¿Tomas antidepresivos y alcohol? Podrías desarrollar sonambulismo
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Tomas antidepresivos y alcohol? Podrías desarrollar sonambulismo

Investigadores de EU también encontraron un vínculo entre la tendencia a realizar caminatas nocturnas estando dormido y el riesgo de desarrollar trastornos como depresión y ansiedad.
16 de mayo, 2012
Comparte

Los científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, encontraron que en ese país unos 8.4 millones de personas (un 3.6% de la población) tienen tendencia al sonambulismo.

Y el número es igualmente en alto en otras regiones del mundo donde se han llevado a cabo estudios del trastorno.

Además, los investigadores también encontraron un vínculo entre la tendencia a realizar caminatas nocturnas estando dormido y el riesgo de desarrollar trastornos como depresión y ansiedad.

Tal como señalan los científicos en Neurology, la revista de la Academia Estadounidense de Neurología, aunque hay varias teorías sobre las causas del sonambulismo, hasta ahora se desconoce qué es lo que provoca este trastorno.

Según el profesor Maurice Ohayon, quien dirigió el estudio, el sonambulismo es un trastorno de conducta durante el sueño de la categoría de las parasomnias, en los que se produce “una excitación durante la fase No REM del sueño (o el sueño de ondas lentas)”. Se trata de episodios breves en los que la persona puede llevar a cabo actividades sencillas o complejas, como salir de la cama, ir al baño, caminar o salir de la casa, mientras permanece inconsciente.

Depresión y alcoholismo

Tal como señalan los investigadores, los datos también mostraron que la gente con depresión tiene 3.5 veces más probabilidades de sonambulismo que quienes no sufren el trastorno. Quienes toman medicamentos antidepresivos mostraron tres veces más probabilidad de tener dos episodios de sonambulismo o más al mes.

Y las personas con dependencia o abuso de alcohol y aquellos que sufren el trastorno obsesivo compulsivo también tienen “significativamente más probabilidades” de episodios de sonambulismo, expresan los autores.

“No hay duda de que existe una asociación entre la deambulación nocturna y ciertos trastornos, pero no sabemos la dirección de la causalidad”, dice el profesor Ohayon, “¿Están los trastornos médicos provocando sonambulismo, o está ocurriendo lo contrario? O, quizás, el responsable es el tratamiento”, agrega.

“Lo que es claro en este estudio -dicen los autores- es que el sonambulismo es mucho más prevalente en adultos de lo que se había pensado”.

Consecuencias y creencias falsas

“Deambular durante la noche puede ser inocuo y a menudo es motivo de bromas”, explica el profesor Ohayon.

“Por ejemplo, ¿alguien recuerda el episodio de los Simpson en el que Homero comienza a deambular y hacer tonterías mientras sigue dormido? A pesar de las bromas, el sonambulismo puede tener consecuencias graves. Hay episodios que pueden resultar en lesiones del individuo que deambula o de otros y pueden conducir a una discapacidad en el funcionamiento psicosocial”, agrega el científico.

Quizás porque es un trastorno todavía muy desconocido, existen muchas creencias equivocadas sobre el sonambulismo. Por ejemplo, se piensa erróneamente que despertar a una persona que deambula dormida es peligroso.

Y tampoco es cierto que la tendencia a caminar dormido es la reproducción de los movimientos que el individuo realiza en sus escenas de sueño.

Causa desconocida

Los expertos creen que el uso de ciertos medicamentos y la presencia de algunos trastornos psicológicos y psiquiátricos pueden desencadenar el sonambulismo, pero las causas exactas se desconocen. Tal como explican los investigadores, hay muy pocos estudios epidemiológicos sobre la prevalencia del trastorno en el mundo.

“Además de un estudio que realizamos hace unos 10 años entre la población general de Europa, en el que informamos de una prevalencia de sonambulismo de 2%, casi no hay datos sobre qué tan prevalentes son las caminatas nocturnas en la población general adulta”, afirman los autores.

“En Estados Unidos, la única tasa de prevalencia de sonambulismo disponible fue publicada hace 30 años”, agregan.

Ahora por primera vez los investigadores utilizaron datos más amplios y representativos de la población estadounidense para conocer el número de sonámbulos. Además de establecer la prevalencia del trastorno, los científicos querían también evaluar el vínculo entre el uso de medicamentos y la presencia de trastornos mentales con el sonambulismo.

El profesor Ohayon y su equipo llevaron a cabo encuestas telefónicas con 19 mil 136 individuos de varios estados del país, los cuales respondieron cuestionarios sobre su salud mental, historial médico, uso de medicamentos, frecuencia, duración e historial familiar de sonambulismo. También respondieron sobre otros síntomas de trastornos de parasomnia, como pesadillas o conductas violentas durante el sueño.

Los resultados mostraron que hasta 3.6% de los encuestados habían tenido al menos un episodio durante el año previo y 1% habían tenido dos o más episodios en un mes.

Como muchos de los participantes respondieron que habían tenido sonambulismo durante su infancia o adolescencia, los investigadores encontraron que la prevalencia a lo largo de la vida en la población es de 29.2%.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Qué son los interferones: los "soldados" con los que nuestro cuerpo combate el COVID (y qué peligros tienen)

Los humanos producimos interferones de manera natural para combatir los efectos de algún virus y científicos ahora buscan formas de potenciarlos ante la pandemia.
2 de septiembre, 2020
Comparte

Fueron nombrados como “nuestros mejores combatientes”. Así, el epidemiólogo más reconocido y líder en la lucha de Estados Unidos contra el coronavirus, Anthony Fauci, describió a los interferones.

