El ABC del pleito MVS-gobierno federal
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

El ABC del pleito MVS-gobierno federal

Lo que sigue ahora, según el gobierno federal, es licitar de nuevo la banda 2.5 Ghz y esperar que la gane el mejor postor.
23 de agosto, 2012
Comparte

El 3 de febrero de 2011, el ambiente de la Cámara de Diputados se sobrecalentó: el diputado petista Gerardo Fernández Noroña colocó una manta en la parte baja de la tribuna con una fotografía del presidente Felipe Calderón y un mensaje que decía ¿Tú dejarías conducir a un borracho tu auto? ¿No verdad? ¿Y por qué lo dejas conducir el país?

Manta desplegada por Noroña. Foto: Cuartoscuro.

El tema estuvo de boca en boca y en los medios de comunicación. Pero una periodista fue quien viralizó la polémica. En su espacio radiofónico, Carmen Aristegui dijo que “no es la primera vez que se habla de un presunto alcoholismo de Felipe Calderón.

“Si usted es usuario de las redes sociales, por ejemplo, en este circuito de comunicación es frecuente ver expresiones que aluden a esta circunstancia que no podemos corroborar, no hay información específica que nosotros dispongamos para saber si, efectivamente, el Presidente de la República tiene o no problemas de alcoholismo.

“Es un tema delicado, hay que verlo con la gravedad del asunto, saber si hay o no ese problema en la persona de Felipe Calderón Hinojosa”.

¿Qué pasó después? Una primera sorpresa: Carmen Aristegui fue despedida de MVS por, según dijo la empresa en ese momento, “transgredir el código de ética” al dar por válida “una presunción” y “negarse a ofrecer, como solicitó la compañía, una disculpa pública”.

Desde esa vez, la vocera de la Presidencia de la República, Alejandra Sota, aseguró que “no interferimos en lo absoluto para que MVS tomara la decisión que tomó”.

La segunda sorpresa fue cuando el 16 de febrero de 2011 MVS anunció que Carmen Aristegui regresaría a la Primera Emisión después de analizar una cláusula en su contrato para dirimir controversias derivadas de los contenidos transmitidos en su espacio radiofónico.

Y así, desde entonces, el conflicto permaneció enterrado… hasta que el 9 de agosto de 2012, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) decidió “rescatar” todas las concesiones de la banda 2.5 Ghz de manos de MVS.

Ese día, en conferencia de prensa, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Dionisio Pérez Jácome, explicó que la banda estaba “considerablemente subutilizada y hasta se permitió hacer un símil: “la banda de 2.5 Ghz es como una autopista de altas especificaciones, de la que en México estamos utilizando apenas el acotamiento”.

Pérez-Jácome aseguró que el gobierno federal se acercó a MVS desde 2007 para ver el tema de las concesiones y hacerle propuestas, pero que la compañía presidida por Joaquín Vargas no aceptó ninguna.

Y aunque la vigencia de las concesiones terminaba hasta 2020, el funcionario dijo que esperar hasta ese año sería “condenar al país a no utilizar plenamente la totalidad de las frecuencias, lo que significaría un rezago inadmisible”.

Lo que sigue ahora, según el gobierno federal, es licitar de nuevo la banda 2.5 Ghz y esperar que la gane el mejor postor. Pérez-Jácome precisó que MVS podría volver a participar en la licitación.

Sin embargo, Joaquín Vargas no se quedó con los brazos cruzados.

El 15 de agosto pasado, el presidente de MVS Comunicaciones salió a decir a los medios que la decisión tomada por el gobierno federal correspondía a intereses políticos y no a argumentos técnicos.

Ese día, Vargas acusó que:

*“El argumento de que la banda de 2.5 Ghz está subutilizada es falso”. En un documento, MVS se defendió diciendo que en 2004 la empresa lanzó en México “y por primera vez en el mundo” servicios de banda ancha inalámbrica a través de la explotación y uso de la banda de 2.5 Ghz.

Banda No Es Subutilizada Mvs

*La oficina de comunicación social de la Presidencia, cuya titular es Alejandra Sota, pidió que MVS no se pronunciara contra la fusión de Iusacell y Televisa.

