El costo humano de los abusos de GlaxoSmithKline
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El costo humano de los abusos de GlaxoSmithKline

El gigante farmacéutico británico pagará US$3.000 millones para resolver lo que funcionarios estadounidenses describen como el mayor fraude de salud de la historia de Estados Unidos.
3 de julio, 2012
Comparte

Foto: ABC News

La gigante farmacéutica GlaxoSmithKline (GSK) pagará una multa de US$3.000 millones por lo que ha sido calificado en Estados Unidos como el mayor fraude de salud en la historia de ese país.

La empresa está acusada de promover dos populares médicamentos antidepresivos para usos no aprobados y de no haber presentado datos sobre la seguridad de uno de los fármacos para diabetes más vendidos, según anunció la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de ese país.

El acuerdo también incluye sanciones por la promoción inadecuada de otros seis medicamentos.

Pero el caso se refiere principalmente a tres fármacos: dos antidepresivos, Paxil (paroxetine), Wellbutrin (bupropion), y un medicamento para diabetes Avandia (rosiglitazone).

La farmaceútica admitió haber promovido inapropiadamente los dos antidepresivos para usos no aprobados por la FDA, incluido el tratamiento de depresión en menores de 18 años y otros trastornos como obesidad, ansiedad y adicción.

Sin precedentes

El vicefiscal general de Estados Unidos, James Cole, afirmó en una conferencia de prensa en Washington que esta resolución era “sin precedentes tanto en proporciones como en alcance”.

GSK también admitió no haber presentado a la FDA datos sobre la seguridad del antidiabético Avandia que indicaban que éste podía causar problemas cardíacos.

Avandia eventualmente fue retirada del mercado en Europa y su venta restringida en Estados Unidos.

Desde que fue lanzada al mercado en 2000 el medicamento fue muy controvertido e incluía advertencias para pacientes con insuficiencia cardíaca. Posteriormente las advertencias se incrementaron e incluyeron otros problemas potenciales del corazón.

Y cada vez más expertos presentaron evidencia a las autoridades reguladoras sobre el alto número de infartos en pacientes que tomaban el fármaco.

En 2010, antes de ser retirada del mercado en Europa, se calculaba que unos dos millones de personas tomaban Avandia en el mundo.

Poco antes de que el fármaco fuera suspendido, el doctor Yoon Loke de la Universidad de East Anglia en Inglaterra, dijo a la BBC que sus análisis mostraban que Avandia duplicaba el riesgo de infarto, independientemente de si el paciente era considerado de alto riesgo o no al tomar el medicamento.

Según el doctor Loke sus cálculos indicaban que en el Reino Unido entre las 109.000 personas que tomaban el fármaco “podía haber 1.000 infartos adicionales y posiblemente 600 casos adicionales de insuficiencia cardíaca cada año como resultado del consumo de Avandia“.

Alto costo

Uno de los críticos más feroces de Avandia es el doctor Steve Nissen, cardiólogo de la Clínica Cleveland, en Estados Unidos.

En 2007, el cardiólogo publicó un estudio en New England Journal of Medicine que mostró una asociación entre el ampliamente utilizado antidiabético y un incremento de 43% en el riesgo de infartos.

El doctor Nissen también criticó duramente un ensayo clínico -el estudio RECORD- publicado en 2009 en The Lancet -y financiado parcialmente por GSK- que mostraba que el fármaco era seguro y que no mostraba un incremento en las tasas de hospitalizaciones cardiovasculares o muerte comparado con otros fármacos similares.

Ahora, GSK aceptó los cargos de haber retenido datos sobre la seguridad del medicamento y de haber presentado afirmaciones no comprobadas sobre Avandia.

Tal como dijo el doctor Nissen a la BBC, todo esto ha tenido “un alto costo humano”. “Entre 50.000 y 100.000 pacientes diabéticos han sufrido innecesariamente un infarto o muerte debido a Avandia“, expresa Steve Nissen. “Este fármaco ha lesionado a mucha gente”.

“Sobornos”

GSK también fue hallada culpable de sobornos para vender sus productos.

