.

Antecedentes recientes

En argentina hay un precedente a esta situación con las Aerolíneas Argentinas, empresa que fue vendida por el gobierno argentino a la estatal española Iberia, que adquirió el 85% de la compañía de cara a su futura privatización. En 2001, se dio el traspaso de la aerolínea al Grupo Marsans, el consorcio español formado por las aerolíneas privadas Spanair y Air Comet, que adquirió el 92.1% de las acciones. Finalmente, en 2009, la empresa fue comprada y regresó a manos del Estado argentino.

En un antecedente latinoamericano de nacionalización de una empresa petrolera Hugo Chávez nacionalizó en mayo de 2009 hasta 74 empresas de servicios petroleros.

Por otra parte, el fallecido líder libio, Muamar Gadafi, quiso nacionalizar en 2009 petroleras de varios países occidentales, entre ellos la española Repsol. También el presidente boliviano, Evo Morales, lanzó el pasado mes de febrero la amenaza de nacionalizar las operaciones de aquellas empresas petroleras foráneas que no cumplan sus compromisos de inversión.

Argentina sería “apestado internacional” si expropia YPF: España

El gobierno español advirtió el viernes a Argentina que la expropiación de YPF, propiedad de la petrolera española Repsol, le convertiría en un “apestado internacional”, cuya consecuencia más inmediata se dejaría sentir no sólo en sus relaciones con el país ibérico sino con toda la Unión Europea. Madrid, con el apoyo de sus socios europeos en Bruselas, elevó el tono de la protesta diplomática por los últimos acontecimientos en torno a la compañía. El gobierno señaló que está recabando el apoyo de sus aliados y dejó entrever que la nacionalización de YPF implicaría una ruptura de relaciones, no sólo económicas.

Tras entrevistarse durante una hora con el embajador argentino en España, el canciller José Manuel García-Margallo confió en encontrar una solución dialogada al contencioso pero dijo que cualquier “agresión” a Repsol será considerada “una agresión al gobierno español”. En ese sentido, el secretario de Estado para la Unión Europea de la cancillería, Iñigo Méndez de Vigo, precisó que la nacionalización de YPF afectaría las negociaciones comerciales en curso entre los 27 socios de la Unión Europea y los países del Mercosur, que integran Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay.

“Romper las reglas del juego tiene un coste y Argentina se va a convertir en un apestado internacional”, dijo Méndez de Vigo a la emisora Onda Cero. Poco después, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría señaló que no tiene constancia de que Argentina haya iniciado un proceso de expropiación de YPF pero aseguró que, de producirse, el gobierno responderá. “Las medidas no se anuncian, se adoptan”, afirmó Sáenz de Santamaría preguntada en rueda de prensa sobre si España se plantearía suspender las importaciones y otras inversiones en el país sudamericano. “La obligación de este gobierno es defender con todos los instrumentos que tiene a su alcance los intereses generales de España”, agregó.

En Bruselas la Unión Europea pidió a Argentina que respete los compromisos adquiridos y dijo que había hecho llegar una “nota diplomática” a un miembro del gobierno de Cristina Fernández. “Estamos al lado de España en esta situación”, dijo el portavoz de la Comisión Europea, Olivier Bailly. “Esperamos que el gobierno argentino respete los compromisos internacionales y la protección de las inversiones extranjeras en su territorio”. España es el primer inversor extranjero en Argentina por delante de Estados Unidos. La inversión directa de España en el país sudamericano alcanzó los 23.242 millones de dólares en 2010, un 26,3% del total con respecto al 16,8% de Estados Unidos, según datos del Banco Central de la República Argentina.

Mientras tanto, Repsol remitió el viernes un comunicado el regulador bursátil en España en el que asegura no haber recibido “notificación alguna por parte de las autoridades argentinas en relación con su participación accionarial en su filial YPF, S.A.”. Las acciones de la petrolera se desplomaban 2,6% a media sesión en una jornada de pérdidas generalizadas en la Bolsa de Madrid. El comunicado de la compañía y la dura reacción del gobierno español llegó horas después de intensos rumores a uno y otro lado del Atlántico sobre la posibilidad de que Argentina tome la decisión de expropiar YPF a Repsol, adquiriendo más de la mitad de su paquete accionario. Pero la presidenta Fernández evitó hablar de la petrolera en un mensaje a la nación en la tarde del jueves.