*Además, que la periodista Carmen Aristegui pidiera disculpas por los comentarios que realizó en su noticiario sobre un supuesto problema de alcoholismo de Felipe Calderón.

*Fue presionado por el gobierno federal para no recontratar a Aristegui.

*El ex secretario del Trabajo, Javier Lozano Alarcón, le dijo que: “Hemos encontrado que tu proyecto de la 2.5 Ghz tiene méritos propios, pero si recontratas a la periodista, a tu proyecto se lo lleva la chingada y te olvidas de este gobierno hasta su último día”.

*Dionisio Pérez-Jácome, de la SCT, le suspendió una reunión porque tenía instrucciones del Presidente para no gestionar nada sobre la banda hasta que Aristegui no se disculpara públicamente.

Escucha la primera conferencia que dio Vargas:

Mientras Pérez-Jácome estaba de gira por Durango rechazó que hayan “chantajeado” a MVS, aseguró que el gobierno dio a la empresa todas las facilidades para utilizar la frecuencia 2.5 Ghz y reveló que Joaquín Vargas lo amenazó con salir a decir lo del chantaje a los medios.

Por su parte, Javier Lozano tampoco se quedó callado. El ex secretario del Trabajo y ahora senador electo por el PAN dijo que el dueño de MVS, Joaquín Vargas, quiso negociar la concesión de la banda de 2.5 Ghz a cambio de la permanencia de la periodista Carmen Aristegui en su espacio radiofónico.

“No es un chantaje del gobierno a Joaquín Vargas, es exactamente al revés”, aseguró Lozano.

“Él me dice (Vargas), a título personal, como amigos que somos, que éramos desde 1995: fíjate que tengo una gran presión y si no tengo una respuesta pronta de Dionisio Pérez-Jácome me veré obligado a recontratar a Carmen”, contó el funcionario.

Según Lozano Alarcón, Joaquín Vargas lo buscó para platicarle que había tomado la decisión de separar a Carmen Aristegui de los micrófonos por las afirmaciones sobre el presidente Calderón.

Un par de días después, el 17 de agosto, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) también le entró a la discusión.

En un comunicado, la dependencia dijo que MVS ofreció pagar sólo el 0.38% de la valuación de 0.105 dólares por Mhz/pop nacional. En palabras más sencillas, que la empresa estaba dispuesta a pagar sólo 104 millones de pesos en lugar de los 27 mil millones de pesos que cuesta la banda.

Ayer, 22 de agosto, fue el día en que Joaquín Vargas presentó las pruebas que, según él, acreditan sus afirmaciones.

“En MVS no nos dedicamos a grabar ni a realizar actividades de espionaje. Los testimoniales que presentamos a continuación fueron obtenidos de mi teléfono celular marca Blackberry modelo Torch”, comenzó Vargas.

En conferencia de prensa, el presidente de MVS dijo que:

*“Es falsa la afirmación de la Presidencia al rechazar su participación en la salida de la periodista Carmen Aristegui de MVS Noticias”.

*“Niego categóricamente lo afirmado por Javier Lozano en cuanto a que yo propuse la no recontratación de Carmen Aristegui a cambio de que se resolviera el conflicto de la banda de 2.5 Ghz y que con ello intenté chantajear al gobierno”.

*“Desde que lanzamos DISH y su política de bajos precios, la actitud de la Cofetel en ese entonces presidida por Héctor Osuna Jaime se tornó hostil en contra de nuestros intereses. La presión de Televisa con agentes del gobierno para complicarnos las cosas eran ya descaradas”.

Joaquín Vargas admitió que cuando Aristegui lanzó la “inoportuna” pregunta en su noticiario sobre el presunto alcoholismo de Felipe Calderón se enojó.

Acto seguido, “recibí la llamada de la señora Alejandra Sota, quien en forma por demás airada, me exigió una disculpa pública por parte de la periodista”.

Vargas accedió  “sin regateos” porque “MVS no ha tenido nunca la intención de ofender al presidente y a su familia”.

Una de las pruebas que presentó Vargas fue una conversación vía Blackberry con Javier Lozano:

Javier Lozano: ¿Escuchaste hoy a Carmen con lo que dijo respecto a FCH/alcoholismo?

