¿Qué tan seria es la lucha antipiratería en América Latina?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Qué tan seria es la lucha antipiratería en América Latina?

Iniciativas como Sopa, Pipa, ACTA, o medidas como el cierre de Megaupload demuestran que la guerra contra el intercambio libre de información y entretenimiento sube de tono.
17 de julio, 2012
Comparte

Manifestación contra ACTA en Europa.//FOTO: AP

La industria del entretenimiento lleva años enfrascada en una cruenta batalla contra la piratería de contenidos en internet, alegando pérdidas a menudo cuestionadas por aquellos que defienden su derecho a copiar y distribuir la cultura por doquier, sobre todo en países en desarrollo.

Más allá del debate económico y social en torno al tema, lo cierto es que iniciativas como las propuestas de Ley Sopa y Pipa, la ley internacional anti-piratería ACTA, o medidas como el cierre de Megaupload demuestran que la guerra sube de tono.

Y América Latina es también testigo de medidas legales en esta dirección, como la reciente firma del ACTA en México (pendiente de aprobación en el senado) o la ley Lleras en Colombia.

Pero a la hora de la verdad ¿Cuán en serio se toman las autoridades latinoamericanas la piratería digital? Periodistas de BBCMundo retrataron la realidad legal y a pie de calle en varios países latinoamericanos.

Puestos de venta de discos y películas "pirata".//FOTO: Cuartoscuro

México

“¿La película que apenas se presentó en Cannes? En cualquier sitio”

Plaza Meave es un nombre que puede ser raro, pero en Ciudad de México es sinónimo de software barato, claves para descargar gratis programas de edición, películas y juegos, o robar el servicio de Internet al vecino.

Meave y otros locales comerciales aledaños son el corazón de la piratería cibernética en México.

El sitio se encuentra en el centro de la capital, a unas calles de Palacio Nacional que es la sede oficial del gobierno mexicano.

Allí se puede comprar todo lo relacionado con Internet ¿La última edición de PhotoShop? Afuera, junto al local de tacos, con el chico de la gorra azul con vivos blancos. ¿La película que apenas se presentó en Cannes? En cualquier sitio.

Todos los días a la zona arriban decenas autobuses con compradores de mercancía pirata, que se surten de productos que revenden en sus propios negocios.

Llegan desde el norte, sur o el poniente de México, pero con frecuencia aparecen compradores de Guatemala, Honduras o El Salvador.

La Procuraduría (fiscalía) General de la República es la responsable de combatir este delito, pero hasta ahora son pocas las acciones contra las descargas ilegales de Internet.

Una razón es que ninguna legislación mexicana regula a la web. Las operaciones que se han realizado ocurren cuando alguna empresa solicita acciones directas. Pero incluso la petición debe superar los requisitos legales que, en promedio, pueden tardar hasta un año en concretarse.

El Congreso endureció las sanciones contra la piratería, que incluyen una sentencia de prisión a quienes venden los productos en las calles.

Brasil

“En los últimos años se han dado mejoras en la represión”

Brasil es uno de los países latinoamericanos donde las autoridades han aplicado más mano dura contra la venta de productos digitales pirata.

La comercialización, exposición para la venta y distribución de este tipo de productos un crimen según la legislación brasileña, y desde 2004 el país cuenta con un Consejo Nacional de Lucha contra la Piratería y Delitos contra la Propiedad Intelectual que contempla medidas represivas, así como campañas de educación como el proyecto Cool School, que tiene como fin educar a los jóvenes estudiantes sobre la piratería.

En el marco de estas políticas, en 2011 se han dado algunos casos notorios de arrestos vinculados a la violación de derechos de autor como el de Genaldo Souza Santos, de 42 años, a quién le incautaron 12.608 CDs y DVDs falsificados.

Ese mismo año, en Recife la Policía Civil de Campo grande cerró dos laboratorios de fabricación de productos digitales pirata y en la metrópoli de Sao Paulo se llevaron a cabo varios operativos en centros comerciales entre ellos el de Pamplona Mare e Monti.

