Docentes del INAH señalan a su director por daños al patrimonio histórico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Docentes del INAH señalan a su director por daños al patrimonio histórico

El Sindicato de Investigadores y Académicos del INAH amenazó con denunciar penalmente al director de no haber una respuesta favorable en una semana.
Por Omar Granados
22 de agosto, 2012
Comparte

Arqueólogos del INAH entraron a la tercera cámara del edificio funerario de la zona arqueológica de Atzompa, Oaxaca, el pasado 15 de agosto, en la cual encontraron una urna Antropomorfa de barro, teñida con pigmento rojo y restos óseos de un individuo de alto rango de la antigua sociedad zapoteca. Foto: Cuartoscuro.

La mañana de este martes, un grupo de académicos e investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (@INAH_Academicos), encabezados por su dirigencia sindical, convocaron a una conferencia de prensa en el Museo de Antropología para denunciar públicamente al director general del INAH y a otros funcionarios por lo que consideran daños irreversibles al patrimonio histórico y arqueológico de nuestro país.

Los académicos del INAH denunciaron particularmente los daños en ruinas prehispánicas como Tzintzuntzan, Michoacán, así como en los fuertes militares utilizados por México en la Batalla de Puebla de 1862, los cuales registran obras -realizadas por la actual dirección del INAH- en las que estarían violando el artículo 263 del Código Penal Federal y el 52 de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos.

El Sindicato Nacional de Investigadores y Docentes del INAH, organizado en una delegación Sindical perteneciente al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), llevan un mes en protesta no sólo por los hechos en estas zonas de patrimonio histórico nacional, sino que agregaron una larga serie de denuncias por hechos como los sucedidos en el Cerro de San Pedro en la ciudad de San Luis Potosí; Wirikuta; Parral, Chihuahua; Atzompa, en la mixteca oaxqueña, entre otros.

En la denuncia pública contra los principales funcionarios del INAH, los investigadores presentaron un nuevo dictamen hecho por especialistas sobre las afectaciones al sitio arqueológico de Tzintzuntzan, debido a la construcción de un museo sobre una plataforma prehispánica.

Los académicos anunciaron la entrega a la UNESCO de 40 mil firmas de apoyo a este movimiento, así como una carta a Eleonora Mitrofanova, presidenta del Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO, informaron de la solidaridad internacional y de intelectuales nacionales, el cual han recibido durante la movilización

Taquilla para la exposición "Samurai", cerrada. El acceso a las exposiciones temporales se cobra por separado de las salas regulares del Museo. Foto: @ogranados1.

Durante el periodo vacacional que terminó, los académicos del INAH cancelaron el cobro por el acceso de los visitantes al Museo de Antropología y mantienen una protesta a manera de una exposición fotográfica en la entrada del museo, donde muestran la mayoría de los sitios arqueológicos dañados por decisiones oficiales.

Los investigadores, arquitectos y docentes del INAH afirmaron que hubo entre 120 mil y 150 mil visitantes al museo en las vacaciones que terminaron esta semana, aunque recordó que muchos de ellos no pagarían boletos por diversas razones, por ejemplo, niños o visitantes de la tercera edad, agregando que los domingos no se cobra la entrada. Se cumplieron ayer 26 días de esta protesta y la seguridad y funcionalidad del museo está al 100%, afirmaron.

La representación sindical del INAH -que afirmó tener consenso en una asamblea general de profesores y ratificado en los centros del INAH- acusó la indiferencia oficial ante sus señalamientos y la negativa al diálogo, por lo que anunciaron que de no encontrar una respuesta durante la próxima semana, interpondrán denuncias penales contra el director del INAH y algunos funcionarios de alto nivel, como consecuencia de las afectaciones en los Fuertes de Loreto y Guadalupe en Puebla y Tzintzuntzan en Michoacán por órdenes oficiales.

La seguridad y el museo mismo funcionan al 100%. Incluso, la seguridad es de alto nivel en la exposición Samurai, donde no se puede utilizar celulares o cámaras al interior. Foto: @ogranados1.

