Historia de pandilla: De skinhead a prisión
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Historia de pandilla:
De skinhead a prisión

Llegó a prisión siendo un adolescente. Mientras su padre moría de diabetes, su hermano cumplía su propia condena y su madre, su madre se sobreponía a la adversidad
Por Rosario Carmona y Ricardo Uriel Hernández
25 de abril, 2012
Comparte

Skinheads en la Ciudad de México.//FOTO: Cuartoscuro

Llegó a prisión siendo un adolescente. Mientras su padre moría de diabetes, su hermano cumplía su propia condena y su madre, su madre se sobreponía a la adversidad.

Después de 3 años de encierro y a un año y 6 meses de salir, él recorre esa parte que más le duele, su familia.

“Mi hermano está en el reclusorio, mi papá acaba de fallecer, hace un año, de diabetes. Eso fue fuerte porque estás solo aquí y no tienes ningún apoyo y además no me pude despedir de él”.

¿Por qué delito estás?

“Homicidio calificado y tentativa de homicidio”, responde.

Y así, con esa voz que aún resulta incluso un poco infantil y la mirada extraviada, decide que es momento de descubrir sus razones.

“Fue una riña, yo estaba en un salón y uno fue lesionado por, como 20 puñaladas y otro por seis, y ya, me detuvieron después”.

Admite, a la distancia, que todo fue resultado de su carácter.

Uno hace cosas sin pensar, dice, aunque “aquí adentro (en la prisión) me he dado cuenta que soy muy impulsivo, la verdad, yo no tengo como control a veces, de mis cosas, no las pienso sino las hago primero, pero aquí he podido controlar un poco más mis impulsos, por lo mismo que aquí o te controlas o no sabes qué pasa, no es como afuera aquí hay mucha población”.

Y es que dentro, reconoce, más vale pensar antes de actuar, de lo contrario nadie sabe lo que puede ocurrir.

La vida va de por medio, como lo ha sido tantas veces. Aunque ahora el tiempo parece detenerse para que revise sus motivos y sus sinrazones, esas que lo llevaron a crecer siendo pandillero.

No conoce el mar, algún día espera ir.

Por lo pronto, se conforma con escapar de su realidad imaginando.

Y en esa vuelta al pasado, recuerda cuando empezó a trabajar a los 12 años, cuando su papá se enfermó, se quedó sin trabajo y entonces les tocó a él y su hermano ver por la familia.

“Es complicado porque tenía que estar con mi papá, tuve que dejar la escuela y entonces terminé de cabeza rapada”.

Un buen tiempo estuve con ellos, cuenta.

“Era un juego pendejo ¿no? de amistades, de que tú me tiras un paro y yo te tiro un paro, como un tipo de hermandad, que nunca existió. Todo el tiempo estás echando carrera, por eso nos gasearon y me detuvieron. La riña fue por eso, entre pandillas. Ese güey fue pagador, ni modo, a lo mejor pude haber sido yo, porque estuvo muy fuerte, la vi muy cerca, muchas veces la he visto muy cerca”, dice.

De hecho, antes de los 15 años ya había visto a la muerte de cerca.

“Una vez me dispararon a matar. Me tiraron así, a 5 metros, no sé cómo la chispé, corrí y estaba un coche y me escondí ahí. No me dieron. No sé cómo la chispé”.

Esa ocasión, narra, necesitaba dinero. “Por mamadas de drogas y necesitábamos dinero y cuando necesitas dinero tienes que hacer cosas, quería trabajar, pero como estás chico no te aceptan en ningún lado y no te queda de otra”.

Dice que no robaba personas, que se metió a robar motos, a vender droga y entre eso y los gastos para llevar a su papá al médico y la comida para su familia, se le pasaban los días.

Ahora, a la distancia, en el encierro, piensa en su mamá.

“No tengo nada qué pedirle, no puedo exigirle ni reclamarle nada. No tengo cara para decirle nada.  Me conformo con que me venga a ver y ahora sé que lo único que puedo hacer es portarme bien y no darle más problemas”.

Aunque no vio a su papá en sus últimos momentos, alcanzó a despedirse y le prometió que iba a estar orgulloso de él.

“Una semana antes de que se muriera. Vino el jueves y me dijo: cuidas a tu mamá y a tu hermano. Yo lo vi raro, pero nomás me dijo que le echara ganas que no importaban los comentarios de los demás, yo creo que ahora mi papá está orgulloso de mí”.

