close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Qué tan sustentable es la gigantesca Cumbre RIO+20?

A pesar de que las cumbres climáticas tienen fundamentos humanitarios y ambientales, muchas veces resultan contraproducentes en comparación con el lento progreso que alcanzan
Por Andrea Arzaba
17 de junio, 2012
Comparte

Cumbre de Río+20

He seguido las cumbres climáticas durante los últimos dos años: estuve en Cancún – COP16, en Durban – COP17 y esta es la tercera vez que participo en una, ahora la tan esperada Cumbre de la Tierra, conocida como RIO+20, en la turística ciudad de Río de Janeiro.

A pesar de que las cumbres climáticas tienen fundamentos humanitarios y ambientales, en donde la lucha principal es encontrar justicia social al desarrollar políticas que lleven a las naciones a un desarrollo sustentable, muchas veces resultan contraproducentes en comparación con el lento progreso que alcanzan.

El impacto ambiental de estas reuniones es fuerte debido a las altas emisiones de carbono producidas, considerando el numero de personas que recorre grandes distancias en vuelos provenientes de todas partes del planeta. Simplemente en Brasil, se espera albergar al menos 50,000 personas, las cuales son las que se han registrado oficialmente al evento.

En esta ocasión hago un pequeño análisis sobre algunos de los aspectos que hacen de esta meca de la sustentabilidad, una cumbre internacional tan contaminante como cualquier otra:

Estamos en un refrigerador: La temperatura en Río de Janeiro ha estado alrededor de los 20-24 grados en los últimos días, con días nublados. Bastante agradable. Sin embargo, gracias al aire acondicionado, la temperatura baja tanto que el suéter resulta imprescindible. Las quejas se escuchan en todos los paneles y los estornudos inundan los pasillos. Es un gasto de energía innecesaria, además del impacto al calentamiento global por medio del refrigerante utilizado.

Reciclaje confuso: Existe un sistema de separación de basura, la cual ha obtenido varias quejas por resultar un poco confusa. Normalmente se separa en orgánica e inorgánica, pero hay pocos botes de basura y los que existen son azules y grises. El letrero que indica que tipo de basura se debe tirar es muy pequeño, por lo que causa confusión y resulta contraproducente.

Comida para reyes: A pesar de que la desaparición de extrema riqueza y pobreza es uno de los relevantes en la agenda, la comida en la cumbre es muy cara. El buffet cuesta 37 reales, lo cual son alrededor de 300 pesos mexicanos ¿Hacer este gasto diario? Los jugos están en 5 reales, al igual que el agua embotellada (50 pesos mexicanos). Voluntarios y estudiantes se ven obligados a buscar otras alternativas de alimentación durante el evento.

Contradicciones: Uno de los patrocinadores de la cumbre es la multinacional Coca Cola, irónicamente. Además de sus anuncios en cada stand de comida, construyeron una cerca de botellas pet, las cuales solo fueron colocadas como adorno, y aunque pareciera que son recicladas, están impecables y nunca fueron usadas. Un detalle bastante criticado por los ambientalistas del lugar.

A pesar de todo, se pueden rescatar algunos aspectos de la cumbre. Tuve la oportunidad de platicar con María Fernández, quien es parte del comité de sustentabilidad del evento, y señaló el evidente avance en cuanto a las colosales cumbres climáticas anteriores:

Reducción de los daños. El personal que ha viajado a Río +20 de Naciones Unidas, aproximadamente 1,400 miembros, generará alrededor de 3,600 toneladas de emisiones de carbono. Todas ellas seran cubierto por medio del Mecanismo de Desarrollo Limpio, esto significa invirtiendo en proyectos que apoyen la sustentabilidad de la UNEP.

Luz verde. Al parecer, toda la energía usada durante la convención es generada por medio de biocombustibles. También los autobuses y el trasporte en automóvil obtiene combustible por medio de etanol.

Vasos dulces como el azúcar: Los vasos desechables utilizados están fabricados con material reciclado, al igual que maíz y caña de azúcar. Una manera de disminuir las grandes cantidades plástico que se maneja normalmente en este tipo de congresos.

No a la deforestación: En las cumbres climáticas la cantidad de papel que se usa a diario es impresionante. Se imprimen infinidad de programas, de eventos paralelos, de revistas y de comunicados de prensa, al igual que grandes tratados. En Brasil he visto poco gasto de papel, todos los documentos se encuentran en línea, y amenos que se haga una petición especial para recibir una copia impresa del documento, no existen grandes columnas de papeles que ya no se van a utilizar, o que terminan en los basureros.

Ya analizado el impacto ambiental de la cumbre, ahora lo único que queda es seguir las negociaciones y esperar que el resultado que se obtenga contenga un compromiso grande y vinculante. Esperar que todas las emisiones de carbono emitidas por este evento sean irrelevantes en comparación con las que se van a reducir en un futuro cercano.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

WhatsApp: ¿desinstalar la aplicación hace el teléfono más seguro?

Algunos usuarios de teléfonos móviles están abandonando la popular aplicación de mensajería por alternativas ante los recientes ataques cibernéticos. Sin embargo, los expertos dicen que esta no es la solución.
5 de noviembre, 2019
Comparte
Logo de WhatsApp con un gráfico por detrás.

