close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Asesinan a defensora de manglar amenazado por obra turística

Luego de encabezar la defensa de la Laguna de Coyuca, la ambientalista Fabiola Osorio Bernáldez fue asesinada hace siete días por un grupo de hombres armados
Por Paris Martínez
7 de junio, 2012
Comparte

Luego de encabezar la defensa de la Laguna de Coyuca, donde el gobernador guerrerense Ángel Aguirre (PRD) promueve la construcción del Muelle de Pie de la Cuesta, la ambientalista Fabiola Osorio Bernáldez fue asesinada hace siete días, por  un grupo de hombres armados que llegó al domicilio de la activista a bordo de un vehículo de alquiler en el que, luego de acribillarla a ella y a una vecina que la acompañaba, se dieron a la fuga.

Fabiola Osorio pertenecía a la agrupación civil denominada Guerreros Verdes, que busca la cancelación del proyecto anunciado por Ángel Aguirre en septiembre de 2011, y que consiste en el relleno de una franja de manglares de 5 mil 760 metros, para la construcción de un muelle turístico.

Fabiola Osorio Bernáldez.

Ya en noviembre del año pasado, es decir un mes después de que el gobernador perredista anunciara la obra, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) había clausurado la construcción, por carecer de los permisos necesarios y al corroborar que ya se habían cometido daños ecológicos, por el uso de 5 mil 760 metros cúbicos de grava y arena, que para ese momento habían sido depositados sobre mil 920 metros cuadrados del manglar; sin embargo, en diciembre Fabiola Osorio denunció que la empresa Arnpol, encargada de los trabajos, continuaba sus operaciones.

La ambientalista reclamaba, además, que el proyecto turístico viola la concesión que su familia ostenta sobre la franja de laguna afectada, desde 1969, y en la cual se conservaban ejemplares adultos de mangle rojo, que fueron talados por Arnpol, a pesar de que es una especie bajo “protección especial” de la federación, según la norma 059 de la Semarnat.

Aún así, en enero de este año, dicha dependencia federal anunció, a través de su delegado en Guerrero, Daniel Vega Villanueva, que ya brindaba asesoría al gobierno estatal, para la adecuada tramitación de los permisos para la obra, mientras que Profepa anunció que las obras continuarían aún sin contar con permisos o estudios de impacto ambiental, ya que la empresa contaba con un recurso legal denominado “allanamiento”.

Mapa de afectación al manglar de la Laguna de Coyuca.

Cabe destacar que la ecologista guerrerense fue asesinada cinco días antes de que se conmemorara el Día Mundial del Medio Ambiente, el martes de esta semana y, hasta el cierre de esta edición, al reclamo de castigo para los autores del crimen, tanto materiales como intelectuales, formulado por asociaciones mexicanas, se han sumado otras de Brasil, Guatemala, Honduras, Ecuador, Perú, Argentina e Inglaterra.

Imágenes de la Laguna de Coyuca:

Marea roja

El homicidio de Fabiola Osorio se da en el marco de una oleada de agresiones contra defensores del patrimonio ambiental guerrerense, entre las que destacan el asesinato del campesino ecologista Javier Torres Cruz, defensor de los bosques de la Sierra de Petatlán, quien fue emboscado por un grupo armado, el 19 de abril pasado.

Javier Torres Cruz, asesinado.

Además, el 30 de diciembre de 2011, fue asesinado  el ambientalista Ascencio Villa Santana, por un grupo armado con rifles de asalto que lo atacó en Coyuca de Catalán.

Asimismo, el 7 de diciembre del año pasado Eva Alarcón y Marcial Bautista, dirigentes de la Asociación de Campesinos Ecologistas de la Sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán, fueron desaparecidos por un grupo armado que los interceptó en la carretera Zihuatanejo-Acapulco, cuando se dirigían a la Ciudad de México, donde tenían agendado un encuentro con la dirigencia del Movimiento por la Paz, así como una reunión con el diputado federal Armando Ríos Píter. Hasta el momento, nada se sabe de su paradero.

Eva Alarcón, desaparecida.