YPF está participada en un 57,43% por la española Repsol y en un 25,46% por el grupo argentino Petersen, que es el responsable de su gestión. El Estado argentino tiene una participación minoritaria. La filial argentina representa el 42% de las reservas totales de Repsol, cifradas en 2.100 millones de barriles de crudo, y un 25% de sus beneficios de explotación. Seis provincias argentinas han retirado recientemente concesiones de distintas áreas hidrocarburíferas a YPF, alegando el incumplimiento en los planes de inversión. Ello supone el 19% de la producción nacional de crudo de la empresa, según estimaciones del sector energético. En respuesta, YPF, que niega las acusaciones de falta de inversión, ha interpuesto demandas ante la justicia. Pero muchos analistas consideran que detrás de la presión oficial para que la compañía aumente sus inversiones en la exploración y explotación de petróleo y gas hay una voluntad de nacionalizar la petrolera, que fue privatizada en la década de 1990.

La historia de Repsol en breve

YPF es una filial argentina de Repsol y actualmente posee el 58,23% de sus acciones, adquiridas en 1999 por 13 mil 437 millones de euros al comprar casi la totalidad de las acciones de la petrolera estatal argentina. Aquella sociedad se llamó entonces Repsol- YPF, S.A. Con esta adquisición, Repsol se convirtió en la octava productora de crudo del mundo y la decimoquinta compañía energética, con operaciones en 30 países.

Como la mayoría de las empresas públicas argentinas, fue reestructurada durante el gobierno de Carlos Saúl Menem y entre 1989 y 1992 fueron privatizadas juncto con la llegada de las principales reformas. El primer paso fue el cambio de tipo societario de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (que era una Sociedad del Estado) para convertirse en una Sociedad Anónima (YPF S.A.). En el año 1993, el Estado mantenía el 20% de las acciones y la acción de oro, mientras las provincias argentinas tenían  el 12%. El sector privado era propietario del 46% de las acciones. El sector privado en YPF lo componían bancos y fondos de inversión de diversos países. En 1998, el sector privado poseía casi el 75% de las acciones, aunque el Estado mantenía la acción de oro. Finalmente, se culminó la privatización al venderse el último 24% de acciones estatales y provinciales a la española Repsol en 1999 por un valor de 9 mil millones de dólares. Pero el mismo año la española compró otro 73% de acciones que pertenecían al sector privado.

Posteriormente, en diciembre de 2007, el Grupo Petersen, conglomerado argentino de empresas propiedad de Enrique Eskenazi, compró el 14,9% de YPF S.A.. El 4 de mayo del 2011 aumentó su participación accionaria en la compañía en un 10%. De esta manera, el Grupo Petersen pasa a poseer el 25,46% de YPF, la compañía Repsol tiene el 58,23%, mientras que el 16,34% restante se encuentra en manos de inversores del mercado.

Repsol-YPF anunció el año pasado el descubrimiento de un yacimiento de petróleo y gas no convencional en un área llamada Vaca Muerta -en las provincias de Neuquen y Mendoza- un hallazgo que puede triplicar las reservas del país y hacerlo autosuficiente. Ahora Repsol-YPF cuenta con la licencia de exploración de la zona, pero podría perderla con la nacionalización. Extraer estos recursos no convencionales es demasiado costoso y según Repsol sería necesaria la inversión en el proyecto de otras compañías.

Con información de CubaDebate, El Universal, RTVE y Associated Press.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo queda la línea de sucesión tras la muerte de la reina Isabel II

La reina, sus hijos, nietos y bisnietos: cuatro generaciones en la monarquía de Reino Unido.
9 de septiembre, 2022
Comparte

Isabel II pasará a la historia como la monarca británica con el reinado más largo.

Tuvo cuatro hijos, ocho nietos y doce bisnietos.

Murió este 8 de septiembre después de 70 años en el trono, que pasa a su hijo mayor, Carlos III.

A continuación, la línea de sucesión de la familia real británica.