Tal y como explica Diego Torres, de BBC en Sao Paulo, estos operativos han hecho que la venta de DVDs y CDs pirata, al menos en la ciudad de Sao Paulo, ya no sea común en tiendas formales.

“Sao paulo solía tener una serie de galerías donde tenías diferentes tiendas. En estos lugares encontrabas un montón de productos piratas, especialmente CDs y DVDs. En los últimos dos años se han dado mejoras en la represión. Muchos de estos lugares han sido cerrados. Actualmente, los encuentras en vendedores callejeros, no en tiendas normales. Ponen los Dvds en pequeñas mesas en las calles, que son fáciles de cerrar para empezar a correr si ven a las autoridades”.

Venezuela

“Las tiendas de material pirata se pueden encontrar sin esfuerzo”

Con las tasas de homicidios por las nubes, el derecho a la propiedad intelectual es natural que no quepa entre las prioridades de las autoridades venezolanas.

Por falta de leyes no es: ni en homicidios ni en piratería, el problema es que no se cumplen por incapacidad de las autoridades y por la falta de conciencia de la ciudadanía.

Está la Ley sobre el Derecho de Autor, que prevé penas de seis meses a seis años para quien atente contra la propiedad intelectual, y también la Ley Especial contra Delitos Informáticos.

Pero el caso es que a la vuelta de la esquina, en las bocas de metro, como anexos a kioscos de prensa y siempre frente a policías a los que parece no habérsele pasado por la cabeza que tengan que hacer nada para impedirlo, las tiendas de material pirata se pueden encontrar sin esfuerzo.

Algunas son auténticas “videotecas” con títulos para todos los gustos. El precio suele rondar los 10 bolívares fuertes por cada DVD (US$2,3 al cambio oficial).

También se venden videojuegos y programas informáticos. Según el último informe de BSA, el 88% del software del país es ilegal, un récord en la región.

Colombia

“Los vendedores de libros y DVDs piratas parecen seguir operando igual que antes”

Colombia se vio obligada a adaptar su legislación para cumplir con las condiciones del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos.

Y el tema de la protección de los derechos de autor en internet fue parte fundamental de la reforma legislativa necesaria para la implementación del acuerdo, que entró en vigencia el pasado 15 de mayo.

El proceso, sin embargo, no fue sencillo: la polémica generada por la primera propuesta de ley sobre el tema -la denominada Ley Lleras- obligó al congreso a hundirla en noviembre de 2011.

Y, como resultado, la normativa actualmente vigente -bautizada como Ley Lleras 2.0- es mucho menos ambiciosa que lo originalmente pactado.

Aún así, la ley ha sido objeto de encendidas críticas por su redacción vaga y por reflejar una concepción del derecho de autor obsoleto.

Entre otras disposiciones, prohíbe la retransmisión a través de internet de señales de televisión sin la autorización del titular y establece la posibilidad de multas para infractores en internet del derecho de autor, pero sin definir estas infracciones claramente.

En esas condiciones la reglamentación de la ley es especialmente crítica.

Pero el proceso aún no ha terminado. Y esa es probablemente la razón por la cual no se han reportado mayores impactos.

Por lo demás, a pesar de la entrada en vigencia del TLC en las calles del centro de Bogotá los vendedores de libros y DVDs piratas parecen seguir operando igual que antes.

Argentina

“Existe un vacío legal sobre el tema”

En Argentina la piratería es moneda corriente. El gigante mercado de La Salada, en Buenos Aires, que vende todo tipo de ropa y productos “truchos” –como se conoce a lo copiado- es un éxito absoluto de ventas y goza de protección oficial.

En tanto, los DVD copiados se consiguen por todos lados: se venden abiertamente en kioscos de revistas y puestos ambulantes, e incluso hay pequeños comercios dedicados al rubro.

El éxito del mercado de películas copiadas es tal que incluso llevó al cierre de la cadena Blockbuster. Mientras que en Estados Unidos los dueños decidieron relanzar la marca, en Argentina no pudieron hacer frente al mercado negro.

