Las minas en Coahuila, un peligro
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Las minas en Coahuila, un peligro

Con la muerte de siete mineros ayer en un pocito de carbón en Coahuila, van casi 150 mineros fallecidos en seis años, según la Comisión Especial de Seguimiento a la Problemática Surgida por los Conflictos Mineros en el país.
26 de julio, 2012
Comparte

Foto: Cuartoscuro.

Ayer murieron siete mineros que quedaron atrapados en un pocito de carbón en Coahuila. Con su fallecimiento, van casi 150 mineros muertos en seis años, según la Comisión Especial de Seguimiento a la Problemática Surgida por los Conflictos Mineros en el país, comandada por el priista Ernesto Pompa Corella.

En noviembre de 2011, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) publicó un Informe especial sobre las condiciones de seguridad e higiene en la zona carbonífera del estado de Coahuila, el cual reveló que la explotación de las minas en dicha entidad no se lleva a cabo dignamente ni conforme a lo establecido en la ley y en instrumentos internacionales.

El documento de la CNDH cita el V Informe Pasta de Conchos, Dime desde allá abajo, elaborado por la Organización Familia Pasta de Conchos (2011), que revela la clase de condiciones laborales en las minas de carbón en Coahuila:

*La mayoría de las minas no cumplen con las normas de seguridad e higiene.

*Los pozos no cuentan con salida de emergencia.

*No se han constituido comisiones de seguridad e higiene como marca la ley.

*Los trabajadores no tienen capacitación para el trabajo ni equipo de seguridad mínimo como metanómetros, botas, lámparas, cascos, etcétera.

*Los mineros a veces tienen que usar su propio equipo porque la empresa o los contratistas no se los proporcionan.

*Se fuerza al máximo la capacidad de las minas.

*En lugar de poner cuatro soportes se ponen dos y no se “emparrillan” los techos de los túneles.

*El empleo que generan los pocitos es inseguro, subregistrado y altamente peligroso.

La CNDH advierte que tanto la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) como la Secretaría de Economía (SE) han incurrido en omisiones o han cumplido de manera deficiente lo que la ley les ordena.

La STPS, por ejemplo, debe tener actualizado un Directorio Nacional de Empresas para que sepa cuáles son las compañías que debe inspeccionar. Sin embargo, en la mayoría de los casos –según la CNDH- los titulares de la concesión minera no son quienes explotan el lugar, ya que firman contratos de prestación de servicios con contratistas y subcontratistas, lo que dificulta poder contar con un padrón exacto de desarrollos mineros.

Otra obligación de la STPS –y que no ha cumplido cabalmente, según la CNDH- es realizar visitas de inspección en materia de seguridad e higiene a las minas.

El problema, se defiende la STPS, es que no cuenta con el personal suficiente para revisar todas las minas en el país: “es imposible cubrir todos los centros de trabajo registrados en el IMSS y en el Inegi con 376 plazas de inspectores federales, lo que ocasiona falta de oportunidad en la detección de los centros de trabajo y las consecuentes visitas de inspección de condiciones de seguridad e higiene que debería realizarse”.

Ayer, la STPS dijo que el centro de trabajo donde ocurrió el accidente –operado por la empresa El Progreso- ya había sido inspeccionado en 16 ocasiones, y que, además, había ordenado la restricción de acceso a uno de los pozos, pues carecía de salida de emergencia.

Además, la dependencia informó que a la fecha hay dos procedimientos sancionadores contra dicha empresa, a la que, cabe mencionar, ya se le habían impuesto multas económicas. Y, sin embargo, este centro de trabajo siguió operando.

En su informe, la CNDH documentó que “no hubo visitas recientes en las minas siniestradas de las que ha tenido conocimiento”, salvo en algunas.

En 2009, 28 minas fueron inspeccionadas por la STPS. En seis minas la dependencia restringió el acceso a los trabajadores para extraer carbón.

En 2010 inspeccionó 32 minas y en 17 ordenó restricciones de acceso. ¿El problema? Todas continuaron operando y en tres de ellas ocurrieron accidentes en los que fallecieron tres mineros.

Por otra parte, el papel de la Secretaría de Economía está casi en las mismas que el de la STPS.

La CNDH dice que la Dirección General de Minas carece de una unidad administrativa de verificación, es decir, no cuenta con servidores públicos encargados de realizar visitas de inspección en el territorio nacional.

Además, los funcionarios que “extraordinariamente” las efectúan no tienen capacitación ni competencia para revisar condiciones de seguridad en las minas.

Ante tal situación, la CNDH formuló diversas propuestas a la Secretaría de Economía, la de Trabajo y Previsión Social y al gobierno del estado de Coahuila para exigir sean respetados los derechos humanos de los mineros.

