A 40 años de que las consolas de videojuegos llegaron a casa
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

A 40 años de que las consolas de videojuegos llegaron a casa

Hace exactamente 40 años, en mayo de 1972, la compañía Magnavox hizo llegar por primera vez a miles de hogares una consola de videojuegos
Por Omar Granados .
25 de mayo, 2012
Comparte

La consola Odyssey, de 1972, lanzada a la venta por la empresa Magnavox.

Hace exactamente 40 años, en mayo de 1972, la compañía Magnavox hizo llegar por primera vez a miles de hogares una consola de videojuegos. “Odyssey”, como fue llamada este primer sistema,  nos permitió tener los primeros juegos de video en la sala de nuestra casa.

Hay que aclarar aquí que los juegos de video arcade (lo que conocemos en México como “maquinitas”) comenzaron a venderse para ser jugados de manera social en restaurantes y otros negocios desde 1966, cuando aún eran sólo una gran televisión montada en un mueble .

Por supuesto, estos juegos eran los más sencillos -producidos por la marca Sega en los años 60- aunque ya antes la idea misma de una “televisión interactiva y la primera experimentación donde se controlaba las imágenes de una pantalla, data de 1947, cuando Thomas Goldsmith desarrolló su pantalla de rayos catódicos.

Otro momento importante en este desarrollo, fue 1952, cuando Alexander Douglas creo OXO en su compuadora en el departamento de investigación de Cambridge. En 1958, el científico estadounidense, William Higinbotham, creó “Tennis for two“. Éste es el primer juego en usar una pantalla con gráficas, para lo cual utilizó un osciloscopio, un instrumento científico que grafica la medición de una señal.

En 1961, los estudiantes del Massachusetts Institute of Technology (MIT), crearon Spacewar!, el primer shooter de la historia, creado a partir de vectores. Finalmente, en 1966,  Ralph Baer inició su proyecto para aplicar el desarrollo de videojuegos aplicado sólo a los televisores convencionales, para ser lanzado a la venta por la compañía Magnavox, después de seis años, en mayo de 1972.

Posterior a la salida de Odyssey, aún en 1972, Atari sacó su primera máquina de Arcade con su propia versión de Pong -uno de los juegos publicados con Odyssey- por el cual tuvo que pagar derechos desde esta versión y aún hasta 1975, cuando sacó su primera consola del mismo nombre: Pong .Steve Jobs, de hecho, fue uno de los primeros promotores de estas maquinitas cuando trabajaba en Atari, allá por los setentas.

A partir de ahí, hubo un boom de consolas de diversas marcas como Atari, Sega, Intellivision, hasta que en 1986 salió a la venta la primera consola de Nintendo -ya en una tercera generación de consolas- posiblemente la primera en tener un éxito masivo en toda américa del Norte. Después de esto, hemos visto pasar generaciones de videojuegos y marcas como Nintendo, Microsoft y Sony han tomado el dominio del mercado, con avances tan recientes como Kinect, que a partir de sensores de movimiento el jugador puede interactuar con la máquina, la cual es capaz de proyectar imágenes en 3D.

Aquí una infografía sobre la genealogía de las consolas de videojuegos:

Gráfico: Mariana Hernández (@mariana1hdzc).

Los videojuegos en México

En estas cuatro décadas en las que se ha desarrollado la industria de los videojuegos en el mundo, México empieza a tener un papel más importante, no sólo en consumo de videojuegos, sino en su diseño y programación.

Aunque hasta hace un año no había existido una escuela especializada en impartir carreras relacionadas con la programación y desarrollo de videojuegos, esta industria en México se había valido de egresados de carreras afines, como ingeniería, diseño web yalgunas otras carreras informáticas.

Sin embargo, desde hace más de un año, SAE Institute (@MexicoSAE), una escuela líder en la materia a nivel mundial, abrió un plantel en la ciudad de México, donde imparte las carreras de diseño y programación de videojuegos. Además, se imparten las carreras de ingeniería en audio aplicada a música electrónica, animación digital y cine digital y postproducción.

Animal Político platicó con Cuauhtémoc Sentíes, director de las carrera de videojuegos y animación en el SAE Institute. Sentíes afirmó que la industria de los videojuegos en México está creciendo como sucede en todo el mundo y que cada vez se abren más espacios de oportunidad en la industria, ya sea enfocados al entretenimiento o al sector educativo.

Cuauhtémoc Sentíes agregó que previo a la apertura de SAE Institute, se dieron cuenta que en México hacen falta recursos humanos en la industria de los videojuegos y que la escuela actualmente es un detonante de este sector. además, agrega que según mediciones de Motor de Juegos, en México se está expandiendo la oferta de trabajo y la creación de productos diseñados en el país.

Sentíes afirmó que los programas académicos del SAE Institue está apoyando la industria, pues los alumnos aprenden programación especializada en videojuegos, mientras que hasta el momento la industria había estado recurriendo a carreras afines.

Sentíes agrega que apenas a los 6 meses de haber iniciado la carrera, los alumnos ya desarrollan sus primeros videojuegos, haciendo mancuerna diseñadores y programadores.

Ligas recomendadas:

“Papá” de Mario Bros es el nuevo Príncipe de Asturias de Comunicación

¿Cómo se hacen los soundtracks de los juegos de video?

MotorDeJuegos.net

Los mejores videojuegos de 2011

Evolución de los controles de videojuegos

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.