Y de acuerdo a los expertos consultados por BBC Mundo, no exagera.

Los interferones son glucoproteínas de alta actividad antiviral producidas en nuestro cuerpo y se consideran parte esencial de la defensa del organismo contra múltiples virus, entre ellos el nuevo SARS-CoV-2.

De hecho, diferentes estudios plantean que fortalecer la presencia de estas moléculas en el cuerpo humano a tiempo puede inhibir con fuerza los efectos de la covid-19.

La esperanza es que, junto a otros tratamientos, se pueda acelerar la recuperación y prevenir daños a largo plazo en la salud.

Pero se señala que también existen peligros cuando la enfermedad ya está avanzada por los intensos efectos secundarios que se pueden provocar.

Pese a ello, tratamientos con interferones ya son usados con males como la hepatitis C y la esclerosis múltiple.

Descripción

“Son nuestros soldados de primera línea. Cuando te infectas con un virus, las células realizan un trabajo fundamental. Podemos decir que lo primero que hacen es un llamado para aumentar las defensas del cuerpo. Esa acción es mediada por estas proteínas llamadas interferones“, explica a BBC Mundo Benjamin tenOever, director del Centro de Ingeniería de Virus para Terapia e Investigación, con sede en Nueva York.

Dosis de tratamiento con interferones inyectables

BBC
Los interferones son producidos de manera natural por el cuerpo humano, pero se desarrollaron tratamientos para fortalecer el sistema inmune de las personas.

El médico describe, por ejemplo, que los interferones actúan cuando tienes síntomas de un resfrío o gripe como la fiebre y dolor corporal.

“Combaten los efectos que producen los virus. Intentan reducir lo que generan”, señala.

Por su parte, un ensayo publicado por científicos alemanes, publicado en julio por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, indica que los interferones “reaccionan rápidamente durante el proceso de una infección viral.

“Forman una parte esencial de un mecanismo de defensa muy temprano”.

Frente al coronavirus

De acuerdo al equipo de médicos alemanes, un indicador de la importancia de los interferones es el hallazgo de que en cultivos celulares y experimentos con animales se detectó que pueden inhibir fuertemente los efectos del coronavirus.

Es por ello que diferentes estudios en el mundo apuntan a potenciar su capacidad en el cuerpo humano, lo que significaría que el sistema inmune de las personas tenga mayores opciones de que la covid-19 no produzca efectos graves o fatales.

Hasta este 1 de septiembre, 850.545 personas fallecieron por el contagio del nuevo virus y se registraron más de 25 millones de infecciones en el mundo.

Estados Unidos, Brasil, India y México son los países con mayor cantidad de fallecimientos por la pandemia.

Personas con mascarilla en Guatemala

Getty Images
Hasta finales de agosto, la pandemia llegó a provocar más de 850.000 muertes.

Benjamin tenOever explica que no es una sorpresa que dotar de interferones es una forma efectiva de combatir infecciones como el coronavirus, pero también añade que existen problemas.

Los peligros

“Pueden existir casos en los que si se proporciona esta proteína como un medicamento puedes experimentar la peor gripe de tu vida. Una dosis puede ser mucho más grande de lo que tu organismo puede producir de forma natural y te sentirás terrible incluso en el caso de que te pueda ayudar con una infección de algún virus”, explica.

El experto sostiene que esa es una de las razones por las que todavía se debate si esta posibilidad se debe usar de manera más generalizada con aquellos contagiados con el nuevo coronavirus.

Y es una posibilidad de que el momento en el que se aplica este procedimiento el que defina los posibles efectos.

Una dosis en una etapa temprana del coronavirus puede ser más efectiva que cuando el paciente ya se encuentra hospitalizado, “pero es algo que todavía se analiza”, dice tenOever.

“Todavía no está claro. Es algo que aún no sabemos y, además, actúa de manera diferente en cada caso”, señala.

Y por ello científicos alrededor del mundo estudian cómo se puede lograr que los interferones logren ser incluso mejores soldados de lo que son ahora en la lucha contra el coronavirus.

A la par que diferentes laboratorios del mundo intentan desarrollar una vacuna para la covid-19 que sea segura y efectiva.

Prueba de coronavirus en Cuba

Getty Images
Cuba desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El tiempo para actuar parece ser vital, de acuerdo a las investigaciones de un grupo de científicos franceses liderados por Jérôme Hadjadj.

En su artículo, publicado en la revista Science, explican que la producción de células inmunes desciende en los casos ya avanzados de la enfermedad en un artículo publicado en la revista estadounidense Science.

“Descubrimos que cuanto más graves estaban los pacientes, menos interferón tipo 1 producían”, señalan el artículo “Deterioro de la actividad del interferón tipo I y respuestas inflamatorias en pacientes con COVID-19 grave”.

TenOever, por su parte, añade que en casos avanzados el virus “reprime de forma muy activa tanto la producción como la acción de los interferones”.

A pesar de que estos tratamientos para la el virus no los avala la Organización Mundial de Salud, ya son usados en países como Cuba, que desarrolló hace más de dos décadas su medicamento Interferon Alfa 2b, que produce con su propia tecnología.

El Ministerio de Salud Pública de la isla resalta que la inclusión de este medicamento en sus protocolos de tratamiento trajo resultados positivos.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.