Yo Soy 132 y peñistas se enfrentan en el Azteca
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Yo Soy 132 y peñistas se enfrentan en el Azteca

9 de junio, 2012
Comparte

Peñistas llegando al Azteca en camiones con anuncios del candidato. Foto: Cuartoscuro.

Fueron muchos menos que los miles de “aficionados”, hombres y mujeres, que llegaron en decenas de autobuses y microbuses desde distintos municipios del Estado de México, incluso de Hidalgo.

Pero el grito y las mantas y cartulinas y cartelones de #YoSoy132 generaron más atención en las tribunas que los tres soporíferos goles mexicanos y el descuento de Guyana.

La disputa estuvo en las tribunas. Entre guardias de seguridad y civiles de apoyo que, entremezclados con personal de la Secretaría de Seguridad Pública local, buscaban mantener el control entre las y los jóvenes de #YoSoy132.

También entre los miles de mexiquenses que como distintivo traían playera roja, que en los torniquetes de seguridad de la entrada al coloso de Santa Úrsula les indicaron quitarse, pero pasado el lugar volvían a ponerse.

Luego de que durante la semana activistas plantearon a través de las redes sociales hacer un grito de protesta en contra del candidato presidencial de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM), Enrique Peña Nieto, durante el partido de este viernes la convocatoria se vio reducida a unas decenas de personas que acudieron al coloso de Santa Úrsula.

Ante el silbatazo inicial, la afición se mantenía atenta al juego, preparando sus acciones.  Reforma afirma que a las siete, al silbatazo inicial, hay una tercera parte del estadio ocupado. En las gradas de general, sobre la portería sur, unos jóvenes despliegan sobre las gradas vacías una playera gigante color verde que dice “México #132”, el performance dura unos 10 minutos antes de que los jóvenes del PRI la quiten a jaloneos. Los simpatizantes del #132 intentan ponerla se nuevo, sin suerte.

Tras 20 minutos apareció una primera manifestación en contra del abanderado priísta: en las zonas altas del estadio unas 20 personas levantaron una manta que decía “México no te quiere Peña Nieto”, lo cual provocó silbidos y aplausos entre los asistentes. Pero inició la maquinaria verde/roja (la gente que bajó de los microbuses o traía playera roja o verde o ambas). En el estadio hubo hechos de violencia cuando varios de los simpatizantes del priísta arrebataron las pancartas a jóvenes del movimiento #YoSoy132, quienes se manifestaban en contra del mexiquense.

Comenzaron a gritar en favor de Peña Nieto. Y se daban tiempo para provocar a los miembros del #YoSoy132, que en respuesta se mantenían impasibles cubriéndose el rostro con una máscara de conocido ex presidente mexicano.

“Somos pocos pero no somos acarreados”, decían los miembros del movimiento de estudiantes de distintos centros educativos capitalinos.

Insultos, escupitajos, manotazos, buscaban impactar en los #YoSoy132, ante el esfuerzo policial por evitar el choque.

Sin embargo los ánimos se calentaban entre los tricolores, algunos de ellos con el lema “Compromiso con México” alzaron un manta con la leyenda “Peña presidente”, lo que provocó gritos antipeñistas, cuyo eco fue suficiente para que el comentarista televisivo Javier Alarcón, diera cuenta de ello al aire.

Los cordones policiales no impidieron que vasos con cerveza -o con otro contenido- volarán hacia las decenas de jóvenes “antiEPN” apenas iniciado el segundo tiempo, y como la mayoría era aplastante la policía pidió y fue resguardando la adelantada salida de los integrantes del #YoSoy132.

Eran muchos más los peñistas, tanto que el jefe delegacional en Coyoacán, Raúl Flores, admitió que salió del control de su demarcación la fila interminable de autobuses y microbuses mexiquenses rumbo al Estadio Azteca.

Cálculos de medios de comunicación hablaban de más de 30 mil aficionados “invitados” al partido para contrarrestar la protesta contra Peña en el Azteca, donde diversas personas sin identificar anotaban los nombres de quienes recibieron una de las miles de entradas, algunas de ellas de cortesía, que se repartieron para ingresar al inmueble.

Ante la alerta de conflicto, el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, tomó nota del hecho y apuntó en Twitter que su Director de Gobierno estaba en el Estadio Azteca coordinando la seguridad. Y a manera de despedida anunció que estaría pendiente.

La disputa estuvo en la tribuna, no en el campo donde los nombres del tricolor apenas lograban ser superiores a los 11 portadores de la camiseta amarilla que ni son profesionales del futbol ni son equipo de temer, pero aun así trajeron en largas carreras a los locales.

El silbatazo final marcó la hora del regresó de los “aficionados” del Estado de México a sus autobuses. Pese al resguardo policial se dieron tiempo para querer dar algunos recuerdos a los #YoSoy132.

Los líderes de cada grupo tricolor del Estado de México marcaron la ruta de concentración y los autobuses y microbuses a donde se deberían de dirigir sus compañeras y compañeros e iniciar el viaje de regreso, con el objetivo según ellos cumplido: los #YoSoy132 no se apropiaron del evento, aunque sí fueron más ruidosos y visibles.

