Lastimarse para hacer trampa: cómo es el dopaje paralímpico
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Lastimarse para hacer trampa: cómo es el dopaje paralímpico

Científicos que controlarán a los atletas durante los Juegos Paralímpicos dicen que un tercio de los competidores con lesiones de médula pueden llegar a lastimarse a sí mismos para mejorar su desempeño.
31 de agosto, 2012
Comparte

Foto: Cuartoscuro

¿Romper tu propio dedo del pie para ganar una medalla paralímpica? ¿Sentarse sobre un objeto afilado o estrangular tus propios testículos?

Eso es trampa, pero los científicos que controlarán a los atletas durante los Juegos Paralímpicos dicen que un tercio de los competidores con lesiones de médula pueden llegar a lastimarse a sí mismos para mejorar su desempeño.

La práctica, llamada boosting (puede ser traducida como “empuje” o “estímulo”), tiene como objetivo incrementar la presión sanguínea y de esta forma ser más competitivo.

El boosting está prohibido por el Comité Internacional Paralímpico (IPC, por sus siglas en inglés), pero algunos investigadores creen que hay atletas que recurren a estos actos desesperados para competir a un mayor nivel.

“Han habido momentos en los que yo específicamente me di un buena descarga eléctrica en la pierna o en un dedo“, dice Brad Zdanivsky, un escalador cuadraplégico canadiense de 36 años que ha experimentado con boosting en el gimnasio.

“Eso hace que mi presión sanguínea pegue un salto y puedo levantar más peso o pedalear más duro, es efectivo”.

Un periodista británico con años de experiencia cubriendo Paralímpicos señala que él ha escuchado de atletas usando pequeños martillos para golpearse o romperse un dedo del pie”.

El objetivo es elevar no solo la presión sanguínea sino también el ritmo cardíaco.

Atajo

Cuando competidores sin ninguna discapacidad comienzan una actividad física exigente, como correr o nadar, la presión sanguínea y el ritmo cardíaco aumentan automáticamente. Atletas con lesiones medulares no obtienen esa respuesta de forma automática.

El boosting es un atajo para esa mayor presión sanguínea y la mejora del desempeño que viene con ella.

En términos médicos se la define como una inducción deliberada a una peligrosa condición común a los cuadriplégicos llamada disreflexia autonómica. Muchas actividades cotidianas que causan malestar, incluso algo tan trivial como quemarse con el Sol, puede disparar esta condición de forma natural.

Zdanivsky recurrió al boosting después de un accidente automovilístico en 1994 que destrozó su espina dorsal. Él no quiso que su condición le impidiera seguir con su pasión: escalar montañas.

“Traté diferentes formas de hacerlo. Uno puede dejar que la vejiga se llena, básicamente no ir al baño por algunas horas, y dejar que el dolor de tu vejiga lo haga”.

“Alguna gente que practica deportes lo hace recurriendo a un catéter para que la vejiga se llene, ésa es la forma más fácil la más común, y uno puede rápidamente deshacerse del dolor dejando salir la orina”.

“Yo fui un poco más allá, utilizando estímulos eléctricos en mi pierna, mi pie e incluso mis testículos”.

Pero el boosting tiene un precio.

“Uno puede tener un pico de presión que fácilmente te puede volar un vaso sanguíneo detrás del ojo o te cause una apoplejía cerebral”, admite Zdanivsky.

“Puede incluso detener tu corazón. Es muy desagradable, pero los resultados son difíciles de ignorar. El dicho es que los ganadores siempre piden la pelota. Así que no importa si es desagradable, logra resultados”.

¿Cuántos?

El IPC ha estado consciente de esta práctica por muchos años y elboosting ha sido prohibido desde 1994.

Pero increíblemente poca investigación científica se ha realizado para evaluar cuántos atletas están dispuestos a estas medidas extremas para mejorar su desempeño.

Un estudio realizado por el IPC durante los Juegos Paralímpicos de Pekín mostró que alrededor del 17% de los entrevistados admitieron utilizar el boosting. Algunos expertos piensan que la cifra real podría ser mayor.

¿Podría llegar al 30%?, le pregunté al doctor Andrei Krassioukov, un profesor asociado de la Universidad de British Columbia que se ha especializado en problemas de médula.

“Correcto, es posible”, me respondió.

