"Asesinando a periodistas no se mata la verdad"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

"Asesinando a periodistas no se mata la verdad"

Alrededor de 300 trabajadores de los medios de comunicación y estudiantes reclamaron justicia para los cuatro reporteros asesinados en las últimas dos semanas
Por Paris Martínez y Francisco Sandoval
6 de mayo, 2012
Comparte

Periodistas se manifestaron en el Ángel de la Independencia. Foto: Cuartoscuros

En torno a una corona fúnebre con la leyenda “Gobierno mataperiodistas. Que en paz descansen los colegas asesinados”, colocada al pie del Ángel de la Independencia, ayer por la noche se congregaron alrededor de 300 reporteros, fotógrafos, camarógrafos, trabajadores de medios de comunicación y estudiantes, en reclamo de justicia para los cuatro reporteros asesinados en las últimas dos semanas en Veracruz, así como para aquellos amenazados, agredidos, desaparecidos o que han perdido la vida durante los últimos años, en el marco de la ola de violencia que afecta al país.

“No se debe pensar que esta manifestación se está dando porque los periodistas somos ciudadanos de primera clase –señaló al micrófono la reportera Jesusa Cervantes–. La situación de violencia que se está viviendo en el país nos ha afectado a todos: a ciudadanos de a pie, a policías, a soldados, a periodistas, y lo mejor es mantenernos unidos y aprender a exigir que ya pare esta absurda guerra.”

Apiñados en las escalinatas del monumento, cual si de una rueda de prensa se tratara, los trabajadores de medios impresos, radio, televisión e internet, iniciaron la manifestación (la tercera en la Ciudad de México a raíz de los recientes asesinatos de periodistas en Veracruz) con la lectura de los dos desplegados que la revista Proceso publica en su última edición, y en los que califica estos ataques como “una afrenta a todo el gremio periodístico de México”, mismo que atraviesa “la peor época” para el desarrollo de sus funciones.

Matar periodistas es silenciar a la sociedad –leyó el reportero Álvaro Delgado–: no sólo se afecta a un gremio, o a un medio en específico, se violenta el derecho a la información de todos los mexicanos, que es uno de los elementos sustanciales de cualquier régimen que aspire a ser democrático. La peor ley de la censura es la del silenciamiento por la vía del asesinato”.

Durante el acto, además, fueron nombrados los 102 integrantes del gremio periodístico que han sido atacados o amenazados durante el último sexenio, según el registro realizado por la asociación Artículo 19, y se rindió un minuto de silencio en particular por los 45 que han sido asesinados y desaparecidos, teniendo como telón de fondo los rostros de varios de los comunicadores ejecutados, impresos en pancartas empuñadas por algunos asistentes, así como una gran cartulina sostenida por un grupo de jóvenes, la mayoría mujeres, en la que se leía la consigna “No se mata la verdad asesinando a periodistas”.

Luego, los retratos fueron colocados en las escalinatas del Ángel, así como ofrendas florales y veladoras, lo que motivó que los reporteros que se manifestaban recibieron una “infracción cívica” por parte de Hugo Pérez, un inspector honorario de la Coordinación de Patrimonio Histórico, Artístico y Cultural del gobierno capitalino, al que molestó particularmente el uso de velas, ya que “todas las escaleras manchadas de cera”, protestó, en referencia a los rastros dejados por actos similares realizados en el pasado en este mismo monumento.

Gráfica de periodistas asesinados en sexenio de Felipe Calderón

La manifestación concluyó con la convocatoria a todos los periodistas y trabajadores de medios de comunicación mexicanos a estar pendientes ante la próxima convocatoria a una nueva protesta, esta vez frente a la residencia presidencial de Los Pinos, en demanda de que se esclarezcan los homicidios y ataques contra integrantes de este gremio.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué es la señal cósmica que llegó a la Tierra 7,000 millones de años después

La colisión de dos agujeros causó una onda gravitacional gigante en el medio del Universo.
2 de septiembre, 2020
Comparte
Ilustración.

LIGO-VIRGO
Ilustración de los dos agujeros negros poco antes de que se unieran.

Imagínate que toda la energía de ocho soles es liberada de inmediato.

Así fue la onda gravitacional que surgió tras la fusión dos agujeros negros, la más potente jamás observada.

La señal dejada por este evento viajó unos 7,000 millones de años para llegar a la Tierra, pero todavía fue lo suficientemente potente como para hacer que detectores láser en EE.UU. e Italia la sintieran en mayo del año pasado.

Según investigadores, la colisión de estos agujeros negros produjo una entidad con una masa 142 veces mayor que la de nuestro Sol.

Su magnitud es considerable. La ciencia ha rastreado durante mucho tiempo la presencia de agujeros negros en el cielo que han sido un poco más pequeños o incluso más grandes. Pero este nuevo hallazgo estrena una nueva clase de agujeros negros de tamaño intermedio que están en el rango de entre 100 y 1,000 masas solares.

Se trata de un análisis realizado por LIGO, de EE.UU., y Virgo, de Italia, una colaboración internacional que opera tres sistemas de detección de ondas gravitacionales súper sensibles en Estados Unidos y Europa.


Agujero negro

EHT Collaboration
Los agujeros negros son detectados por el impacto que tienen en su entorno.

¿Qué es un agujero negro?