Entre porras en favor del candidato tricolor y consignas en contra del movimiento estudiantil comenzaron a descender por las rampas para abordar los camiones que los esperaban en el estacionamiento y a las afueras del coloso, para dirigirse a los municipios mexiquenses o de Hidalgo, desde donde se trasladaron a la capital a apoyar a su candidato y a ver ganar al “equipo de todos”.

Notimex*

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

En qué se diferencia la pérdida de olfato y gusto por COVID de la producida por un resfriado

La COVID-19 difiere de las típicas enfermedades respiratorias en varios aspectos, incluyendo la forma en la que impacta sobre el sentido del olfato y el del gusto.
19 de agosto, 2020
Comparte

La pérdida del olfato que puede acompañar al coronavirus es única y muy diferente a la que puede experimentar alguien afectado por un fuerte resfriado o gripe, dicen investigadores europeos que han estudiado el tema.

Por ejemplo, cuando los pacientes con covid-19 tienen pérdida del olfato, esta tiende a ser repentina y grave.

Y, por lo general, tampoco tienen la nariz tapada, ni moquean. De hecho, la mayoría de las personas con coronavirus aún pueden respirar libremente.

Otra cosa que distingue a la enfermedad es que provoca una pérdida “total” del sentido del gusto.

Es decir, el coronavirus no simplemente reduce la capacidad de distinguir los sabores por la afectación del sentido del olfato, explican los investigadores en la revista Rhinology.

Los pacientes con coronavirus con pérdida del gusto realmente no pueden diferenciar entre amargo o dulce, afirman.

Los expertos sospechan que esto se debe a que el SARS-CoV-2 afecta a las células nerviosas directamente involucradas con el olfato y el gusto.

https://www.youtube.com/watch?v=Xs_NI20P8DE

Los principales síntomas del coronavirus son:

• alta temperatura

• tos nueva y continua

• pérdida del olfato o el gusto

En países como Reno Unido la recomendación es que cualquiera que tenga estos síntomas debe aislarse y hacer arreglos para que le practiquen una prueba para verificar si tiene el virus.

Los otros habitantes de la casa también deben aislarse para evitar una posible propagación.

La investigación sobre el olfato

Para averiguar más sobre el impacto del coronavirus sobre el sentido del olfato, el investigador principal del estudio publicado en Rhinology -el profesor Carl Philpott, de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido- llevó a cabo pruebas de olfato y gusto en 30 voluntarios.

De estos, 10 tenían covid-19, 10 padecían de fuertes resfriados y 10 eran personas sanas, sin síntomas de resfriado o gripe.

Mujer con mascarilla huele una flor

Getty Images
En la mayoría de los casos, la pérdida de gusto y olfato es reversible.

La pérdida del olfato fue mucho más profunda en los pacientes con covid-19.

Estos también fueron menos capaces de identificar los olores y no podían distinguir para nada entre sabores amargos o dulces.

“Realmente parece haber características que distinguen al coronavirus de otros virus respiratorios“, destacó Philpott, quien trabaja con la organización benéfica Fifth Sense, que ayuda a personas con trastornos del olfato y el gusto.

“Esto es muy emocionante porque significa que las pruebas de olfato y gusto podrían usarse para discriminar entre pacientes con covid-19 y personas con un resfriado o una gripe normal”, dijo.

Niño oliendo un limón de manos de su padre

iStock
Según Philpott, pruebas de olfato caseras podrían ayudar a distinguir entre gripe y covid-19.

Según el científico, la gente podría hacer sus propias pruebas de olor y sabor en casa usando productos como café, ajo, naranjas, limones y azúcar.

Pero también hizo hincapié en que las pruebas de diagnóstico con hisopos de garganta y nariz siguen siendo esenciales si se teme haber sido infectado por el coronavirus.

Según Philpott, en la mayoría de las personas que se recuperan del coronavirus el sentido del olfato y el gusto regresan después de unas pocas semanas.

Punto de entrada

El profesor Andrew Lane es un experto en problemas de nariz y sinusitis en la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, y ha estado tratando de comprender cómo el coronavirus podría causar la pérdida del olfato.

Para ello él y su equipo han estudiado muestras de tejido de la parte posterior de la nariz, identificando niveles extremadamente altos de una enzima que estaban presentes únicamente en el área responsable del olfato.

Gráfico de cómo se reproduce el coronavirus en el cuerpo

BBC

Se cree que esta enzima, llamada ACE-2 (enzima convertidora de angiotensina II), es el “punto de entrada” que permite que el coronavirus ingrese a las células del cuerpo y cause una infección.

La nariz es uno de los lugares donde Sars-CoV-2, el virus que causa la covid-19, ingresa al cuerpo.

“Ahora estamos haciendo más experimentos en el laboratorio para ver si el virus realmente está usando estas células para acceder e infectar el cuerpo”, dijo el profesor Lane luego de publicar sus hallazgos en el European Respiratory Journal.

“Si ese es el caso, es posible que podamos abordar la infección con terapias antivirales administradas directamente por la nariz“, agregó.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=PM9KBQyKHz8

https://www.youtube.com/watch?v=Zh_SVHJGVHw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.