Poco interés de presidenciables en políticas públicas para jóvenes: Arena Electoral
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Poco interés de presidenciables en políticas públicas para jóvenes: Arena Electoral

Las calificaciones de Arena Electoral: Vázquez Mota, 5.0; López Obrador, 6.5; Peña Nieto, 6.1 y Quadri de la Torre, 2.4.
8 de mayo, 2012
Comparte

Los presidenciables presentan propuestas de política para jóvenes, sin tomar en cuenta las dificultades que enfrenta la juventud de México en pleno siglo XXI.

Los candidatos a la Presidencia de la República olvidan en sus propuestas, temas como juventud indígena, migración juvenil, acceso a la justicia, violencia en el noviazgo y embarazo adolescente.

Mucho menos, piensan en incluir en sus propuestas de política dirigida a los jóvenes la temática de diversidad sexual y, en general, se invisibiliza grupos juveniles particulares.

Éstas son observaciones que expertos en la materia, convocados por el proyecto de la Fundación Ethos, Arena Electoral, hicieron a las propuestas de los candidatos en el tema de política para jóvenes.

“Son propuestas muy tradicionales y nada innovadoras, poco aterrizadas y que cualquier cosa que se haga puede ser considerada dentro de lo establecido, no hay una propuesta integral ni que se refieran a cuestiones actuales de las/los jóvenes en su alta heterogeneidad y diversidad y a su proceso de desinstitucionalización”, comentó José Antonio Pérez Islas, Doctorante en Estudios Sociales, especializado en Políticas de Juventud por parte de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Las calificaciones: Vázquez Mota, 5.0; López Obrador, 6.5; Peña Nieto, 6.1 y Quadri de la Torre, 2.4.

Tres propuestas que destacan de López Obrador:

1)    Ley y un Programa Nacional de Desarrollo Integral de las Personas Jóvenes.

2)   Programa de salario estudiantil.

3)    Instancia pública con autonomía que responda a las necesidades particulares de los jóvenes.

Críticas:

Positiva la mención de “políticas sociales con un enfoque integral. Por otro lado, algunos elementos carecen de factibilidad presupuestal. Reconoce que el Estado debe asumir plenamente la responsabilidad hacia los jóvenes.  El tema del “salario estudiantil” no lo comparto.

Hay una ausencia reiterada sobre la inclusión de temáticas asociadas con los mundos étnicos (indígenas). Hace falta la vinculación de las propuestas con mecanismos reales para que sean llevadas a cabo. Tampoco está presente la temática de diversidad sexual. Sus propuestas no cubren temáticas prioritarias sobre los jóvenes.

Ojalá esté pensada además del IMJUVE, de lo contrario, hay un desconocimiento preocupante en la propuesta. No se especifican qué medidas, estrategias, actores u organizaciones participarán, está muy lejos de responder a las problemáticas juveniles que afectan a México.

Puntos a resaltar: el impulso a la participación política del sector y su inclusión en el diseño de políticas públicas; mecanismos para prevenir la discriminación e incriminación de la juventud; apoyo a jóvenes emprendedores; apoyo a la generación de un patrimonio propio.

Carece de mecanismos de rendición de cuentas y la construcción de los indicadores de seguimiento, no explícita el acceso a la vivienda.

Aunque tiene elementos interesantes, persisten proyectos que ya probaron su poca pertinencia si no se reforman el conjunto jurídico-normativo que tiene que ver con los jóvenes. Persisten la confusión juventud y deporte que son dos áreas con lógicas distintas y no hay proyectos concretos que supongan una mejor operatividad de la propuesta.

Tres propuestas que destacan de Peña Nieto:

1)    Pone un énfasis adecuado en la salud y particularmente la salud sexual y reproductiva de los jóvenes.

2) Incorporar programas de educación financiera en secundaria. Sistema de becas y en fortalecer el primer empleo.

3) Ley Nacional de Juventud alineada con los marcos internacionales (Convención Iberoamericana de los Derechos de los Jóvenes).

