DFiniendo mi Ciudad, estudiantes con propuesta
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

DFiniendo mi Ciudad, estudiantes con propuesta

Por Gabriella Morales-Casas
26 de mayo, 2012
Comparte

Benito Mirón (de rojo) y parte del equipo de jóvenes de DFiniendo mi Ciudad.

Mientras los estudiantes mexicanos del movimiento #yosoy132 toman las calles, otra vertiente de chicos, también universitarios, han creado una organización llamada DFiniendo mi Ciudad para promover políticas públicas en el Distrito Federal, a través de manifestaciones creativas en las calles y encuentros con los candidatos al Gobierno del D.F., entre muchas otras iniciativas.

Todo comenzó en enero del 2012, cuando un grupo de estudiantes -que se juntaban para jugar futbol, y en los medios tiempos intercambiaban ideas sobre lo que podrían mejorar en la ciudad- decidieron crear asociación civil “para poner manos a la obra y no esperar a que sea el gobierno diga qué hacer”, dice Benito Mirón López, Coordinador de DFiniendo mi Ciudad, en entrevista para Animal Político.

Benito y sus compañeros, todo ellos jóvenes de 18 a 29 años, convocaron a estudiantes de universidades tanto públicas como privadas a sumarse a DFiniendo mi Ciudad, “ahora somos 200 chavos en toda la organización”, y enlistaron una serie de problemas para las que proponen políticas públicas en materia de empleo, medio ambiente, educación, justicia y diversidad sexual, por ejemplo.

Algunas de ellas, “todas de interés para los jóvenes”, dice su coordinador, son la activación de espacios públicos, “donde se fomenten la participación pública de las diferentes identidades urbanas de la ciudad”, o implementar el concepto Basura Cero “que es usar todas las formas de reciclaje y dividir la basura no solo orgánico e inorgánico”.

Estudiantes de universidades públicas y privadas forman parte de los voluntarios de DFiniendo mi CIudad A.C.

Benito lo cuenta, entusiasmado, al tiempo que su compañera Viridiana toma video de la entrevista, que sucede en las oficinas de la organización, que no es más que un pequeño departamento de la colonia Condesa, con apenas un escritorio común donde Benito, Luis, el publirrelacionista y Saúl, el jefe de oficina, todos menores de 25 años, trabajan con sus laptops y un montón de papeles.

Lo más llamativo es el enorme mapa de la ciudad pegado en la pared, en el que han marcado los sitios con más afluencia de jóvenes, “el D.F. tiene 2 millones 374 mil 904 jóvenes de 15 a 25 años que se reúnen en colonias muy específicas, es ahí donde concentramos las actividades”, dice Benito.

Dichas actividades son los flashmobs, manifestaciones creativas que irrumpen pacíficamente “con la cotidianidad de la vida diaria de los ciudadanos”,  y la forma en la que DFiniendo a mi Ciudad se da a conocer y suma participantes. Son una especie de performances urbano con causa “y siempre tienen que ser creativos y en una plaza pública”.

Carteles DFiniendo mi Ciudad

Uno de los primeros fue “Por una Política Formal del Deporte”, donde un grupo acudió al parque Los Viveros de Coyoacán a practicar jogging vestidos de traje y las chicas llevaban tacones, “era un juego lúdico con la palabra formal; la gente se empezó a acercar y así les explicamos de qué se trata nuestra propuesta”.

Otro fue “Por una Ciudad con Diversidad Sexual”, un baile público realizado en la explanada del Palacio de Bellas Artes con un grupo de ciudadanos gays convocados por DFiniendo mi Ciudad, quienes invitaban a los transeúntes a participar, ya fueran parejas heterosexuales y homosexuales.

Durante ese evento, en el video se ve como un policía intentó detenerlos, “pero ese es el punto, que haya libertad de expresión, diversidad y tolerancia”, señala el joven coordinador, estudiante de la universidad ITAM.

Próximamente, realizarán un flashmob sobre poder femenino y otro más sobre ciencia en coordinación con el científico e investigador René Drucker, “quien además de apoyarnos  con su conocimiento, va a participar”.

Pero más allá de causar una impresión en localizados puntos de la ciudad, el objetivo de este grupo de jóvenes no es protestar sino actuar, “así se empieza, quejándose, pero lo que queremos es tomar acción”.

Parte de ello es crear un diálogo directo con los gobernantes, y por eso, han entrevistado a los candidatos a la jefatura de Gobierno del Distrito Federal para escuchar sus propuestas “solo nos falta Beatriz Paredes, así que a través de ustedes le recordamos nuestro llamado”.

Estas conversaciones, así como los detalles de los próximos flashmobs, los videos y propuestas en políticas públicas de la organización, estarán en el sitio www.dfiniendomiciudad.mx.