Pero la piratería no sólo prolifera en las calles. El país es también famoso por sitios en internet como Cuevana y Taringa, que ofrecen textos, música, cine y TV de forma gratuita.

Según Fernando Tomeo, experto en tecnología y propiedad intelectual, la piratería es una práctica extendida en Argentina porque existe un vacío legal sobre el tema, ya que la única ley sobre derecho de autor data de los años ’30 y está desactualizada.

Sin embargo, eso no ha frenado a la Justicia: en 2011 tanto los dueños de Taringa como los de Cuevana fueron procesados por presuntamente violar la ley de propiedad intelectual.

Paraguay

“El paraíso de la piratería”

Según Washington, Paraguay es uno de los paraísos de la piratería. El mercado ilegal de Ciudad del Este es uno de los más populares de la región.

La consultora BSA estimó en 2010 que el 83% del software que se vende en el país es ilegal, lo que genera pérdidas para los fabricantes por más de US$55 millones.

En 2011 la consultora ubicó al país sudamericano entre las 20 naciones más piratas del mundo en materia informática.

Paraguay sancionó en 1998 la ley de derechos de autor, pero según una encuesta realizada por la Cámara de Comercio Paraguayo Americana (AmCham), la mitad de los paraguayos considera que la piratería, la falsificación y el contrabando son un medio de vida válido para los pobres.

Chile

“Pérdidas de US$1 millón por día en ventas”

Según un estudio publicado en 2011 por la consultora Business Software Alliance (BSA), en Chile el 62% del software que existe es pirata, lo que pone al país al tope de ese ítem entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El diario La Tercera estimó que la piratería hace que Chile pierda cerca de US$1 millón por día en ventas.

No obstante, la encuesta de BSA reveló que el 60% de los chilenos cree que la propiedad intelectual debe ser resguardada. Y desde 2009 se registró una caída del 5% en el mercado ilegal, una de las principales bajas a nivel mundial.

En abril pasado, el Departamento de Estado de Estados Unidos anunció que entregará US$100.000 al país para formar a los jueces en derechos de propiedad intelectual.

La ley sobre derechos de autor data de 1970 pero en 2003 Chile adecuó su legislación conforme a acuerdos firmados con la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo ventilar una habitación y usar purificadores de aire para protegerte del coronavirus

La mala ventilación aumenta el riesgo de transmisión del nuevo coronavirus, según la OMS. Shelly Miller, ingeniera mecánica experta en ventilación, te enseña cómo mejorar la calidad del aire en tu casa u oficina para reducir el riesgo de enfermedades infecciosas.
12 de agosto, 2020
Comparte
Hombre con mascarilla junto a una ventana abierta

Getty Images
El espacio cerrado más seguro es aquel en el que aire fresco de afuera constantemente reemplaza el aire de adentro.

Gran parte de los casos de transmisión del virus SARS-CoV-2, que causa la covid-19, ocurren en ambientes cerrados en los que se inhalan partículas que contienen el nuevo coronavirus.

La mejor forma de evitar esta transmisión en hogares y oficinas sería impedir la entrada de personas infectadas. Pero esto no es algo fácil, ya que se estima que el 40% de los portadores del virus son asintomáticos.

Las mascarillas pueden evitar la liberación al medio ambiente de esas partículas, pero si la persona infectada está en una habitación cerrada será muy difícil contener totalmente el virus.

Soy profesora de ingeniería mecánica en la Universidad de Colorado en Boulder, en Estados Unidos. Y gran parte de mi trabajo se ha centrado en cómo controlar la transmisión en el aire de enfermedades infecciosas.

Mi universidad, las escuelas de mis hijos y hasta legisladores estatales en Alaska me pidieron consejos para garantizar la seguridad de los espacios cerrados en tiempos de pandemia.

Una vez que el virus escapa al aire dentro de un edificio tienes dos opciones: hacer que entre aire fresco desde afuera, o extraer el virus del aire que circula en el edificio.

