Trans-X o cómo sobrevivir a los 80
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Trans-X o cómo sobrevivir a los 80

19 de mayo, 2012
Comparte

Pascal Languirand nunca imaginó que la rola “Living On Video” marcaría a toda una generación, ni mucho menos que se volvería todo un clásico de la música electrónica. El creador de la mítica banda canadiense Trans-X (Trans-Europe Express) sólo recuerda que cuando la grabó en 1981 fue el momento más feliz de su vida. Era su primera experiencia en un estudio profesional de 24 pistas y donde se usaban cintas de dos pulgadas. De inmediato se notaba experiencia de los productores especializados en música bailable en comparación con sus demos caseros.

Mientras Anne Brosseau, la voz en francés de “Living On Video”, cantaba sus partes de la canción, Pascal se puso los audífonos y escuchó ese sonido deslumbrante que le perforó la cabeza. “¡Wow! Pero qué bien suena esto”, fue lo primero que dijo aquel joven nacido en París, Francia, pero educado en el Collège Stanislas en Quebec y posteriormente McGill University en Montreal, Canadá.

Trans-X nació por la necesidad de Pascal de pasarla bien con sus amigos y también porque era la manera más fácil de ligarse a las chicas. Su padre trabajaba en la radio y tuvo un programa musical por cuatro décadas. Estuvo muchos años en la TV y fue diseñador multimedia. Un día llegó a su casa con una grabadora de cinta de cinco pistas y el joven de 17 años se la apropió y comenzó a experimentar con sonidos de guitarra, batería, bajo y un órgano barato.

Después adquirió una grabadora de ocho pistas y se inclinó por la música experimental-ambiental. Buscaba sacarle sonidos extraños a sus sintetizadores y quería imitar desde el lado electrónico a Pink Floyd del disco “Echos” y a otros grupos como Klaus Schulze, Tangerine Dream. También escuchaba bandas del movimiento electro-pop de Inglaterra como Human League. Así inició su camino para hacer bandas sonoras para programas de TV. Sin embargo, cuando escuchó el sonido de Krafwerk le surgió la idea de crear música más pop y bailable y dejar a un lado lo ambiental-místico.

Pascal estuvo siempre rodeado de tecnología y artefactos sofisticados donde el puente natural fue la TV. Precisamente su padre conoció a su mamá en el canal de televisión donde laboraba porque ella era maquillista y se cruzaban frecuentemente por los pasillos del estudio.

Ahora regresa recargado con un nuevo álbum de estudio “Hi-NRG” (LOV/RECS 2012) que contiene 11 tracks y la versión definitiva de “Living On Video”, que hasta la fecha ha sido mezclada oficialmente más de 300 veces. Además hay un cover sinte de “Transmission” de Joy División.

Pascal pide otra “margarita” mientras se acomoda sus gafas que le cubren casi toda la cara. Habla perfectamente el español porque estuvo viviendo siete años en Barcelona y llegó al DF en 2008 para fundar, junto con Erick Canales y José Luis Sedano, la disquera independiente LOV/RECS. El músico-productor viste todo de negro, lo que contrasta con su piel y su cabello casi blanco. Es amable y utiliza las palabras exactas. En esta etapa de su vida sigue con fervor “Los cuatro acuerdos de los Toltecas”: no supongas, honra tus palabras, haz siempre lo mejor que puedas y no te tomes nada personal. Según la tradición Tolteca, poniendo en práctica estos cuatro acuerdos tu vida puede cambiar, siempre y cuando seas impecable con ello. En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. Pero el problema es de él y no tuyo.

-¿Odias o amas a “Living On Video” por el impacto mundial que tuvo?

La rola original fue la versión francesa. Y sólo pensaban que iba a pegar en el mercado franco y por eso hay pequeños sencillos. Tuve que suplicarle a la disquera para hacer una versión para la cara B de la versión inglesa. Es curioso, ¿no? Hay un DJ que se llama “Pakito” que vendió un disco de platino en Francia y un disco de oro en Bélgica con una versión de “Living On Video”. Y yo, francés, en mi idioma nunca tuve éxito como artista o interprete en países francos. Fui Top 10 en Alemania y en Inglaterra pero nunca en Francia. ¿Qué curioso, no?

-¿Cuál es la versión que más te ha gustado de las 300?

