Presidenciables ofrecen propuestas poco contundentes contra la corrupción
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Presidenciables ofrecen propuestas poco contundentes contra la corrupción

150 académicos de universidades públicas y privadas, incluyendo algunos de otras partes del mundo, califican las propuestas de los cuatro candidatos a la Presidencia de México en distinto temas de interés nacional.
13 de abril, 2012
Comparte

Los presidenciables han presentado en diversos foros y actos de campaña, propuestas que conforman su plataforma política. Éstas son evaluadas por expertos en la materia, en lo que se considera un ejercicio democrático presentado por Arena Electoral.

El único inconveniente es que, como ocurrió en el rubro de empleo, en combate a la corrupción, los cuatro candidatos a la presidencia de México, están reprobados.

En lo que concierne a este tema precisamente, sobre la manera en que plantean erradicar la corrupción en el país, los presidenciables no son claros. Por su parte, cada vez que tiene oportunidad, Josefina Vázquez Mota destaca su intención de seguir una estrategia de encarcelamiento a políticos corruptos.

La propuesta de Enrique Peña Nieto contempla actualizar y publicar los mecanismos de evaluación de la gestión pública y  proponer la vigencia de una nueva Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

Andrés Manuel López Obrador, por otro parte, es más tajante al proponer el desarrollo de un gobierno bajo el principio de austeridad republicana “como criterio rector del servicio público, reduciendo el costo del gobierno mediante la disminución de los sueldos de los altos funcionarios.

No obstante, ni con la idea antes descrita, ni con la que tiene que ver otorgar plena transparencia al manejo y aplicación de los recursos públicos, el tabasqueño logró rebasar al candidato de la coalición “Compromiso por México”, y lo que es más, ni siquiera le valieron para poder sacar de menos el 6 “aprobatorio”.

La candidata del PAN ni siquiera llegó al 5. Su calificación es 4.7. Pero, ¿cuáles son las razones?

Su propuesta adolece de una visión integral del combate a la corrupción desde una perspectiva integral, incluso, parece que para algunos expertos en la materia, la de la panista es una propuesta que ni siquiera guarda relación directa con el tema en cuestión.

Deja ver una comprensión muy limitada sobre el combate a la corrupción, asociada únicamente a delitos penales de fraude, piratería, etcétera; sin tomar en cuenta su aspecto administrativo y ético.

No deja muy claro cómo es que va a llevar a cabo las líneas de acción propuestas, ni las metas establecidas. Las primeras líneas de acción de su propuesta, hacen aparecer la corrupción como un problema de la delincuencia.

En definitiva, el especialista en Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción, Guillermo Noriega Esparza, señala que la panista “desperdicia” plantear una propuesta con elementos para lograr una óptima rendición de cuentas.

A Enrique Peña Nieto le faltaron un par de décimas para pasar de panzazo. Su calificación es 5.8. Las razones…

Algunas ideas que plantea son vagas. Por ejemplo, revisar el marco jurídico del sistema de compras, adquisiciones y obras públicas, no le fue suficiente para elevar su calificación. Es decir, que algunos aspectos se quedan en acciones poco  concretas y por ende, no quedan claras sobre cómo serán llevadas a cabo.

El director Ejecutivo para la Defensa de los Intereses Difusos y Colectivos del Instituto para la Defensa del Interés Público, A.C (IDIP), Ernesto Gómez Magaña, destaca que la propuesta del mexiquense no incluye perspectiva de derechos humanos, ni participación social. Más bien, depende demasiado en la voluntad política, sin considerar la dimensión ética del problema.

Por otro lado, lo que le valió para casi llegar a la calificación de 6, son sus ideas de otorgarle mayores atribuciones al Instituto Federal de Acceso a la Información e impulsar un sistema nacional de fiscalización, así como establecer un sistema de rendición de cuentas.

Andrés Manuel López Obrador, tampoco hace bien la tarea en torno a una propuesta sólida para combatir la corrupción. Le faltaron dos décimas más que al candidato priista. Su calificación es 5.6.

Sus ideas de erradicar el carácter “electorero” y clientelar de las políticas sociales y de combate a la pobreza, revisar la legislación penal para que se castiguen el tráfico de influencias y el conflicto de intereses en todas las esferas del poder público, son poco claras en cuanto a la manera en que se llevarían a cabo o si las propuestas son factibles políticamente.

El Maestro en Gobierno y Ciencia Política por la Universidad de Edimburgo, Inglaterra, Sergio Rivera Sánchez, resalta que si bien la propuesta presenta algunas acciones que intentan combatir de fondo el problema de la corrupción, “otras más se asocian con medidas de control y reducción del gasto público”.