La importancia del aire fresco

El espacio cerrado más seguro es aquel en el que aire fresco de fuera constantemente reemplaza el aire de dentro.

En edificios comerciales, el aire fresco ingresa usualmente a través de sistemas de calefacción, ventilación o aire acondicionado. En los hogares, en cambio, el aire de fuera suele entrar por ventanas y puertas abiertas, además de grietas.

En pocas palabras, cuanto más aire fresco entre a un edificio desde fuera mejor será. Ese aire que ingresa diluye los contaminantes presentes en el espacio cerrado, se trate de un virus o algo diferente, y reduce los riesgos de exposición para las personas.

Ilustración de un ventilador junto a una ventana moviendo el aire hacia afuera y un equipo de aire acondicionado

Getty Images
Colocar cerca de una ventana un ventilador que sopla hacia el exterior aumenta considerablemente la circulación de aire.

Los ingenieros ambientales como yo calculamos cuánto aire entra desde fuera a un edificio usando una medida llamada tasa de intercambio de aire.

Esta cifra indica el número de veces que el aire de un edificio es reemplazado con aire de fuera en una hora.

La tasa depende del tamaño de la habitación y el número de personas en ella. Pero la mayoría de los expertos considera que seis cambios de aire son buenos para una habitación de 3 x 3 metros en la que hay tres o cuatro personas.

Durante una pandemia, se estima que la tasa debe ser mayor. Un estudio de 2016* señaló que un cambio de aire de nueve veces por hora redujo la transmisión de los virus de SARS, MERS y H1N1 en un hospital de Hong Kong.

Muchos edificios en Estados Unidos, especialmente las escuelas, no cumplen con las tasas recomendadas de cambio de aire.

Pero afortunadamente es bastante fácil hacer que ingrese a un edificio aire fresco.

Mantener abiertas las ventanas y puertas es un buen comienzo. Colocar cerca de una ventana un ventilador que sopla hacia el exterior también aumenta considerablemente la circulación de aire.

En edificios en los que no pueden abrirse las ventanas, puede ajustarse el sistema mecánico de ventilación para aumentar el bombeo de aire desde afuera.

Sea cual fuere el tipo de habitación, cuanto más personas haya en ella, más frecuentemente debe cambiarse el aire.

Usar el CO2 para medir la circulación del aire

¿Cómo sabes si hay suficiente cambio de aire en una habitación? Calcular esto con exactitud es complejo. Pero hay un indicador sencillo que podemos usar como guía.

Cada vez que exhalas liberas CO2 o dióxido de carbono. Y como el coronavirus se esparce en partículas que liberamos al respirar, toser o hablar, puedes medir los niveles de CO2 para determinar si una habitación se está llenando de exhalaciones potencialmente infecciosas.

El nivel de CO2 te permite estimar si está entrando suficiente aire fresco a la habitación.

Monitor de CO2 en la pared de una habitación

Getty Images
Los monitores de CO2 indican cuánto aire fresco hay en la habitación. “Yo recomiendo niveles de CO2 inferiores a 600 ppm”.

Al aire libre, los niveles de CO2 son un poco superiores a 400 partes por millón (ppm). Una habitación bien ventilada tendrá cerca de 800 ppm de CO2. Si el número es mayor esto indica que la habitación requiere más ventilación.

El año pasado, investigadores en Taiwán estudiaron el impacto de la ventilación en un brote de tuberculosis en la Universidad de Taipei.

Muchas de las habitaciones en la universidad no estaban bien ventiladas y tenían niveles de CO2 superiores a 3,000 ppm.

Cuando los ingenieros mejoraron la circulación del aire y lograron bajar los niveles de CO2 a menos de 600 ppm, el brote dejó de crecer. El aumento en la ventilación redujo la transmisión infecciosa en un 97%, según el estudio.

El coronavirus se esparce por el aire, por lo que niveles altos de CO2 en una habitación indican un riesgo alto de transmisión si está presente una persona infectada.