El organismo nacional propone “impulsar las modificaciones legislativas para que se tipifiquen delitos laborales por incumplimiento cuando se ponga en riesgo la seguridad, se emplee a menores de edad o a mujeres en gestación o lactancia”.

Accidentes en la región son “impredecibles”: Protección Civil

El coordinador estatal de Protección Civil de Coahuila, Francisco Martínez Avalos, dijo en entrevista radiofónica que en esta región este tipo de accidentes ocurren de manera “impredecible” debido a las condiciones en las que se desarrollan y se trabajan estos minerales.

“Se conjugan diferentes factores. Por ejemplo, el accidente de 2006 (Pasta de Conchos) sucedió en una empresa que tenía medidas de seguridad y en algunos de estos accidentes se dan hechos como la presencia de una bolsa de gas metano, lo cual es muy común en la región, por lo que estos accidentes son impredecibles”, explicó Martínez Avalos.

El funcionario aclaró que la STPS no tiene la función de inspeccionar las minas, pero sí revisar los centros de trabajo que estén cerca de algún núcleo poblacional y el posible peligro que generen.

 

INFORME ESPECIAL SOBRE LAS CONDICIONES DE SEGURIDAD E HIGIENE EN LA ZONA CARBONÍFERA DEL ESTADO DE COAHU…

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Covid-19: el gráfico que muestra el riesgo de contagio de coronavirus según la actividad que hagas

Un grupo de expertos de Estados Unidos evaluaron la posibilidad de exponerse al virus al hacer actividades como abrir el correo o asistir a un servicio religioso, entre otras.
7 de septiembre, 2020
Comparte
Ilustración de persona corriendo con perro y el coronavirus en el aire

Getty Images | BBC
Los expertos consideran que salir a correr acompañado o pasear al perro tiene un riesgo moderado-bajo.

¿Cuán arriesgado es ir a comprar o comer en un restaurante? ¿Y tomarse un trago en un bar? ¿O ir al cine?

En medio de la actual pandemia de covid-19, seguramente muchos se preguntan cuáles son los riesgos de infección haciendo este tipo de actividades.

Preguntas así quería responder la Asociación Médica de Texas (TMA, por sus siglas en inglés), que juntó un panel de 14 expertos en salud pública, epidemiología y enfermedades infecciosas para diseñar una clasificación según el riesgo que supone hacer distintas acciones cotidianas.

Ir al gimnasio, comer en un buffet o asistir a un concierto multitudinario están entre las más arriesgadas, según la TMA.

“Es un gráfico hecho para Texas (EE.UU.), pero sirve para otros países. Hay que considerar las diferencias de cada lugar, pero también hay muchas semejanzas”, dice a BBC Mundo el médico John Carlo, experto en salud pública y uno de los miembros de TMA que participó en la creación del gráfico.

Gráfico de riesgo de contagio de coronavirus según la actividad

BBC

¿Cómo se hizo el ranking?

La clasificación del 1 (menos arriesgada) al 10 (más arriesgada) sigue los siguientes criterios: si las actividades son realizadas en el interior o en el exterior; la proximidad con otras personas; el tiempo de exposición al virus; la posibilidad de seguir las prácticas de prevención (como el uso de mascarillas) y el riesgo de que una persona se contamine realizando la acción.

Por eso dos actividades muy distintas pueden ocupar la misma categoría.

“El centro comercial, a pesar que suele ser un espacio cerrado, puede ser amplio, estar ventilado y puede permitir mantener la distancia social. En cambio, la playa, aunque es un espacio abierto, puede estar abarrotada”, dice John Carlo.

Para todas las actividades de la lista, los médicos consideraron que los participantes usaban mascarillas, mantenían una distancia de al menos dos metros entre personas (que no fueran sus familiares) y se lavaban las manos siempre que fuera posible.

“Este es el punto de vista de un grupo de médicos que tenían que responder como estas actividades se comparan en términos de riesgo. Pero solamente la propia persona puede saber las condiciones en que va a practicar la actividad y determinar el riesgo total”, añade Carlo.

El experto también recalca que el mismo tipo de negocio puede variar mucho, como en el caso de las peluquerías y/o barberías.

“En Estado Unidos tenemos salones en que hay una persona atendiendo a un solo un cliente. Todo está muy limpio y las dos personas pueden usar mascarillas. Hay otras que no y el riesgo es distinto. Se trata de usar el sentido común para analizar el escenario de cada actividad. Nuestro gráfico es una buena guía, pero la gente tiene que analizar sus propios casos.”, concluye Carlo.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=RaH9rA2Kdxw

https://www.youtube.com/watch?v=Ds3g70Jjv2E

https://www.youtube.com/watch?v=sVc_VPSn_FI&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.