Los candidatos presidenciales en las horas previas al debate
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los candidatos presidenciales en las horas previas al debate

La mañana, y la tarde, de los candidatos presidenciales que ocupan los tres primeros lugares en las encuestas fue tan distinta como sus campañas políticas.
Por Dulce Ramos
11 de junio, 2012
Comparte

AMLO a su llegada a Expo Guadalajara. // Foto: Cuartoscuro

La mañana, y la tarde, de los candidatos presidenciales que ocupan los tres primeros lugares en las encuestas fue tan distinta como sus campañas políticas.

Mientras para algunos fueron horas familiares, para otros fueron las últimas horas de preparación para el encuentro de hoy.

Animal Político presenta un recuento de las horas previas de Josefina Vázquez Mota, Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador, al segundo y último debate rumbo a la elección del  1 de julio, pero que también es, el primero en la historia del país que se celebra fuera de la ciudad de México.

López Obrador: ronquera matutina

Andrés Manuel López Obrador amaneció ronco. Tomó un poco de miel para que la voz rasposa le diera tregua en el debate presidencial y, según contó el mismo, el resto de la mañana transcurrió como cualquiera otra de domingo.

Con su familia. Cerca de las 10 de la mañana, vestido de camisa blanca y pantalón de gabardina azul, salió al aeropuerto.

Minutos antes de su vuelo a Guadalajara, que despegó al mediodía, el candidato presidencial del Movimiento Ciudadano se encontró en la sala de abordar con el periodista Joaquín López Dóriga, conductor de Televisa, medio criticado hasta la saciedad por el político tabasqueño.

El encuentro lo propició el periodista. Andrés Manuel y su esposa, Beatriz Gutiérrez lo saludaron y después, a petición del conductor, los tres posaron para una foto que César Yáñez, secretario de prensa, tomó con el teléfono de López Dóriga.

En el vuelo, el candidato se sentó junto a su esposa y Yáñez. Bebió de tragos largos agua natural y revisó unas hojas tamaño carta.

A las 13:40, López Obrador llegó al hotel Victoria Express, donde dormirá esta noche, pero no subió a su habitación sino hasta que terminó de atender a los simpatizantes que le pidieron fotografías y besos.

Volvió a bajar al vestíbulo hasta las 18:40 horas, ligeramente maquillado, para, entre gritos de “¡presidente, presidente!”, dirigirse al debate en una camioneta que, de manera inusual, fue conducida por un chofer distinto a su cercano Nicolás Mollinedo.

Al debate, donde podían invitar a 20 personas, López Obrador invitó a personajes que estarían en su gabinete en caso de llegar la Presidencia el próximo 1 de julio.

Elena Poniatowska, escritora
Juan Ramón de la Fuente, ex rector de la UNAM
Adolfo Helmut, postulado por López Obrador para la Secretaría de Energía
Alfonso Romo, empresario regiomontano
Fernando Turner, empresario regiomontano
Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno del Distrito Federal
José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo López Obrador, hijos mayores del candidato
Luis Walton, senador por Movimiento Ciudadano
Alberto Anaya, presidente del Partido del Trabajo
Jesús Zambrano, presidente del Partido de la Revolución Democrática
Manuel Camacho, coordinador de Diálogo para la Reconstrucción de México

Enrique Peña Nieto: el último en llegar a Guadalajara

Enrique Peña Nieto, candidato del PRI a la Presidencia, fue el último de los cuatro aspirantes en arribar, en un vuelo privado, a Guadalajara acompañado de su esposa Angélica Rivera.

Eran cerca de las 14:30 horas cuando se trasladó de la base aeronáutica rumbo al hotel Hilton, justo frente a la Expo Guadalajara, donde se llevaría a cabo el debate.

Antes de hospedarse en la suite presidencial, donde comería con sus colaboradores más cercanos y repasar a puerta cerrada los últimos temas a discutir, contestó dos preguntas.

¿Cómo se siente a unas horas del debate?

—Muy bien, muy contento, muy deseoso de tener esta participación para dejar en claro cuál es mi propuesta. Qué quiero hacer para que los mexicanos ganen más, les alcance para más y sobre todo privilegiar dentro de este espacio de debate. Voy a presentar mi propuesta para un cambio con rumbo, con estabilidad para todos los mexicanos.