Joaquín: Para mi desagradable sorpresa y encabronamiento sí. El lunes se disculpará.

Javier Lozano: Qué grave error. Eso no ayuda en nada. Te sugiero una rápida y contundente respuesta y salida (…) Tanto que has avanzado en estas semanas para que todo se revierta de un momento a otro. La que me avisó fue Ale Sota. Es decir, hay una gran molestia.

Joaquín: En eso estoy trabajando y así será. Veo a C. a las 6:30, espero acepte su grave error y acepte disculparse sin regateos, caso contrario se acabó la relación.

Javier Lozano: (…) Yo la corría (sé que no me estás preguntando).

7 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

“Si Carmen no se disculpaba, nuestras concesiones se podían perder”, dijo Vargas.

Finalmente, Vargas se reunió con Aristegui para platicar el tema. “Yo sabía que si le hacía saber que era el gobierno quien estaba exigiendo la disculpa por mi conducto, era absolutamente contraproducente”.

Cuando llegó la hora de reunirse con Alejandra Sota, la directora de Comunicación Social de Presidencia recibió a Vargas y, según él, le entregó un texto “que ella consideraba, era lo mínimo”.

La carta que Alejandra Sota quería que leyera Carrmen Aristegui

“Le dije que si yo corría a Aristegui y después ellos destrababan el tema de la 2.5 aparecería esa gestión como moneda de cambio por la cabeza de la señora Aristegui”, explicó Vargas.

El presidente de MVS aceptó que entre Alejandra Sota, su hermano Alejandro Vargas y él integraron un texto de disculpa.

Con la carta integrada, Vargas sostuvo un chat con Alejandra Sota para ver qué tal había quedado.

Ale Sota: Las observaciones son: hay que quitarle lo de “fehacientemente” y luego también lo de la primera parte de lo del código de ética. Porque no es un asunto personal o de intimidad. Es simplemente dar por ciertos infundios y rumores, y sembrar en el auditorio la duda dejándole la carga de la prueba al presidente y no a quienes le hacen imputaciones tan graves.

Joaquín Vargas: Ok…así lo haremos.

Ale Sota: Gracias. Estoy al pendiente.

18 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

Lo que pasó fue que Carmen Aristegui se negó a leer un texto que no había escrito ella, pero propuso redactar otro. Lo hizo, pero “yo no lo acepté, por lo que tomé la decisión de terminar la relación laboral de MVS” con la periodista.

Otra de las conversaciones de Vargas con Lozano muestra, según el presidente de MVS, que “no habló solamente en su calidad de amigo. Claramente habló en nombre del presidente de la República y su círculo más cercano”.

A ésta se refiere:

Javier Lozano: Estaré atento y actuando. Te respaldamos en tu decisión. Zavala, Ale y el Jefe lo saben bien y valoran tu firmeza. Hiciste lo correcto.

21 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

Después del despido de Aristegui, el gobierno federal seguía sin reagendar las reuniones con Joaquín Vargas, por lo que éste le escribió a Alejandra Sota un correo electrónico:

Sinceramente espero no estar en el supuesto (temor) que te externé, en el sentido de que se iban a inhibir de continuar mis gestiones por el escándalo que mi decisión provocaría. Honestamente estoy confundido.

25 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

Después, Vargas y Sota sostuvieron otra conversación vía Blackberry:

Ale Sota: Sí va a ser necesaria una reacción de tu parte Joaquín.

Ale Sota: Aristegui dice que Los Pinos exigieron a MVS, no a ella, una disculpa formal.

Ale Sota: Es muy importante tu salida pública porque a nosotros nos pone contra la pared. Victimizó a la familia Vargas, construyó una historia de censura represión y humillación de ustedes ante nosotros.

27 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

28 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

Y otra con Javier Lozano:

Joaquín: Tengo temor (ya se lo externé a Ale) que se inhiban a continuar mi gestión. Estoy muy abierto a evaluarlo.

Javier Lozano: Permíteme darte una recomendación sincera. Debes salir y aclarar el punto. Tu gestión tiene posibilidades reales de éxito. Pero si no sales serán nulas. Házme caso.

Javier Lozano: Inmediatamente detrás de ti salimos nosotros y la exhibimos como una mentirosa.

