Analistas de Citigroup y Banamex evaluaron a los presidenciables: Peña Nieto, de "bajo perfil"
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Analistas de Citigroup y Banamex evaluaron a los presidenciables: Peña Nieto, de "bajo perfil"

Analistas del grupo financiero dieron a cada uno de los tres principales candidatos, 50 minutos para que expusieran su proyecto de nación. Te presentamos la serie que inicia con el candidato priista (primera parte de tres).
Por Emily Gómez Ramsey (primera parte de tres)
3 de mayo, 2012
Comparte

Analistas independientes de Citigroup y Banamex creen que Enrique Peña Nieto será el próximo presidente de México, aunque consideran que tiene un bajo perfil y que esto le ha valido en las preferencias públicas, según muestra un reporte al interior de la empresa publicado en marzo de este año y del que Animal Político tiene copia.

El 23 de febrero, el grupo de analistas organizó una reunión entre inversionistas y los tres principales candidatos a la presidencia, en la que cada uno de los presidenciables tuvo 50 minutos para presentar su proyecto de nación, además de responder a las preguntas de su público. Estas reuniones tuvieron lugar de forma paralela a la vigésima segunda reunión plenaria de Banamex.

Luego de las reuniones, Citigroup, la Casa de Bolsa Accival y el departamento de Estudios Económicos, Políticos y Sociales de Banamex realizaron el documento en el que evalúan a los tres candidatos principales por rubros. Animal Político te presentará una evaluación por día, comenzando con la de Erique Peña Nieto.

Los tópicos abordados durante la reunión incluyeron las llamadas reformas estructurales de los ámbitos fiscal, laboral y energético, así como la transformación de sectores clave, que han sido parte del debate político en México durante muchos años: agricultura, educación y turismo.

Mientras que hubo consenso en algunos temas, como la importancia de mantener una estabilidad macroeconómica como valor central, existen diferencias fundamentales en el debate de reformas estructurales necesarias y postergadas desde hace años. Es decir, hay poca incertidumbre en el ámbito de políticas públicas a corto plazo, pero mucha a largo plazo.

El informe de lo que sucedió durante la reunión fue publicado por los analistas y destaca, además de sus proyectos de nación, la impresión visual y conductual de los tres aspirantes. El formato del estudio será dividido en tres partes, en el que se destacará de forma individual, la respuesta de cada uno de los tres grandes contendientes.

Enrique Peña Nieto

El informe refleja la opinión de que Peña Nieto ganará el primero de julio, aunque con una menor ventaja que hace unos meses. Creen que existe una gran posibilidad de que, por primera vez desde 1997, los mexicanos regresen al PRI al poder con Presidente y Congreso (a pesar que esto no garantiza que el PRI podrá promover o impulsar cambios constitucionales sin el apoyo de la oposición).

Sin embargo, tras una serie de escándalos, se menciona que Peña Nieto ha perdido el sentido de “victoria inevitable” que rodeaba su campaña en un inicio. Su grupo de asesores, liderados por Luis Videgaray, continúan dedicándose al control de daños, sin embargo algunos observadores apuntan a que el bajo perfil del candidato le está costando en cuanto a preferencias públicas.

Durante la reunión fue considerado el mejor ponente, mostrándose siempre tranquilo y confiado. Sin éxito, buscó tutearse con su público.

Se limitó a replantear los 10 puntos que han conformado su discurso: estabilidad macroeconómica, mayor competitividad, reforma energética, mejoramiento de capital humana, mayor crédito, inversión en infraestructura, reducción de la economía informal (que a su vez, está relacionado con cobertura médica universal, seguro de desempleo y seguridad social). Argumentó que su partido es el más capacitado para promover reformas debido a que los intereses especiales que se verían afectados ya están en lugar. Resaltó que es el sector privado el que produce riqueza, a diferencia del estado, cuya tarea es la de crear buen gobierno.

