Los ciegos cubanos van al cine
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los ciegos cubanos van al cine

Más de mil ciegos han acudido al cine La Rampa de La Habana a ver las películas con audio descripción.
Por Fernando Ravsberg BBC La Habana
17 de julio, 2012
Comparte

No es común ver un grupo de ciegos haciendo cola para entrar al cine, pero los cubanos ya empiezan a acostumbrarse.

Un miércoles al mes en el cine La Rampa de La Habana hay función especial para invidentes, personas con problemas de visión y muy pronto se incluirá también a los sordomudos.

El proyecto se llama “Tocando la Luz” y consiste en agregar audiodescripción a las películas. En pocas palabras, se trata de crear una nueva banda sonora en la que un locutor describe lo que se ve en la escena, evitando montarse con los diálogos.

La iniciativa nace de la mano de Jorge Frómeta, un promotor cultural del Instituto Cubano de Cine (ICAIC) que logró involucrar en el proyecto a la Asociación Nacional de Ciegos (ANCI). Hasta ahora más de mil personas han asistido a estas funciones especiales.

Nos invitaron a “ver” una de las películas, nos sentamos en la butaca y al cerrar los ojos dimos con una experiencia totalmente nueva. Guiados por la voz del locutor fuimos creando las escenas en nuestra imaginación con esta modalidad de cine que se parece mucho a una radionovela.

“Sienten la película”

A Lázaro Mané, de 14 años, el film que más le gustó fue “El cuerno de la abundancia”. Asegura que esta iniciativa les permite integrarse más a la sociedad: “ahora podemos ver una película sin necesidad de estar con una persona vidente al lado”, explica.

Ninguno de los entrevistados por BBC Mundo es partidario de que el proyecto se lleve a la TV. Pero Lázaro explica que el cine le permite salir y relacionarse “más con la sociedad”. De todas formas, él no es muy casero, toca el bajo en un grupo de salsa y practica además judo.

En la entrada del cine están Alina Quevedo y su hija Liz, una cantante lírica ciega de 28 años, graduada del Instituto Superior de Arte. Explican que con el proyecto han podido “sentir la película con todas sus sensaciones”.

Tania Calvo tiene 42 años y hacía décadas que no iba al cine. La última película que recuerda es “La vida sigue igual” de Julio Iglesias. Pero desde que comenzó esta iniciativa “he oído todas las películas y me han gustado casi todas. Estoy contenta por el espacio que han creado para nosotros”.

Una “barrera” menos

A Jorge Frómeta se le ocurrió la idea cuando vio la película argentina “Al fin el mar” con audio descripción.

Frómeta explica que técnicamente se apoyan en el trabajo del grupo de doblaje de ICAIC y agrega que es una labor multidisciplinaria, “hay que hacer un nuevo guión, buscando las palabras exactas y que quepan en los espacios vacíos de diálogo”.

Por el momento ya se han presentado 21 películas, entre ellas “Se permuta”, “La muerte de un burócrata”, “Los dioses rotos”, “Miel para Ochún”, “Elpidio Valdez”, “Rojo”, “Cha cha cha”, “Y sin embargo” y “José Martí, el ojo del canario”.

“Había gente que con 68 años nunca había ido al cine”, dice Frómeta.

“Hasta ahora el cine había sido una actividad cultural vedada para nosotros”, agrega Guillermo Rodríguez, secretario de Cultura de la Asociación Nacional de Ciegos (ANCI).

La asociación, que cuenta con más de 30.000 miembros en el país, ya está trabajando para extender la iniciativa a toda la isla. Rodríguez nos asegura que “entregaron a cada provincia un set de seis películas para que se inicien las funciones”.

Un cine caro

El costo de hacer una audiodescripción es muy alto e implica el trabajo de ocho especialistas durante por lo menos un mes. Ahorran un poco trabajando con películas cubanas porque sus directores ceden los derechos cuando se les explica el proyecto.

La ANCI logró que el precio de la entrada se redujera a la mitad para sus asociados, así que solo pagan 4 centavos de dólar. El proyecto se financia con el presupuesto del Estado porque el total de dinero recogido en taquilla hasta el momento no llega a los US$50.

Ahora están buscando otras asociaciones de ciegos del mundo para ampliar el banco de películas intercambiando las cubanas con las de otros países.

Además prevén subtitular los films cubanos para extender la iniciativa a los sordomudos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Qué es el friluftsliv de los escandinavos y cómo puedes aplicarlo en la pandemia de COVID

Friluftsliv significa literalmente "vida al aire libre" y comprende todas las actividades que permiten entrar en contacto con la naturaleza. ¿Cómo puedes ponerla en práctica?
Getty Images
11 de octubre, 2020
Comparte

Los escandinavos aman tanto la naturaleza que su pasión tiene hasta nombre propio: friluftsliv.

La expresión significa literalmente “vida al aire libre” y fue popularizada en la década de 1850 por el dramaturgo y poeta noruego Henrik Ibsen.

El autor de “Casa de muñecas” utilizó el término para describir la importancia de pasar tiempo en lugares remotos para el propio bienestar físico y espiritual.