La demanda principal a la Presidencia de la República es que la Secretaría de Educación Pública realice una investigación sobre las denuncias presentadas por el gremio de arqueólogos e historiadores, así como una investigación a la operación del INAH. Los académicos exigieron también una revisión del presupuesto ejercido por el Instituto. La dirigencia sindical, en voz del secretario general del gremio, Felipe Echenique, advirtió al gobierno la interposición  de demandas “en cascada” ante PGR contra funcionarios por daños en zonas arqueológicas de todo el país.

Según una copia dada a conocer de la demanda que interpondrían ante PGR por los daños al sitio arqueológico de Tzintzuntzan, los académicos denunciarían al director general del INAH Alfonso de María Campos Castelló; a la coordinadora nacional de arqueología del INAH, Nelly Margarita Robles García; y al presidente del Consejo Consultivo de la dirección de Arqueología, Francisco Sánchez Nava.

Aunque los señalamientos de los trabajadores del INAH son contra el gobierno actual, acusan una tendencia que proviene del sexenio de Carlos Salinas de Gortari, con la creación del Conaculta para la comercialización de la cultura y el patrimonio. También recordaron que la PGR nunca ha dado una respuesta al caso de Walmart en Teotihuacán o los conciertos en Chichén Itzá de 2010 y 2011.

De acuerdo con el Sindicato del INAH, cuando Paul cCartney fue contactado por medio de la embajada británica, y recibió una carta, tras lo cual canceló el concierto en Chiché Itzá y realizó el concierto gratuito del Zócalo en la isma fecha. Foto: @ogranados1.

Los daños al erario

Los funcionarios son acusados de haber perjudicado gravemente el patrimonio arqueológico e histórico de México autorizando obras, demoliciones y negocios que violan la ley, pero los investigadores tienen una larga lista de quejas contra sus superiores, entre las que se cuentan:

  • El desmantelamiento de las tiendas de los museos del INAH y concediendo permisos a particulares. Las tiendas en los museos del INAH representaban un ingreso extra y la venta al público de los libros e investigaciones hechas  en el mismo instituto.
  • La dirección redujo las plazas de investigación, conservación, docencia y hay más administradores que académicos, además -acusan los investigadores- los coordinadores, directores y subdirectores nombrados por el director general Alfonso De Maria y Campos Castelló no tienen ni los conocimientos ni las capacidades para estar en esos puestos tan delicados.

Los daños al patrimonio

En una plática con Animal Político, Felipe Echenique, líder sindical de los investigadores del INAH, detalló que los daños al patrimonio consisten en diversas áreas, como son las diversas zonas arqueológicas prehispánicas, los monumentos históricos, el sentido históricos una región, los símbolos que dan algunas construcciones.

Ejemplos de esta variedad son los diversos daños denunciados por los docentes, por ejemplo en Tzintzuntzan, Michoacán, donde se argumenta la destrucción de una plataforma construida a mano por los purépechas; en Loreto, Puebla, donde se deforma uno de los fuertes donde se acuarteló el Ejército en su batalla con Francia en 1862, restaurando una capilla, cambiando el sentido histórico del lugar y de la historia; en Parral Chihuahua, donde se destruyen casas de obreros que demostraban una convivencia por siglos entre los mineros y sus patrones en las mismas calles; en Chichén Itzá, donde las ruinas se vuelven famosas por hospedar conciertos musicales.

Una de las fotografías en el Museo de Antropología donde se observan los daños a una plataforma prehispánica hecha a mano al construir un edificio sobre ella. Foto: @ogranados1.

Tzintzuntzan

Sobre Tzintzuntzan se dice que se ha logrado saber muy poco de los daños, pues la dirección del INAH ha ocultado la información técnica y prohíbe la entrada a los trabajadores del gremio. Lo que sí pueden afirmar es que por órdenes del director se está construyendo ilegalmente sobre un monumento prehispánico, que consiste en una plataforma levantada a mano por los purépechas. Además, los trabajos en la zona están siendo realizados por personal externo al instituto.