“Los vendedores sobornaron a médicos para que recetaran los productos de GSK utilizando todas las formas imaginables de entretenimiento de alto nivel, desde vacaciones en Hawaii y el pago de millones de dólares a médicos para participar en conferencias, hasta entradas para conciertos de Madonna”, expresó la fiscal estadounidense Carmen Ortiz.

En una declaración al conocer la resolución, Andrew Witty, presidente ejecutivo de GSK, afirmó que las conductas de mercadeo, acatamiento y ventas de su unidad estadounidense “han cambiado”.

“Hemos aprendido de los errores que cometimos”, expresó el señor Witty.

“Cuando ha sido necesario, retiramos a los empleados que se vieron comprometidos en malas conductas”.

Como parte de la resolución, GSK acordó someterse a vigilancia de funcionarios del gobierno estadounidense durante cinco años.

Y deberá pagar la multa de US$3.000 millones.

Pero tal como señala Michelle Fleury, corresponsal de negocios de la BBC en New York, para una compañía que el año pasado declaró ganancias de más de US$40.000 millones, “esta multa sin duda es una suma grande de dinero y un golpe para la reputación de GSK, pero financieramente no es tan mala”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El escándalo de corrupción que llevó a la renuncia a uno de cardenales más poderosos del Vaticano

El cardenal Giovanni Angelo Becciu, uno de los personajes de mayor rango dentro del Vaticano, renunció inesperadamente a su puesto y a su título, según anunció la Santa Sede.
26 de septiembre, 2020
Comparte

Un nuevo escándalo sacude los muros de San Pedro.

El cardenal Giovanni Angelo Becciu, uno de los personajes de mayor rango dentro del Vaticano, renunció inesperadamente a su puesto y a su título, según anunció la Santa Sede.

“El Santo Padre aceptó la renuncia al cargo de Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y de los derechos vinculados al Cardenalato, presentada por Su Eminencia el Cardenal Giovanni Angelo Becciu”, indicó en un comunicado.

Pero en una movida inesperada, el cardenal reveló que la renuncia no había sido voluntaria, sino que lo había hecho a petición del papa Francisco que recibió denuncias de corrupción en su contra.

Según contó Becciu a la prensa italiana, recibió presiones de la Santa Sede por sospechas de que “había dado dinero de la Iglesia a sus hermanos”, algo que negó de forma terminante.

“No robé ni un euro. No estoy bajo investigación, pero si me envían a juicio, me defenderé”, dijo.

Cardinal Giovanni Angelo Becciu poses after a consistory ceremony lead by Pope Francis to create 14 new cardinals at St. Peters Basilica on June 28, 2018

Getty Images
Francisco nombró cardenal a Becciu en 2018.

En una conferencia de prensa el viernes, Becciu contó que su destitución llegó “como un rayo de la nada” y que el Papa “estaba sufriendo” cuando le dio la noticia.

“Todo es surrealista. Hasta ayer me sentía amigo del Papa, el fiel ejecutor del Papa”, dijo.

“Entonces el Papa me dijo que ya no tenía fe en mí porque recibió un informe de los magistrados de que cometí un acto de apropiación indebida”. agregó.

Las renuncias a este nivel del Vaticano son extremadamente raras y la Santa Sede aclaró poco en su comunicado publicado el jueves por la noche.

¿Quién es el cardenal Becciu?

El cardenal Becciu fue un colaborador cercano de Francisco y anteriormente tuvo un trabajo clave en la Secretaría de Estado del Vaticano.

Sin embargo, su nombre comenzó a causar revuelo luego de que se revelara que estuvo vinculado en un controvertido acuerdo para invertir en un edificio de lujo en Londres con fondos de la Iglesia.

Desde entonces, esa inversión ha sido objeto de una investigación financiera.

Giovanni Angelo Becciu

Getty Images
El cardenal era uno de los jerarcas más poderosos de la Iglesia católica.

El cardenal fue durante años, en términos del Vaticano, un diplomático de carrera: de 2011 a 2018 tuvo el poderoso rol de Suplente de Asuntos Generales en la Secretaría de Estado, lo que lo llevó a reunirse a diario con el Papa.