Benito invita a sus congéneres a sumarse a la organización y hacer más fuerte su proyecto, que ha tenido la fortuna de la coyontura del despertar de la ciudadanía más joven de México ,“nos solidarizamos con esta consciencia de los jóvenes; nosotros también queremos cambiar a México”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo la peste negra de hace 700 años sigue afectando tu salud ahora

Las mutaciones que salvaron vidas en la pandemia de la peste bubónica están causando enfermedades autoinmunes en la actualidad.
22 de octubre, 2022
Comparte

La devastación de la pandemia de peste bubónica dejó una marca genética en la humanidad tan asombrosa que todavía sigue afectando nuestra salud casi 700 años después.

Cerca de la mitad de la población murió cuando la peste negra arrasó Europa a mediados del siglo XIII.

Un estudio pionero que analizó el ADN de esqueletos centenarios encontró mutaciones que ayudaron a las personas a sobrevivir la plaga.

Pero esas mismas mutaciones están vinculadas a enfermedades autoinmunes que afectan a las personas en la actualidad.

La peste negra es uno de los momentos más significativos, mortíferos y sombríos de la historia humana. Se estima que murieron hasta 200 millones de personas.

Huella en la humanidad

Los investigadores de la Universidad de Chicago sospechaban que un evento de tal enormidad tuvo que haber moldeado la evolución humana.

Analizaron el ADN extraído de los dientes de 206 esqueletos antiguos y pudieron fechar con precisión los restos humanos antes, durante o después de la peste negra.

El análisis incluyó huesos de los pozos de peste de East Smithfield en Londres, que se usaron para entierros masivos en la ciudad, con más muestras provenientes de Dinamarca.

análisis de dientes antiguos

Universidad McMaster

El principal hallazgo del estudio, publicado en la revista Nature, tuvo que ver con mutaciones en un gen llamado ERAP2.

Si la persona tenía las mutaciones correctas, tenía un 40% más probabilidades de sobrevivir a la plaga.

“Eso es enorme, es un efecto enorme, es una sorpresa encontrar algo así en el genoma humano”, me dijo el autor principal del estudio, el profesor Luis Barreiro de la Universidad de Chicago.

El trabajo del gen es producir las proteínas encargadas de desmenuzar los microbios invasores y mostrarle los fragmentos al sistema inmunológico, preparándolo de manera más efectiva para reconocer y neutralizar al enemigo.

El gen viene en diferentes versiones, las que funcionan bien y las que no hacen nada, y obtienes una copia de cada padre.

Así, los afortunados, aquellos que tuvieron más probabilidades de sobrevivir, heredaron una versión de alto funcionamiento de la madre y el padre.

Y los sobrevivientes tuvieron hijos y transmitieron esas mutaciones útiles, por lo que de repente estas se volvieron mucho más comunes.

“Es tremendo, vemos un cambio del 10% en dos o tres generaciones, es el evento de selección más fuerte en humanos hasta la fecha”, me dijo el profesor Hendrik Poinar, genetista evolutivo de la Universidad McMaster.

Los resultados se confirmaron en experimentos modernos con la bacteria de la peste, Yersinia pestis.

Las muestras de sangre de personas con las mutaciones útiles fueron más capaces de resistir la infección que las que no las tenían.

“Es como ver el desarrollo de la peste negra en una placa de Petri, eso es revelador”, afirma el profesor Poinar.

análisis de tejidos

Universidad de Chicago

Incluso hoy en día, esas mutaciones resistentes a la plaga son más comunes que antes de la peste negra.

El problema es que se han vinculado a enfermedades autoinmunes, como la afección inflamatoria intestinal, la enfermedad de Crohn.

Así que lo que ayudó a mantener con vida a tus antepasados hace 700 años, podría estar dañando tu salud en la actualidad.

Las cicatrices del pasado

Hay otras fuerzas históricas en nuestro ADN con un legado que nos afecta.

Alrededor del 1 al 4% del ADN humano moderno proviene de nuestros antepasados que se aparearon con los neandertales y esta herencia afecta nuestra capacidad para responder a enfermedades, incluida la covid.

“Entonces, esas cicatrices del pasado aún afectan nuestra susceptibilidad a las enfermedades hoy en día de una manera bastante notable”, dice el profesor Barreiro.

Y explica que la ventaja de supervivencia del 40% es “el efecto de eficacia selectiva más fuerte que se ha calculado en humanos”.

Al parecer empequeñece el beneficio de las mutaciones de resistencia al VIH o aquellas que ayudan a digerir la leche, aunque el investigador advierte que las comparaciones directas son engañosas.

La pandemia de covid, sin embargo, no dejará un legado similar.

La evolución funciona a través de tu capacidad para reproducirte y transmitir tus genes. La covid mata principalmente a los ancianos que ya pasaron el momento de tener hijos.

Con la peste, la capacidad de la enfermedad para matar en todo el espectro de edad y en cantidades tan grandes fue lo que llevó a que su legado tuviera un impacto tan duradero.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.