#CaravanaUSA destruye y entierra las armas contra las que lucha
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

#CaravanaUSA destruye y entierra las armas contra las que lucha

Integrantes de la caravana destruyeron armas en una plaza pública en Houston y entierra a sus muertos de manera simbólica.
Por Manuel Larios
30 de agosto, 2012
Comparte

FOTO: Rodrigo González

Houston, Texas.- Araceli Rodriguez se aferra al mazo antes de estrellarlo contra el trozo del AK-47, que acababa de ser cercenado por Javier Sicilia. La Caravana por la Paz aumentó el tono de su exigencia para pedir mayores restricciones a la venta indiscriminada de armas de alto poder en Estados Unidos.

Al dar el segundo golpe al arma de asalto, Araceli grita: ¡Malditos!

Después le entrega el mazo a Zacario Hernández -un índigena tzotzil apresado cinco años por acusaciones fabricadas de posesión de armas de uso exclusivo del ejército- y con ambas manos en la cara intenta contener el llanto.

El sol de mediodía cala duro en la Plaza Guadalupe de Houston, y mientras la ceremonia de destrucción de dos armas prosigue, Araceli recuerda, con el rostro afligido, cada uno de los episodios vividos a partir de la desaparición del sargento de la policía federal Luis Ángel León Rodríguez, junto a otros seis agentes policiacos comisionados para ocupar la secretaría de seguridad pública municipal en ciudad Hidalgo, Michoacán, el 16 de noviembre de 2009.

“Sentí que estaba golpeando a los asesinos de mi hijo”, dice Araceli, que hoy está vestida con pantalón blanco y una playera con la frase ‘Where are they?’ (¿Dónde están?) y las fotos de Luis Ángel y el resto de los agentes federales secuestrados por sicarios de la Familia Michoacana; sus cuerpos nunca aparecieron, pero tras carearse en la SIEDO con un integrante del cartel michoacano detenido a principios de 2012, Araceli pudo enterarse que todos habían sido asesinados, mutilados y enterrados junto a trozos de madera y basura, en un paraje desconocido de Michoacán el mismo día de la emboscada.

***

FOTO: Rodrigo González

Jesús Salguero González trabaja como soldador en una compañía que suministra piezas de metal a una de las muchas petroleras asentadas en Houston. Pero el hombre que lleva cubierta la cabeza con un paliacate de la bandera mexicana, no fue a trabajar este lunes 27 y dice que no le importa “si lo corren”.

A Jesús le pareció más importante traer la sierra eléctrica Evo-380 Raptor, para contribuir con la acción de protesta contra las armas, organizada por el comité de arte y cultura caravanera.

“Siempre me ha gustado participar en movimientos sociales, asegura Jesús, y confiesa sentir mucha impotencia cuando ve las noticias de la violencia en México.

“Me salí del trabajo para venir, no me importa que me corran, vale la pena apoyar este movimiento desde este país, todo sea por simbolizar y luchar por la paz”.

El soldador, oriundo del Distrito Federal, alecciona en menos de dos minutos a Javier Sicilia sobre el procedimiento correcto para utilizar la sierra Evo-380 durante el corte del fúsil AK-47 y la pistola magnum 357, compradas el sábado en una feria de armas en Pasadena, Texas.

Para la adquisición de la “cuerno de chivo”, arma favorita de los sicarios mexicanos, fue requerida una identificación de un ciudadano de Texas, simpatizante de la Caravana, y una revisión de antecedente de menos de diez minutos; el revolver fue comprado por una extranjera sin solicitar un comprobante de identidad.

Así de sencillo es comprar una pistola o una ametralladora aquí en Texas, un estado con más de 5 mil 800 armerías que, muchas veces, son visitadas por traficantes de armas que fortalecen la capacidad de fuego de los cárteles de la droga  mexicanos.

***

FOTO: Rodrigo González

Las piezas de metal inservible son recolectadas del piso de la plaza por cuatro integrantes de la caravana, cuyos familiares fueron víctimas de disparos de armas similares a las destruidas, para ser depositadas en cajas de madera y luego cubiertas con cemento.

