Movimiento Progresista busca respaldar solicitud de invalidez juntando firmas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Movimiento Progresista busca respaldar solicitud de invalidez juntando firmas

Conforme el anunciado "Plan Nacional de Defensa de la Democracia y de la Dignidad de México", ayer se llevaron al cabo Asambleas Informativas en espacios públicos del país.
Por Liliana Álvarez
30 de julio, 2012
Comparte

Para respaldar la solicitud  de invalidez de la elección presidencial al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el Movimiento Progresista buscó ayer recaudar  firmas durante las llamadas Asambleas Informativas que se llevaron al cabo en diferentes espacios públicos del país.

Como parte de las acciones que se llevaron al cabo este domingo, fue repartido de manera gratuita el cuadernillo titulado “Fraude 2012”, en el que participaron Paco Ignacio Taibo II, Elena Poniatowska, Héctor Díaz-Polanco, Fabrizio Mejía, Héctor Vasconcelos, Sanjuana Martínez, Pedro Miguel, Jesús Ramírez y J. Alfonso Suárez del Real.

Conforme a lo que se anunció como parte del denominado “Plan Nacional de Defensa  de la Democracia y de la Dignidad de México”, impulsado por Andrés Manuel López Obrador,  se realizaron ayer Asambleas Informativas en diversos puntos del país.

De acuerdo al anuncio, dichas Asambleas Informativas se realizaron en 142 ciudades de la República Mexicana este 29 de julio.

Integrantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) realizaron acciones de información a los interesados, difusión al aire libre y repartición de trípticos y hojas con textos referentes a lo que denominan “fraude electoral”.

En las principales plazas de municipios y en el DF, se instalaron mesas y carpas, las cuales operaron de las 10:00 a las 18:00 horas. Pese a ello, algunas retrasaron entre 20 y 30 minutos su instalación.

En particular, el cuadernillo antes mencionado reúne historias y testimonios sobre lo que denomina “el fraude en las elecciones presidenciales de 2012”. Se lee en la contraportada que su propósito es “que el pueblo conozca, por qué esta elección no fue ni libre ni auténtica, como lo establece la Constitución Mexicana. Además del uso propagandístico de las encuestas y la información manipulada por los grandes medios de comunicación”.

Los coordinadores estatales, regionales y distritales de Morena, que fueron los responsables de la convocatoria e instalación de las mesas, repartieron además del mencionado cuadernillo, textos invitando a los ciudadanos a sumarse al Plan Nacional de Defensa de la Democracia y de la Dignidad de México” como el titulado “El dinosaurio viene… y México sigue Dormido”, donde hace referencia -según se lee- a la “alteración del sufragio libre, informado, razonado y crítico”.

Quienes dirigieron la instalación de dichas mesas, permanentemente llamaron a quienes circulaban alrededor de las carpas para informar de acuerdo a su movimiento, la manera en que dicen, operó el PRI para obtener votos y justificar el triunfo del virtual presidente electo Enrique Peña Nieto.

En altavoces, los encargados de las Asambleas pronunciaron discursos en “rechazo absoluto a la corrupción electoral y a las violaciones de los ciudadanos”, haciendo alusión a las tarjetas Soriana y al caso Monex.

Además pusieron a disposición periódicos y revistas para consulta de información en torno a las elecciones y exhortaron a quienes tuvieran evidencias de irregularidades (audios, videos, documentos, fotos, tarjetas de Soriana, Monex y telefónicas) a entregarlas y realizar el testimonio sobre el hecho.

Los trípticos encabezados con los mensajes “La Presidencia de México no se compra” y “El destino de México no tiene precio”, que también fueron repartidos, contienen información en torno al argumento del Movimiento Progresista sobre que la invalidez de las elecciones debe proceder porque el Artículo 41 de la Constitución fue violado.

Además los trípticos contienen datos respecto a los gastos de campaña del priista. Manifiestan en este material que Peña Nieto rebasó el tope de gastos previsto por la ley y que manipuló encuestas para confundir a la opinión pública, ya que presentaban una “contienda electoral decidida por más de 15%, cuando la realidad mostró ser muy distinta”.

Quienes coordinaron la instalación de las mesas aseveraron que los principios para que una elección pueda considerarse válida son el voto libre, secreto y directo, constitucionalidad y legalidad en los comicios, certeza, imparcialidad, equidad y objetividad.

En este sentido, expusieron a quienes se mostraron interesados y se acercaron a ellos, que los argumentos para invalidar la elección presidencial son que existió compra y coacción del voto y que no hubo voto libre y secreto.