Marcial Bautista, desaparecido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Samuel Little: el historial del mayor asesino serial en EU, según el FBI

Samuel Little pasará a la historia como el mayor asesino serial convicto de EE.UU. El hombre de 79 años dejó estupefactos a los detectives por la cantidad de detalles que ofreció a las autoridades en sus confesiones, lo que ha permitido vincularlo hasta ahora con medio centenar de muertes.
8 de octubre, 2019
Comparte

Su nombre es Samuel Little, pero para el experimentado detective Tim Marcia, este hombre de 79 años “es pura maldad”.

El estadounidense, sentenciado a tres cadenas perpetuas por el asesinato de tres mujeres en el área de Los Ángeles, se encuentra actualmente en una prisión de Texas desde la que el año pasado decidió hablar sobre su pasado criminal.

Little dijo haber matado al menos a 93 personas entre 1970 y 2005.

Siguiendo las pistas ofrecidas en sus confesiones, el Buró Federal de Investigaciones estadounidense (FBI, por sus siglas en inglés) inició un esfuerzo para comprobar sus palabras y tratar de esclarecer la mayor cantidad de crímenes posibles.

Los resultados son espeluznantes.

Hasta ahora, la policía ha logrado vincular a Little con 50 homicidios ocurridos entre 1970 y 2005, cifra que según el FBI lo convierte en el asesino en serie convicto con más víctimas en la historia moderna de Estados Unidos.

En una declaración divulgada este lunes, este cuerpo de investigación señaló que sus analistas consideran que “todas sus confesiones son creíbles”.

Dibujos de Samuel Little

AFP
El FBI dio a conocer los retratos que Samuel Little hizo de sus víctimas con la esperanza de que las mujeres puedan ser identificadas.

Aún trabajan en los 43 casos restantes sobre los cuales confesó.

“Aunque ya él está en prisión, el FBI cree importante buscar justicia para cada víctima, cerrar cada caso posible”, dijo en una declaración Christie Palazzolo, analista criminal del FBI.

Pero ¿quién es Little y qué dijo en sus confesiones?

“Pura maldad”

“Lo creas o no, solo ves el mal unas pocas veces en tu carrera”, le dijo Marcia, del Departamento de Policía de Los Ángeles, al diario The New York Times.

“Mirándolo a los ojos, diría que él era pura maldad”, contó.

Y es que la cantidad de detalles sobre los asesinatos que Little dice haber cometido, la mayoría contra mujeres, dejó estupefactos a detectives, policías y fiscales.

Da miedo la claridad que tiene sobre ciertas cosas después de todo este tiempo. Recuerda nombres y caras”, le contó al diario el detective Michael Mongeluzzo, del condado Marion (Florida), donde ocurrió uno de los asesinatos confesados por Little.

Samuel Little con su abogado en 2014

Getty Images
Samuel Little (derecha) fue sentenciado a tres cadenas perpetuas en 2014 por el asesinato de tres mujeres en California.

El peso de este caso hizo que el estadounidense fuera referido al Programa de Captura de Criminales Violentos del FBI (ViCAP, por sus siglas en inglés), que luego hizo público un reporte en el que indicaron que las víctimas confirmadas de Little tienen “patrones alarmantes” y “vínculos convincentes” con muchos otros asesinatos sin resolver en Estados Unidos.

“El método de matar de Little no siempre dejó signos evidentes de que la muerte fue un homicidio”, recoge el informe.

“Sin puñaladas ni heridas de bala, muchas de estas muertes no se clasificaron como homicidios, sino que se atribuyeron a sobredosis de drogas, accidentes o causas naturales”.

Muchos casos sin resolver que estaban archivados en al menos 14 estados de todo EE.UU. han sido desempolvados a la luz de las revelaciones de este hombre.

Las víctimas: mujeres pobres o adictas

Little está encarcelado desde 2013 en Los Ángeles por el asesinato de tres mujeres entre 1987 y 1989, crímenes por los cuales cumple tres sentencias de cadena perpetua.

Pero en julio de 2018, pruebas de ADN confirmaron su implicación en la muerte de Denise Christie Brothers, por lo que fue transferido a la prisión del condado Ector, en Texas.

Allí, un detective identificado por el diario The Washington Post como James Holland se ganó la confianza de Little y logró que hablara sobre sus crímenes del pasado.

El exboxeador acumuló un centenar de arrestos por delitos como secuestro, violación o robo a mano armada durante cinco décadas.