30 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

Después que el 10 de febrero se barajó la idea de que Carmen Aristegui podría regresar a MVS, “empezó el nerviosismo en Los Pinos y Alejandra Sota se comunicó conmigo para citarme con urgencia”, dijo Vargas.

Además, Lozano “me buscó”, no yo a él, “como falsamente lo ha sostenido”. En esa reunión, según Vargas, Lozano insistió en las consecuencias “fatales” que acarrearía a MVS la “mala decisión” de recontratar a Carmen Aristegui.

Después que se supo que la periodista sería recontratada por MVS, un amigo en común de Joaquín Vargas y Javier Lozano le escribió al presidente de la empresa:

Anónimo: Ve lo que JL me escribió ayer: Pues ahora sí se va a poner bueno esto. Grave error. Saludos.

Joaquín Vargas: Pues grave error el que cometió él!!! No se dio cuenta que al amenazarme logró lo contrario!!

45 Pdfsam Docs Joaquin Vargas

Cuando el 19 de febrero, Joaquín Vargas se reunió en Los Pinos con Alejandra Sota “el propósito de su convocatoria fue solicitar de MVS una manifestación pública que –de acuerdo a sus palabras- exonerara al señor Presidente de la República de todo lo acontecido durante las últimas dos semanas”.

En conferencia de prensa, el presidente de MVS dijo que “se ha manipulado la información a ese respecto, llegando al extremo de hacer creer que no queremos pagar lo justo” por la banda de 2.5 Ghz, y aseguró que han demostrado que ofrecieron pagar por las frecuencias más de lo que se pagó por ellas en Alemania, Holanda y Estados Unidos.

Sobre los documentos presentados por Joaquín Vargas, Javier Lozano dijo que “intenta confundir a la opinión pública al hacer referencia sobre hechos, conversaciones, reuniones, mensajes propios de una relación de amigos y no de carácter institucional. Miente al poner palabras en mi boca que nunca pronuncié y presenta sus supuestas pruebas de manera parcial y convenenciera”.

Ayer mismo salió a responder Alejandra Sota sobre el tema. La directora de Comunicación Social de la Presidencia de la República dijo que en conferencia de prensa que las acusaciones de Joaquín Vargas “carecen de sustento y busca contaminar una decisión técnica en materia de telecomunicaciones”.

Sota dijo que “lejos de los argumentos políticos”, la decisión de la Presidencia de retirar a MVS la banda de 2.5 Ghz tiene que ver con que esta empresa “no quiso pagarle a los mexicanos lo que la banda cuesta: 27 mil millones de pesos”.

Además, aseguró que ni Presidencia ni la SCT solicitaron “de manera directa o indirecta” el cese de la periodista Carmen Aristegui, y que así consta en las comunicaciones que hizo públicas Joaquín Vargas.

Según Sota, MVS redactó la carta que pidió a Carmen Aristegui leer como disculpa pública, y dijo que Vargas le pidió ideas y opiniones, pero que enteramente la misiva fue escrita por su empresa.

“Fue el propio Vargas quien por escrito se dijo apenado con el presidente Felipe Calderón, señalando que estaba en proceso de exigir a la conductora una disculpa pública por violar un código de ética interno”, explicó la funcionaria.

Alejandra Sota aseguró que la decisión de despedir a Carmen Aristegui y recontratarla fue “totalmente de MVS, no de la Presidencia de la República”.

Además, dijo que Vargas envió un correo electrónico a los accionistas de MVS con copia a Presidencia para informar que “estamos rescindiendo la relación laboral con Carmen Aristegui porque violentó el código de ética”.

Es Joaquín Vargas y no el gobierno federal quien atenta contra la libertad de expresión de sus comunicadores”, afirmó Sota.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Quién es Kamala Harris, primera mujer negra candidata a vicepresidencia de EU

Tras mucha especulación en Estados Unidos, el candidato demócrata a la presidencia anunció quién será su "número dos" en la carrera a la Casa Blanca.
11 de agosto, 2020
Comparte
Kamala Harris

Getty Images

Joe Biden luchará por la Casa Blanca junto a Kamala Harris.

El candidato demócrata a la presidencia anunció este martes que la senadora será su número dos en la campaña contra Donald Trump de cara a las elecciones de noviembre.