El próximo 5 de agosto se anunció una acción similar, pero ahora en 32 ciudades capitales de la República Mexicana. Después de este hecho, donde también se buscará reunir firmas, la totalidad de las que hayan sido recaudadas, serán entregadas al TEPJF, según explicó uno de los integrantes de Morena encargado de una de las carpas informativas instaladas en el Estado de México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Atentados del 11S: la icónica foto de la "dust lady" cubierta de polvo tras los ataques a las Torres Gemelas

Marcy Border fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres. Te contamos su historia.
11 de septiembre, 2020
Comparte

En agosto de 2015 fallecía a consecuencia de un cáncer Marcy Borders, recordada como la “dust lady” (dama del polvo) y cuya fotografía se convirtió en una de las más icónicas de los ataques contra las Torres Gemelas de Nueva York del 11 de septiembre de 2001.

Fue fotografiada cuando logró refugiarse en un edificio cercano a las torres.

Tenía su rostro y todo su cuerpo cubierto por el polvo que envolvió la Zona Cero después de que los edificios se vinieron abajo.

Dieciocho años después de los atentados, recordamos la historia detrás de esta emblemática imagen.

La fotografía

El 11 de septiembre de 2001, Borders recién cumplía su primer mes de trabajo en el Bank of America, cuyas oficinas se encontraban en el piso 81 de la Torre Norte del World Trade Center.

Lady Dust

Getty Images
En 2002 Marcy Borders posó con el fotógrafo que tomó su imagen cubierta por el polvo en la Zona Cero.

“El edificio comenzó a temblar y balancearse. Yo perdí todo el control. Luché a mi manera por salir de ese lugar”, dijo Borders al diario Daily Mail en 2011.

Desafiando las instrucciones de su jefe de que no debían salir, huyó por las escaleras y se refugió en el vestíbulo de un edificio cercano. Allí su imagen fue capturada por el fotógrafo Stan Honda.

El autor de la instantánea recordó aquel momento en una publicación de Facebook en el décimo aniversario de los ataques.

“Una mujer entró completamente cubierta de polvo gris. Se notaba que estaba muy bien vestida para el trabajo y por un segundo se detuvo en el lobby. Pude hacer una toma de ella antes de que un agente de policía comenzara a dirigir a la gente hacia las escaleras”, escribió Honda en 2011.

Borders, nacida en Nueva Jersey, no se dio cuenta que había sido fotografiada hasta que su madre vio la imagen al día siguiente y se puso en contacto con Stan Honda.

Complicaciones

Ataques del 11 de septiembre de 2001

Getty Images
Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores,

En los años posteriores a los ataques, Borders sufrió cuadros de depresión severa y adicción a las drogas. Incluso perdió la custodia de sus dos hijos.

“No trabajé en casi 10 años y en 2011 era un completo desastre”, le dijo a The New York Post en ese entonces. “Cada vez que veía un avión me entraba el pánico”.

Sin embargo, después de una temporada en rehabilitación, logró desintoxicarse y recuperó la custodia de sus hijos.

En noviembre de 2014 se conoció que padecía de cáncer de estómago.

Borders afirmó que su mal fue el resultado de lo que vivió en 2001. “Definitivamente lo creo porque no tenía ninguna enfermedad”, dijo al diario estadounidense New Jersey Journal.

“Yo no tengo la presión arterial alta, ni el colesterol alto, ni diabetes”.

Miles de personas que se encontraban en la Zona Cero el 11-S fueron diagnosticadas con cáncer en años posteriores, particularmente los rescatistas que trabajaron en los escombros de los edificios en los días y semanas posteriores a los atentados.

Eso llevó a la creación de un fondo compensatorio durante el gobierno de Barack Obama.

Smoke from the burning World Trade Center towers fills up the downtown Manhattan skyline

Getty Images
Muchas personas sufrieron las consecuencias físicas y psicológicas de los ataques del 11S.

Fallecimiento

En entrevistas en los años que siguieron al ataque, Borders culpó de su cáncer al polvo y las sustancias contaminantes que aspiró mientras escapaba del World Trade Center.

Tras su fallecimiento en 2015, Juan Borders, primo de Marcy, la llamó “heroína” y aseguró que “sucumbió a las enfermedades que cargó en su cuerpo desde el 11-S”.

“Además de la pérdida de tantos amigos, compañeros de trabajo y colegas durante y después de ese trágico día, los dolores del pasado han encontrado una manera de resurgir”, dijo.

Noelle, hija de Marcy Borders, le dijo al diario estadounidense New York Post que su madre “peleó una batalla increíble”.

“Ella no sólo es la ‘dust lady’, es mi heroína y vivirá para siempre a través de mí”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.