Día Internacional de los Pueblos Indígenas: ¿Hay algo que celebrar?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Manu Ureste

Día Internacional de los Pueblos Indígenas: ¿Hay algo que celebrar?

En entrevista para Animal Político, el etnólogo y director del programa 'Nación Multicultural' de la UNAM, José del Val, critica que la situación en cuanto al avance en derechos civiles de la comunidad indígena en México "no ha cambiado ni un ápice" en los últimos años.
Manu Ureste
Por Manu Ureste
9 de agosto, 2012
Comparte

La Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 9 de agosto Día Internacional de los Pueblos Indígenas //Foto: Manu Ureste

“En México existe una ofensiva de despojo contra los pueblos indígenas como nunca se había dado en la historia del país”. Así lo afirma José del Val Blanco, director del Programa Universitario México Nación Multicultural (PUMC) de la UNAM, quien ante la conmemoración hoy del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, considera que, en realidad, poco o nada hay que celebrar, pues la situación en cuanto al avance en derechos civiles de esta comunidad “no ha cambiado ni un ápice” en los últimos años.

“Las condiciones en que desarrollan su vida los pueblos indígenas en México siguen siendo lamentables en todos los órdenes de la realidad; y con esto me refiero a la imposibilidad de garantizar los derechos que constitucionalmente tienen, como por ejemplo, la educación, salud, vivienda, el empleo, o la cultura”, explica en entrevista con Animal Político el también antropólogo y etnólogo universitario, quien critica que, a pesar que en México viven 16 millones de personas de etnia indígena, más que una evolución en el reconocimiento y protección de sus derechos, “ha habido una involución”. 

“Hay un discurso institucional de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) sobre la importancia de estos pueblos pero sus condiciones de vida no cambian ni un ápice. Es más, en la última década podemos decir que los indicadores nos muestran que no sólo no ha habido cambios, sino que se ha profundizado la miseria en algunos sectores”, afirma Del Val Blanco, que denuncia además la existencia de “un acoso sistemático” contra la comunidad indígena.

“En la última década los indicadores muestran que no sólo no ha habido cambios, sino que se ha profundizado la miseria de la comunidad indígena en México” 

En México hay 16 millones de etnia indígena. //Foto: Manu Ureste

“Recordemos que nosotros tenemos una guerra declarada en Chiapas con los zapatistas y no se ha resuelto nada. Y las leyes que se establecieron para establecer una solución no se han llevado a cabo y la presión sobre los zapatistas está siendo continua. Muchas veces la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas lo que hace es intentar fracturar la autonomía de los pueblos, para ver si ya los convencen de que sean como ellos quieren”.

Las mineras extranjeras, “neocolonianismo crudo”

Cuestionado sobre cuál es, en su opinión, la problemática que más afecta a la comunidad indígena, José del Val apunta de inmediato hacia las mineras extranjeras, a las que acusa de saquear los recursos naturales del país con el beneplácito del propio Estado mexicano.

“El problema mayor que tienen ahora los pueblos indígenas en México es la ofensiva brutal que las concesiones mineras tienen establecidas en los últimos años; estamos entrando a un momento de neocolonianismo crudo“.

En esta misma dirección, la ONG Amnistía Internacional denunció en su informe previo a la celebración en la ONU del Día Internacional de los Pueblos Indígenas que centrales hidroeléctricas, explotaciones mineras a cielo abierto, ductos y carreteras son algunos proyectos que los gobiernos siguen autorizando en territorios indígenas o sus proximidades sin tener consentimiento libre, previo e informado de estas comunidades. Además, en cuanto al caso de México se refiere, el organismo pro derechos humanos señaló que el gobierno mantiene abiertas las actividades extractivas en la mayor parte del territorio del pueblo wixárika, pese a no contar con la aprobación de los afectados.

“Aunque el gobierno anunció recientemente la cancelación de algunas concesiones mineras en una pequeña zona de Wirikuta, muchas otras siguen en vigor, y la mayor parte del territorio continúa abierto a las actividades extractivas”, indicó la ONG.

“Es una entrega vil del territorio -añade el etnólogo a lo expuesto por AI en su informe-. Porque cuando analizas la estructura de las concesiones mineras en México te das cuenta de que pagan unas cantidades irrisorias por renta de la hectárea, como de 25 centavos de dólar, y que además no pagan nada por lo que se llevan. Es un saqueo vil”.