Críticas:

Propuesta a la que le faltan metas más concretas, eje ambiental transversal y mecanismos de evaluación. También hace bien al incluir una revisión de las condiciones de trabajo de los jóvenes para que sean dignas en todos los casos.

Especifica acciones absurdas como la de incorporar programas de educación financiera en secundaria. Como está construida suena a meras intenciones.

Ausencia sobre la inclusión de temáticas asociadas con los mundos étnicos. En general, se presentan buenas propuestas pero hace falta la vinculación de éstas con mecanismos reales para que sean llevadas a cabo.

La propuesta carece de un diagnóstico adecuado de las principales problemáticas de la juventud. En su mayoría se basa en una visión superficial y común. No refiere ni a partidas presupuestales ni a instituciones ni programas donde se puedan llevar a cabo las propuestas.

Los puntos de la propuesta son repetitivos. Si bien plantea el apoyo a madres jóvenes, ningún otro punto hace referencia a un gran problema de la juventud, el embarazo adolescente. Temas ausentes: juventud indígena, violencia en el noviazgo, juventud-medio ambiente.

Carece de mecanismos de rendición de cuentas.

Tres propuestas que destacan de Josefina Vázquez Mota:

1)    Fondo de Desarrollo Regional para la infraestructura juvenil

 

2) Desarrollo comunitario, inserción laboral, acceso a nuevas tecnologías, desarrollo regional, salud pública y ampliación de un programa de becas a todos los niveles.

3) Combatir el bullying y el sexting con campañas de prevención.

Críticas:

Las propuestas señaladas son buenas pero resultan insuficientes tanto en número como en alcance. Hay áreas que no son prioritarias como para gastar recursos públicos (por ejemplo campaña pública contra el “sexting”). Pasa por alto muchos temas urgentes y no establece prioridades claras que coincidan con la grave situación actual de la juventud en el país.

Propuesta pobre, sin imaginación y sin compromiso. Realizada “de pasada”. Al igual que el resto de los aspirantes hay una ausencia de formas para implementar en los hechos las propuestas.

La propuesta está orientada a mantener la política de juventud que ha imperado desde hace más de 30 años: adultocéntrica y asistencialista. No contempla acciones de atención; por otro lado, está el impulso a becas de posgrado, cuando el punto medular es que la juventud llegue acceda a la educación media superior y superior. Sin embargo, es de resaltar la propuesta de identificar jóvenes talentos en el deporte y la ciencia, para impulsar su desarrollo.

Habla de un enfoque preventivo, pero es limitada y carece de mecanismos visión transversal de política pública. Son una serie de propuestas muy puntuales, escasas, algunas muy pertinentes, pero totalmente disgregadas y perdidas dentro de un cúmulo de ofertas.

Tres propuestas que destacan de Gabriel Quadri:

1) Prevenir el alcoholismo como factor de riesgo

2) Re-estructurar el presupuesto de CONACULTA

3) Uso de las TIC para la construcción de un plan educativo

Críticas:

La referencia al alcoholismo es adecuada pero poco pertinente ante la ausencia de referencia a todos los otros problemas de salud que enfrenta la juventud mexicana. La idea de CONACULTA es buena. La idea de las TIC es ambigua. Estos tres puntos resultan absolutamente insuficientes para atender las problemáticas que enfrenta la juventud mexicana.

Es absurdo que esto sea una propuesta de política de juventud. Las tres medidas contempladas parten de la consideración de que los problemas de los y las jóvenes se resuelven dándoles qué hacer.

En este candidato es alarmante la falta de propuestas sobre temáticas juveniles, habla de la falta de interés y conocimiento particular del sector. En su retórica ni siquiera aparecen los elementos comunes en la generalidad del resto de las propuestas.

Los puntos de la propuesta no son temas prioritarios para el desarrollo de la juventud. Bien podrían considerarse puntos de las propuestas en adicciones, cultura y educación. Claramente hay un desconocimiento de las necesidades del sector juvenil, su heterogeneidad y complejidad.

