Curitiba, la ciudad más verde de América Latina

Esta urbe brasileña, diseñada hace 30 años, ha servido como modelo a otras ciudades por su planeación y urbanismo

Curitiba, la ciudad más verde de América Latina
En Curitiba, el área verde promedio por habitante es de 50 metros cuadrados. // Foto: Andrea Arzaba
En Curitiba, el área verde promedio por habitante es de 50 metros cuadrados. // Foto: Andrea Arzaba

Considerada como una de las ciudades más “europeas” de toda Sudamérica, Curitiba parece tenerlo todo: extensas áreas verdes, uno de los festivales de teatro más importante de todo el continente, transporte público eficiente y deliciosa gastronomía, con evidente influencia italiana. También es una de las urbes que obtienen mayor inversión extranjera de toda la región, lo que la hace la ciudad que ofrece una mejor calidad de vida a sus habitantes en todo Brasil.

Ya han pasado más de 30 años desde que el arquitecto Jaime Lerner fue alcalde de la ciudad. Gracias a su plan de desarrollo urbano, con énfasis en la importancia de la planeación a largo plazo, pasan los años y la ciudad sigue recibiendo premios por su planeación, innovación y programas en torno al medio ambiente. Aquí algunos puntos del porque Curitiba sigue vigente como una ciudad modelo en el mundo entero:

Red Integrada de Transporte.

Primer ciudad en el mundo moderno con un sistema de autobús de tránsito rápido, el cual la hizo acreedora de distinciones como un premio otorgado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente en 1990 y en el 2010 a la ciudad más sustentable del planeta, el Globe Sostenible City Award.  

La red de transporte fue tan innovadora que fue copiada en otras ciudades de América Latina como en Bogotá y Ciudad de México – nuestro querido metrobús.

El sistema de transporte inspiró el de Bogotá y la Ciudad de México. // Foto: Andrea Arzaba

Monumentos de pasto.

Siendo un turista en Curitiba, uno se dará cuenta que más de la mitad de las atracciones principales de la ciudad son áreas verdes. Resulta asombroso saber que el área verde por habitante es equivalente a 50 m2, cuando Naciones Unidas recomienda 16 m2 por persona.

Un dato curioso, característico de esta ciudad verde, fue la visita del Papa Juan Pablo II en 1980. En lugar de que se creara un monumento por la devoción mostrada por la población católica, se construyó otro parque, mismo convertido en memorial dedicado a los inmigrantes polacos de la región.

Basura que no es basura.

Desde 1989 existe este programa de reciclaje “Basura que no es basura”. Su objetivo fue cambiar la percepción que se tiene de los residuos, como problema, y verlos como una oportunidad. Desde los primeros años de escuela, a los niños se les enseña que la basura se separa. Como resultado, se recicla más del 22% del total de residuos de toda la metrópoli.

¿Hay favelas en Curitiba?

Pregunta común entre los brasileños de otras regiones del país. La respuesta es si, al igual que cualquier otra ciudad, Curitiba ha tenido un notable aumento de población durante las últimas décadas. El número de habitantes aumentó de poco más de 150 mil en 1950, a un millón 850 mil en 2009 (IBGE).

Un reto paradójico, y doloroso para los ambientalistas, ha sido el notable aumento de consumo de automóviles por persona. Hoy existen más de 818 mil carros privados, lo que da una de las mayores tasas de automóviles por habitante en el país. A pesar de la cifra, un porcentaje mayor al 70% de la población utiliza transporte público.

Close
Comentarios