Se las arreglaba para salir de la cárcel “una y otra vez”, explicó Beth Silverman, la fiscal de Los Ángeles que logró las tres sentencias contra Little.

Familiares de una de las víctimas de Little

Getty Images
Samuel Little fue detenido en Kentucky luego de que se comprobó su relación con un asesinato en California a través de pruebas de ADN.

Las confesiones muestran que Little tenía como víctimas en su mayoría a mujeres, muchas de ellas pobres o con adicciones al alcohol o a las drogas, según los investigadores.

Los casos de ese tipo de víctimas frecuentemente quedan sin resolver en Estados Unidos, lo que pudo haber contribuido a la impunidad de Little durante años.

El estrangulamiento, su marca

Según las fuentes citadas por The Washington Post y The New York Times, el hombre se ganaba la confianza de las mujeres, las golpeaba, abusaba de ellas y las estrangulaba hasta matarlas.

La fiscal Beth Silverman señaló a The New York Times que la motivación sexual era lo que movía a Little, pero añadió que el hombre se ofende si alguien lo llama violador.

Little afirmó que tiene problemas de erección, pero los fiscales encontraron semen en los cuerpos y ropa de víctimas.

“La forma en que obtiene la satisfacción sexual es durante la estrangulación“, le dijo Silverman al diario.

Uno de los casos que confesó Little es el de Melissa Thomas, de 24 años, cuyo cadáver desnudo fue encontrado en 1996 en un cementerio de Opelousas, Luisiana.

Samuel Little con su abogado en 2014

Getty Images
Samuel Little ha sido descrito por los detectives como un “psicópata carismático”.

Aseguró que la conoció en la calle y la invitó a su auto a consumir drogas. Aparcaron junto al cementerio y cuando iban a tener relaciones sexuales en el asiento trasero, él comenzó a acariciarle el cuello.

“¿Por qué sigues tocándome el cuello? ¿Eres un asesino serial?”, le preguntó ella, según le contó Little a la detective del caso, Crystal LeBlanc.

Entonces Little se enfureció y decidió matarla.

Para LeBlanc, fue impresionante cómo Little recordaba nombres de calles, bares y la ubicación del cementerio de la pequeña iglesia de Opelousas.

El hombre usaba su fuerza de forma tan desmedida que una de sus víctimas a la que golpeó en el abdomen sufrió la rotura de la columna vertebral.

“Dios sabía todo”

Antes de las confirmaciones hechas en el caso de Little, Gary Ridgway, el “asesino de Green River”, era considerado como el mayor homicida serial en la historia moderna de EE.UU.

Ridgway se encuentra en prisión por la muerte de 49 personas en las décadas de 1980 y 1990.

Randy Kraft, otro homicida convicto, dijo haber matado al menos a 65, pero está en prisión solo por el asesinato de 16.

Gary Ridgway

Getty Images
Gary Ridgway, el “asesino de Green River”, se encuentra convicto por 49 asesinatos.

Los interrogadores coinciden en que Little no muestra signos de remordimiento, que cuenta todo a detalle, como por ejemplo dónde dejó el cuerpo de cada mujer hace años.

Según la descripción de detectives entrevistados por la prensa, Little habla con entusiasmo sobre sus crímenes y hasta se ríe cuando recuerda detalles. “Es un psicópata carismático”, dicen.

El sargento Mongeluzzo le preguntó cómo se las había arreglado para evitar ser capturado: “Puedo entrar en mi mundo y hacer lo que quiero hacer”, respondió Little en alusión a los barrios pobres con problemas de drogadicción.

Juicio.

Getty Images
La hermana de una de las víctimas del llamado “Asesino de Green River”, Debra Estes, habla durante el juicio contra Gary Ridgway.

A la detective LeBlanc le dijo: “Dios me hizo de esta manera, entonces ¿por qué debería pedir perdón?”, según The New York Times.

“Dios sabía todo lo que hacía”, añadió.

*Esta nota fue publicada originalmente el 27 de noviembre de 2018 y fue actualizada posteriormente luego de que el FBI confirmó a Little como el mayor asesino en serie de la historia moderna de EE.UU.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY&t=112

https://www.youtube.com/watch?v=3rcExl9PeFo

https://www.youtube.com/watch?v=ZU3QkNT_HGo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.