Gráfico familia real Reino Unido

BBC
Short presentational grey line

La línea de sucesión:

Carlos III

Nacido en 1948

Carlos III

Getty Images

Carlos, el hijo mayor de Isabel II, se ha convertido en rey.

El hasta ahora príncipe de Gales se casó con Lady Diana Spencer, quien se convirtió en princesa de Gales el 29 de julio de 1981.

La pareja tuvo dos hijos: William y Harry. Después se separaron y su matrimonio se disolvió en 1996. El 31 de agosto de 1997 la princesa murió en un accidente de automóvil en París.

El príncipe Carlos se casó con Camilla Parker Bowles el 9 de abril de 2005.

1. El príncipe William, duque de Cambridge

Nacido en 1982

Príncipe Guillermo

Getty Images

El príncipe William, hijo mayor del príncipe de Gales y Diana, ocupa ahora el primer lugar en la línea de sucesión al trono.

El duque tenía 15 años cuando murió su madre. Estudió en la Universidad de Saint Andrews, donde conoció a la que después sería su esposa, Kate Middleton. Se casaron en 2011.

En su 21 cumpleaños fue nombrado Consejero de Estado, reemplazando a la reina en eventos oficiales.

Él y su esposa tuvieron su primer hijo, George, en julio de 2013; la segunda, Carlota, en 2015; y el tercero, Louis, en 2018.

El príncipe se formó en el Ejército, la Marina Real y la Real Fuerza Aérea, y pasó tres años como piloto de búsqueda y rescate en el norte de Gales. También fue copiloto dos años en la organización caritativa East Anglian Air Ambulance, labor que compaginó con sus deberes reales. Lo dejó en julio de 2017 para asumir más funciones de la monarquía en nombre de la reina y el duque de Edimburgo.

Como heredero al trono, su principal deber es apoyar al monarca en sus compromisos reales.

2. El príncipe George de Cornualles y Cambridge

Nacido en 2013

El príncipe Jorge de Cambridge

Getty Images

El príncipe George de Cambridge nació el 22 de julio de 2013 en el hospital de St Mary’s de Londres. El príncipe William estuvo presente en el nacimiento de su hijo, que pesó 8 libras y 6 onzas (3,8 kg).

El príncipe George es el segundo en la línea de sucesión al trono después de su padre.

3. La princesa Carlota de Cornwall y Cambridge

Nacida en 2015

La princesa Carlota de Cornwall y Cambridge

Getty Images

La duquesa de Cambridge dio a luz a una niña el 2 de mayo de 2015, también en el Hospital St Mary’s. El duque de Cambridge estuvo presente en el nacimiento de la bebé de 8 libras y 6 onzas (3,7 kg) a la que llamaron Carlota Isabel Diana.

Es la tercera en la línea de sucesión al trono después de su padre y su hermano mayor, y es conocida como Su Alteza Real la Princesa Carlota de Cambridge.

4. El príncipe Louis de Cornwall y Cambridge

Nacido en 2018

El príncipe Luis de Cornwall y Cambridge

Getty Images

La duquesa de Cambridge dio a luz a su tercer hijo, un niño que pesó 8 libras y 7 onzas (3,8 kg), el 23 de abril de 2018, en el Hospital St Mary’s.

El duque de Cambridge estuvo presente en el nacimiento de Luis Arturo Carlos, que es el cuarto en la línea de sucesión al trono.

5. El príncipe Harry, duque de Sussex

Nacido en 1984

El príncipe Harry, duque de Sussex

Getty Images

El príncipe Harry se formó en la Real Academia Militar de Sandhurst y más tarde ascendió a teniente del ejército, sirviendo como piloto de helicóptero.

Durante sus 10 años en las fuerzas armadas, prestó servicio activo dos veces en Afganistán, en 2012 y 2013, como copiloto y artillero de un helicóptero Apache.

Dejó el ejército en 2015 y ahora se dedica a labores caritativas, como la conservación en África y la organización de los juegos deportivos Invictus para veteranos de las fuerzas armadas enfermos y heridos.

Ha sido consejero de Estado desde que cumplió 21 años y sustituyó a la Reina en tareas oficiales.