No tiene un sentido de política pública, son sólo tres ideas aisladas. Esto no tiene nada que ver con una política de jóvenes.

Sobre los evaluadores…

Mtra. Janneth Trejo Quintana. Doctorante en Ciencia Social por el Colegio de México y Maestra en Ciencias Sociales por la FLACSO México. Ha sido profesora en la UAM-Xochimilco y actualmente es integrante del Seminario de Investigación en Juventud (SIJ) de la UNAM.

Christopher Isaí Córdova Rodríguez. Consultor Jefe de ISPA-NET Consulting, especializado en medio ambiente y mecanismos integrales de cooperación. Ha publicado diez libros y presentado 30 conferencias en cuatro continentes.  Es también director de PIDES International, organización comprometida con el empoderamiento de la juventud y colabora frecuentemente en medios en diversos países.

Herlinda Suárez Zozaya. Doctora y maestra en sociología por.  la UNAM. Es investigadora del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias (CRIM/UNAM), profesora del Posgrado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y miembro del Seminario de Investigación Superior. Desde 2003 colabora con la Universidad de Chicago como docente e investigadora y es miembro del SNI.

Luis Antonio Mata Zúñiga. Maestro en Estudios Políticos y Sociales por la UNAM. Es profesor e integrante del Seminario de Investigación en Juventud (SIJ) de la UNAM.  Su línea de investigación ha estado orientada a los estudios juveniles, particularmente, transición a la vida adulta en México y procesos de inserción de los estudios al empleo.

Gustavo Garabito Ballesteros. Doctor en Estudios Sociales por la UAM-Iztapalapa. Sus líneas de investigación son jóvenes, trabajo y exclusión social; trabajo y vida Cotidiana. Es miembro de  la Asociación Mexicana de Estudios del Trabajo (AMET), la Asociación Latinoamericana de Sociología del Trabajo (ALAST) y el Círculo Latinoamericano de Fenomenología (CLAFEN).

Mtra. Cristina Cobos. Doctorante en Sociología por la UNAM y Maestra en Antropología Social por el CIESAS. Sus líneas de investigación son: derechos humanos, violencia contra las mujeres, desaparición de personas, derechos y participación de la juventud, gestión cultural, organizaciones civiles y contraloría social.

Gustavo Hernández Verástica. Director de Servicios a la Juventud, A.C. (SERAJ), organización que busca colaborar en el desarrollo de las y los jóvenes. Ha participado en diversos foros y publicado artículos sobre el tema.

Mtro. José Antonio Pérez Islas. Ha sido consultor de la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Actualmente es Coordinador del Seminario de Investigación en Juventud de la UNAM.

Para consultar las propuestas completas de los candidatos y los comentarios íntegros de los expertos, visita el sitio web de Arena Electoral, proyecto de evaluación que deriva del trabajo con Lupa Ciudadana: Combate a la Corrupción.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El eclipse que salvó la vida de Cristóbal Colón en su cuarto viaje a América

Por sus conocimientos de astronomía, Cristóbal Colón pudo saber que habría un eclipse mientras estaba en Jamaica. Te contamos cómo lo utilizó para no morir de hambre.
11 de octubre, 2020
Comparte
Ilustración de Colón mostrando el eclipse a los nativos. Camille Flammarion 1879.

Getty Images
Hubo un eclipse el 29 de febrero de 1504 y Colón lo supo aprovechar para salvarse del hambre.

Son muchos los historiadores que coinciden en que Cristóbal Colón, el primer navegante europeo que llegó a América, fue un hombre sumamente astuto.

Pese a que tenemos pocas certezas sobre su vida, hay consenso en que su inteligencia y rapidez lo ayudaron en varias oportunidades, tanto a conseguir lo que buscaba como a salvarse de aprietos y necesidades.

Una de esas ocasiones se dio en 1504 cuando el Almirante estaba varado en Jamaica durante su cuarto y último viaje al continente.