Fue Francisco quien lo nombró cardenal en 2018, cuando asumió un nuevo cargo de dirección del departamento que se ocupa de nombrar los nuevos santos y beatos de la Iglesia.

“Le dije al Papa: ¿por qué me haces esto frente al mundo entero?”.

Las angustiadas palabras son de uno de los cardenales más importantes de la Iglesia católica, ahora despedido y despojado de su derecho a elegir al próximo Papa.

Giovanni Angelo Becciu se había desempeñado como subsecretario de Estado, un rol con acceso ilimitado al papa Francisco, y más tarde fue jefe del departamento que elige a los futuros santos.

Pero el jueves por la noche, fue convocado para una reunión supuestamente tensa con su jefe.

El cardenal Becciu había gestionado una controvertida compra por US$232 millones de una propiedad en Londres con fondos de la Iglesia, incluido dinero de las limosnas.

Otros informes alegan que apoyó un hospital romano en ruinas que empleaba a su sobrina.

“El Santo Padre explicó que le había dado favores a mis hermanos y sus negocios con dinero de la Iglesia … pero estoy seguro de que no hay delitos”, le dijo al diario italiano Domani.

Pero su negación no fue suficiente. Lo sucedido ha sido llamado “un terremoto en el Vaticano”.

La coreografía de su despido puede parecer de capa y espada, pero es un recordatorio de que el escándalo y la corrupción que acosan a los gobiernos de todo el mundo también alcanzan los más altos escalones de la Santa Sede.


¿Qué se sabe del acuerdo inmobiliario de Londres?

Fue durante su época como sustituto de asuntos generales cuando el religioso estuvo vinculado a un negocio de una propiedad de lujo en una zona adinerada de Londres.

La compra del bloque de apartamentos en Sloane Avenue fue hecha con dinero de la Iglesia a través de fondos y empresas extraterritoriales, según documentos oficiales.

Cinco miembros del personal del inmueble fueron suspendidos el año pasado luego de una redada y agentes de la policía del Vaticano incautaron documentos y computadoras.

El papa Francisco

AFP
El papa Francisco ha tenido que lidiar con varios escándalos durante su mandato al frente de la Iglesia.

Luego, en junio, el empresario italiano Gianluigi Torzi fue arrestado por la policía del Vaticano bajo sospecha de extorsión y malversación.

A principios de este año, el cardenal Becciu defendió la compra.

“Se hizo una inversión en un edificio. Fue una buena y oportuna ocasión, que hoy mucha gente nos envidia”, dijo en febrero.

También negó que el dinero recaudado para los pobres, llamado Peter’s Pence, se hubiera utilizado en el trato.

¿Por qué ahora?

Medios italianos consideran que la repentina partida del cardenal puede estar relacionada no solo con la propiedad de Londres.

En su entrevista del viernes, el cardenal dijo que el Papa lo confrontó también por el dinero de la Iglesia que había dado a negocios administrados por sus hermanos.

Una cooperativa en Cerdeña, dirigida por su hermano Tonino Becciu, brindó ayuda a los migrantes y el cardenal dijo que se había contabilizado todo el dinero.

Otros fondos se utilizaron para renovar el edificio de la Santa Sede en Cuba.

Cardenales

AFP
El cardenal no podrá estar entre los cardenales que elegirán el futuro papa.

Los reportes de prensa italianos también sugieren que el Papa estaba descontento con el uso de los fondos de los pobres para otras inversiones.

El año pasado, el semanario italiano L’Espresso publicó un informe de la autoridad anticorrupción del Vaticano en el que alegaba inversiones especulativas más generalizadas por valor de US$725 millones.

El cardenal Becciu mantendrá su título a pesar de su renuncia a la congregación. Sin embargo, no podrá votar por el próximo Papa.

El último cardenal que renunció a su derecho a votar por un nuevo Papa fue el cardenal escocés Keith O’Brien, quien renunció en 2013 en medio de un escándalo sexual. Murió cinco años después.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY&t=98

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=1

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.