  • Un agujero negro es una región en el espacio donde la materia ha colapsado sobre sí misma debido a la gravedad.
  • La fuerza gravitacional es tan fuerte que nada, ni siquiera la luz, puede escapar.
  • Los agujeros negros emergen del colapso gravitacional de una estrella grande.
  • Algunos son verdaderamente gigantes, miles de millones de veces más grandes que el Sol.
  • Se desconoce cómo se formaron estos cuerpos, encontrados en los centros de las galaxias.
  • Los agujeros negros son detectados por el impacto que tienen en su entorno
  • Producen ondas gravitacionales observables a medida que se juntan en espiral.

Los interferómetros láser de LIGO y Virgo “escuchan” las vibraciones del espacio-tiempo que son generadas por eventos cósmicos verdaderamente cataclísmicos, y el 21 de mayo de 2019 se activaron por una señal aguda que duró solo una décima de segundo.

Los algoritmos informáticos determinaron que la fuente de la señal fueron los momentos finales de dos agujeros negros que estaban en espiral, uno con una masa 66 veces mayor que la del Sol y el otro 85 más grande.

La distancia de esta fusión fue estimada en el equivalente a 150,000 millones de billones de kilómetros.

“Es increíble, de verdad”, dijo el profesor Nelson Christensen, del Observatorio de Côte d’Azur, en Francia.

“Esta señal se propagó durante siete mil millones de años. Así que este evento ocurrió justo a mitad de la creación del Universo, y es ahora que movió mecánicamente nuestros detectores aquí en la Tierra”, le explicó a la BBC.


Laboratorio de Virgo.

LIGO-VIRGO Collaboration
El laboratorio láser europeo Virgo tiene su sede en la provincia italiana de Pisa.

Ondas gravitacionales – Ondas en el espacio-tiempo

  • Las ondas gravitacionales son una predicción de la teoría de la relatividad general.
  • Pasaron décadas para que se pudiera desarrollar la tecnología para poder detectarlas directamente.
  • Son ondas en el espacio-tiempo generadas por eventos violentos.
  • La aceleración de masas produce ondas que se propagan a la velocidad de la luz
  • Las fuentes que pueden ser detectadas incluyen la fusión de agujeros negros y las estrellas de neutrones
  • LIGO-Virgo dispara láseres por medio de largos túneles en forma de L, y las ondas alteran la luz
  • La detección de ondas abre paso a investigaciones completamente nuevas en el Universo

La implicación de un cuerpo que mide 85 masas solares en la colisión ha hecho que los científicos mantengan la guardia porque la comprensión que tienen de cómo se forman los agujeros negros a partir de la muerte de una estrella no explica que algo de esta escala pueda suceder.

Al agotar su combustible nuclear, las estrellas experimentan un colapso del núcleo que da paso a la creación de un agujero negro, pero solo si son lo suficientemente grandes.

Pero la física que se supone que opera dentro de las estrellas sugiere que la producción de agujeros negros con el rango de masa de entre 65 y 120 masas solares es imposible.

Las estrellas moribundas que podrían producir tales entidades en realidad se desgarran y no dejan nada atrás.

Si la ciencia es correcta en este punto, entonces la explicación más probable de la existencia de un objeto de 85 masas solares es que sea el resultado de una unión de agujeros negros incluso anterior.

Y esto, según el profesor Martin Hendry, de la Universidad de Glasgow, en Reino Unido, tiene implicaciones sobre la evolución del Universo.

“Estamos hablando aquí de una jerarquía de fusiones, una posible vía para hacer agujeros negros cada vez más grandes”, explicó.

“Entonces, ¿quién sabe? Este agujero negro de 142 masas solares puede haberse fusionado con otros agujeros negros gigantescos, como parte de un proceso de acumulación que llega a formar agujeros negros supermasivos que se cree que están en el corazón de las galaxias”.

La colaboración entre LIGO y Virgo reportó sobre el evento del 21 de mayo de 2019 (catalogado como GW190521) en dos artículos académicos.

Uno está en la revista Physical Review Letters y describe el hallazgo. El segundo se puede encontrar en The Astrophysical Journal Letters y analiza las propiedades físicas de la señal y las implicaciones científicas.

El GW190521 es uno de los más de 50 activadores de ondas gravitacionales que se están investigando actualmente en los laboratorios de láser.

El ritmo de la investigación ha aumentado rápidamente desde que la colaboración detectó las primeras ondas gravitacionales, que les hizo ganar un Premio Nobel en 2015.

“Estamos aumentando la sensibilidad de los detectores y, sí, podríamos terminar detectando más de uno (agujero negro) cada día. ¡Vamos a tener una lluvia de agujeros negros!”, le dijo a la BBC la profesora Alessandra Buonanno, directora del Instituto Max Planck de Física Gravitacional en Potsdam (Alemania).

“Esto es hermoso porque aprenderemos mucho más sobre ellos”.


Gráfico sobre el interferómetro.

BBC

  • Un láser es conectado a la máquina y su rayo se divide en dos viajando por dos vías diferentes
  • Estas vías rebotan hacia adelante y hacia atrás y se amortiguan entre espejos
  • Finalmente, las dos luces se reúnen y son enviadas a un detector
  • Las ondas gravitacionales que atraviesan el laboratorio deben alterar la configuración
  • La teoría sostiene que deberían estirar y comprimir muy sutilmente su espacio
  • Esto debería mostrarse como un cambio en la longitud de los brazos de almacenamiento ligero
  • El fotodetector captura la señal en el haz recombinado

Ópticas

NSF/LIGO
Los láseres se actualizan constantemente con el objetivo de mejorar su sensibilidad.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oFbgfkh4cj8

https://www.youtube.com/watch?v=vGFBBkfuOZk&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=20&t=0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.