Y para lograr lo que quería de los nativos de la isla recurrió a sus extensos conocimientos astronómicos.

“Un genio del engaño”

Colón partió en 1502 hacia América con el propósito de hallar un estrecho marítimo hacia Asia.

Pero tras más de un año navegando había perdido dos embarcaciones y las otras dos estaban muy deterioradas, lo que les impedía continuar.

Así que él y un centenar de hombres terminaron varados en el norte de Jamaica.

Imagen en 3D de las carabelas de Colón.

Getty Images
En su cuarto viaje a América, Colón quedó varado en Jamaica tras el naufragio y deterioro de sus embarcaciones.

No era la primera vez que Colón llegaba a esta isla ni tampoco la había llamado así.

El navegante llegó allí en 1494 y la bautizó como la isla Santiago. Sin embargo, nunca se refirió a ella con ese nombre en su diario del cuarto viaje. Siempre usó Jamaica.

Esa denominación deriva del nombre original de los aborígenes arahuacos que es Xaymaca o Yamaya que significa “tierra de madera y agua”.

El genovés envió a un grupo, comandado por uno de sus colaboradores Diego Méndez de Segura, en canoa a la isla La Española en busca de ayuda para rescatarlos.

Mientras esperaban consiguió intercambiar con los nativos algunas de sus posesiones por comida. Sin embargo, pasaban los días y los meses y el rescate no llegaba.

A finales de 1503, la relación con los indígenas empezó a deteriorarse.

“Se amotinaron y no le querían traer de comer como solían”, cuenta Méndez de Segura en su testamento.

Las memorias de Méndez de Segura y detalles de este último viaje fueron publicadas en 1825 por Martín Fernández de Navarrete en el libro “Colección de los viajes y descubrimientos que hicieron por mar los españoles desde fines del siglo XV”.

Si querían sobrevivir, tenían que hacer algo. Y Colón diseñó un plan tan genial como perverso: atemorizar a los aborígenes con un eclipse que ocurriría el 29 de febrero de 1504, justo el día extra de ese año bisiesto.

Retrato de Cristóbal Colón

Getty Images
Colón supo usar la astronomía para engañar a los nativos de Jamaica en 1504.

Y el navegante sabía por sus estudios que no sería cualquier eclipse, sino uno lunar que teñiría al satélite natural de la Tierra de rojo como la sangre. Podía presentarlo como un castigo divino del cual los nativos no podrían escapar.

“Colón era un genio del engaño. Y esta era una idea salvadora”, le dice a BBC Mundo Antonio Bernal, divulgador científico del Observatorio astronómico de Fabra, en Barcelona, España.

El episodio está extensamente narrado en el libro “El Memorial de los Libros Naufragados”, del historiador inglés Edward Wilson-Lee, sobre el que puedes leer más en el link que sigue.

Dios está enojado

Según el relato de Méndez, “Él (Colón) hizo llamar a todos los caciques y les dijo que se maravillaba de que no le llevaran comida como solían, sabiendo, como les había dicho, que había venido allí por mandato de Dios”.

Les dijo “que Dios estaba enojado con ellos y que se los mostraría aquella noche por señales que haría en el cielo; y como aquella noche era el eclipse de la Luna, casi todo se oscureció”.

Colón reforzó la idea de que Dios provocaba el eclipse por enfado, “porque no le traían de comer y ellos le creyeron y se fueron muy espantados y prometieron que le traerían siempre de comer“, dice el libro de Fernández de Navarrete.

Eclipse lunar de julio de 2018

Getty Images
El eclipse de Luna suele teñir al satélite natural de la Tierra en rojo por unos minutos.

Colón sabía a qué hora empezaba el eclipse y que la Luna se volvería roja.

“El eclipse de Luna tiene dos partes principales: una es el principio, que es la parte parcial, en la que la Luna se ve parcialmente oscura. Y cuando está toda negra, empieza la segunda parte que es la de totalidad”, explica Bernal.