Su hermano está en el reclusorio para adultos por vender drogas, su sentencia es de 7 años.

Yo me sentí totalmente solo cuando mi papá se murió.

Eso, sin embargo, fue lo que contribuyó a cambiar su vida. “Yo era un desmadre, incluso aquí adentro. Me peleaba y me amarraban, me castigaban, pero ahora, es diferente, ya me alejé de muchos problemas”.

Pensar en salir le da miedo.

“Yo creo que cuando salga, me voy a llevar a mi mamá y nos vamos a ir de aquí”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

A qué se debe la crisis de pilotos que afecta al mundo y por qué EU es el principal perjudicado

Con la llegada del verano, la oferta de las aerolíneas ha caído por debajo de la demanda y muchas compañías han tenido que cancelar vuelos, miles de viajeros se han quedado varados en aeropuertos y algunos no han podido recibir sus equipajes por semanas.
28 de julio, 2022
Comparte

Parecía que lo peor había terminado.

Tras dos años interminables de pandemia, los vuelos por todo el mundo se dispararon otra vez este verano, millones de personas hicieron sus maletas y se fueron a los aeropuertos de todos lados en busca de nuevos destinos, reencuentros y aventuras.

Las aerolíneas, una de las principales afectadas por las cuarentenas del COVID-19 con miles de vuelos cancelados, aviones sin pasajeros y despidos masivos, volvían a recuperarse y algunas reportaban incluso sus primeras ganancias desde 2019.

Sin embargo, una nueva crisis estaba a la vista.

Con la llegada del verano, la oferta de las aerolíneas ha caído por debajo de la demanda y muchas compañías han tenido que cancelar vuelos, miles de viajeros se han quedado varados en los aeropuertos por días y algunos incluso no han podido recibir sus equipajes por semanas.

Lo han llamado “el Armagedón de los viajes“.

Y es que la industria enfrenta una notable crisis de personal, lo que ha llevado a algunos aeropuertos del mundo, como el de Heathrow, en Londres, a pedir a las compañías que disminuyan sus vuelos porque no dan abasto ante la cantidad de pasajeros.

En medio de la carencia de personas para cargar equipaje, aviones con pocos ayudantes de vuelo e, incluso, acumulaciones récord de maletas en los aeropuertos, gran parte de las aerolíneas se ha quedado también sin pilotos, lo que ha obligado a dejar centenares de vuelos en el suelo.

Mayor amenaza

Para muchos analistas y ejecutivos de la industria, este es el desafíos más grave que enfrentan.

La escasez de pilotos es la mayor amenaza para la industria que he presenciado desde el 11 de septiembre“, dijo recientemente al Congreso de EU el director ejecutivo de Mesa Air Group, Jonathan Ornstein.

Si bien la carencia de comandantes de vuelo ha afectado la industria por todo el mundo, en EU se lo han sentido particularmente.

Las principales aerolíneas allí han anunciado planes para contratar entre 12 mil y 13 mil este año y en 2023, y aproximadamente 8 mil en 2024.

Algunas, incluso, han tenido que bajar o modificar sus requisitos o buscar pilotos en otras naciones: Frontier Airlines está contratando en Australia, Delta Air Lines eliminó algunos de sus requisitos para contratar a comandantes de vuelo y otras, como American, han comenzado a usar autobuses para trayectos que antes se hacían en aviones.

Pero, ¿qué hay detrás de esta situación?

Una larga crisis

Según explica a BBC Mundo Stuart Fox, director de Operaciones Técnicas y Vuelo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), la carencia de pilotos es un problema que se manifestaba desde antes de la pandemia.

“A largo plazo, siempre se pronosticó un déficit de pilotos, dado que habrá una mayor demanda de pasajeros que requerirá más pilotos y también es probable que haya un aumento de la jubilación de pilotos en el futuro”, dice.

Ya desde 2016, Boeing había pronosticado que la industria de la aviación a nivel mundial requeriría 679 mil nuevos pilotos hasta 2035, mientras Airbus consideró que en el mismo lapso serían necesarios cerca de medio millón de ellos.

piloto

Getty Images

Pero según explica Fox, la pandemia agravó e hizo más inmediata una situación que ya se veía venir.

“Ciertamente, la causa de la crisis actual es la pandemia y, debido al aumento de la demanda, se ha están necesitando más pilotos”, explica el experto de la IATA, quien ve la actual crisis como un problema “a corto plazo”.

