Presidenciables, sin propuestas claras para combatir 52 millones de pobres: Arena Electoral
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Presidenciables, sin propuestas claras para combatir 52 millones de pobres: Arena Electoral

La evaluación realizada por Arena Electoral colocó calificación de 6.8 a AMLO, 6.0 a Peña Nieto, 5.4 a JVM y 2.2 a GQT
16 de mayo, 2012
Comparte

De acuerdo al Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) en el país existen 52 millones de personas en situación de pobreza. En su Informe de Evaluación de la Política de Desarrollo Social 2011 precisó que entre 2008 y 2010, aumentó 3.2 millones la población en esta condición.

Similar a otros rubros de la agenda nacional, los presidenciables no proponen soluciones viables para resolver este problema que pernea directamente en la calidad de vida de los mexicanos. Luego de revisar las propuestas de los candidatos, académicos expertos en el tema –convocados por el proyecto de Fundación Ethos, denominado Arena Electoral–, calificaron con 6.8 a Andrés Manuel López Obrador y con 6.0 a Enrique Peña Nieto; ambos los dos los únicos aprobados.

Josefina Vázquez Mota obtuvo 5.4 y Gabriel Quadri de la Torre únicamente alcanzó 2.2. Como se señala en la evaluación que se lleva a cabo en coordinación con Lupa Ciudadana, el énfasis de la propuesta de la panista está en la generación de instrumentos para el acceso al financiamiento, pero no ofrece un diagnóstico en la materia, ni objetivos específicos para impulsar una política pública en la materia.

Como refiere Miguel S. Reyes Hernández, Doctor en Economía y Director del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana Puebla, la propuesta de Vázquez Mota plantea una continuidad y ampliación de la política de combate a la pobreza actual, que favorece los mecanismos focalizados, asistenciales y cuyo uso electoral no terminó con la derrota del PRI en 2000. “El fracaso de esa política social debe evaluarse en los millones de pobres más respecto a 1997”, aseguró.

Para el candidato de Izquierda, una de las soluciones ante la pobreza es originar políticas integrales de producción, distribución, precios, subsidios generales y regulación, destinados a alcanzar la soberanía alimentaria.

La propuesta del priísta demuestra confusión. además de que es de un corte muy clásico, repitiendo las acciones (claro con su toque de mejoramiento) de combate a la pobreza.

Desde el punto de vista de Miguel Reyes, su propuesta “pareciera ser la segunda fase del “liberalismo social” de Carlos Salinas. La primera generación con “Solidaridad” como eje, implicaría en esta segunda fase, la combinación de políticas de focalización con políticas de atención universal. Sin embargo, esta política al igual que la de focalización extrema, han demostrado en México su ineficacia e ineficiencia para erradicar estructuralmente la pobreza”.

Consulta los resultados completos de la evaluación, los comentarios de los académicos y las propuestas completas de los candidatos en el sitio web de Arena Electoral.

Aspectos de la propuesta de Vázquez Mota:

Reglas de operación de política social; catálogo único y padrón unificado de beneficiarios.

Supervisión, transparencia y rendición de cuentas de los programas sociales de los tres órdenes de gobierno.

Política pública de emergencia alimentaria; creación del Fondo de Blindaje Alimentario.

Crédito, particularmente a sectores rurales con mayor marginación y con potencial productivo.

Fortalecer a FIRA, a la Financiera Rural y a FONAES.

Microfinanciamiento para población en pobreza.

Instituir un Fondo de Garantía Intersecretarial para personas en zonas marginadas, para financiamiento a pequeños productores rurales en municipios de alta y muy alta marginación.

Red de apoyos: microcréditos productivos, uso de remesas, productos de inversión y ahorro, asesoría y financiamiento para exportación de productos, financiamiento para ecoturismo rural y financiamiento para capital de trabajo.

Algunas observaciones fueron que los cambios a escala local dejan al garete programas. Carece de una visión de bienestar colectivo: redunda en el fortalecimiento de los programas existentes que no cubren la totalidad de las personas en pobreza. Además no se establece un diagnóstico sobre la problemática; no deja claro los mecanismos para llevarla a cabo.

Objetivos claros, pero limitados. Los microcréditos y los planes de emergencia alimentaria han fracasado. Las condiciones estructurales para mejorar nivel de vida y bienestar permanente no son abordadas en lo absoluto en la propuesta.

Aspectos de la propuesta de López Obrador:

Producción sostenible, de granos y otros productos agropecuarios y pesqueros básicos; generar el ingreso necesario para que la población pueda acceder a ellos.