Arrodillada frente a una de las cajas de madera, Araceli se niega a utilizar la pala que le está alcanzado Melchor Flores, padre de un artista urbano desaparecido en Monterrey, conocido como el Vaquero Galáctico; prefiere sentir con sus manos la mezcla de cemento y arena preparada durante el acto solemne.

Cuando terminó de enterrar el pedazo de “cuerno de chivo”, Araceli extiende a los lados ambas manos cubiertas de cemento y mira fijamente al cielo, como elevando una plegaria.

Según platica más tarde, la transformación y el entierro del fusil de asalto en la plaza de Houston, simbolizó para ella la cristiana sepultura que nunca le podrá dar a su hijo allá en México.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El curioso experimento de Alemania para estudiar cómo se trasmite el COVID en eventos masivos

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.
22 de agosto, 2020
Comparte

Los amantes de la música y los eventos masivos en Alemania tuvieron un raro privilegio en tiempos de coronavirus: participar en tres conciertos seguidos este fin de semana, previstos para miles de personas.

No se trata de que la situación con la covid-19 haya mejorado en la nación europea o que las restricciones se hayan aflojado.

De hecho, según el Instituto Robert Koch, durante las últimas 24 horas se registraron más de 2.000 casos allí, lo que eleva el número total de casos a 232.082.

Sin embargo, las autoridades de la ciudad de Leipzig organizaron tres recitales de música pop este sábado.

¿El objetivo? Que los científicos puedan investigar los riesgos de tales eventos masivos en espacios interiores durante la pandemia.

El estudio, organizado por la Universidad de Halle convocó a unos 4.000 voluntarios sanos de entre 18 y 50 años, mientras, el afamado cantautor alemán Tim Bendzko aceptó actuar en los tres conciertos sucesivos.

Las autoridades alemanas no informaron de momento cuántas personas se presentaron como voluntarias.

Una ronda de conciertos

Según la Universidad de Halle, la investigación, llamada Restart-19, busca estudiar “las condiciones en las que tales eventos pueden llevarse a cabo a pesar de la pandemia”.

Para ello, los científicos diseñaron tres escenarios diferentes para cada uno de los tres conciertos que se celebraron en el Quarterback Immobilien Arena de Leipzig.

La meta del primero es simular las condiciones de un evento antes de la pandemia; el segundo, un concierto con mayor higiene y cierto distanciamiento social; y el tercero con la mitad de los asistentes y con cada persona a 1,5 m de distancia.

Cada escenario organizado incluye llegadas y salidas del estadio y actuaciones de Bendzko “para representar el comportamiento de los espectadores de la forma más realista posible”.

Participants watch a performance during the study

Getty Images
Each of the three events had different levels of social distancing

Antes del evento, a todos los participantes se les hace la prueba de covid-19 y se les dan mascarillas faciales y dispositivos de rastreo para medir su distancia.

La prensa alemana indica los investigadores utilizarán además desinfectantes fluorescentes para rastrear qué superficies tocan más los miembros de la audiencia.

Detrás del proyecto

Para su realización, el proyecto recibió una financiación de US$1.17 millones de los estados de Sajonia-Anhalt y Sajonia.

Los expertos creen que sus resultados pueden ayudar a allanar el camino para la reanudación de importantes eventos deportivos y musicales bajo techo mediante la determinación de niveles realistas de riesgo.

“La pandemia de coronavirus está paralizando la industria de los eventos”, dijo antes del evento el ministro de Economía y Ciencia de Sajonia-Anhalt, Armin Willingmann.

Concert-goers wore protective face masks for the study, in Leipzig, on 22 August 2020

Getty Images
Los asistentes debían utilizar mascarillas faciales.

“Mientras exista riesgo de infección, no se pueden realizar grandes conciertos, ferias y eventos deportivos. Por eso es tan importante averiguar qué condiciones técnicas y organizativas pueden minimizar eficazmente los riesgos”, agregó.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=sQxT-oKkuko

https://www.youtube.com/watch?v=WBlUC1mCPRs&t=6s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.