—¿Siente que está preparado para las descalificaciones?

Creo que es un espacio donde lo más importante será hacer contraste de las propuestas y proyectos que cada uno de los candidatos tienen y voy a privilegiar mi propuesta para dejar muy en claro qué es lo que propongo para todos los mexicanos.

Fueron tres horas y cuarto las que estuvo en el hotel. Antes de bajar para subirse a una Suburban gris que los desplazaría unos 200 metros, David López, coordinador de comunicación social de la campaña de Peña Nieto, llegó caminando a la Expo.

—¿En cuánto tiempo llega el candidato?— se le preguntó a López.
—Tres minutos o cinco— contestó.

Y sí. A las 18:24 apareció Peña Nieto. Fue el primero de los cuatro en acercase a la Expo. Pero el chofer de la Suburban se equivocó de puerta. Tuvo que echarse de reversa y para entrar por un acceso contiguo. Antes de ingresar la camioneta, el Estado Mayor Presidencial revisó la camioneta.

Cuatro minutos después apareció el coordinador de campaña, Luis Videgaray, en un Jeep blanco.

 

Josefina Vázquez Mota: tres horas de ensayo

La candidata del Partido Acción Nacional Josefina Vázquez Mota, decidió concentrarse esta mañana para el segundo debate presidencial y desde muy temprano, inició el día desayunando con su familia en el Hotel Westin, a tan solo 150 metros de la Expo Guadalajara, sede del debate.

Fue un desayuno breve y ligero que duro no más de 45 minutos, pues por tercer día consecutivo siguió ensayando para el debate. Para ello, el equipo de campaña de Vázquez Mota montó un set similar al que el Instituto Federal Electoral coloco en la Expo.

En ese set los miembros de su equipo tomaron un papel importante.

Juan Ignacio Zavala, vocero de la campaña, decidió jugar el papel de Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, candidato a diputado, el de Quadri, y el coordinador de campaña, Roberto Gil Zuarth, el de Enrique Peña Nieto. En ese ensayo transcurrieron por lo menos tres horas y media.

Hacia la tarde, el plan original era similar al del desayuno; una reunión familiar y sin miembros del equipo, pero una invitada especial llego a la comida: Margarita Zavala, presidenta del DIF Nacional y esposa del presidente Felipe Calderón.

Se sentaron una al lado de la otra y a sus espaldas podían observar el movimiento que se daba en la Expo Guadalajara, la comida de dos horas fue amena, según fuentes allegadas a la campaña.

La candidata del PAN decidió a lo largo del día cambiarse al menos cuatro veces de ropa, en todos sus cambios el color azul o la mezcla de las tonalidades de azul fue lo que más destaco.

Tras la comida, Vázquez Mota decidió saludar y compartir detalles con parte de sus invitados, entre ellos Gustavo Madero presidente del PAN, Miguel Szekely, Rodolfo Tuirán, Alberto Cárdenas y Santiago Creel.

Llegada la hora de trasladarse al debate Josefina decidió tomar una camioneta que la llevaría al punto de ingreso al segundo debate presidencial, su traslado no tardo más de tres minutos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: los países de América Latina cuyas economías tardarán más en recuperarse de la pandemia

América Latina será la región más golpeada del mundo, pero algunos países están más preparados que otros. Los analistas apuntan a los más endeudados como los que más tardarán en reponerse del golpe del virus.
13 de octubre, 2020
Comparte
Mujer esperando

EPA
No todos los países tendrán que esperar lo mismo para recuperar su nivel de PIB.

Todos los informes económicos que publican los organismos internacionales repiten la advertencia: América Latina será la región más golpeada por la pandemia de coronavirus.

Para la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (Cepal) se trata de la mayor crisis económica en un siglo para la región.

Pese a que empieza a detectar señales positivas inesperadas, el Banco Mundial calculó que el Producto Interno Bruto del área caerá un 7,9% en 2020, un desplome sin precedentes en la historia reciente.

Pero Abhijit Surya, analista especializado en América Latina de la Unidad de Inteligencia Económica de “The Economist” advierte: “Hay países que se van recuperar muy rápidamente, como Chile o Uruguay, y otros que tienen muchos problemas que no lograrán superar hasta probablemente 2023 ó 2024″.