Crecimiento económico

Como punto de partida, los tres principales candidatos acordaron que el crecimiento de los últimos años era inaceptablemente bajo, especialmente si se le compara con otros países latinoamericanos o con el crecimiento de la población. El candidato priista utilizó este bajo crecimiento para criticar el desempeño de la administración panista. Acordó que México necesita mayor inversión en infraestructura, para la creación de escuelas, carreteras, hospitales, puertos, aeropuertos, etc…

Peña Nieto argumentó por qué un mayor acceso a crédito por parte del sector privado es clave para un mayor crecimiento económico. Añadió además que actualmente, el crédito bancario al sector privado se encuentra en 23%, mientras que en el caso de Brasil está al 50%. También resaltó la importancia de formalizar al trabajo informal y de proveer a los trabajadores con acceso al sector financiero.

Seguridad

Ninguno de los tres aspirantes abandonaría la guerra  contra el narcotráfico; sin embargo, añadirían ciertos elementos a ella.

Peña argumentó la necesidad de un mayor presupuesto en seguridad, a pesar de que durante el sexenio de Calderón la policía federal incrementó sus números de 6 mil  a 36 mil oficiales. Subrayó que mientras México mantiene un presupuesto de 1.5 % del PIB en materia de seguridad, Colombia gasta hasta el 5%. Propuso enfocarse en tres crímenes: homicidio, secuestro y extorsión.

Corrupción

No descartó la necesidad de controlar la corrupción; sin embargo, este no fue el centro de su discurso. Propuso crear un “ombudsman de la corrupción”, además de insinuar que una revisión a la coordinación fiscal entre el gobierno federal y los gobiernos estatales podría ayudar a controlar la situación de corrupción que vive el país actualmente.

Agricultura, Turismo y Educación

Todos los candidatos hablaron sobre la necesidad de invertir en agricultura y turismo, además de una transformación del sistema educativo. En materia de agricultura, argumentaron que México necesita recuperar su autosuficiencia alimentaria.

En materia de educación, Peña Nieto lamentó lo que llamó un sistema deficiente y citó el ejemplo de Corea del Sur como modelo de cambio.

Para el país, el priista se enfocaría en cambiar los incentivos de los maestros, de asistencia y seminarios hacia medición de rendimiento y resultados de los estudiantes. También propuso alargar el día de clases, como una forma de apoyo para los padres que trabajen, así como para poder proveer un mayor número de materias de estudio.

Reforma energética

Tanto Peña Nieto como Vázquez Mota indicaron que reformarían el sector energético.

Peña  indicó que el sector energético necesita reformarse, lo que podría lograrse con un sistema de inversiones conjuntas, aunque no buscaría la privatización de Pemex. Señaló que, durante las reuniones que ha mantenido con los altos mandos de Pemex, no ha recibido respuestas negativas sobre la posibilidad de reforma.

Reforma Fiscal

Fue uno de los puntos más fuertes del candidato priista.

Ésta incluiría la generalización del VAT, es decir, adición de impuestos a alimentos y medicinas, además de una revisión de la coordinación fiscal federal. Bajo el actual arreglo, el gobierno federal recolecta la mayoría de los impuestos, sin embargo, son los estados los responsables de la mayor parte de los gastos, bajo mandato del Congreso y con transferencias de la Federación. Peña desviaría mayores responsabilidades de la recaudación de impuestos hacia los estados y dijo necesario revisar la carga fiscal que actualmente mantiene Petróleos Mexicanos.

Reforma laboral

Solamente precisó que en nuestro país se necesita un mercado laboral más flexible.

Competitividad

En el caso de la competitividad, hubo unanimidad entre los candidatos sobre la necesidad de que la economía mexicana sea más competitiva.

Enrique Peña Nieto notó que para hacer un México más competitivo, crearía tribunales especiales para decidir sobre casos de competencia en todos los sectores, no solamente telecomunicaciones. Añadió que una encuesta del Forum Económico sitúa a México en el lugar 120 de 140 países en el rubro de competitividad.

