La polémica entre MVS y el Gobierno federal
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La polémica entre MVS y el Gobierno federal

Un resumen del caso luego de las declaraciones del presidente de MVS, en las que afirmó que la Presidencia de la República le solicitó a su empresa que no se pronunciara contra la fusión de Iusacell y Televisa y que, según dijo, le solicitara que Carmen Aristegui ofreciera disculpas por sus comentarios sobre el presunto alcoholismo de Felipe Calderón
16 de agosto, 2012
Comparte

Joaquín Vargas, dueño de MVS. Foto: Cuartoscuro

Luego que  Joaquín Vargas, presidente de MVS, acusara ayer que la Presidencia de la República le solicitó a su empresa que no se pronunciara contra la fusión de Iusacell y Televisa y que, según dijo, le solicitara que la periodista Carmen Aristegui ofreciera disculpas por los comentarios que realizó sobre el presunto alcoholismo de Felipe Calderón, varias han sido las reacciones generadas por el caso.

En conferencia de prensa para difundir la postura de la empresa sobre la decisión del gobierno de “rescatar” las frecuencias que ahora tiene concesionadas MVS, Vargas consideró que el “rescate” de la banda 2.5 Ghz anunciado por parte del gobierno federal es una decisión que responde a intereses políticos y no a argumentos técnicos, así como que es falso el argumento de que esa banda esté subutilizada, como aseguran  las autoridades federales.

En reacción, la Presidencia de la República,  a través de un comunicado, rechazó “categóricamente” haber pedido la salida de Carmen Aristegui de MVS y, aseguró, que “esa decisión corresponde única y exclusivamente a MVS, no al Gobierno Federal”.

En ese documento Presidencia también señala que esta administración  “ha sido cabalmente respetuosa de la libertad de expresión y de la diversidad de opiniones en los temas públicos de interés”.

Aunque la primera reacción vino de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), cuyo titular, Dionisio Pérez-Jácome,  negó las acusaciones de MVS y aseguró que el gobierno dio a la empresa  todas las facilidades para utilizar las frecuencia 2.5 Ghz, que ahora pretende “rescatar” de manos de la firma propiedad de Vargas.

Pérez-Jácome acotó que lo que se le solicitó a MVS fue pagar la contraprestación y licitar parte del espectro, peticiones a las que, según el funcionario, no accedió la empresa de telecomunicaciones.

La segunda reacción fue la del  senador electo por el PAN, Javier Lozano, al declarar que Joaquín Vargas fue quien chantajeó y quiso negociar la concesión de la banda de 2.5 Ghz a cambio de la permanencia de la periodista Carmen Aristegui en su espacio radiofónico.

Vargas dijo en su conferencia de prensa que  Javier Lozano le había advertido que si  MVS recontrataba a Aristegui los iba a llevar la chingada, a lo que Lozano, acotó: “Es exactamente al revés. Él me dice, a título personal, como amigos que somos, que éramos desde 1995 ‘Fíjate que tengo una gran presión y si no tengo una respuesta pronta de Dionisio Pérez-Jácome, me veré obligado a recontratar a Carmen (Aristegui)’.

“Entonces le dije, ‘esto que estás haciendo, Joaquín, es un auténtico chantaje y no lo puedo permitir. Entiéndelo, con este gobierno no se chantajea, te sugiero que no sigas negociando como ficha de cambio, porque si no entonces sí te va a llevar la chingada.”

Por su parte, la empresa Televisa, la cual fuera aludida por el empresario al declarar que “ha manipulado datos hasta el grado de la mentira para engañar a la opinión pública”, emitió anoche un comunicado  en el que se deslindó de las declaraciones de  Vargas y dijo que es ajena a las discusiones entre la empresa de Vargas y el gobierno federal.

Además, dijo que ha desistido de litigar respecto al nuevo programa de licitaciones de frecuencias de televisión, con el objetivo de impulsar una mayor competencia, y aseguró que espera que MVS “se sume a una era de apertura, modernidad y competencia, en beneficio de los consumidores mexicanos”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Rusia y Ucrania: las imágenes satelitales que desmienten la versión rusa sobre la "masacre" en Bucha

Fotos satelitales de ese suburbio de la capital ucraniana parecen mostrar a los cuerpos encontrados en las calles de Bucha antes de que las tropas rusas se retiraran de la zona. Moscú dice que todo es una "puesta en escena" posterior a su repliegue.
5 de abril, 2022
Comparte

Imágenes satelitales de Bucha parecen mostrar que los cuerpos que yacían en las calles estaban ahí casi dos semanas antes de que las tropas rusas dejaran este lugar cercano a Kiev.