“Este eclipse tenía, además, una característica especial: la Luna se eclipsaba cuando todavía estaba sin salir, debajo del horizonte”, añade.

Entonces cuando apareció en el cielo ya se vio parcialmente oscura.

“Y después de la totalidad, los eclipses de Luna hacen que esta se vea roja, por refracción de la atmosfera terrestre“, detalla.

Esto se debe a que la luz solar no llega directamente a la Luna, sino que parte ella es filtrada por la atmósfera de la Tierra y os colores rojizos y anaranjados se proyectan sobre el satélite natural.

¿Pero por qué estaba Colón tan seguro de que habría un eclipse?

El almanaque

Cristóbal Colón tenía muchos conocimientos a su haber: sabía de navegación, hablaba varias lenguas, y “tenía una escritura muy bonita”, según cuenta Consuelo Varela, profesora de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), de España.

“Él era un hombre con una gran capacidad y un ansia de conocer y aprender. Quizás la característica que resaltaría de Colón es su empeño en saber las cosas”, le dice a BBC Mundo la historiadora española experta en temas americanos y en Colón.

Pero sobre todo “Colón conocía el cielo”, agrega Bernal. “Conocía las estrellas y se guiaba por ellas”.

El Almirante era un aficionado a la astronomía y se sabe que en sus viajes llevaba consigo un calendario de eclipses: el almanaque Regiomontano.

Este fue confeccionado por el astrónomo y matemático alemán Johann Müller (1436-1476), cuyo apodo era precisamente “Regiomontano”, que proviene de la traducción latina del nombre de la ciudad alemana donde nació: Königsberg y que significa (Montaña real o Montaña Regia).

Parte del almanaque de Regiomontano con dos agujas móviles para calcular el movimiento de la Luna.

Gentileza Biblioteca de la Universidad de Glasgow
El almanaque Regiomontano contaba con dos agujas móviles para calcular el movimiento de la Luna.

Los calendarios y almanaques impresos eran extremadamente populares en los siglos XV y XVI y proporcionaban a la gente los conocimientos básicos necesarios para planificar sus rutinas diarias.

“Los fenómenos celestes servían para muchas cosas: primero para orientarse, y segundo, la meteorología se predecía con los fenómenos celestes. Hoy sabemos que eso es un error, pero en ese tiempo no se sabía”, explica Bernal.

El almanaque de Regiomontano, en particular, era muy utilizado porque sus cálculos eran muy precisos.

Su creador registró varios eclipses de Luna y su interés lo llevó a hacer la importante observación de que la longitud en el mar se podía determinar calculando distancias lunares.

Incluso en 1472 observó un cometa, 210 años antes de que el astrónomo Edmund Halley lo viera “por primera vez”, destaca la Universidad de Glasgow en sus archivos y colecciones especiales, que cuenta con una copia de este calendario impreso en 1482.

Estas dos páginas del almanaque de Regiomontano describen los eclipses de Sol y Luna. En el extremo derecho inferior está señalado el eclipse de Luna del 29 de febrero de 1504 que utilizó Cristóbal Colón.

Gentileza Biblioteca de la Universidad de Glasgow
Estas dos páginas del almanaque de Regiomontano describen los eclipses de Sol y Luna. En el extremo derecho inferior está señalado el eclipse de Luna del 29 de febrero de 1504 que utilizó Cristóbal Colón.

Se trataba de una ayuda indispensable para cartógrafos, navegantes y astrólogos.

Fue esa la herramienta que Colón utilizó para “predecir” el eclipse lunar del 29 de febrero de 1504 y salvarse a él y a sus hombres de morir de hambre, hasta que en junio de ese año finalmente llegaron los refuerzos que tanto esperaban.

“Colón era un hombre enormemente listo y esa era la única forma que tenía de asustar a los indios. El sobresalto que se debieron dar los pobres indígenas“, dice bromeando Consuelo Varela.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=W3yHdmZ_rF8

https://www.youtube.com/watch?v=d1kdOny_ufM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.