#Debate132, una reunión sin precedentes entre presidenciables y ciudadanos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

#Debate132, una reunión sin precedentes entre presidenciables y ciudadanos

El movimiento universitario vio consumado el diálogo entre candidatos impulsado a raíz del acuerdo tomado por su asamblea general el pasado 30 de mayo, en un formato que rompió con los esquemas empleados por el Instituto Federal Electoral
Por Paris Martínez
20 de junio, 2012
Comparte

Con 170 mil vistas en tiempo real sólo en el canal #Debate132 de YouTube (y aún sin contabilizar el número de visitantes a otros portales de internet), el movimiento universitario #YoSoy132 vio consumado ayer el diálogo entre candidatos a la presidencia impulsado desde su seno, a raíz del acuerdo tomado por su asamblea general el pasado 30 de mayo, en un formato que rompió con los esquemas rígidos empleados por el Instituto Federal Electoral en los dos encuentros previos entre aspirantes, y “logrando un verdadero diálogo entre ellos y los jóvenes, así como con la sociedad, algo que ocurre por primera vez en la historia del país“.

Y es que, efectivamente, el debate de ayer fue el primero, desde que estos espacios de discusión fueron inaugurados en 1994, en que la organización no estuvo a cargo de una instancia oficial, sino de ciudadanos que esta vez pudieron encarar (a través de la red) a los tres candidatos que aceptaron la invitación, así como formularles preguntas e, incluso, réplicas a los mensajes de los políticos.

“A lo largo de la historia de los debates en México –destacó el estudiante Andrés Torres, del comité organizador del #debate132– se ha acostumbrado que los candidatos hagan monólogos, aquí lo importante, lo histórico, es que se logró la participación de la ciudadanía: las preguntas fueron diseñadas desde las escuelas; los estudiantes de universidades públicas y privadas tuvieron la oportunidad de replicar a los políticos, que es algo nunca visto; además de que en la segunda parte del debate hubo un careo entre los aspirantes, con lo que se logró permear el diálogo entre candidatos; y, al final, nuevamente se formularon preguntas dirigidas a ellos por la ciudadanía. Eso fue lo hermoso de este debate.”

En total, informó por su parte el estudiante Rodrigo Serrano, por cada candidato se recibieron a través de internet cerca de 10 mil preguntas formuladas por ciudadanos, es decir que en total fueron cerca de 40 mil los mexicanos que enviaron preguntas de forma previa al debate, incluyendo las interrogantes dirigidas al aspirante priista, Enrique Peña Nieto, quien se negó a participar en el encuentro, a pesar de las garantías de imparcialidad ofrecidas por el movimiento universitario.

Esas preguntas, añadió el joven Arturo Cuevas, le serán enviadas hoy al aspirante priista, cuyo asiento en el diálogo permaneció vacío durante todo el tiempo de la transmisión, a través de la dirigencia nacional de su partido, a la que conminaron a recibir a la delegación estudiantil que se presente en sus instalaciones de la Ciudad de México, en hora aún por definir.

La última checada

Aún falta una hora para el encuentro y seis policías de la Secretaría de Seguridad Pública del DF merodean por el salón Digna Ochoa, de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, donde a las 20:00 horas habrá de realizarse el tercer debate entre candidatos presidenciales. A diferencia de los otros 50 agentes de tránsito que desde las 12:00 horas han permanecido en formación frente a la puerta de acceso al lugar, este pequeño grupo no porta chalecos verde fosforescente, sino antibalas, además de que visten de azul oscuro, algunos con boina y otros con cascos antimotines.

Sin embargo, destacan no por eso, sino por los bastones que empuñan, que terminan en un pequeño espejo, con los cuales han revisado todos los resquicios del recinto, en busca de cualquier elemento que pueda poner en riesgo la seguridad de los aspirantes presidenciales.

A la distancia, los observa otro grupo de seguridad oficial presente en el lugar, integrado por al menos seis agentes, éstos de traje y corbata, con un pequeño prendedor al pecho, en el que se leen las siglas del Estado Mayor Presidencial, quienes también, por la mañana, hicieron una revisión exhaustiva no sólo del auditorio, sino de todo el edificio del ombudsman capitalino.