El veterano político ya había adelantado que sería una mujer y había más de una decena de nombres en juego.

“Tengo el gran honor de anunciar que escogí a @KamalaHarris -una valiente luchadora en defensa de los menos poderosos y de los mejores funcionarios públicos del país- como mi compañera de fórmula ”, señaló Biden en Twitter.

Biden destacó además la labor de Harris como fiscal general de California, donde se puso frente a “los grandes bancos, levantó a la clase trabajadora, protegió a mujeres y niños del abuso”.

“Estaba orgulloso entonces, y lo estoy ahora de tenerla como mi compañera en esta campaña”.

Harris se convertirá en la primera mujer afroestadounidense en ser candidata a la vicepresidencia del país.

La elección era crucial en un momento de crisis política, social, sanitaria y económica en Estados Unidos.

Y tenía que ser alguien a quien los demócratas consideraran “presidenciable”, dada la avanzada edad de Biden, 77 años, y la posibilidad de que, de ganar, opte por no presentarse a la reelección en cuatro años.

“Me siento honrada de unirme a como la candidata de nuestro partido a vicepresidente, y haré todo lo posible para convertirle en nuestro comandante en jefe”, aseguró Harris en Twitter.

¿Quién es Kamala Harris?

La política demócrata nació en Oakland, California, en una familia de inmigrantes: una madre originaria de India y un padre nacido en Jamaica.

Tras el divorcio de sus padres, Harris fue criada principalmente por su madre hindú, una investigadora especializada en el cáncer de mama y activista de derechos civiles.

Harris creció ligada estrechamente a su herencia en el sur de Asia, acompañando a su madre en sus visitas a India.

Kamala Harris

Getty Images
Harris tiene familia de India y Jamaica.

No obstante, la californiana ha subrayado que su madre adoptó la cultura afroestadounidense de Oakland, sumergiendo a sus dos hijas -Kamala y su hermana menor, Maya- en ella.

“Mi madre siempre entendió muy bien que estaba criando a dos hijas negras”, escribió Harris en su autobiografía The Truths We Hold.

“Sabía que su país de adopción vería a Maya y a mí como niñas negras y estaba determinada en asegurarse que nos convertiríamos en mujeres negras orgullosas y con confianza en nosotras mismas“.

Harris estudió en la Universidad Howard, uno de los prominentes e históricos centros afroestadounidenses de estudios superiores del país, que ella describió entre las experiencias más formativas de su vida.

La destacada política asegura que ella siempre ha estado cómoda con su identidad y se describe a sí misma como “estadounidense”.

Kamala Harris y signos de campaña.

Getty Images
Harris también presentó su candidatura para convertirse en la nominada demócrata a la presidencia, pero no consiguió suficiente respaldo.

En 2019, consideró en declaraciones al diario The Washington Post que no se debería encajar a los políticos en compartimentos según el color o su historial.

“Mi punto era: yo soy quien soy. Y me siento bien con eso. Quizá tú tengas que descifrarme, pero a mí me parece bien”.

Ascendiendo puestos en el ámbito de la Ley y el Orden

Tras cuatro años en Howard, Harris se trasladó a la Universidad de California, Hastings, para conseguir un título en Derecho y empezar su carrera en la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Alameda.

Se convirtió en fiscal de distrito -el máximo puesto en esa área- de San Francisco en 2003, antes de convertirse en la primera mujer y la primera afroestadounidense en ganar el puesto de fiscal general de California, el principal abogado y funcionario encargado del cumplimiento de la ley en el estado más poblado del país.

Senadora Kamala Harris.

Getty Images
Harris no deja de acumular hitos: fue también la primera mujer y la primera afroestadounidense en ganar el puesto de fiscal general de California.

En sus cerca de dos mandatos en ese cargo, Harris se ganó la reputación de estrella ascendente del Partido Demócrata, lo que le impulsó para convertirse en senadora por California en 2017.

Desde su elección al Congreso estadounidense, la ex fiscal se granjeó gran apoyo entre los progresistas de la formación por su riguroso cuestionamiento al entonces nominado al Tribunal Supremo Brett Kavanaugh y al fiscal general William Barr en sus respectivas audiencias ante el Senado.