En Tzintzuntzan se ha demostrado que el gobierno hace ver que la Conquista no ha terminado contra los pueblos. Tzintzuntzan fue la cabecera del reino purépecha, aunque poco estudiado por falta de presupuesto, diversos arqueólogos relevantes han estudiado este sitio.

Afectaciones en el juego de pelota de Chichén Itzá por el concierto de Elthon John en 2011. Foto: @ogranados1.

Chichén Itzá

Las afectaciones al patrimonio arqueológico van más atrás. Por ejemplo, el concierto de Elthon John, en Chichen itzá en 2011, donde se dañó al juego de pelota, pues han cantado ahí otros artista como Pavarotti.

En un hecho destacable, Paul McCartney canceló su concierto en esta zona arqueológica luego de recibir una carta de los arqueólogos y decidió dar un concierto gratuito en el zócalo capitalino, de acuerdo con el líder del sindicato del INAH.

Fuerte de Loreto, uno de los fuertes utilizados por el ejército mexicano contra los franceses en 1862, hoy dañado por una plataforma artificial para montar una galería. Foto: Cuartoscuro (Archivo).

Puebla

Los académicos denuncian que la ultraderecha acaba con los vestigios de la batalla de Puebla y que ya la borraron de los libros de tercero de primaria, donde se estudiaba. En el fuerte de Guadalupe se montan estructuras metálicas innecesarias en el monumento sin respetar arquitectura histórico, anulando el valor.

En el sitio de la batalla de Puebla, del 5 de mayo de 1862, se destruyen plataformas nuevas sobre los fuertes de Loreto y Guadalupe, utilizados por el Ejército mexicano en la histórica batalla que se ganó al entonces mejor ejército del mundo para rechazar la imposición de la potencia europea.

Los académicos hicieron a manera de un códice prehispánico, un “memorial de agravios” que se exhibe en el vestíbulo del Museo de Antropología, en el que acusan el descuido en el resguardo de tesoros arqueológicos. Muchos lugares que han quedado solos a su suerte han sufrido saqueos. Por otro lado, las zonas arqueológicas más importantes, se alquilan a precios de ganga para fiestas privadas, o espectáculos masivos donde los inmuebles sufren grandes daños, por ejemplo los conciertos de rock en Chichén–Itzá, o los espectáculos de luz y sonido a donde llegan miles de automóviles.

Un Wal-Mart en la ciudad de los dioses

Teotihuacan, el imperio, la ciudad sagrada había sido abandonada mil años antes de que los aztecas pasaran por ahí. Todos los pueblos nahuas del Valle de México respetaron Teotihuacan. Nadie tocó nada, nadie se mudó para allá, pero las autoridades del INAH concedieron un permiso para la construcción de un supermercado Wal-Mart, ahí, donde los dioses se sacrificaron para que el hombre tomara vida. La maquinaria pesada, arrasó con todo sin siquiera dar tiempo a los arqueólogos a hacer estudios en la zona antes de la construcción de la mole.

En la lista de las violaciones del marco jurídico del INAH están El Tajín, en Veracruz, y Tulum, en Quintana Roo. El antropólogo Gilberto López y Rivas denunció en su columna en el periódico La Jornada del 15 de agosto la demolición de seis monumentos en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Aquí, la conferencia de prensa completa de los académicos del INAH:

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Medio ambiente: ¿cuál es el veredicto de los científicos sobre lo acordado para frenar el cambio climático?

Científicos consultados por la BBC temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y recuerdan que "ya estamos en un nivel peligroso de calentamiento global".
18 de noviembre, 2021
Comparte

Los científicos y los principales expertos sobre el clima expresaron preocupación por los resultados de la COP26, la cumbre sobre el cambio climático que tuvo lugar este mes en Glasgow.

Expertos consultados por la BBC elogiaron que los países hayan acordado reunirse nuevamente el próximo año para prometer recortes de emisiones más profundos.

También dieron la bienvenida a los acuerdos sobre bosques, innovación y las reducciones de las emisiones de metano provenientes de la extracción de combustibles fósiles y la ganadería.