Cambiar la orientación de programas asistenciales de “combate a la pobreza” para la población en condiciones de indigencia.

Programa nacional para garantizar alimentación básica de la población, particularmente los más desprotegidos.

Mantener los subsidios generalizados a través de la Tasa Exenta al IVA en alimentos y medicinas.

 

Incremento de los recursos y programas asistenciales para combatir la pobreza, con programas que generen proyectos productivos, empleos e ingresos estables.

Mecanismos de planeación, información y evaluación de las políticas de desarrollo social con participación de diversos organismos académicos, sociales y ciudadanos.

Las observaciones de los académicos fueron que la propuesta del perredista va más allá del combate a la pobreza, al centrarse en la construcción de un Estado de Bienestar que lleve al desarrollo de capacidades y calidad de vida de todas las clases sociales, donde el Gobierno Federal es un actor clave en la realización de estas acciones. Un primer problema, sin embargo, dice Oscar Martínez, Doctor en Políticas Comparadas de Bienestar Social, es que una visión de esta naturaleza es lo que se llama “la política de las políticas”, pues para materializar acciones de esta índole se necesitan consensos que escapan del poder ejecutivo.

Sin embargo, Gabriela Pérez, Doctora en Políticas Públicas, opina que la propuesta hace particular énfasis en las condiciones sociales, pero no diagnostica el problema de forma adecuada o consistente. No propone políticas públicas concretas o formas de instrumentación definidas, así como tampoco metas concretas y medibles.

Mariana Gabarrot, Doctora en Geografía Humana por la Universidad de Oxford, considera que si bien se reconoce que la pobreza es un tema que afecta a sectores amplios de la población, no hay un plan de trabajo específico más allá del plan de contingencia para la pobreza alimentaria.

La claridad y pertinencia inicial de la propuesta se diluye al momento de abordar los elementos para su implementación, expresa Alejandro González, Maestro en Gestión Pública por la Universidad de Birmingham en el Reino Unido.

Aspectos de la propuesta de Peña Nieto:

Profunda transformación de la Secretaría de Desarrollo Social, para que cumpla cabalmente con su misión.

Autonomía del Coneval, a fin de asegurar la independencia de la evaluación de los programas sociales.

Compactación de los programas, y simplificaremos mecanismos de acceso a los mismos.

Ampliar el abasto popular en las mejores condiciones posibles, apoyar al consumo de la población de menores recursos y mejorar sustancialmente la cultura alimentaria y nutricional.

Segunda generación de programas de desarrollo social dejando atrás la visión asistencialista.

Impulso al empleo y a las actividades productivas del sector social.

Verdadera cruzada al rescate de las zonas de atención prioritaria rurales y urbanas.

Mejorar la eficiencia del gasto público y eliminar subsidios generalizados al consumo sustituyéndolos con subsidios focalizados o transferencias directas dirigidas a la población pobre.

Garantizar un piso mínimo de apoyo a los grupos más vulnerables, por ello se impulsará la pensión universal para adultos mayores.

Los evaluadores hicieron notar en sus observaciones que se trata de una propuesta donde el tema de jóvenes y pobreza está ausente. En general carece de compromisos y metas concretas.

Centrar la propuesta en pobreza alimentaria es solamente un plan de emergencia para grupos excluidos, no una visión integral del combate a la pobreza. Plantear generación de proyectos productivos además del fortalecimiento de SEDESOL y CONEVAL es realmente lo que se ha hecho hasta el momento, no presenta un cambio ni un avance sustancial.

Conoce a los evaluadores…

Doctor Humberto Palomares León. Doctor en Estudios del Desarrollo. Es investigador y profesor de tiempo completo en El Colegio de la Frontera Norte, adscrito a la Dirección General Regional del Noreste, en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Sus áreas de estudio son desarrollo y geografía económica.

Doctor Óscar Alfonso Martínez Martínez. Profesor- Investigador del Departamento de Ciencias Sociales y Políticas, de la Universidad Iberoamericana. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores y forma parte de la Red de Política Social Mexicana así como del Observatorio Latinoamericano de Pobreza de AUSJAL.

Doctora Gabriela Pérez Yahuarán. Profesora e investigadora de tiempo completo en el Departamento de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Iberoamericana. Sus temas de investigación se insertan dentro de la línea de investigación “Estudios sociales en políticas públicas”, con especial énfasis en la política social. @gabypyarahuan

Doctora Mariana Gabarrot Arenas. Es miembro co-titular del grupo de investigación: Cátedra de investigación “Desarrollo Social y Globalización” del Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas del TEC de Monterrey. También es integrante del SNI.

