Analistas de Citigroup y Banamex evalúan a los presidenciables: AMLO se movió al centro

Los especialistas señalan que López Obrador ahora toma en cuenta grupos que ignoró en el 2006 además de cambiar su discurso para que se parezca al de Lula o Humala

Analistas de Citigroup y Banamex evalúan a los presidenciables: AMLO se movió al centro
Andrés Manuel López Obrador. FOTO: Cuartoscuro
Andrés Manuel López Obrador, candidato de la izquierda a la presidencia de México.//FOTO: Cuartoscuro

Analistas independientes de Citigroup y Banamex creen que Andrés Manuel López Obrador se ha movido paulatinamente hacia el centro, cambiando su discurso para imitar el de Lula da Silva, en Brasil, o el Ollanta Humala, en Perú. El candidato de la izquierda, consideran los analistas, ahora contacta grupos a los que ignoró en  2006.

El 23 de febrero de 2012, el grupo de analistas organizó una reunión entre inversionistas y los tres principales candidatos a la presidencia, en la que cada uno de los presidenciables tuvo 50 minutos para presentar su proyecto de nación. Además de responder a las preguntas de su público, estas reuniones tuvieron lugar de forma paralela a la vigésima segunda reunión plenaria de Banamex.

Luego de las reuniones, Citigroup, la Casa de Bolsa Accival y el departamento de Estudios Económicos, Políticos y Sociales de Banamex realizaron el documento en el que evalúan a los tres candidatos principales por rubros.

Animal Político ya te llevó las evaluaciones de Enrique Peña Nieto y de Josefina Vázquez Mota, y hoy te presenta la de Andrés Manuel López Obrador.

Los tópicos abordados durante la reunión incluyeron las llamadas reformas estructurales de los ámbitos fiscal, laboral y energético, así como la transformación de sectores clave, que han sido parte del debate político en México durante muchos años: agricultura, educación y turismo.

Mientras que hubo consenso en algunos temas, como la importancia de mantener una estabilidad macroeconómica como valor central, existen diferencias fundamentales en el debate de reformas estructurales necesarias y postergadas desde hace años. Es decir, hay poca incertidumbre en el ámbito de políticas públicas a corto plazo, pero mucha a largo plazo.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO)

El candidato del Sol Azteca dejó la impresión de haber modificado su imagen, buscando emular a Lula (Brasil) y Humala (Perú). Ha suavizado su retórica izquierdista, moviéndose poco a poco hacia el centro y contactando a grupos que había ignorado en su campaña de 2006. AMLO busca capitalizar su imagen como el vocero del mexicano común a través de su campaña AMLOVE, y de esta forma aprovechar la ventaja de tener una izquierda unida por detrás, al lograr de forma exitosa unir su partido antes de la selección de candidato.

Durante la reunión, AMLO habló despacio y se tomó su tiempo respondiendo, dejando la impresión de que no estaba muy agusto con su audiencia. A momentos, su discurso fue contradictorio. Al principio elogió la macroestabilidad y se comprometió a continuarla; sin embargo, luego argumentó que continuar o profundizar este proceso, como el de las reformas estructurales, es contraproducente y significa continuar bajo un camino que sólo ha provocado resultados negativos.

Algunos proyectos específicos de los cuales habló fue la construcción de un tren rápido en la Península de Yucatán, unificar los grandes hoteles costeros con los sitios arqueológicos tierra adentro, la construcción de cinco refinerías petroleras, con el fin de dejar de importar gasolina y un proyecto de ferrocarril para que el Istmo de Tehuantepec pueda competir a cierto nivel con el Canal de Panamá.

Crecimiento económico

El candidato de las izquierdas comenzó indicando que el gasto público como porcentaje del PIB debería alcanzar el 2%. Negó buscar incrementar los impuestos, ni abandonar la prudencia fiscal. Para financiar un mayor gasto propuso tres puntos: 1) desviar los recursos destinados al gasto actual, es decir, recortar los salarios burocráticos; 2) atacar la corrupción y; 3) eliminar los regímenes tributarios especiales. En este ultimo punto, con “especiales”, el candidato se refiere a los sectores que tienen incentivos fiscales, como el sector transporte; eliminar a estos sería conveniente, argumentó el candidato.

Seguridad

Para AMLO, la raíz de la violencia en México es su incapacidad de crecer. Gastar más en seguridad no es la solución, mantuvo el candidato, sino la creación de oportunidades y el mejoramiento del bienestar de más de 65 millones de mexicanos.

Corrupción

AMLO fue el candidato que más insistió sobre la necesidad de luchar en contra de la corrupción. Argumentó que es la corrupción, más que cualquier modelo económico, el que impide el crecimiento de México y que en lugar de reestructurar la economía desde el sexenio de Salinas, un mejor crecimiento podría haber ocurrido si el enfoque se hubiera centrado en 1) recortes al presupuesto excesivo del gobierno y 2) contener y acabar con la corrupción en todos los niveles de gobierno y de negocio. En este rubro, AMLO habló en contra de las cabezas de los grandes sindicatos.

Agricultura, Turismo y Educación

El tabasqueño discutió la necesidad de una gestión más eficiente de agua en el país, ya que la administración y repartición de este recurso comienza a figurar como un problema de seguridad nacional.

Reforma energética

AMLO considera que Pemex y la CFE son palancas para el crecimiento económico. Argumentó sobre la necesidad de modernizar a la estructura, sin embargo, nunca con una participación privada mayor a la que estipula la ley. Propone invertir en energía en todos los niveles, buscando una integración completa bajo los auspicios del estado. Negó puntualmente buscar la privatización de más industrias, tras observar la desaparición de las industrias estatales desde los años ochenta.

Reforma Fiscal

En materia fiscal, AMLO aseguró no subir impuestos.

Reforma laboral

Mientras en la reunión, AMLO no mencionó nada específico para la reforma laboral.

Competitividad

En el caso de la competitividad, concordó con los demás candidatos sobre la necesidad de que la economía mexicana se torne más competitiva, además de citar los altos costos mantenidos por los mexicanos más pobres ante servicios brindados por duopolios o monopolios.

AMLO citó a las cementeras, telecomunicaciones, medios de comunicación y sector bancario como las industrias que se beneficiarían de una mayor competencia. Sin embargo, no mencionó los pasos para lograr esto, más allá de comentar que los monopolios y oligopolios son actualmente tolerados desde arriba (presuntamente el ejecutivo) y que esto no sería el caso en su administración.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.

Close
Comentarios