Yo me baso en el estudio de Taiwán para recomendar niveles de CO2 inferiores a 600 ppm.

Puedes comprar buenos medidores de CO2 en internet por cerca de US$100. Pero debes asegurarte que tengan un margen de error no mayor de 50 ppm.

Personas en una oficina

Getty Images
Los monitores de CO2 ayudan a determinar si debe haber más ventilación en una habitación para reducir el riesgo de enfermedades infecciosas.

Purificadores de aire

Si estás en una habitación en la que es difícil hacer ingresar aire de afuera, otra opción es usar un purificador de aire.

Estas máquinas extraen partículas del aire, usando en general un filtro muy denso hecho de fibras que capturan partículas con bacterias y virus y reducen el riesgo de transmisión de enfermedades.

Purificador de aire en una habitación

Getty Images
No todos los purificadores de aire son iguales, y antes de comprar uno hay varios factores que debes tener en cuenta.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) asegura que los purificadores de aire cumplen esa función también en el caso del nuevo coronavirus.

Pero no todos los purificadores de aire son iguales, y antes de comprar uno hay varios factores que debes tener en cuenta.

Lo primero que debes considerar es cuán efectivo es el filtro. La mejor opción es un purificador que usa un filtro HEPA, acrónimo de high-efficiency particulate air o extractor de partículas aéreas de alta eficiencia.

Este tipo de filtros extraen más del 99,97% de partículas de todos los tamaños.

El segundo factor a considerar es cuán potente es el purificador. Cuánto más grande sea una habitación o cuantas más personas haya en ella, más aire debe ser purificado. Trabajé con colegas en la Universidad de Harvard para crear una herramienta simple para las escuelas, que permite calcular cuán potente debe ser un purificador de aire para diferentes tamaños de aulas.

Y lo último que debes considerar es cuán válidas son las afirmaciones de la compañía que fabrica el purificador.

En Estados Unidos, por ejemplo, la Asociación de Fabricantes de Electrodomésticos emite un sello de garantía llamado AHAM Verifide.

Y en California, la Junta de Recursos sobre el Aire tiene una lista de purificadores de aire seguros y efectivos, aunque no todos usan filtros HEPA.

Mantiene fresco el aire y sal afuera

Tanto la Organización Mundial de la Salud como el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, CDC, señalan que la mala ventilación aumenta el riesgo de transmisión de coronavirus.

Si puedes controlar tu ambiente, asegúrate de que entra suficiente aire desde afuera.

Un monitor de CO2 puede indicarte si la ventilación es adecuada. Si los niveles de CO2 comienzan a aumentar abre algunas ventanas y haz una pausa en tu trabajo para salir unos momentos al aire libre.

Si no puedes hacer que entre aire fresco a una habitación, tienes la opción de un purificador de aire. Si decides comprar uno, debes tener presente que no extraen CO2, por lo que aunque el aire estará más puro, los niveles de CO2 en la habitación pueden seguir altos.

Mujer con una mascarilla abriendo una ventana

Getty Images
Tanto la Organización Mundial de la Salud como el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, CDC, señalan que la mala ventilación aumenta el riesgo de transmisión de coronavirus.

Si entras a un edificio y ves que hay demasiadas personas, o sientes que hace mucho calor o el aire está viciado, es probable que no haya buena ventilación. Da media vuelta y márchate.

Si prestas atención a la circulación y a la filtración del aire, mejorando la ventilación cuando puedes o evitando sitios con mala ventilación, dispondrás de otra herramienta poderosa para protegerte del coronavirus.

*Shelly Miller es profesora de ingeniería mecánica de la Universidad de Colorado en Boulder. Su artículo original fue publicado en The Conversation y puedes leerlo aquí.

* Ventilation of general hospital wards for mitigating infection risks of three kinds of viruses including Middle East respiratory syndrome coronavirus, en inglés aquí.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=FkdL3esx7t0&t=14s

https://www.youtube.com/watch?v=Fq8jbuaUW0M

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.