Opina Ernesto Gómez Magaña que esta propuesta se compone de propuestas atractivas, pero inviables, pues “no considera medidas reales para atender atavismos del servicio público”.

Y por último, la propuesta de Gabriel Quadri de la Torre de asegurar que la única forma de combatir la corrupción eficazmente a largo plazo, es a través del fortalecimiento de los valores cívicos y de crear una ciudadanía respetuosa de la legalidad, no le vale más que para un 4.1 de calificación.

Es evidente que resulta indefinida. Y es que aunque pudiera ser factible una ardua promoción de valores cívicos, “como propuesta de política de combate a la corrupción, es desafortunada pues no considera una multiplicidad de acciones en las diversas dimensiones del problema”, tal cual manifiesta Guillermo Noriega Esparza.

El doctor en Filosofía Política y licenciado en Derecho, Pedro Salazar Ugarte, coincide en cuanto a que es difícil evaluar esta “idea” como una propuesta de política pública. Coincide Sergio Rivera Sánchez, en cuanto a que la  propuesta, es en todos los sentidos, insuficiente.

Como se observa, para los encargados de realizar este ejercicio de evaluación como parte del proyecto que desarrolla Arena Electoral y Lupa Ciudadana: Combate a la Corrupción, las propuestas de los cuatro aspirantes presidenciales, antes expuestas, no son sólidas para combatir la corrupción.

Se trata de alrededor de 150 académicos de universidades públicas y privadas, incluyendo algunos de otras partes del mundo, que califican  las propuestas de los cuatro candidatos a la Presidencia de México en distinto temas de interés nacional.  

Cabe señalar que el tema de combate a la corrupción es el segundo que se evalúa. El primero fue empleo.

 

Los evaluadores…

Para esta segunda evaluación sobre las propuestas de los candidatos, los expertos encargados de hacer los comentarios antes descritos, fueron: Guillermo Noriega Esparza, Internacionalista por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Colaborador en distintos medios de comunicación. Es director de la organización civil Sonora Ciudadana.

Miguel Carbonell, que es investigador de tiempo completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y profesor de la Facultad de Derecho de la misma Universidad. Es especialista en derecho constitucional y derechos fundamentales.

Pedro Salazar Ugarte, es investigador Titular B de Tiempo Completo en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México y cuenta con el Nivel II en el Sistema Nacional de Investigadores.

Sergio Rivera Sánchez, presidente del Consejo Directivo de Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas, A.C

Y finalmente, Ernesto Gómez Magaña, quien se desempeña como Coordinador del Programa de Participación Ciudadana en la ONG Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas, A.C. Destaca su participación en el Corruption Research Group de la Universidad de Surrey, en Inglaterra.

Cómo va la boleta de calificaciones…

 

PROPUESTA

JVM

AMLO

EPN

GQT

Empleo

4.6

5.6

5.6

3.7

Combate a la corrupción

4.7

5.6

5.8

4.1

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Cuándo una persona enferma de COVID-19 deja de ser contagiosa (tenga o no síntomas)?

Existe la creencia de que algunos virus sólo se propagan cuando se están incubando, o de que solo con tos o fiebre puedes contagiar a otros. ¿Qué ocurre con el coronavirus?
17 de noviembre, 2020
Comparte

Quizás todos hemos escuchado alguna vez a una persona enferma, con una gripe o un resfriado, por ejemplo, que dice: “no te preocupes, ya no estoy contagiosa”.

Porque existe la creencia de que algunos virus sólo se propagan cuando se están incubando, es decir, durante el período que pasa desde que te infectas con el virus hasta que aparecen los primeros síntomas.

La creencia, sin embargo, está equivocada.

Muchos virus continúan propagándose tiempo después de que los síntomas de la persona contagiada desaparecen.

Es decir, una tos o una fiebre no son los únicos indicadores de que una persona puede infectar a otros con un virus.

Y ¿qué ocurre con el nuevo coronavirus SARS-Cov-2 que ha demostrado tener características singulares que no se conocían en ningún otro patógeno?

¿Cuánto tiempo dura su contagiosidad?

Y ¿cómo se pueden evitar las infecciones cuando una persona contagiada con el coronavirus no presenta síntomas?

prueba PCR

Getty Images
Las pruebas PCR pueden seguir dando positivas varios días o semanas después del contagio del virus.

Incubación

Desde que el SARS-Cov-2 fue detectado en China en diciembre pasado, varios equipos científicos han estado investigando el período de incubación del nuevo coronavirus.

Uno de estos estudios, llevado a cabo por investigadores de la Escuela de Salud Pública Johns Hokpins y publicado en Annals of Internal Medicine en mayo, encontró que el período de incubación promedio del nuevo coronavirus es de 5,1 días.

Y la mayoría (97,5%) de los contagiados que desarrollan síntomas lo hacen dentro de un período de 11,5 días.