Varias decenas de patrullas, en tanto, perimetran por fuera la CDHDF, organismo que accedió a prestar sus instalaciones para el encuentro convocado por #YoSoy132, y para el cual un día antes hizo llegar un memorandum a todos sus empleados, pidiéndoles mantenerse alejados del salón Digna Ochoa, así como no acudir a laborar con prendas alusivas a la contienda o que evidencien sus personales preferencias políticas, para evitar faltas a la veda electoral dictada por ley.

Y es media hora después de que el pequeño grupo de policías han descartado la presencia de explosivos u otros elementos de riesgo, cuando llega el primer contendiente por la presidencia: Gabriel Quadri, del Partido Nueva Alianza, al cual definió como “el único partido liberal de México”,  y quien luego de un ligero tropezón ingresó al foro del debate, mandando saludos a las cámaras.

Minutos después llegaron los otros dos contendientes: la panista Josefina Vázquez Mota y, por último, Andrés Manuel López Obrador, de la coalición de izquierda Movimiento Progresista, cada uno de los cuales aguardó el arranque de la transmisión desde distintas oficinas.

Para entonces, sólo faltaban 20 minutos para que la discusión iniciara.

Lo novedoso

Gracias a que en este tercer debate pudo participar directamente la ciudadanía,  a las prioridades temáticas planteadas desde el inicio de las campañas por los aspirantes a la presidencia pudieron sumarse las preocupaciones de la sociedad, en especial aquellas que reclamaban que en la agenda de los presidenciables fueran incluidas las comunidades indígenas mexicanas en el desarrollo de políticas públicas, principalmente aquellas tendientes al rescate de sus conocimientos ancestrales.

Asimismo, se propició un intenso intercambio de impresiones entre los tres contendientes en torno al futuro de Pemex (con Vázquez Mota y Quadri en favor de la apertura a la participación del sector privado, y con López Obrador en contra de la “privatización”), igual que sobre sus proyectos de democratización de medios y combate a monopolios, sobre lo que hubo un consenso tendiente a fomentar la competencia como mecanismo para evitar tanto la parcialidad en los medios como en otros sectores, particularmente el de la telefonía y la industria eléctrica.

Ambos temas, cabe destacar, fueron los elegidos por los estudiantes de #YoSoy132 para propiciar lo que ellos mismos definieron como un “careo” entre los candidatos, permitiendo así una abierta discusión de ideas, a diferencia de los dos anteriores debates organizados por el IFE, en los cuales el guión cerrado de participaciones impidió que los aspirantes a Los Pinos se increparan e interrogaran unos a otros en torno a sus particulares definiciones de política antimonopólica y de telecomunicaciones.

En la misma medida, la tercera fase del #debate132, en la que López Obrador, Vázquez Mota y Quadri debieron responder a preguntas formuladas por la ciudadanía, permitió que éstos tomaran definiciones que antes eludieran, como en el caso de la panista, que accedió a dar a conocer los nombres de algunos de los personajes que, en caso de obtener el triunfo, invitaría a su gabinete, entre los cuales citó a Consuelo Sáizar, Luis de la Calle, Fernando Elizondo y Cecilia Soto.

En la misma medida, López Obrador debió aclarar, ante la solicitud de un microempresario de Mérida, que su intención es suprimir los beneficios fiscales y los regímenes especiales de los que goza un sector de la iniciativa privada.

En tanto que Quadri tuvo la oportunidad de reiterar que impulsará, de llegar a la presidencia, el reconocimiento de los derechos de todos los mexicanos a entablar relaciones afectivas libremente, más allá de las heterosexuales.

Tanta felicidad

Al concluir el encuentro, narraron los representantes de #YoSoy132, “ya que se apagaron las cámaras, hubo un estallido de alegría (de los estudiantes), porque logramos algo histórico, hubo aplausos, porras, nos tomamos fotografías con los tres candidatos participantes y, hay que decirlo, en este momento no cabemos de tanta felicidad”.

Los estudiantes, representados por Sandra Patargo, Ana Rolón, Arturo Cuevas, Andrés Torres, Rodrigo Serrano y Luis Loya, destacaron que hace tan sólo cinco semanas estaban publicando un video en el que rechazaban ser “acarreados” antipeña en la Ibero, y en ese breve lapso se logró “romper los paradigmas” a los que, tanto políticos como ciudadanos, habían sido acostumbrados.

“Logramos lo que se esperaba –dijo Rolón–: crear un espacio neutral, donde los candidatos pudieran dialogar y ser cuestionados por la ciudadanía, y por eso consideramos que hoy fue un día histórico”.