Es que no he escuchado todas, jeje. Pero ahora tenemos una versión muy buena de “Panoptica Orchestra” y hay una de la “Sonora Balkanera”. Hay versiones sorprendentes como la de Sweet Suite, es más moderna, más trance.

-¿Ha cambiado tu proceso de componer tus rolas?

La mitad de las rolas de este disco son de los 80 porque no me gustó la producción original. Así que es el mejor disco que he hecho en mi carrera, pero producido con sonidos nuevos porque lo que pretendo es hacer renacer el género Hi-NRG. Por ejemplo, vas al Patrick Miller y sólo ponen música de los 80 pero hay producciones nuevas también. Mi público también es el electro y me siguen mucho los darkis y punks.

-¿Por qué incluir un cover de Joy División? ¿Qué significado tiene esta banda a lo largo de tu carrera?

Es una banda de culto y me gusta mucho. Me encantó mucho la idea de hacer una versión con sintes y guitarras. Era todo un desafío, sabes. Voy añadir más y más covers porque a la gente le gusta mucho escuchar versiones nuevas.

-¿Es fácil ser un personaje famoso a nivel mundial?

Por causalidad soy conocido, jajaja. Te voy a decir algo: yo no le he copiado a nadie en la música, hago mi propio sonido como lo hacía con mis bandas sonoras. Uno de mis mentores es Bryan Eno, que es productor y experimenta con tecnologías.

-¿Cuál ha sido tu show memorable que aún no lo puedes borrar de tu cabeza?
En el pasado hice muchos shows pero en los 80 te contrataba una Disco para cantar cuatro rolas con un micro y sobre pista. Pero ahora con el nuevo disco “Hi-NRG” lo pensé más para tocarlo en vivo. Tampoco es el sonido idéntico del disco porque toco dos sintes en vivo, tengo que cantar, memorizar letras, es una gimnasia, es como alguien que va a las olimpiadas. También hay otra chica que canta y una batería electrónica muy espectacular. Es un show en vivo que nunca lo había hecho. Ahora es mi gran oportunidad de hacerlo.

-¿Cómo fue que decidiste vivir en México?

Vine una vez en 1984. Pero me trajo para quedarme Erick Canales en el 2008 y después me presentó al productor Emilio Acevedo de “Sonido Lasser” y empezamos a trabajar. Hay pocos productores en el mundo que saben lo que es la música Hi-NRG y él es uno de ellos. Me di cuenta que mi público está más aquí y en el sur de Los Ángeles donde viví tres años. Hay también buenos productores en Suecia. El rollo latino me atrae mucho y aquí el clima me encanta, las palomas, todo. La ciudad es muy grande y vienen muchas bandas internacionales, hay muchos shows de música electrónica que en otros países y eso me gusta.

-¿Por qué crear LOV/RECS cuando las disqueras son las grandes perdedoras con la llegada de la tecnología?

Uso mi energía y mi renombre internacional para promocionar a otras bandas. Y eso me interesa. Tenemos a la “Internacional Sonora Balkanera”, su show en directo es increíble. A “GusGus”, un grupo de Islandia fantástico y recientemente a una banda sueca que esta semana publicamos en vinilo, “Vision Talk”. Estoy promocionando bandas donde puedo y como puedo.

-¿Existe una vía adecuada para que la gente consuma música y que todos ganen?

Ahora estoy cambiando la forma de hacer marketing, este disco de momento sale en CD el 21 de mayo y poco a poco vamos a sacar vinilos con cuatro o cinco remezclas de un tema. Vamos a explotar todo el disco con sencillos y vamos a hacer un concurso de remixes porque a la gente le gustan las remezclas. Me parece una idea de marketing más actual.

-¿Cuál ha sido el cambio más importante entre la disqueras y el músico?

Es difícil ganar dinero ahora con las bandas. La banda tiene que dar un pequeño porcentaje de lo que cobra para actuaciones en directo porque los estás promocionando. Nosotros tenemos que pagar un promotor, radio nacional, prensa, es mucho trabajo y no hay ventas para compensar. Pero nos arriesgamos porque nos gusta lo que hacemos: darle oportunidad a bandas jóvenes. Lo más importante que le pido a una banda es que tenga un sonido único, que no intenten copiar a Depeche Mode o ser una copia de otra banda famosa.

-¿Cómo alcanzar ese sonido?