*Primera parte de tres.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quién es Dina Boluarte, la primera mujer presidenta de Perú que asumió el cargo tras la destitución de Pedro Castillo

El mandato de Dina Boluarte podría durar hasta 2026, a menos de que haga un llamado de elecciones adelantadas.
8 de diciembre, 2022
Comparte

La hasta ahora vicepresidenta de Perú, Dina Boluarte, asumió este miércoles la presidencia del país sudamericano, luego de que el Congreso aprobara la destitución de Pedro Castillo, después de que este anunciara la disolución de esta cámara y el establecimiento de un “gobierno de excepción.”

Boluarte se convierte en la primera mujer en la Presidencia de la República en el Perú y su mandato debería prolongarse hasta 2026, cuando termina el actual periodo presidencial, a menos de que haga un llamado a adelantar las elecciones.

Luego de que Pedro Castillo anunciara este miércoles su decisión de disolver el Congreso, Boluarte marcó distancias con el mandatario y calificó lo ocurrido de “acto inconstitucional”.

“Rechazo la decisión de Pedro Castillo de perpetrar el quiebre del orden constitucional con el cierre del Congreso. Se trata de un golpe de Estado que agrava la crisis política e institucional que la sociedad peruana tendrá que superar con estricto apego a la ley”, escribió en sus redes sociales.

Poco después de que Castillo fuera destituido y detenido, Boluarte se juramentó como presidenta ante el Congreso peruano.

Experiencia política

Dina Boluarte (Apurímac, 1962) ganó los comicios generales de 2021 en segunda vuelta, en los que participó como candidata a vicepresidenta de Castillo por el partido Perú Libre.

Abogada de profesión, egresada de la maestría Derecho Notarial y Registral de la Universidad San Martín de Porres, trabajó como funcionaria en el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) desde 2007. También fue directora de bienestar del Colegio de Abogados de Lima.

Pedro Castillo y Dina Boluarte después de una reunión con una misión de la OEA en el Palacio de Gobierno en Lima el 21 de noviembre de 2022.

Getty Images
Pedro Castillo y Dina Boluarte después de una reunión con una misión de la OEA en el Palacio de Gobierno en Lima el 21 de noviembre de 2022.

En las elecciones municipales de 2018, Boluarte participó como candidata a la alcaldía de Surquillo por el partido Perú Libertario. Pero solo obtuvo solo 2.040 votos y quedó en la novena posición.

Además de la vicepresidencia, durante el breve gobierno de Pedro Castillo, Boluarte ocupó también el cargo de ministra de Desarrollo e Inclusión Social.

Momento histórico

El nombramiento de Dina Boluarte como la primera presidenta del Perú constituye, a juicio del politólogo Gonzalo Banda, un hito histórico para el país, pero que lamentablemente ocurre en un momento traumático. “No es un tiempo muy feliz para que pasara este hecho tan importante. Debió haber llegado en un momento menos traumático”, acotó.

En su opinión, Boluarte tiene credenciales para asumir el cargo, a pesar de no tener mucha experiencia política. “Boluarte asumió por más de un año el cargo de Ministra de Estado, un trabajo de alto riesgo porque no suelen durar demasiado. Ese tiempo le ha permitido conocer cómo se maneja la política en el Perú. Aparte, tiene mayor liderazgo que Castillo y más capacidades políticas”.

Sin embargo, considera que Boluarte no lo tendrá fácil de no lograr ganarse el apoyo de los partidos que tienen la mayoría del Congreso. “Tenemos un Parlamento con mayoría opositora al partido Perú Libre. Ella necesita los votos de congresistas con los cuales se ha distanciado y del resto de las fuerzas para lograr algunos avances”.

Banda no cree que el ambiente de crsisis generalizado se acabe con este nombramiento, porque podrían venir investigaciones y cuestionamientos por haber sido parte del gobierno de Castillo. No obstante, su llegada puede ser una tregua política si Boluarte consigue formar un gabinete plural”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.