Por ello, añadió Patargo, “al concluir la transmisión festejamos, hubo aplausos y risas. Se dudaba de que este fuera un debate neutral y hoy los participantes reconocieron que sí hubo imparcialidad.”

Por ello, reiteraron su condena ante la inasistencia del priista Enrique Peña Nieto, en cuyo nombre “fuimos llamados porros, acarreados e intolerantes, pero los jóvenes hoy demostramos que no es así, y que por el contrario somos una juventud crítica, el día de hoy no se olvidará por que se escribió una página en la historia democrática de México”.

Luego de pedir una disculpa por las breves interrupciones en la transmisión del debate, “ocasionadas por cuestiones técnicas”, los estudiantes señalaron que con este nuevo formato de debate, “dinámico y real”, se demuestra que la sociedad puede crear espacios autónomos para el debate político, y con actores políticos, “y las fallas podrán irse remediando en subsiguientes ejercicios, porque este fue el primero, pero habrá muchos más debates auspiciados por la sociedad y no por las instituciones”.

Respecto a las afirmaciones que circularon ayer sobre que había un acuerdo de exclusividad entre los jóvenes de #YoSoy132 y Google, quien ostenta entre sus productos  a YouTube, Ricardo Zamora, responsable de comunicación de Google México, dijo en entrevista con MVS Noticias que nunca hubo un contacto de los jóvenes con ellos, aunque aclaró que el acercamiento que se tuvo fue meramente técnico.

Zamora aprovechó para aclarar que Google no es un medio de comunicación, “somos un índice que cataloga la información en internet o una plataforma para el contenido de otros, como YouTube, pero en este sentido los jóvenes se acercaron  a nosotros para pedirnos asesoría  para conocer cuáles de los productos o herramientas que nosotros tenemos, y que son públicas y que son del uso de cualquiera de los usuario de internet de manera gratuita, era la más adecuada para sus necesidades. En el caso de las tres herramientas que utilizaron, que son moderador, Google Plus y YouTube, si había requerimientos técnicos que nosotros les acercamos, sí hay evidentemente una relación pero se limita a un plano informativo y de apoyo.”

Sobre las fallas de transmisión, Zamora explicó que los jóvenes de #YoSoy132 llevaron al límite todas las posibilidades de una conexión de internet residencial. “Nosotros les dimos los requerimientos mínimos que ellos tenían que cumplir para poder asegurar que la mayoría  de las personas pudieran disfrutar de la transmisión del debate, pero tú y  yo sabemos que cuando estamos hablando de transmitir para miles de personas, un contacto de internet residencial puede llegar hasta determinadas cantidades de usuarios concurrentes y, evidentemente, esto fue rebasado y, por mucho, por el ejercicio que vimos anoche”, explicó.

Aquí la entrevista con el responsable de comunicación de Google México:

Así es como, poco antes de las 23:00 horas, dentro del salón 3 del auditorio Digna Ochoa tronó un grito que pudo ser escuchado incluso fuera, en la explanada de la CDHDF azotada en ese momento por una intensa lluvia, un alegre grito repetido varias veces: “¡Yo soy 132! ¡Yo soy 132! ¡Yo soy 132!”.

Aquí el video del debate completo:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cuánto se ha construido realmente del famoso muro de Trump con México y quién lo está pagando

Qué hay de cierto en las cifras que aporta el presidente estadounidense cuando dice que está prácticamente listo.
17 de octubre, 2020
Comparte

“¡Construye el muro! ¡Construye el muro! ¡Construye el muro!”.

Este fue uno de los cánticos más repetidos por los fervientes seguidores de Donald Trump en sus mítines de campaña por la presidencia en 2016.

Rápidamente, el “infranqueable, grande y hermoso muro” que iba a construir Trump en la frontera entre Estados Unidos y México se convirtió en una de las promesas bandera de su candidatura.

La propuesta venía acompañada, además, de otro compromiso: México iba a pagar los costos de la ambiciosa obra.

Cuatro años después, en plena campaña para su reelección, el presidente afirma que el muro pronto estará listo y que México está pagando por él.

Ya hemos construido 300 millas (480 kilómetros) del muro fronterizo“, exclamó Trump el 28 de agosto en un mitin en New Hampshire, recién terminada la Convención Nacional Republicana.