Una imagen del 19 de marzo, primero publicada por The New York Times y luego confirmada por la BBC, contradice las declaraciones del ministro de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov, de que las imágenes de los cuerpos que se han difundido en los últimos días son “una puesta en escena” posterior al retiro de las tropas rusas.

La imagen muestra lo que parecen ser cuerpos en la misma ubicación en la que fueron luego encontrados por las fuerzas ucranianas cuando recuperaron el control de este lugar al norte de Kiev.

Rusia ha dicho que las fotos y los videos tomados en Kiev son falsos, pero Ucrania ha lanzado una investigación en lo que considera crímenes por parte del ejército ruso.

Este domingo, la fiscal general ucraniana, Irina Venediktova, dijo que hasta el momento se habían encontrado 410 civiles muertos en Bucha, pero enfatizó que ésa no sería la cifra final ya que la búsqueda y el análisis de los cuerpos llevaría más tiempo.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos han registrado numerosos casos de asesinato, violación y otros serios crímenes en los territorios ocupados por las fuerzas rusas.

Pocos días después del inicio de la invasión rusa a Ucrania, un convoy de tanques y vehículos blindados rusos fue atacado por los ucranianos en Bucha y no pudo continuar con su avance.

Esto obligó a las tropas rusas a permanecer en este suburbio de la capital ucraniana hasta, al menos, fines de marzo.

Muchos civiles abandonaron el área, pero otros permanecieron en sus hogares.

Testigos dijeron que los soldados rusos no dejaron que los hombres pudieran salir de la ciudad a través de corredores humanitarios, y aquellos que intentaron escapar fueron baleados.

Periodistas y funcionarios que llegaron a la ciudad después del retiro del ejército ruso encontraron al menos 20 hombres muertos en las calles. Algunos tenían múltiples heridas, otros habían sido ejecutados a quemarropa. Muchos cuerpos habían sido claramente arrollados por tanques.

Este lunes la corresponsal de la BBC Yogita Limaye encontró otros cinco cadáveres de hombres en el sótano de una casa en Bucha, que habrían sido ejecutados con sus manos atadas a su espalda.

Fosa

Imágenes de satélites tomadas por la empresa Maxar el 31 de marzo revelan una fosa común de 14 metros cerca de la iglesia Apóstol San Andrés.

Maxar destaca que imágenes del 10 de marzo ya muestran movimiento de tierra en el lugar.

Habitantes de Bucha han dicho que los primeros cuerpos fueron enterrados ahí en las etapas iniciales de la guerra, cuando se disparaba a mansalva sobre todo aquello que se movía.

Se estima que el número de cuerpos enterrados ahí varía entre los 150 y 300.

El ministerio de Defensa ruso ha respondido sobre Bucha que “ningún habitante sufrió ninguna acción violenta”.

Rusia dice que sus tropas se retiraron el 30 de marzo, mientras que Ucrania dice que lo hicieron en las primeras horas del día 31.

El 1 de abril, un video fue publicado desde un auto que recorre la ciudad y que muestra cuerpos a los dos lados de la carretera.

Rusia afirma que son “falsos cuerpos muertos”.

Sobre esto: Rusia acusa a Ucrania de preparar ‘montajes’ de civiles muertos

En BBC comparamos la grabación del auto con imágenes de satélite de Bucha del 19 de marzo, cuando Rusia aún tenía el control.

Video a la izquierda e imágenes de satélite a la derecha.

BBC. Imágenes de Maxar.

Tanto a la izquierda (el video tomado tras la retirada rusa) como a la derecha (cuando los rusos aún ocupaban el lugar) se ven cuerpos en las mismas zonas de la carretera (en rojo en la imagen) y vehículos cercanos (en amarillo).

Este martes el representante de Rusia en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Vasily Nebenzya, rechazó las acusaciones de crímenes de guerra y dijo que existen “flagrantes inconsistencias en los sucesos mostrados por los medios ucranianos y occidentales”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gyrC55QhAPA&t

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.