“En México se está dando una ofensiva de despojo contra los pueblos indígenas como nunca antes había existido”

En opinión del etnólogo José del Val no se respetan los derechos culturales del pueblo indígena. //Foto: Manu Ureste

“La educación es un desastre”

Otro de los grandes retos que afronta la población indígena es, sin duda, el de la educación. Y para ejemplo, tan solo un minúsculo botón: de acuerdo con un estudio realizado por autoridades del Estado de México sobre la violencia de género entre la población otomí de la comunidad de San Pablo Autopan, el 100 por ciento de los indígenas aseguraron que fueron educados “a golpes”.

A pesar de la estadística, la directora general de Educación Indígena de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Rosalinda Morales Garza, se mostró optimista y explicó en entrevista para Notimex que si bien hubo situaciones adversas, como un presupuesto “inequitativo” de 200 millones de pesos anuales, niños y niñas indígenas sí mostraron avances en eficiencia educativa.

Al respecto, puso como ejemplo que la Evaluación Nacional del Logro Académico en Centros Escolares (Enlace) indicó un avance “progresivo y consistente en matemáticas y español” en alumnos de primarias indígenas desde 2006 a la fecha.

“La educación es un desastre -revira Del Val por su parte, que no comparte el optimismo moderado de Morales Garza-. Se generó un modelo de educación para los indígenas, independiente del modelo general, pero hay cerca de 50 mil maestros de educación bilingüe intercultural que no tienen la menor idea de qué es ser maestro. Además, las escuelas no tienen instalaciones adecuadas, ni bancas, ni nada. Es un verdadero desastre”.

Y a todo esto hay que sumar, enfatiza el antropólogo, la falta de oportunidades. “Porque cuando las hay, los expulsan del lugar. Es decir, si van a construir una presa o una carretera lo primero que hacen es correrlos. En vez de hacerlos socios y repartir las utilidades, el capital pasa por encima de ellos y los pisotean. Donde entra el capital, expulsan a los indígenas“.

 “México no es un estado fallido, es un estado ausente”

Por último, el director del programa ‘Nación Multicultural’ de la UNAM llamó la atención sobre la situación que viven entidades como Oaxaca, Hidalgo, Chiapas, Durango o Chihuahua, “estados de una crudeza brutal para el pueblo indígena”, debido a que los gobiernos estatales no asumen su responsabilidad. Un ejemplo de esto, apunta, es la emergencia humanitaria que se vivió en la Sierra Tarahumara a comienzos de año, donde el etnólogo universitario cuenta con experiencia de trabajo.

“Con ese tipo de crisis, como la de los tarahumaras, se destapa una especie de voluntad filantrópica perversa. Se dice: ay, pobrecitos, tenemos que mandarles cobijas. Pero hay una institución encargada de los pueblos indígenas que no asume la responsabilidad. Entonces, en México lo que se ha perdido es la acción del estado. No existe. México no es un estado fallido, es un estado ausente”, concluyó.

Los pueblos indígenas en México, en cifras








amnistia

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Así se vivieron las protestas en el mundo por el Día de los Trabajadores a pesar del Covid

En muchos países se desplegó un gran número de policías para hacer frente a un posible desorden y garantizar las restricciones del Covid.
Reuters
Por BBC
2 de mayo, 2021
Comparte

Por segundo año consecutivo, el coronavirus hizo diferente las protestas y marchas por el Día Internacional de los Trabajadores, en el contexto de una pandemia que ha destruido los medios de vida y trastornado las economías de todo el mundo.

En muchos países se desplegó un gran número de policías para hacer frente a un posible desorden y garantizar que se observaran las restricciones del coronavirus.

Se realizaron concentraciones reducidas en Alemania, Rusia, España, Suecia, Reino Unido, Cuba, Colombia, Filipinas, Indonesia y muchos otros países.

La policía antidisturbios alemana

EPA
La policía antidisturbios alemana intervino para disolver los mítines en Berlín que se consideró que infringían las restricciones por el covid-19.

Turquía fue uno de los lugares donde la policía se vio envuelta en las protestas, que se tornaron violentas.

La oficina del gobernador de Estambul dijo que 212 personas habían sido arrestadas después de que se separaron de las marchas e intentaron ingresar a la plaza Taksim, un área simbólica de protesta.

manifestacion en turín

EPA
Los sindicatos lideraron manifestaciones en todo el mundo a pesar del coronavirus este 1 de mayo, como esta en Turín.