Getty Images
Teléfonos de activistas, periodistas y diplomáticos fueron bancos de ataques cibernéticos recientemente y sus mensajes de WhatsApp se filtraron.

WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería instantánea más populares grandes del mundo. ¿Pero es de las más seguras?

A fines de octubre, WhatsApp, cuya dueña es Facebook, presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel, que fabrica software para vigilancia conocido como Pegasus, alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos.

Los piratas informáticos pudieron instalar de forma remota el software de vigilancia en teléfonos y otros dispositivos aprovechando una vulnerabilidad importante en la aplicación de mensajería.

WhatsApp acusa a la compañía de enviar malware a aproximadamente 1.400 teléfonos móviles con fines de espiar a periodistas, activistas de derechos humanos, disidentes políticos y diplomáticos de todo el mundo, aunque en su mayoría son de India.

Hombre encapuchado con un teléfono.

Getty Images
El software para vigilancia es conocido como Pegasus.

En México, por ejemplo, se conoció el caso porque se utilizó para espiar a figuras públicas como la periodista Carmen Aristegui.

El diario The Washington Post señaló que el teléfono del periodista saudita Jamal Khashoggi, que fue asesinado dentro del consulado de Arabia Saudita en Estambul el año pasado, estaba “infectado” con un programa de la compañía israelí.

NSO Group, por su parte, rechaza las acusaciones y dijo que su misión es la de una empresa dedicada a prestar servicios a los gobiernos para luchar “contra el terrorismo”.

En una presentación judicial en San Francisco, Estados Unidos, WhatsApp dijo que NSO Group “desarrolló su malware para acceder a los mensajes y otras comunicaciones después de que fueron descifrados en los dispositivos de destino”.

Tras este escándalo de ciberseguridad, algunos usuarios están buscando opciones distintas a WhatsApp, incluidas aplicaciones de mensajería como Signal o Telegram, que se dice que están encriptadas de forma más segura.

Y muchos otros están pensando en desinstalar la aplicación WhatsApp de sus teléfonos. Pero ¿es esta la solución?

Encriptados pero vulnerables

WhatsApp en un teléfono.

Getty Images
La aplicación WhatsApp presentó una demanda contra el Grupo NSO de Israel alegando que la empresa estaba detrás de ataques cibernéticos que infectaban dispositivos con software malicioso.

Los expertos dicen que WhatsApp, una aplicación utilizada por aproximadamente 1.500 millones de personas en 180 países (solo en India están 400 millones), está sufriendo la peor parte del ataque cibernético que no es completamente su culpa.

Si bien una vulnerabilidad en la función de videollamadas de la aplicación permitió que el spyware funcionara sin la intervención del usuario, finalmente infectó el teléfono debido a lagunas en los sistemas operativos del dispositivo.

“Las vulnerabilidades que el spyware supo explotar estaban en el nivel del sistema operativo, ya sea Android o Apple”, dijo Vinay Kesari, un abogado especializado en privacidad en tecnología.

“Si hay un programa espía en tu teléfono, todo lo que es legible o lo que sea que pase por tu cámara o micrófono está en riesgo“, dijo el consultor especialista en tecnología Prasanto K. Roy.

WhatsApp se promociona como una aplicación de comunicaciones “segura” porque los mensajes están encriptados de principio a fin. Esto significa que solo deben mostrarse de forma legible en el dispositivo del remitente o del destinatario.

“En este caso, no importa si la aplicación está encriptada o no, una vez que el spyware está en tu teléfono, los piratas informáticos pueden ver lo que esté en tu teléfono tal como lo ves, esto ya está descifrado y en una forma legible en esta etapa”, describió Prasanto K. Roy a la BBC.

“Pero lo más importante, es que esta violación muestra cuán vulnerables son los sistemas operativos“, agregó.

Cambios de aplicación

Una mujer india habla por teléfono.

Getty Images
Los usuarios más afectados por la filtración de mensajes de Whatsapp son de India, uno de los mercados de internet de más rápido crecimiento en el mundo.

Desde que Whatsapp reconoció esta brecha en la seguridad y presentó la demanda, gran parte de la conversación en las redes se ha centrado en cambiar a otras aplicaciones de mensajería.

Una de las opciones de las que más se habla es Signal, conocida por su código fuente abierto, es decir que es un modelo de desarrollo de software basado en la colaboración abierta que todos pueden ver.

Pero ¿esto significa que tu teléfono estaría mejor protegido contra un ataque? No necesariamente, dicen los expertos.

“Con Signal, hay una capa adicional de transparencia porque liberan su código al público, por lo que si tú eres un desarrollador de código sofisticado y la compañía dice que ha solucionado un error, puede acceder al código y verlo por ti mismo”, dijo Kesari.

“Pero eso no significa que la aplicación tenga una capa adicional de protección contra tales ataques”.

Prasanto K Roy asegura que este ataque en particular fue más allá de la aplicación de mensajería.

“Para aquellos cuyos teléfonos estaban comprometidos, toda la información estaba en riesgo, no solo WhatsApp”, dijo Roy.

A partir de ahora, no hay razón para creer que WhatsApp es “menos seguro” que otras aplicaciones, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=H8NO-TEa5QQ

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

https://www.youtube.com/watch?v=4GB0hAUrKks

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.