Se casó con la actriz estadounidense Meghan Markle el 19 de mayo del 2018 en el Castillo de Windsor. En enero de 2020 comunicaron su renuncia como representantes de la realeza y su plan de vivir entre el Reino Unido y América del Norte. Aseguraron tener intención de “trabajar para ser financieramente independientes”.

Poco más de un año después, el Palacio de Buckingham confirmó que la pareja no regresaría a sus deberes monárquicos y renunciaría a sus títulos militares, honorarios y patrocinios reales.

6. Archie Harrison Mountbatten-Windsor

Nacido en 2019

Archie Harrison Mountbatten-Windsor

Getty Images

El primer hijo de los duques de Sussex, Archie Harrison Mountbatten-Windsor, nació el 6 de mayo de 2019. Al llamarlo así, la pareja optó por no usar un título para su primogénito.

Cuando se anunció el nombre, el corresponsal de la Casa de Windsor de la BBC, Jonny Dymond, indicó que la decisión era un fuerte indicio de que la pareja no quería referirse a él como un miembro formal de la realeza.

7. Lilibet Diana Mountbatten-Windsor

Nacida en 2021

La duquesa de Sussex dio a luz por segunda vez en Santa Bárbara, California, el 4 de junio de 2021.

Lilibet Diana Mountbatten-Windsor es conocida como Lili, el apodo de la familia para la reina Isabel II, y es su undécima bisnieta.

Recibió el segundo nombre, Diana, en honor a la madre del príncipe Harry, fallecida en 1997 cuando él tenía 12 años.

8. El duque de York

Nacido en 1960

El duque de York

Getty Images

El príncipe Andrés, octavo en la línea de sucesión al trono, es el tercer hijo de la reina y el duque de Edimburgo, y el primero en nacer de un monarca en el trono en 103 años.

Fue nombrado duque de York tras su matrimonio con Sarah Ferguson, que se convirtió en duquesa de York en 1986. Tuvieron dos hijas: Beatriz, en 1988, y Eugenia, en 1990. En marzo de 1992 se anunció que el duque y la duquesa se separaban. Se divorciaron en 1996.

El duque sirvió durante 22 años en la Marina Real y prestó servicio activo en la Guerra de las Malvinas en 1982. Además de los compromisos reales, ejerció como representante comercial especial del gobierno hasta 2011.

El príncipe Andrés se desvinculó de los deberes reales en 2019 después de una entrevista con la BBC sobre su relación con el financiero estadounidense Jeffrey Epstein, quien se suicidó a la espera de un juicio por cargos de tráfico sexual y conspiración.

En febrero acordó pagar una suma no revelada para resolver un caso civil de agresión sexual en su contra presentado por una de las víctimas de Epstein en EE.UU., aunque no admitió responsabilidades y negó repetidamente las acusaciones.

9. La princesa Beatriz

Nacida en 1988

La princesa Beatriz

Getty Images

La princesa Beatriz es la hija mayor del príncipe Andrés y Sarah, duquesa de York. Su título completo es Su Alteza Real la Princesa Beatriz de York. No tiene apellido oficial, pero usa el nombre de York.

Se casó en julio de 2020 con el magnate inmobiliario Edoardo Mapelli Mozzi en la Capilla Real de Todos los Santos de la mansión Royal Lodge de Windsor.

10. Sienna Elizabeth Mapelli Mozzi

Nacida en 2021

La princesa Beatriz tuvo una niña, Sienna Elizabeth, en septiembre de 2021, que pasa a ser la número 10 en la línea de sucesión al trono y es la duodécima bisnieta de la reina Isabel II. La princesa Beatrice también es madrastra del hijo de Mapelli Mozzi y su exesposa Dara Huanh: Christopher Woolf, conocido como Wolfie.

11. La princesa Eugenia

Nacida en 1990

La princesa Eugenia

Getty Images

La princesa Eugenia es la hija menor del príncipe Andrés y Sarah, duquesa de York. Su título completo es Su Alteza Real la Princesa Eugenia de York y ocupa el puesto 11 en la línea de sucesión al trono.

Al igual que su hermana, la princesa Beatriz, carece de apellido oficial pero usa York. Se casó tras años de noviazgo con Jack Brooksbank en el Castillo de Windsor el 12 de octubre de 2018.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=56aMhD0Mi28&t=1s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.