“Dada la incertidumbre sobre la pandemia, las aerolíneas tuvieron que implementar programas como promover el retiro temprano de pilotos o recortes de personal. Eso provocó la demanda a corto plazo que vemos en este momento, que ha sido causada básicamente por la crisis del COVID”, opina.

Y aunque mucho se habló de esta situación en EU, países de todo el mundo vivieron una situación similar.

Para que se tenga una idea, según datos de Federación Australiana de Pilotos Aéreos, alrededor del 23% de sus miembros fueron despedidos durante la pandemia.

Una carrera cara

Desde hace años, grandes aerolíneas de todo el mundo, principalmente en el Medio Oriente y Asia, han desarrollado una feroz competencia en la que ofrecen grandes incentivos a pilotos para que trabajen para ellos.

Las grandes compañías también han comenzado a contratar personal de las más pequeñas, lo que ha hecho que muchas aerolíneas regionales se encuentren entre las más afectadas, tanto en EU como en el resto del mundo.

Más allá de la pandemia, la preparación requerida para volar un avión en la mayoría de los países es no solo altamente exigente, sino sumamente costosa (un entrenamiento de menos de un año para una licencia básica puede costar más de 90 mil dólares), lo que impide que se convierta en una profesión accesible para mayorías.

pilotos

Getty Images

En algunos países, como EU, se han agotado también algunas fuentes anteriores de reclutamiento, como solían ser las Fuerzas Armadas: el uso de drones ha llevado a que el número de militares que reciben entrenamientos de vuelo como piloto haya disminuido en los últimos años, según datos oficiales.

Ante esta situación, el paso del tiempo también ha cobrado su cuota: muchos pilotos se han jubilado y, solo en EU, más del 13% de los pilotos llegará a la edad de jubilación dentro de cinco años, según datos la Asociación Regional de Aerolíneas.

Medidas desesperadas

A lo largo del mundo, las compañías están buscando medidas para tratar de solucionar esta situación.

“Las aerolíneas han estado abordando esta necesidad de muchas maneras, incluida la creación de nuevos programas piloto de capacitación, la mejora de los esfuerzos de reclutamiento, el aprovechamiento de las comunidades para aumentar la diversidad (género y raza) y la implementación de programas para abordar los obstáculos financieros”, dice a BBC Mundo Hannah Walden, de Airlines for America, que representa a las mayores aerolíneas estadounidenses.

Solo en ese país, que tiene una de las leyes más restrictivas y severas, varios legisladores incluso han propuesto cambiar leyes federales que limitan la edad de jubilación o las horas de vuelo requeridas, lo que ha sido visto como ejemplo de una situación global incluso más complicada.

En algunos países, como India, algunas aerolíneas han comenzado incluso a contratar a pilotos jubilados por la carencia de personal que viven.

piloto

Getty Images

Diversos sindicatos también han denunciado que esta situación ha llevado a muchos pilotos a trabajar horas extras y a soportar mayores condiciones de estrés.

“Es una lucha todos los días allá afuera. Nuestras tasas de fatiga reflejan eso“, aseguró a medios estadounidenses Casey Murray, presidente de la Southwest Airlines Pilots Association.

En los primeros cinco meses del año, el sindicato asegura que recibió el triple de reportes de fatigas y cansancio en los pilotos que un año antes.

Una vocera de la Alianza de Pilotos de Aerolíneas (ALPA), el mayor sindicato de este tipo en EU, aseguró a BBC Mundo que este tipo de situaciones, unido a la solicitud de medidas para rebajar las horas de vuelo para unirse a ciertas aerolíneas o aumentar la edad de jubilación, podría afectar la seguridad aérea.

“Si bien estamos de acuerdo en que podemos hacer más para ayudar a que la profesión de piloto esté disponible para todos, ALPA se opone a cualquier intento de disminuir la seguridad como elevar la edad de jubilación de los pilotos y a cualquier intento de utilizar una narrativa falsa para cortar el servicio o reducir la seguridad”, dijo.

Fox asegura que es todavía pronto para tener una idea de cuándo se solucionará este problema o si sus repercusiones serán mayores en años venideros.

Pero ejecutivos de algunas grandes aerolíneas estiman que la situación se podría extender por más de un quinquenio.

“La escasez de pilotos para la industria es real, y la mayoría de las aerolíneas simplemente no podrán cumplir sus planes de capacidad porque simplemente no hay suficientes pilotos, al menos no durante los próximos cinco años o más”, pronosticó Scott Kirby, director ejecutivo de United Airlines.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-Vto6Gt3SeI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.