Pero los científicos temen que los políticos no cumplan sus promesas. Y aseguran que la meta de contener el aumento de temperatura a 1,5 ° C por encima de los niveles preindustriales es poco ambiciosa.

Los expertos destacan que la temperatura del planeta aumentó hasta ahora 1,1 ° C en promedio, y solo ese incremento ya ha puesto al mundo en un estado de calentamiento peligroso, con temperaturas récord, incendios forestales, inundaciones y sequías.

El profesor David King, exasesor principal del gobierno británico en temas científicos, me dijo: “Por supuesto, el calentamiento global ya está en un nivel peligroso. Las temperaturas en el verano en las regiones polares fueron de 32 °C. Los bosques estaban en llamas”.

“Incluso si recortamos las emisiones por completo, todavía estaríamos en un lugar difícil debido a la cantidad de gases de efecto invernadero que ya hay en la atmósfera”.

Un mensaje similar es expresado por Piers Forster, autor principal del informe de agosto del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés).

La gente ya está muriendo y las especies se están extinguiendo con las temperaturas actuales“, afirmó Forster. “Ya estaremos atrapados en un aumento del nivel del mar durante los próximos siglos”.

“1.5 °C se ha convertido en el talismán de lo más seguro que podemos esperar para este siglo. Pero cuanto más aprendemos, más nos damos cuenta de que no existe un límite seguro (para las emisiones)”, agregó Forster.

Planta emitiendo CO2

Getty Images
China e India presionaron para cambiar el compromiso de “eliminar gradualmente” las plantas a carbón por el de “reducir gradualmente”.

Los científicos que contactamos aprecian que la COP haya ofrecido algunas soluciones prácticas.

Es un alivio que, después de 22 COP anteriores, por fin se haga referencia a la necesidad de eliminar gradualmente los combustibles fósiles, aunque hay consternación de que India y China debilitaran el texto del compromiso sobre el carbón en el último minuto. Y hay temores generalizados de que los políticos no cumplan sus promesas.

La profesora Gail Whiteman, fundadora de Arctic Basecamp, un grupo de científicos expertos en el Ártico, dijo que la cumbre había producido “resultados mixtos”.

“Hay muchas promesas bastante buenas sobre la mesa, pero ¿habrá suficiente acción? No lo sé. Estoy preocupada”, señaló Whiteman.

Y el profesor Tim Lenton, del Instituto de Sistemas Globales de la Universidad de Exeter, en Inglaterra, afirmó: “En el lado positivo, la coalición de la sociedad civil, las empresas, las finanzas, las ONGs y otros en torno a la COP26 está comenzando a impulsar un progreso real”.

“Pero todavía nos dirigimos hacia más de 2 °C de calentamiento global, y esto corre el riesgo de desencadenar múltiples puntos de inflexión climáticos (puntos a partir de los cuales un sistema comienza a comportarse de una manera completamente diferente y sin retorno a las condiciones iniciales)”.

Todavía estamos en una crisis climática“, enfatizó Lenton.

“Todos necesitamos persuadir a nuestros líderes políticos para que se unan a nosotros en una gran transformación”, agregó.

“El proceso de política internacional avanza más lento que los cambios en el sistema climático”.

Frans Timmermans mostrando la foto de su nieto en la COP

Reuters
Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, mostró la foto de su nieto al hablar en la COP: “Si fallamos, él deberá pelear con otras personas por agua y comida. Esto es personal, no es un tema de política”.

Es esa brecha, entre la política, la acción y la ciencia, lo que alarma a los expertos en el clima.

Reino Unido, por ejemplo, es reconocido como un líder mundial en temas ambientales, y estableció un objetivo nacional de lograr el cero neto de emisiones para 2050.

Pero el gobierno británico ha fracasado sistemáticamente en alcanzar sus objetivos previos sobre el cambio climático. Y si bien es alabado por políticas como la eliminación gradual de los automóviles convencionales, no ha introducido cambios significativos para reducir las emisiones a nivel de los hogares, con mejores materiales aislantes y sistemas de calefacción más eficientes.