No sé. Yo experimentaba desde siempre haciendo música para bandas sonoras, y buscaba una textura más que copiar un sonido. Hoy un DJ saca una rola que tiene éxito y de inmediato vas a tener a 20 DJs que van a copiar ese éxito. Antes las bandas tenían un sonido único, ahora es difícil encontrar, saber o reconocer a los grupos que tienen un estilo muy propio.

-¿Hubo un momento en que el mundo de la música te decepcionó?

Dejé la música en 1994 y así duré 10 años. En ese tiempo desarrollé sitios web, aprendí a programar. Ya estaba aburrido del mundo de la música, de las disqueras en general. No quieren desarrollar bandas y sólo quieren ganar dinero rápido. Yo me cansé mucho de la industria.

-¿Eres un músico comprometido con las mejores causas? ¿Cómo te definirías como persona?

Mi padre fue portavoz del Día Mundial de la Tierra. Yo hice varios discos muy New Age para concientizar a la gente del reciclaje. Aquí en el DF no lo hay y en otras naciones sí. La gente es más consciente del medio ambiente. Por otra parte, tengo mucha compasión hacia los demás. Estamos en el mismo cosmos y tenemos que convivir. La vida es dura para todo el mundo. Yo siempre cuando ayudo a los demás, gano mucho más dando que recibiendo.

-¿Cuál ha sido tu momento más decadente?

Creo que estar al borde del suicidio, cuando no ves salida en la vida. Pero bueno siempre que tocas fondo pues no puedes insistir estar más abajo y subes otra vez. Ahora sigo los cuatro acuerdos Toltecas.

-¿Qué te gusta hacer cuando no estás en tu estudio?

Tengo en mi iPhone varias aplicaciones de sonidos ambientales. Me gusta escucharlos mientras duermo. Son sonidos combinados como olas de mar, lluvia, viento y pongo siempre una luz azul. Ese es mi refugio y mi cueva. Practico meditación, es decir, veo mis pensamientos y me doy cuenta que mi cerebro está siempre activo. Es un poco mirar lo que pasa en tu cerebro y darle un poco de respiro.

-¿Cómo te gustaría que te recordaran tus fans?

Como una persona sencilla que intentó ayudar a los demás. Hay mucha gente “creída” en su papel de “estrella” pero eso ya pasó de moda.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
CCTV

Escuela Lagena de China: el increíble traslado de un edificio escolar de 7,600 toneladas en Shanghái

Un equipo de ingenieros en China implementaron una novedosa técnica con patas robóticas para mover un edificio histórico de lugar.
CCTV
23 de octubre, 2020
Comparte

Un edificio de 7,600 toneladas fue puesto a “caminar” en Shanghái, China.

La escuela primaria Lagena, de cinco pisos y construida en 1935, debió ser reubicada para dar espacio a la construcción de un nuevo proyecto en las inmediaciones.

En lugar de derribar el edificio con valor histórico, los ingenieros optaron por levantar por completo la construcción y montarla sobre 198 patas robóticas especialmente diseñadas para este fin, informaron medios estatales.

Las miles de toneladas de construcción de hormigón se movieron en total 61.7 metros para literalmente “caminar” por la ciudad del este de China.

Según la cadena estatal CCTV, la maniobra fue completada en 18 días y finalizó el pasado 15 de octubre.

Ahora el edificio está siendo renovado para su preservación histórica.

La primaria Lagena siendo movida

CCTV
La escuela primaria Lagena, de cinco pisos, fue construida en 1935 en Shanghái, China.

Existen varios métodos para mover edificios, pero normalmente se emplean plataformas que se ponen sobre rieles, o grúas de enorme capacidad.

Pero la utilización de patas robóticas con ruedas, como las usadas con la escuela Lagena, ha sido una nueva estrategia aplicada por la ingeniería china.

Shanghái tiene cierta experiencia en este campo.

En 2017, un templo budista de 135 años de antigüedad y un peso de 2,000 toneladas fue movido unos 30 metros para prevenir incendios por la quema de incienso de los visitantes.

Luego de 15 días de pequeños movimientos, el histórico inmueble llegó a su destino final.

Este año, China también acaparó titulares con otra obra de infraestructuras: la construcción de un hospital con capacidad para 1,000 pacientes en tan solo 10 días.

La clínica fue levantada en Wuhan, la ciudad donde surgió el primer brote de SARS-CoV-2, que acabó derivando en pandemia.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=EGp_RvRpz28

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.