En realidad, determinar cuándo un país se ha recuperado de una crisis no es sencillo y los economistas tienen diferentes ideas sobre cuáles son los indicadores que hay que observar para ello.

Uno de los que más a menudo se utilizan es el Producto Interno Bruto, el valor total de los bienes y servicios producidos en un país en un periodo determinado.

Pese a las dudas que genera sobre el comportamiento de la economía el virus, para el que aún no hay disponible una vacuna efectiva, se espera que el PIB de la mayoría de los países latinoamericanos vuelva a crecer ya en 2021.

Pero el PIB regional no recuperará los niveles previos a la pandemia al menos hasta 2023.

En algunos países esa ardua senda hacia la recuperación de la riqueza perdida podría ser aún más larga.

Surya indica que “a los países que puedan mantener por más tiempo los estímulos a la economía les irá mejor en la fase de recuperación”.

Deuda fiscal en América Latina. (como % del PIB). .

Como sucedió en otros lugares, cuando el coronavirus golpeó a los países de la región, los gobiernos que pudieron permitírselo comenzaron a adoptar medidas para apoyar a la economía, desde las ayudas directas a las familias puestas en marcha en Brasil por el presidente Jair Bolsonaro, hasta los programas de compra de deuda pública adoptados por los bancos centrales de Chile y Colombia.

El objetivo era apoyar el crecimiento y la actividad en un momento en el que el virus los deprimía sin piedad.

Pero la persistencia de la pandemia obligará a los países a mantener este esfuerzo extra y nadie sabe por cuánto tiempo.

En palabras de Martín Rama, economista jefe para la región del Banco Mundial: “Cuando empezó la pandemia se aplicaron estímulos como si se tratara de un esprint; ahora vemos que va a ser más bien una maratón”.

¿Quiénes son los peor equipados para una carrera de fondo de estas características?

Los economistas lo tienen claro. A mayor endeudamiento, mayor riesgo. Cuanto mayor sea la deuda de un país, menor margen tendrá para seguir apoyando a sus empresas y ciudadanos.

Estos son los países con el pronóstico más oscuro en la América Latina pandémica.

Argentina

Con una de las cuarentenas más largas y estrictas de la región, la de argentina es una de las economías que más ha sufrido y el Banco Mundial estima que el país cerrará 2020 con un 12,3% menos en su PIB y casi el doble de pobres que a comienzos de año.

El gobierno de Alberto Fernández aplicó medidas de estímulo por valor del 3,5% del PIB, pero Argentina, agobiada por problemas de solvencia desde hace décadas no puede mantener ese esfuerzo indefinidamente.

Buenos Aires.

Reuters
La economía argentina sigue lastrada por su alto endeudamiento.

Surya señala que “en algún momento las van a tener que retirar porque no es sostenible fiscalmente”.

Fernández logró un respiro a comienzos de año cuando acordó con los acreedores una reestructuración de más de US$66.000 millones de la deuda vencida.

William Jackson, analista de la consultora británica Capital Economics le dijo a BBC Mundo que “el gobierno actuó rápido en la reestructuración de la deuda, pero en realidad lo que hizo fue aplazar un problema que va volver a plantearse a mediados de la década”.

Alberto Ramos, investigador para América Latina de la firma Goldman Sachs tampoco es optimista. “Argentina tiene mucha dificultad e incertidumbre, pese a la reestructuración, porque tiene un gran déficit fiscal que se está monetizando y esto está generando mucha presión cambiaria”.

Esta dinámica amenaza con agravar la espiral de la inflación, aumento de los precios, en la que la economía argentina lleva años atrapada, un lastre para el crecimiento.

A todo ello se suman los controles cambiarios y de precios que entorpecen la actividad económica y que, a juicio de los analistas, disuaden a potenciales inversores.

El Banco Mundial cree que el PIB de Argentina no recuperará su nivel anterior a la pandemia antes de 2023.

Ecuador

Ecuador también acordó recientemente una reestructuración de su deuda, que alcanza ya el 68,9% de su PIB. Un obstáculo demasiado grande para hacer el esfuerzo fiscal que requiere la situación actual.