Doctor Miguel S. Reyes Hernández. Coordinador del Campo Estratégico de Acción en Pobreza y Exclusión del Sistema Jesuita (CEAPE-SUJ). Sus líneas de investigación son: pobreza y desarrollo, exclusión e inequidad y políticas públicas.

Lic. Clara Schettino. Politóloga por el CIDE. Actualmente es investigadora en CIDAC. Desde la sociedad civil ha trabajado temas de inclusión financiera y educación

Maestro Alejandro González Arreola. Es socio-fundador y actual Director General de GESOC, Gestión Social y Cooperación, A.C. Es también consultor para el Banco Mundial y profesor de la Maestría en Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad Panamericana, y del ITESM Campus Ciudad de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido tras la victoria republicana en la Cámara de Representantes

Estados Unidos tendrá un gobierno dividido en el que un partido tendrá la Presidencia y el otro, el control de una cámara del Congreso. ¿Cuáles son las repercusiones?
16 de noviembre, 2022
Comparte

Los demócratas, que controlan la presidencia y el Congreso desde enero de 2021, acaban de perder su mayoría en la Cámara de Representantes.

Estados Unidos tendrá “un gobierno dividido” a partir de enero.

El término se refiere a una situación en la que una o las dos cámaras del Congreso están bajo control de un partido distinto al del presidente en ejercicio, actualmente el demócrata Joe Biden.

El control que el Partido Republicano logró de la Cámara de Representantes en las elecciones de medio término, según proyecciones divulgadas este miércoles de noche, significa que Estados Unidos tendrá un gobierno de este tipo cuando los nuevos representantes asuman su cargo.

Gobiernos divididos han sido bastante comunes desde los años 70, el más reciente se dio durante los dos últimos años de la presidencia de Donald Trump, cuando los demócratas controlaban la cámara baja del Congreso.

Que los republicanos recuperen la mayoría de la Cámara de Representantes que habían perdido en 2018 puede significar dos años de confrontación política con pocos logros legislativos, anticipan expertos.

“Creo que un acuerdo bipartidista sería muy difícil, dada la enorme división entre los dos partidos en casi todas las cuestiones importantes a las que se enfrenta el país”, dijo Alan Abramowitz, un politólogo de la Universidad Emory que ha escrito varios libros sobre elecciones estadounidenses a BBC Mundo.

El camino que sigue una ley

En Estados Unidos cada cámara puede iniciar un proceso legislativo. El proyecto de ley tiene que ser aprobado por las dos, antes de ser enviado al presidente para que lo firme y lo convierta en ley.

Nancy Pelosi, Mitch McConnell y Kevin McCarthy

 

Una ley puede morir en cualquier fase si una de las cámaras vota en contra, o si el presidente la veta.

Algunas personas apoyan un gobierno dividido porque significa que cada partido político puede vigilar al otro, por ejemplo, controlando medidas de gasto no deseadas o bloqueando ciertos proyectos para que no se conviertan en ley.

Recientemente, el empresario y actual dueño de Twitter Elon Musk aconsejó a sus millones de seguidores en la red social que votaran a los republicanos en las elecciones de mitad de período, dado que el presidente Biden es demócrata.

Su razonamiento, dijo, es que “el poder compartido contiene los peores excesos de ambos partidos”.

Ventajas e inconvenientes

Los gobiernos divididos pueden forzar a los legisladores a presentar leyes que tengan una base de apoyo más amplia, lo que hace que sean más difíciles de revocar cuando el poder cambie de manos.

En ese caso, la cooperación aporta estabilidad política.

El Capitolio en un atardecer

Getty Images

Pero cuando los partidos están polarizados en sus posiciones, un gobierno dividido puede hacer que a un partido le resulte imposible aprobar leyes, lo que conduce a un punto muerto en el que es difícil avanzar en políticas para todo el país.

Grandes cambios legislativos a menudo han ocurrido bajo gobiernos de un solo partido, como el New Deal del presidente Franklin Roosevelt y la ley de Cuidado de Salud Asequible de Barack Obama, coloquialmente conocida como Obamacare.

Gobiernos divididos también pueden llevar a más cierres de gobierno, que se produce cuando los partidos no se ponen de acuerdo en un presupuesto para continuar con la financiación pública.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.