“El muro pronto estará listo y nuestros números en la frontera son los mejores de la historia. Por cierto, México está pagando por el muro, por si no lo sabían“, añadió el mandatario.

Desde entonces, en todos sus actos de campaña, incluidos los de esta semana en Florida y Pensilvania en su reaparición tras el contagio de covid-19, Trump ha insistido en estas dos ideas: que el muro avanza rápidamente y que la factura está del lado mexicano.

¿Son verídicas estas cifras? ¿Cuál es la situación actual del muro?

Cómo es la frontera

La frontera entre Estados Unidos y México tiene una longitud de 3.142 kilómetros.

Antes de que Trump llegara a la Casa Blanca, había barreras o vallas de separación en un tercio de la frontera, unos 1.050km.

Mapa de la frontera entre EE.UU. y México

BBC

En las zonas más urbanas, las barreras están hechas para impedir el paso de peatones y vehículos.

Las vallas son de diversos tipos: en algunos segmentos son paneles de chapa o acero corrugado, en otras partes hay una malla de alambre o varias superpuestas, y en ciertos sectores, hay barras verticales que miden entre 5,5 y 9,1 metros de altura colocadas sobre cemento y separadas por pequeños espacios.

Instalación de postes verticales en la frontera

Getty Images
Instalación de una valla secundaria de postes verticales en California.

En las áreas más remotas, el gobierno usa “cercas vehiculares”, que son postes de madera cruzados (generalmente obtenidos de las vías ferroviarias) que impiden el paso de vehículos pero que pueden ser superados por peatones.

En el puesto fronterizo entre San Diego y Tijuana, las vallas se adentran hasta 100 metros en el mar y están hechas por materiales resistentes al óxido y la corrosión salina.

Valla se adentra en el océano Pacífico

Getty Images
El muro o valla separa a San Diego y Tijuana y se adentra unos 100 metros en el mar.

En el resto de la frontera, donde hay zonas montañosas, desiertos, humedales y canales en torno al río Bravo (o río Grande), no existe una estructura hecha por el ser humano: la naturaleza forma su propia barrera.

En algunos puntos, la frontera tiene dos o hasta tres capas de barreras, una detrás de otra. Las autoridades se refieren a ellas como barreras primarias, secundarias y terciarias.

Gráfico de detenciones en la frontera EE.UU.-México

BBC

La promesa y las cifras de Trump

Durante la campaña de 2016, Trump prometió construir el muro a lo largo de toda la frontera.

Posteriormente aclaró que solo cubriría la mitad, dado que la naturaleza se encarga del resto.

El rio Bravo (río Grande en EE.UU.)

Getty Images
El rio Bravo (río Grande en EE.UU.) y otros accidentes geográficos crean una frontera natural de por sí difícil de cruzar.

Las dificultades para encontrar financiación para el muro retrasaron los planes del presidente.

Ahora, a unas semanas de las elecciones y con más de tres años y medio de gobierno en la espalda, Trump se jacta de que el muro está prácticamente listo.

Muro en el desierto de Sonora

Getty Images
Partes del muro atraviesan el desierto como esta que separa San Luis, Colorado, de Sonora.

El presidente dice que ya se han construido 480km y espera que para principios de 2021 se haya completado un total de 800km.

Pero las cifras oficiales muestran una cara diferente.

Los datos

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) envió a BBC Mundo su último informe sobre el estado del muro, con datos actualizados al 4 de septiembre de 2020.

Desde enero de 2017 -cuando Trump asumió la presidencia- hasta primeros de septiembre se han construido aproximadamente 507 kilómetros del llamado nuevo sistema de muro fronterizo”, que además de barreras con balizas de acero incluye patrullas, carreteras adaptadas a todas las condiciones climáticas, iluminación, cámaras y otras tecnologías de vigilancia como sensores o drones.

Una excavadora en la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez

Reuters
En distintos puntos fronterizos de Texas se pueden ver trabajos de construcción o sustitución del muro.

Si se comparan los números con las cifras que maneja Trump, no hay apenas diferencia.

Lo que sucede es que la mayor parte de los 507km construidos -unos 451km- son sustituciones o reparaciones de estructuras ya existentes que estaban deterioradas (421km de barreras primarias y 30km de barreras secundarias).