Las imágenes mostraban escenas caóticas en las que la policía usaba sus escudos para hacer retroceder a las multitudes y arrastraba a algunos manifestantes fuera de la plaza.

El país entró en su primer confinamiento total a principios de esta semana, en un intento por frenar el aumento de infecciones y muertes.

Las celebraciones del Día del Trabajo fueron inusualmente calmadas en Cuba.

Reuters
Las celebraciones del Día del Trabajo fueron inusualmente calmadas en Cuba.

Las celebraciones del Día del Trabajo fueron inusualmente calmadas en Cuba, donde los trabajadores son convocados por el gobierno a las plazas públicas de toda la isla a una multitudinaria marcha, algo que no sucedió este año por segunda ocasión consecutiva.

En la capital de la isla, se vive una tensión peculiar desde la semana pasada, con motivo de una huelga de hambre de Luis Manuel Otero Alcántara, un artista que protesta para que el gobierno le devuelva obras que le incautó y termine el “acoso” contra su vivienda.

El viernes decenas de personas se manifestaron en La Habana para pedir llegar hasta la casa de Alcántara, cuyo acceso está bloqueado por la policía.

Agentes de la policía sueca detienen a manifestantes en Estocolmo.

Getty Images
Agentes de la policía sueca detienen a manifestantes en Estocolmo.

En Francia, al menos 46 personas fueron arrestadas en la capital, París, luego de que algunos manifestantes se enfrentaran con la policía antidisturbios, arrojaran piedras, rompieran ventanas y prendieran fuego a contenedores de basura.

Las agencias del gobierno francés condenaron una persona que fue fotografiada agrediendo a un bombero mientras intentaban apagar un incendio en la capital.

El Ministerio del Interior dijo que más de 106.000 personas marcharon en casi 300 manifestaciones organizadas en París y otras ciudades, incluidas Lyon, Nantes, Lille y Toulouse.

Los manifestantes expresaron su oposición a los planes del gobierno de cambiar las prestaciones por desempleo y exigieron justicia económica.

Se escucharon demandas similares en Alemania, donde las protestas del Primero de Mayo se llevaron a cabo en todo el país a pesar de la introducción de restricciones más estrictas la semana pasada.

Miles de personas salieron a las calles en Berlín.

EPA
Miles de personas salieron a las calles en Berlín.

En la capital, Berlín, se desplegaron miles de policías para monitorear múltiples manifestaciones, incluida una organizada por un grupo que se opone a la estrategia del gobierno contra el coronavirus.

Se estima que unos 10.000 ciclistas protagonizaron una protesta pacífica anticapitalista en la ciudad.

Ciclistas en Berlín.

Getty Images
Ciclistas en la marcha en Berlín.

Pero a medida que cayó la noche, el estado de ánimo se volvió más tenso cuando los manifestantes prendieron fuego a las barricadas y se enfrentaron a la policía que intentaba hacer cumplir las regulaciones en una manifestación de izquierda.

protesta en Berlin

Reuters
Las tensiones aumentaron durante la noche en Berlín.

En una manifestación en Indonesia, los manifestantes en la capital, Yakarta, colocaron tumbas falsas en la calle para simbolizar el costo humano de la pandemia.

Indonesia

Reuters
Unas tumbas simbólicas marcaron la protesta en Indonesia.

En Bruselas, la capital de Bélgica, los agentes utilizaron cañones de agua, gas pimienta y bastones contra los manifestantes mientras algunos de los asistentes les arrojaban huevos.

Bruselas

Reuters
En Bruselas la policía usó cañones de agua.

Durante la conmoción, un manifestante quedó inconsciente después de ser golpeado por un camión con cañón de agua, dijeron los medios locales.

Apodado La Boum 2 (El Partido 2), el evento fue la secuela de un concierto falso que atrajo a miles de personas después de que se anunciara en las redes sociales como una broma del Día de los Inocentes.

Londres

EPA
Cientos de manifestantes se reunieron en Londres.

Mientras tanto, una ley propuesta que otorgaría a la policía poderes adicionales para frenar las protestas fue uno de los principales temas de queja en las protestas en el Reino Unido.

Cientos de personas se reunieron en Londres para protestar contra el proyecto de ley de Policía, Crimen, Sentencia y Tribunales, que los activistas temen que se utilice para frenar la disidencia.

.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.