El gobierno británico quiere además aumentar el número de vuelos en contra de la recomendación de sus propios asesores, está permitiendo un nuevo campo de explotación de petróleo cerca de las Islas Shetland, en el Atlántico Norte, e impulsa el polémico proyecto HS2, que prevé la construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad que unirá a Londres con varias ciudades a lo largo de más de 500 kms.

Para asombro de los científicos, el ministro de Economía Rishi Sunak no mencionó el cambio climático al anunciar un nuevo presupueto en vísperas de la COP26.

¿Demasiado poco y demasiado tarde?

El primer ministro británico Boris Johnson, mientras tanto, continúa insistiendo en que los recortes de emisiones se pueden lograr solo a través de innovaciones en tecnología, con poco o ningún cambio en el comportamiento de las personas.

Esto va en contra del propio Comité Asesor de Cambio Climático del gobierno británico, que insiste en que los objetivos de recorte de emisiones para 2030 no se pueden alcanzar sin una combinación de ambos factores.

John Kerry en la cumbre de cambio climático rodeado de otros miembros de su delegación

PA Media
John Kerry, en el centro de la foto, dijo que el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C.

Hay similares “enredos” a nivel de políticas en Estados Unidos. El presidente Joe Biden sigue intentando que sus medidas ambientales sean aprobadas por el Congreso.

Y su programa de infraestructura de un billón de dólares para carreteras, puentes, aeropuertos y puertos generará muchos millones de toneladas de gases de invernadero, ya que requerirá producir grandes cantidades de hormigón y acero. Las nuevas infraestructuras permitirán, además, más tráfico en el futuro.

Biden lideró el pacto para reducir las emisiones de metano en la COP26, pero no igualó la promesa de Johnson sobre los automóviles convencionales. Y los estadounidenses todavía siguen comprando enormes autos todoterreno.

El enviado de Estados Unidos para el clima, John Kerry, estima que si las naciones realmente concentran sus esfuerzos en lograrlo, el aumento de temperatura podría contenerse en 1,8 °C. Pero los científicos afirman que esa meta equivale a “demasiado poco, demasiado tarde”.

El profesor Richard Betts, del Centro Hadley del Servicio Meteorológico de Reino Unido, me dijo: “Aún podríamos evitar mayores impactos del cambio climático con mayor ambición“.

“Pero hasta que dejemos de acumular dióxido de carbono en la atmósfera seguiremos calentando el clima y causando riesgos e impactos cada vez más graves”.

Ed Hawkins, profesor de ciencia del clima en la Universidad de Reading, advirtió: “Hay una pendiente, en la que ya nos estamos deslizando. Cuanto antes dejemos de deslizarnos, a través de reducciones profundas, sostenidas e inmediatas de las emisiones de gases de efecto invernadero, menos graves serán las consecuencias “.

Manifestantes en Londres con un cartel que dice "mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando".

Getty Images
Manifestantes durante la COP26. El cartel dice: “Mientras los políticos pretenden, nuestro hogar se está quemando”.

Un cuestionamiento aún más grande proviene de Julian Allwood, profesor de ingeniería y medio ambiente en la Universidad de Cambridge.

Allwood me dijo que las soluciones que se discutieron en Glasgow dependen de lograr cantidades poco realistas de electricidad limpia, mecanismos de captura de carbono y quema de biomasa.

“Si se comparan esas cantidades con lo que está disponible hoy, aún teniendo en cuenta cualquier tasa de crecimiento plausible, no hay posibilidad de llegar a esas magnitudes esperadas”.

“Por lo tanto, necesitamos un conjunto diferente de políticas, como por ejemplo disminuir a la mitad el consumo de electricidad. Debemos además reducir los vuelos, el transporte, la producción de cemento y el número de ganado rumiante porque no hay forma de lidiar con ellos”.

Es un mensaje poco agradable para los políticos que quieren estabilizar el clima introduciendo apenas retoques menores a la política de “todo sigue igual”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/user/bbcmundo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.