Así se vivió el concierto en apoyo a #YoSoy132
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Así se vivió el concierto en apoyo a #YoSoy132

Ni la lluvia, ni el frio provocados por la presencia del huracán Carlotta mermaron el ánimo de los jóvenes que disfrutaron del concierto realizado en el Zócalo de la Ciudad de México
Por Axayacatl Guzman Roque
17 de junio, 2012
Comparte

Concierto Yo Soy 132. Foto: Cuartoscuro

Entre cantos, consignas, gritos y bailes, miles de jóvenes, unos con carteles, otros disfrazados, presenciaron el concierto “Por la paz y la democracia, yo soy 132”, que se llevó a cabo en el Zócalo de la Ciudad de México, como parte del apoyo que los artistas brindaron al movimiento estudiantil.

Ni la lluvia, ni el frio provocados por la presencia del huracán Carlotta en las costas del Pacífico mexicano, mermaron el ánimo de los jóvenes que aprovechaban cualquier espacio entre artista y artista para gritar sus consignas: “yo soy 132, yo soy 132”, “el que no brinque es Peña”, “Alerta que camina, la lucha estudiantil, por América latina” “de norte a sur, de este a oeste, ganaremos esta lucha, cueste lo que cueste”, pero la que más llamó la atención por el frenesí unísono de los presentes y por el significado de la frase, fue: “si hay imposición, habrá revolución”.

Con ese jubilo, grupos y cantantes como Real de 14, San Pascualito Rey, Sonidero Mestizo, Natalia Lafourcade, Julieta Venegas, Simple fire, Torreblanca, Descartes, Vicente Gallo, Luz de Riada y Tex Tex interpretaron algunas de las canciones de su repertorio.

El concierto se convirtió en un festival en el que distintas expresiones artísticas se dieron cita, teatreros haciendo sátira política, el espectáculo de Circo Demente y performanceros como casa del teatro, se presentaron también distintos videos de Yo Soy 132 y otros en que se hacía referencia a la resistencia de distintos movimientos sociales.

Estudiantes de cine, teatro, danza subieron al escenario a entrevistar a distintos personajes como Armando Vega Gil de Botellita de Jerez o el actor Bruno Bichir quien dijo que tenía 44 años y era 132, además les mencionó a los presentes: “ ustedes son nosotros y nosotros somos ustedes, estábamos desaparecidos, pero ustedes nos encontraron”.

Conforme caía la noche y de manera generalizada, los cantantes agradecían a los jóvenes por la primavera mexicana y se solidarizaban con su lucha, mientras se escuchaban los goyas, huelums y gritos de unidad, unidad.

Sonidero Mestizo, nuevo grupo del siempre comprometido Rocco, ex Maldita Vecindad, se pronunció por la unidad de todos los mexicanos para evitar el regreso del PRI al poder y manifestó su solidaridad y apoyo a la comunidad michoacana de Cheran, Wirikuta y a los Zapatistas.

Llegó el momento de que Artistas Aliados leyeran una declaración en la que invitaron a la movilización nacional, para formar una conciencia crítica y analítica, con el arte como el medio, “podrán cortarnos todas las flores, pero nunca podrán parar la primavera… para lograrlo es necesario la pluralidad… el arte es un derecho, no un privilegio”; así terminaron su manifiesto entre gritos de “artistas aliados jamás manipulados”

Torreblanca iniciaron su presentación con Me gustan los estudiantes de Violeta Parra y la dedicaron a Camila Vallejo, líder estudiantil chilena, que estaba presente como invitada especial; la banda hizo algunos cambios a la letra, “Que vivan los estudiantes jardín de nuestra alegría, son aves que no se asustan de animal ni policía y no le asustan las balas ni el ladrar de la jauría caramba y zamba la cosa, que no impongan a Peña Nieto, caramba y zamba la cosa yo soy 132”.

Alrededor de las nueve de la noche San Pascualito Rey prendió a los chavos y más cuando su vocalista les dijo, ”Todos los estudiantes prendieron esta llama que necesitaba México, estamos muy agradecidos” y les dedicó la canción carne abierta, “soy de los matan con las palabras, soy de los que sospechan de las estrellas, soy de los que clavan la verdad, soy de los que se infectan cuando llega el miedo, soy de los que despiertan sin sueños, soy de los que cargan el cielo”.