Con un déficit fiscal que se ha disparado hasta el 8,9% este año, Ecuador se enfrenta al más difícil reto de aumentar sus ingresos fiscales sin ahogar aún más su ya golpeada economía.

“Podríamos ver un retorno a la austeridad cuando la economía aún está sufriendo”, indica Jackson.

Mujer en Ecuador.

Reuters
Ecuador ha sido muy afectado por el virus y su economía se resentirá.

Los analistas del Banco Mundial señalan que la economía ecuatoriana necesita “reformas estructurales”, pero cuando en octubre de 2019 el presidente Lenín Moreno intentó aumentar los impuestos al combustible para así incrementar los ingresos del Estado se encontró con masivas protestas que le obligaron a rectificar.

Ramos advierte que “el clima de tensión política se mantiene en el país y podría afectar al crecimiento”.

Ecuador es otro de los candidatos a no recuperar su PIB de 2019 al menos hasta 2023.

México

La recuperación será también probablemente mas lenta en México.

Al contrario que a Argentina o a Ecuador, su lastre no será la deuda.

El presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al poder con la promesa de sanear las cuentas públicas y reducir el déficit público, y la pandemia no parece haberlo desviado de su objetivo.

“En circunstancias normales eso está bien, pero en este momento necesitas más gasto público”, dice Surya.

AMLO

Reuters
El presidente de México prioriza frenar el déficit y muchos economistas que creen que no es el momento de eso.

El gobierno mexicano ha sido uno de los más reacios a aplicar medidas de apoyo a la economía, lo que probablemente explique en parte que el PIB mexicano vaya a reducirse en torno a un 10% en 2020.

La caída del turismo, clave para México, también ha golpeado la economía, y lo peor es que los expertos coinciden en que ese será uno de los últimos sectores en recuperarse.

El descenso de los precios del petróleo tampoco ayuda a México, que, paradójicamente, podría estar también ante su gran oportunidad.

Los problemas en el transporte y el peligro potencial de restricciones aduaneras han llevado a “una tendencia global a acercar las cadenas de suministro a los mercados, y México está muy cerca del gran mercado que es Estados Unidos”, afirma Surta.

Pero, según señala Ramos, de Goldman Sachs, el gobierno de López Obrador, “no ha creado el ambiente más favorable a los negocios”.

Venezuela

Sin cifras oficiales desde hace años, el Banco Mundial no incluye a Venezuela en sus análisis, pero según apunta Jackson, de Capital Economics, en un contexto de precios del petróleo bajos “las cosas no harán sino empeorar en un país que ya era una tragedia antes de la pandemia”.

La Unidad de Inteligencia Económica de The Economist” cree que el país perderá este año cerca de un 30% de su PIB en 2020, con lo que desde que Nicolás Maduro llegó al poder acumulará una caída cercana al 70%.

El gobierno venezolano culpa a las sanciones de Estados Unidos de sus problemas económicos, mientras que la mayoría de observadores los achacan a la mala política económica del gobierno y a graves problemas estructurales de la economía venezolana.

Ningún informe pronostica cuándo el PIB de Venezuela dejará de caer y tampoco cuándo recuperará su nivel de 2019.

Según la ONU, un tercio de los venezolanos no recibe comida suficiente y millones de ellos han abandonado su país en los últimos años.


Datos positivos inesperados

Pese al sombrío panorama general, el último informe del Banco Mundial detectó algunos datos positivos inesperados para América Latina.

El comercio mundial está volviendo a niveles prepandemia, lo que favorece a los países de la regiónque dependen de las exportaciones de materias primas, cuyo precio en los mercados internacionales se ha mantenido, quizá favorecido por la recuperación vigorosa de la demanda de China.

También se ha mantenido el volumen de remesas. Pese a un pronunciado descenso inicial, los migrantes latinoamericanos siguen enviando dinero que ha ayudado a sostenerse a muchos en sus países de origen.

También han sido más “robustos” de lo esperado las medidas de estímulo aplicadas por gobiernos y bancos centrales.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y36en98lbNw

https://www.youtube.com/watch?v=B_Gzc2Z7uQY&t=27s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.