Aspiraciones a la Casa Blanca

Cuando lanzó su candidatura a la presidencia ante más de 20,000 seguidores en Oakland el año pasado, esta fue recibida con entusiasmo.

Pero a medida que se adentró en la carrera, Harris no logró articular una base sólida para su campaña, ofreciendo respuestas confusas sobre temas cruciales como el sistema sanitario.

También fue incapaz de capitalizar el gran fuerte de su candidatura: su gran habilidad en los debates, donde pudo demostrar su ventaja como ex fiscal, a menudo poniendo a Biden contra las cuerdas.

Kamala Harris y Joe Biden en un acto de campaña.

Getty Images
Harris anunció su apoyo a la candidatura de Biden después dos meses después de que pusiera fin a sus propias aspiraciones presidenciales.

La demócrata de California trató de mantenerse en la fina barrera entre el ala progresista y moderada del partido, pero acabó sin llamar la atención de ninguno de estos bandos, poniendo fin a su candidatura en diciembre, incluso antes de las primeras votaciones.

En marzo, Harris ofreció su apoyo al exvicepresidente Biden, asegurando que haría “todo en su poder para ayudarle a convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos”.

Historial contra el crimen y la policía

Su breve campaña a la presidencia puso el foco en su historial como principal fiscal de California.

Pese a sus inclinaciones más izquierdistas en asuntos como el matrimonio homosexual o la pena capital, Harris se enfrentó a repetidos ataques por no ser lo suficientemente progresista, y fue el blanco de un devastador artículo de opinión de la catedrática de Derecho de la Universidad de San Francisco Lara Bazelon.

Kamala Harris y signos de campaña.

Getty Images
Harris también presentó su candidatura para convertirse en la nominada demócrata a la presidencia, pero no consiguió suficiente respaldo.

Escrito al principio de la campaña de Harris, la profesora consideró que la candidata había evitado en gran medida las batallas progresistas que estuvieran relacionadas con asuntos como la reforma policial, sobre las drogas o condenas injustas.

Harris, que se describió a sí misma como “la fiscal progresista”, trató de enfatizar las partes de su legado de tendencia más izquierdista, como requerir a algunos agentes especiales del Departamento de Justicia de California que portaran cámaras corporales -el primer estado en ponerlas en práctica- o lanzar una base de datos que ofreció acceso al público a estadísticas sobre crimen.

Pero sus esfuerzos no consiguieron el apoyo esperado.

Kamala Harris

Getty Images
Ahora tiene ante sí una nueva oportunidad para llegar a la Casa Blanca.

“Kamala es la policía”, se convirtió en una frase habitual en las primarias demócratas, frustrando sus intentos de ganarse a la base más liberal del partido.

No obstante, su historial puede resultar beneficioso en las elecciones presidenciales cuando los demócratas tratan de ganar el apoyo de votantes moderados o independientes.

Con las actuales tensiones raciales en el país, además, crece el escrutinio sobre la brutalidad policial y Harris ha tomado un rol destacado, utilizando su altavoz para amplificar las voces más progresistas.

En intervenciones de televisión, Harris ha pedido cambios de las prácticas policiales en todo Estados Unidos; en Twitter, ha abogado por la detención de los agentes que mataron a Breonna Taylor, la mujer afroestadounidense de 26 años de Kentucky; y suele hablar con frecuencia de la necesidad de desmantelar el racismo sistémico en el país.

Imagen de promo mostrando a Joe Biden y Donald Trump.

BBC
En estas elecciones presidenciales Trump se juega la reelección y Biden pasar de exvicepresidente a presidente.

En cuanto a la controvertida apuesta por “retirar la financiación” de la policía para derivar los fondos a programas sociales -un planteamiento al que se opone Biden-, Harris suele contestar con evasivas, pidiendo en su lugar “reinventar” el concepto de seguridad pública.

Harris ha considerado a menudo que su identidad la sitúa en una posición idónea para representar a aquellos en los márgenes de la sociedad.

Si ella y Biden consiguen llegar a la Casa Blanca, tendrá la oportunidad de demostrarlo.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4hw6wlscdUk

https://www.youtube.com/watch?v=QkzsUZOK6-0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.