“Desde que una persona se expone al virus a través de la nariz o de la boca pasan de promedio tres días hasta que empieza a desarrollar síntomas, como tos y fiebre”, le explica a BBC Mundo el doctor Vicente Soriano, médico especialista en enfermedades infecciosas y genética clínica y exasesor de la Organización Mundial de la Salud.

“Pero la capacidad de contagiar a otros, de transmitir ese virus a otros se prolonga de 7 a 10 días más“, explica el experto, que también es profesor de la Universidad Internacional de La Rioja, España.

Agrega que a partir de ese momento, cuando los síntomas ya han remitido o desaparecido, también disminuye la posibilidad de contagiar a otros.

coronavirus

Getty Images
Las mascarillas pueden ayudar a reducir el riesgo de que una persona contagiada y asintomática contagie a otras personas.

El experto subraya, sin embargo, que las pruebas PCR, que se usan para detectar el virus, pueden seguir dando positivas varios días o semanas después del contagio del virus.

Pero esto no quiere decir que la persona siga siendo contagiosa.

“La PCR que detecta fragmentos del genoma del virus puede continuar positiva después de una, dos o hasta tres semanas después de que la persona se curó de covid”, señala Vicente Soriano.

“Pero esa PCR positiva no refleja contagiosidad. Lo que detecta la PCR son fragmentos de virus, o ‘secuencias basura”, que son fragmentos del genoma del virus que están en el tracto respiratorio y que expulsamos durante varias semanas después de haberse curado la enfermedad”, explica el experto.

En efecto, la sensibilidad de las pruebas diagnóstico es un problema que se conoce desde que comenzaron a aplicarse e ilustra por qué las estadísticas de la covid-19 están lejos de ser perfectas.

Pero tal como subraya el doctor Vicente Soriano, “la contiagiosidad del coronavirus básicamente son de 7 a 10 días, uno o dos días antes de empezar los síntomas y mientras los síntomas ocurren”, agrega.


¿Cuándo puedo estar con otras personas si tuve covid-19 y tuve síntomas?

  • 10 días después de la aparición de los síntomas y
  • 24 horas sin fiebre y sin usar medicamentos para bajar la fiebre y
  • Cuando ya están mejorando otros síntomas de covid-19

Fuente: CDC


Coronavirus

Getty Images
Se cree que hasta 30% de las personas contagiadas con coronavirus no presentan síntomas.

Pero ¿qué ocurre cuando una persona se contagia con el coronavirus y no presenta síntomas? ¿Cómo saber que no contagiará a otros?

Un estudio publicado en agosto en Journal of the American Medical Association (JAMA) encontró que cerca de 30% de los pacientes que dan positivo con el coronavirus son asintomáticos.

Y los investigadores encontraron que a pesar de no presentar síntomas, los pacientes son portadores de la misma cantidad de virus que los pacientes con síntomas y ambos permanecen con esa carga viral durante el mismo tiempo.

Por eso, señalan los expertos, la importancia de usar mascarillas y observar el distanciamiento social.

Estas dos medidas pueden ayudar a reducir el riesgo de que una persona con covid-19 y asintomática contagie a otras personas.

“Con los asintomáticos no se sabe por cuánto tiempo pueden ser contagiosos”, explica Vicente Soriano.

“Básicamente, las personas asintomáticas pueden transmitir virus a otros durante una semana, igual que los que tienen síntomas, pero a menos que la persona se haga un test de antígeno (para detectar que tuvo la enfermedad) o una PCR, esa persona pasa desapercibida“, le dice el experto a BBC Mundo.

“De allí el interés del rastreo para identificar a las personas que han podido estar en una zona de contagio con gente que aun no ha dado positivo y hacerles el test de antígeno o la PCR, a partir de las 48 horas del evento”.

De esta forma, dice el experto, se puede identificar a los asintomáticos y mantenerlos aislados durante 10 días para evitar otros contagios.

Cuando una persona tuvo síntomas no es necesario realizarse nuevamente la prueba de detección, basta con que se mantenga 10 días aislada para dejar de ser contagiosa.

Pacientes graves

Estas recomendaciones, sin embargo, no se aplican a las personas que tuvieron síntomas más graves de covid-19 y no fueron hospitalizadas.

Tal como señalan los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, en muchos casos, cuando una persona estuvo grave y no fue hospitalizada deberá permanecer en su casa hasta20 días después de la aparición inicial de los síntomas.

Asimismo, las personas con trastornos del sistema inmune o sistemas inmunes debilitados que tuvieron covid-19, deberán permanecer más tiempo en su casa y consultar a su médico para saber cuándo pueden dejar de aislarse.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=aRHd8bOSTvc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.