El lavado de dinero en HSBC,
explicado por analistas

¿Qué hizo mal el banco británico HSBC para estar en el ojo público a nivel internacional? Recopilamos la opinión de los analistas y el presidente de la CNBV para explicarlo

El lavado de dinero en HSBC, <br>explicado por analistas
Fachada del banco HSBC en México.//FOTO: Cuartoscuro

Fachada del banco HSBC en México.//FOTO: Cuartoscuro

¿Qué hizo mal el banco británico HSBC para estar en el ojo público a nivel internacional? Según el informe del Senado de Estados Unidos: tolerar y solapar por años el lavado de miles de millones de dólares del narcotráfico y otras actividades ilegales.

O, como dijo Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), en entrevista para Radio Fórmula: ser un banco vulnerable con necesidad de reforzar los controles de lavado de dinero.

El informe del Senado estadounidense también señaló que la subsidiaria de México de HSBC fue “culpable” de permitir la apertura de casi 50 mil cuentas en dólares en un paraíso fiscal –las Islas Caimán-, aun contra las normas mexicanas.

Para Guillermo Babatz decir que las autoridades mexicanas estaban ausentes, es falso. Según el presidente de la CNBV, los hallazgos del Senado estadounidense se fundamentan en observaciones que “a lo largo de los años” la Comisión le hizo a HSBC México y a la matriz en el Reino Unido.

Las fallas de HSBC México, según Guillermo Babatz, eran:

*No tenía establecidos todos los mecanismos para tener un buen conocimiento del cliente.

*Tampoco tenía mecanismos confiables para verificar las cuentas que los clientes abrían en las sucursales en México o en las Islas Caimán.

*Carecía de sistemas automatizados que le permitieran al banco reconocer cuando el cliente estaba saliendo de sus patrones usuales de “transaccionalidad” y que al detectar esos movimientos inusuales pudieran reportar a la autoridad.

*Tenían “vulnerabilidades” en cuanto a todas las operaciones de transferencias internacionales que estaban pagadas en México en dólares en efectivo. Lo que sucedía es que no se hacía un buen registro de quiénes eran los que estaban haciendo esos depósitos, y mucho menos un rastreo del origen de esos recursos.

También en entrevista radiofónica para Radio Fórmula, la analista Maricarmen Cortés explicó que cuando Luis Peña asumió la dirección de HSBC México, en 2008, lo primero que hizo fue suspender todas las operaciones de compra y venta de dólares en efectivo.

“De ahí todos los bancos empezaron a hacer lo mismo, y la disposición de la Secretaría de Hacienda de limitar las operaciones en efectivo en dólares, que generó una gran polémica en los comercios”, explicó la analista.

Fue en junio de 2010 cuando el asunto se hizo general. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) estableció límites a las operaciones en efectivo con dólares, con el objetivo de bloquear “el paso a recursos ilícitos”.

“Lo que se venía observando desde hace varios años es que el sistema bancario mexicano estaba recibiendo una cantidad muy importante de dólares en efectivo, más allá de la que se pudiera explicar por las actividades y la dinámica de la economía en México”, declaró el entonces secretario de Hacienda, Ernesto Cordero Arroyo.

Hoy, a HSBC se le acusa de transportar 7 mil millones de pesos en efectivo de México hacia EU entre 2007 y 2008, a pesar de varias advertencias sobre las necesidades de los cárteles para ingresar dinero a la Unión Americana, así como de los avisos hechos por la CNBV.

En 2009, por ejemplo, esta Comisión ordenó a la filial mexicana de HSBC cerrar 3 mil 600 cuentas, ya que 675 estaban vinculadas con presunto lavado de dinero, según el Subcomité de Investigaciones del Senado de Estados Unidos.

Desde 2002, precisó Babatz, la CNBV evidenció las debilidades de HSBC en cuanto a los controles contra lavado de dinero.

Después de esto, ¿qué puede suceder con HSBC? Jorge Suárez Vélez, analista financiero y socio de SP Family Office en Nueva York, duda que este banco británico cierre operaciones en Estados Unidos, aunque cree que el problema va más allá del lavado de dinero: “probablemente ayudaron, sin querer, a que se financiaran operaciones terroristas en Medio Oriente”.

Alguna vez, un ejecutivo de HSBC consideró que debía regresar a los negocios con el banco árabe Al Rajhi Bank, a pesar que el fundador fue temprano benefactor de Al Qaeda. Según el Senado de EU, la rama estadounidense de HSBC acabó enviando mil millones de dólares a este banco árabe.

La multa que podrían poner a HSBC, confirmó Vélez, podría ser de mil millones de dólares.

¿La consecuencia? No se preocupen por su dinero, dijo Maricarmen Cortés. Lo que sí, según Vélez, es que esto causará “una gran cantidad de despidos en el banco”.

Close
Comentarios