La lluvia crecía, pero igual el ánimo de los presentes y al grito de “Chi, chi, le, le, viva Chile”, los estudiantes mexicanos recibieron a Camila Vallejo, vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, quien les dio un mensaje.

“La juventud mexicana y chilena son muy parecidas, estamos dando lucha por recobrar nuestra democracia, ustedes están dándonos un ejemplo, pusieron en duda el rol que llevan los medios de comunicación, cuestionaron a la sociedad…en chile la batalla no ha sido sencilla, por eso deben mantener la unidad, no es fácil, es una lucha que tiene que trascender, los jóvenes y los estudiantes debemos de trascender a la coyuntura, debemos pelear por el futuro que nos han arrebatado, los grandes poderes políticos y económicos neoliberales; nos enfrentamos poderes a nivel mundial y nos afecta a todos los pueblos, pues lucran con nuestros derechos, reafirman nuestras desigualdades,; por eso, esta es una lucha unitaria, es necesaria, justa, es posible, les llamo a entender que estamos juntos en esta batalla, no están solos, son una juventud que conoce su historia.. Hasta la victoria siempre”, expresó la estudiante chilena.

Al termino de la intervención de Camila retumbó el zócalo “no somos uno, no somos 100, prensa vendida cuéntanos bien”.

Por último y con sus característicos trajes con los que parecen un trió norteño, Tex Tex apareció en el escenario con su música, letras y buen humor, acompañados por Javier Bátiz leyenda del rock mexicano expresaron su solidaridad a los jóvenes de Yo soy 132 y les pidieron estar pendientes y vigilantes.

Muchos esperaban la presencia de Molotov quienes en comunicado informaron “La invitación para tocar en el Zócalo fue aceptada por la banda en apoyo al 132 pero no ha sido posible concretar el financiamiento que requiere una producción del tamaño del Zócalo; cabe señalar que Molotov no cobraría nada por este show pero el costo de lo que se requiere fue imposible de cubrir por los chavos”.

Todo transcurrió en calma hasta el final, con saldo blanco, el gobierno capitalino informó que esperaban la presencia de 30 mil espectadores.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Cómo el cubrebocas evita la propagación de la COVID y puede reducir los síntomas

Un nuevo estudio concluyó que usar mascarillas reduce la carga viral a la que estaríamos expuestos y, de contagiarnos, la manifestación de la enfermedad sería más leve o inclusive asintomática.
Getty Images
9 de agosto, 2020
Comparte

El argumento generalizado de parte de las autoridades sanitarias y gobernantes por todo el mundo que recomiendan y/o imponen el uso de mascarillas es que evitan que las personas infectadas propaguen el coronavirus.

Pero un nuevo estudio concluyó, tras examinar varios casos, que usar mascarillas reduce la carga viral a la que estaríamos expuestos y, de contagiarnos, la manifestación de la enfermedad sería más leve o inclusive asintomática.

La investigación realizada en Estados Unidos por los doctores Monica Gandhi y Eric Goosby, de la Universidad de California, y el doctor Chris Beyrer, de la Universidad Johns Hopkins, resalta que la exposición al coronavirus sin consecuencias severas debido al uso de mascarillas podría generar una inmunidad a nivel comunitario y reducir la propagación mientras se desarrolla una vacuna contra el virus.

En vista del rechazo al uso de mascarillas de algunos grupos y personas, el beneficio al individuo (además de a otros) que porta el tapabocas sugerido por el estudio podría ser un incentivo más para su uso y convertirse en un pilar del control de la pandemia.

El estudio fue publicado en la revista especializada Journal of General Internal Medicine.

Un hombre con una mascarilla pasa frente a una valla con la imagen del coronavirus

Getty Images
La mascarilla reduce la posibilidad de tener síntomas severos de covid-19, dicen los investigadores.

El efecto de la carga viral

Los doctores Gandhi, Goosby y Beyrer respaldan su teoría -como la llaman- comparando la evidencia de múltiples situaciones en las que grupos usaron o dejaron de usar mascarillas y la relación que eso tiene con la carga viral y los crecientes índices de infecciones leves o asintomáticas.

La infección asintomática puede ser problemática porque promueve la propagación del virus por personas que están contagiadas sin que lo sepan, pero al mismo tiempo ser asintomático en lugar de estar gravemente enfermo es beneficioso para el individuo, indican.