Ahora que la pandemia de COVID-19 ha llevado a imponer confinamientos generalizados, esta práctica podría resultar beneficiosa para la salud física y mental, siempre y cuando se cumplan las medidas de distanciamiento social y demás precauciones para evitar los contagios.

¿Cómo puedes aplicarla en tu día a día?

Arraigo

Hoy en día, suecos, noruegos y daneses usan la expresión friluftsliv de manera amplia para referirse a actividades diversas como correr en un parque o bosque a la hora del almuerzo, ir al trabajo en bicicleta, reunirse con amigos en una sauna junto al lago (con chapuzón en el agua fría incluido) o simplemente relajarse en una cabaña de montaña.

Todos los países escandinavos tienen leyes similares que le permiten a la gente caminar o acampar prácticamente en cualquier lugar, siempre y cuando muestren respeto por la naturaleza, la vida silvestre y los lugareños.

Una mujer meditando en un área verde.

Getty Images
Sentarse y relajarse en un área verde califica como friluftsliv.

Según los datos de 2017 de la agencia estadística del gobierno de Suecia, alrededor de un tercio de los ciudadanos de ese país realiza actividades al aire libre al menos una vez a la semana. Y más de la mitad de la población tiene acceso a una casa de verano en el campo o en la costa.

Muchas empresas escandinavas incluso incentivan a sus empleados a pasar más tiempo al aire libre en horas de trabajo.

Existen incluso exenciones de impuestos para las firmas que incentivan el friluftsliv. De esta manera, compañías en algunos de estos países pueden subsidiar las actividades deportivas del personal.

“Todo esto demuestra claramente que la obsesión escandinava por el friluftsliv está más arraigada que las raíces de los omnipresentes abedules”, dice Maddy Savage, periodista de BBC Worklife, en un artículo sobre el tema publicado en 2017.

Tanto, que por ejemplo, en Noruega, han sabido mantener la práctica durante la pandemia e incluso, reforzarla.

Friluftsliv en pandemia

“Cuando la pandemia llegó a Noruega y todo se cerró, la naturaleza se mantuvo abierta 24 horas al día, 7 días a la semana. Así es como la gente podía mantenerse físicamente activa, caminando y corriendo en la naturaleza”, dijo Siri Meland, de Norsk Friluftsliv, una coalición de grupos de actividades al aire libre de Noruega, a BBC Mundo.

“La gente usaba árboles, piedras y elementos naturales en lugar de máquinas de ejercicio”.

Piernas estiradas sobre el pasto.

Getty Images
Puedes simplemente descansar en un parque…

“Con la pandemia, la frecuencia de las personas que hacen friluftsliv ha aumentado, al igual que su popularidad, especialmente entre los jóvenes”, aseguró.

Meland detalló que durante este verano, 1,5 millones de noruegos durmieron en una carpa o en una hamaca al aire libre.

“Pero la atención también se centra en lo bueno que es para la salud mental salir y, por ejemplo, dar un paseo por la naturaleza o el bosque junto a su casa”, añadió.

Friluftsliv en otros lugares

Aunque otros países no tengan la misma historia o infraestructura para la promoción del friluftsliv, es un concepto que puede exportarse fácilmente, según dijo Angeliqa Mejstedt, autora de Vandringsbloggen, un blog sueco sobre esta práctica, a Maddy Savage, de BBC Worklife.

“No tienes que comprar muchos equipos o cosas costosas para hacerlo. Usa la naturaleza cerca de donde vives”, dijo Lasse Heimdal, exsecretario general de Norsk Friluftsliv al programa The World de la Public Radio International (PRI) en septiembre.

Si vas a compartir la experiencia de la naturaleza con amigos o familiares, asegúrate de llevar mascarilla, mantener el distanciamiento social y tomar todas precauciones para evitar la propagación del COVID-19.

“No hay problema mientras sigas los consejos de las autoridades de salud”, dijo Meland.

Heimdal señaló también que pasar tiempo al aire libre produce una gran cantidad de beneficios.

“Es social, es saludable”, le dijo a PRI. “Es bueno para tu cuerpo y bueno para tu mente”.

Pero friluftsliv “no solo significa participar en deportes al aire libre”, aclaró.

“Es mucho más (que esquiar o patinar). Son todo tipo de actividades en la naturaleza”, dijo. “También estar en la naturaleza, descansar en la naturaleza. No solo se relaciona con la actividad física, sino con las experiencias en la naturaleza en una amplia gama”.

“Salir a caminar en un entorno verde es lo más fácil para todos”, dijo Meland. “La ciencia muestra que te sientes menos estresado después de solo diez minutos caminando en un entorno verde”.

Sentarse en un parque y compartir té, por ejemplo, también funciona como friluftsliv.

“Relajarse, observar la tranquilidad, descansar, estar en la naturaleza, disfrutar del olor del café en una hoguera, es friluftsliv”, dijo también Meland.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=0fHkEolNWFc&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=2

https://www.youtube.com/watch?v=8urGTdEioOQ&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=10

https://www.youtube.com/watch?v=SZY7ugs_DvI&list=PLLhUyPZ7578crTFv0q0Lb134UzgFe8735&index=17

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.