En conclusión, únicamente se han construido 56 kilómetros de muro nuevo, de los cuales 43km corresponden a vallas secundarias, lo que nos deja un total de 13km de barreras primarias totalmente nuevas.

Las dificultades para construir de cero

El hecho de que el gobierno no haya podido avanzar en la construcción de un muro totalmente nuevo se explica por varias razones.

Una de ellas es la ya mencionada dificultad para construir en zonas donde la naturaleza se impone, especialmente en las inmediaciones del río Grande.

Valla en Texas

Getty Images
La valla también cruza zonas rurales y agrícolas, como esta cerca en Brownsville, Texas. Los rancheros del norte que tienen propiedades en el sur cruzan la frontera por una gran puerta metálica con cerrojo de seguridad.

También hay que tener en cuenta que muchas de las zonas libres de barreras se encuentran en tierras de propiedad privada y sus dueños no están dispuestos a permitir que se erija un muro en su terreno.

A diferencia de los estados del oeste, donde gran parte de la tierra está bajo control del gobierno, hay cientos de granjas en la ribera del río, ranchos y otras propiedades en manos privadas en Texas.

Algunas carecen de registros de propiedad, otras están en manos de múltiples herederos.

El gobierno planea hacer uso de su derecho de expropiación para adquirir los terrenos, pero el proceso es lento e implica acciones legales que se pueden prolongar en el tiempo.

A estos obstáculos se les suma la falta del presupuesto total necesario para completar la construcción prometida.

Donald Trump en un mitin en New Hampshire el 28 de agosto de 2020

Reuters
La visión de Trump sobre cómo será el muro ha cambiado desde que llegó a la Casa Blanca.

Lo que nos lleva al siguiente punto: ¿quién está pagando por el muro?

México en la mira

El 25 de enero de 2017, Trump firmó un decreto que autorizaba la construcción del muro en la frontera sur.

Pocos meses después, en abril, Trump tuvo que renunciar a hacer la obra en su primer año fiscal como presidente, como era su promesa.

El mandatario insistió en que la gran obra de infraestructura sería financiada por México.

Trabajador en el muro entre Estados Unidos y México a la altura de Mission, Texas

Reuters
El presidente Trump insiste en que México está pagando la construcción del muro fronterizo.

El entonces presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, rechazó esa afirmación y aseguró en varias ocasiones que su país no pagaría ningún muro.

Y en su reciente encuentro en la Casa Blanca, tanto el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, como Trump evitaron hablar del delicado asunto.

Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump en la Casa Blanca el 8 de julio de 2020

Reuters
Los presidentes de México y Estados Unidos no hablaron sobre la financiación del muro durante su encuentro en la Casa Blanca a primeros de julio.

Aun así, el mandatario estadounidense insiste en que México “está pagando” el muro, algo que los datos oficiales también contradicen.

Según la CBP, la financiación para la construcción procede de los Departamentos de Seguridad Nacional, Defensa yTesoro.

Esto ha sido posible gracias a la declaración de estado de emergencia nacional en la frontera firmada por Trump el 15 de febrero de 2019 y que todavía está en vigor.

El presidente justificó que la declaración era necesaria para proteger al país de una “invasión de drogas y criminales” procedente de México y que supone “un grave riesgo para la seguridad nacional”.

Gráfico de detenciones en la frontera EE.UU.-México

BBC

La medida le permitió desviar para el muro US$6.300 millones de partidas presupuestarias del Departamento de Defensa para la lucha contra las drogas.

A esa cantidad se le sumaron US$3.600 millones del presupuesto del Departamento de Defensa para construcciones militares más unos US$3.400 millones de los presupuestos anuales de la CBP (que depende del Departamento de Seguridad Nacional).

Muro de paneles metálicos

Getty Images
Muro de paneles metálicos vistos desde México.

Todas esas partidas más los US$1.375 millones que sí fueron aprobados por el Congreso en 2018 suman un total de unos US$15.000 millones, una cantidad inferior a los US$25.000 millones inicialmente presupuestados para la construcción del muro.

En cualquier caso, ninguna de estas partidas parece proceder de México.

BBC Mundo se puso en contacto con el equipo de campaña de Trump para aclarar las discrepancias en los datos de construcción y financiación y nos remitieron a la Casa Blanca.

Hasta ahora no hemos obtenido respuesta.

raya separatoria

BBC

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0&t=5s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.