Además, los índices más altos de infección asintomática conducen a índices más altos de exposición al virus. El exponer a una sociedad a este coronavirus sin las consecuencias de una enfermedad grave podría crear mayores niveles de inmunidad comunitaria, la llamada inmunidad de rebaño.

Los investigadores reconocen que la respuesta inmunológica de anticuerpos y células T a las diferentes manifestaciones de covid-19 todavía está siendo analizada, pero las señales basadas en los datos del desarrollo de esa inmunidad celular, aun con una infección leve, son esperanzadoras.

Evidencia

La perspectiva que los portadores de mascarillas están expuestos a una carga viral menor que resulta en una infección más leve está sustentada en el estudio de tres importantes cúmulos de evidencia: virológica, epidemiológica y ecológica.

Una fila de compradores todos con mascarillas

Getty Images
Hasta ahora, el principal argumento para el uso de las mascarillas es la protección de los otros.

Con respecto a la primera, las mascarillas -dependiendo del diseño y material- filtran la mayoría de las partículas virales, aunque no todas. Desde hace un tiempo se ha propuesto que la exposición de ese bajo nivel de partículas virales probablemente producen una enfermedad que es menos severa.

Los resultados de experimentos realizados en el pasado con humanos expuestos a diferentes volúmenes de virus no letales demostraron síntomas más severos en sujetos que recibieron una carga viral mayor.

Con el nuevo coronavirus la experimentación no es posible ni ética, pero unas pruebas realizadas a hámsteres en las que se simuló el uso de mascarillas separando a los animales con una pared divisoria hecha de una máscara quirúrgica, no sólo demostraron que los hámsteres protegidos fueron menos propensos a la infección, sino que los que, entre esos, se contagiaron de covid-19 manifestaron síntomas leves.

En términos de la evidencia epidemiológica, los doctores indican que los altos índices de mortalidad que se vieron al inicio de la pandemia parecen estar asociados a la intensa exposición a la alta carga viral antes de que se introdujera el uso de mascarillas.

Caso del crucero argentino

Un caso reciente en particular llama la atención: el de un crucero en Argentina donde todos los pasajeros y tripulantes fueron dotados de mascarillas tras detectarse un brote de covid-19.

En ese entorno cerrado, 128 de las 217 personas abordo dieron positivo en la prueba de coronavirus. Sin embargo, la mayoría de los infectados (81%) se mantuvo asintomática.

Un autobús en Taiwán con pasajeros usando mascarillas

Getty Images
Las tasas de mortalidad se han mantenido baja en países que han reabierto sus actividades pero todavía usan mascarillas.

Como evidencia ecológica, la investigación indica que los países y regiones que de por sí acostumbran a usar mascarillas para el control de infecciones, como Japón, Hong Kong, Taiwán, Singapur, Tailandia y Corea del Sur, no han sufrido tanto en cuanto índices de la severidad de la enfermedad y la mortalidad.

Igualmente ha sucedido con los países que aplicaron tempranamente la medida del uso de mascarillas.

Es más, aun cuando los mencionados países registraron un resurgimiento de casos de covid-19 al reanudar la actividad social y económica, las tasas de mortalidad se ha mantenido baja, sustentando la teoría de la carga viral, afirman los autores del estudio.

En conclusión, los doctores alegan que el uso universal de mascarillas durante la pandemia debería ser uno de los fundamentos más importantes en el control de la enfermedad y abogan que esta medida se tome en particular en Estados Unidos, donde las directivas no han sido homogéneas y parte de la población ha reaccionado hasta violentamente contra el uso de mascarillas.

Resaltan que durante la devastadora pandemia de gripe en 1918, los estadounidenses adoptaron sin contratiempos el uso de las mascarillas en público, pero la respuesta a las actuales recomendaciones de los Centros de Control de Enfermedades (CDC) ha sido dispareja.

Una secretaria con mascarilla escribe a máquina en su escritorio en 1918

Getty Images
En 1918, el público estadounidense no tuvo objeción en cumplir con el uso de mascarillas para combatir la pandemia de influenza.

El uso de mascarillas tiene dos ventajas. La primera es proteger a los demás evitando la propagación del virus por una persona infectada. Si esa preocupación por el prójimo no es suficiente, tal vez la segunda ventaja -el beneficio individual- sea una motivación más eficaz.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=9JOee6bCojU

https://www.youtube.com/watch?v=WvEx-abn6yM

https://www.youtube.com/watch?v=gELP0JQrllg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.