“Como médico lo primero que te digo es que la gente quiere sentirse mejor, ellos se sienten mejor con su presión sanguínea alta. Pero lo segundo es el deseo de ganar, de competir en el mismo campo con otros atletas paralímpicos que tienen su presión sanguínea más alta”.

Mientras muchos atletas con lesiones de médula sufrirán de baja presión sanguínea, existe una variación considerable entre un individuo y otro.

“Existe todavía una desventaja entre los atletas paralímpicos que tienen una presión sanguínea normal y aquellos que no, y esto coloca a muchos de ellos en una situación inferior”, dice Krassioukov.

“Como médico entiendo perfectamente por qué los deportistas olímpicos hacen esto, pero como científico estoy horrorizado ante esta situación”.

Él cree que cambios en el sistema de clasificación podrían ayudar, por ejemplo, modificando el sistema de puntos para que equipos con un similar nivel de discapacidad compitan entre ellos en rugby y básquetbol sobre ruedas.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Sri Lanka: el presidente Gotabaya Rajapaksa huye del país en un jet militar en medio de protestas

La fuerza aérea del país confirmó que Rajapaksa viajó a las Maldivas con su esposa y dos agentes de seguridad, mientras las protestas continúan y se declaró el estado de emergencia en el país.
13 de julio, 2022
Comparte

El presidente Gotabaya Rajapaksa ha huido de Sri Lanka en un avión militar, en medio de una ola de protestas masivas, consecuencia de la aguda crisis económica que azota al país.

La fuerza aérea de la nación asiática confirmó este miércoles que Rajapaksa, de 73 años, se trasladó a las Maldivas con su esposa y dos agentes de seguridad.

El presidente permanecía escondido después de que una multitud irrumpiera en la residencia presidencial el sábado. Se había comprometido a renunciar al cargo este miércoles.

Una fuente le dijo a la BBC que no planea quedarse en las Maldivas, un grupo de islas en el Océano Índico, y que tiene la intención de viajar a otro país.

La huida del presidente pone a Sri Lanka en riesgo de caer en un vacío de poder, en un momento en que necesita un gobierno que funcione para intentar salir de la grave situación financiera en la que se encuentra.

Según la Constitución del país, es el primer ministro, Ranil Wickremesinghe, quien debe liderar el país si el presidente renuncia.

Pero Wickremesinghe también es impopular y un grupo de manifestantes logró entrar a su oficina este miércoles.

Según la periodista de la BBC Tessa Wong, quien se encuentra en el lugar, los terrenos de la oficina ministerial fueron invadidos por un grupo de manifestantes visiblemente contentos, muchos de ellos agarraban lo que encontraban a su paso.

Muchos gritaban desde los balcones frases de júbilo, tras enfrentarse a los policías armados que se encontraban en las puertas del recinto.

El sábado pasado, los manifestantes le prendieron fuego a su residencia privada, pero ni él ni su familia estaban allí.

El primer ministro también había dicho que renunciaría para dar paso a un gobierno de unidad, pero sin dar una fecha precisa.

Estado de emergencia

Tras la huida del presidente Gotabaya Rajapaksa, Wickremesinghe declaró el estado de emergencia en todo el país debido a las protestas.

Además, declaró un toque de queda en la Provincia Occidental, que incluye la capital, Colombo.

Los manifestantes llevan meses en las calles protestando por las consecuencias de la grave crisis financiera que atraviesa el país.

Sri Lankan anti-government protesters invade the president's office during a protest. Photo: 9 June 2022

Getty Images
Protesters took over the president’s official residence on Saturday

Actualmente Sri Lanka no tiene acceso a monedas extranjeras como el dólar o el euro para pagar por sus importaciones.

Estas incluyen comida, medicinas y combustibles.

En un intento por atajar la crisis, las autoridades implementaron una prohibición a la venta de gasolina y diesel a consumidores particulares, convirtiendo al país en el primero en tomar esta medida desde la década de los años 70.

Esto provocó el cierre de las escuelas en Sri Lanka.

También obligo a que las autoridades pidieran a los 22 millones de habitantes de la nación que trabajaran desde casa, en un momento en que la inflación alcanza el 30%.


Análisis de Anbarasan Ethirajan

Reportando desde Colombo para BBC News

Esto es una caída en desgracia para el presidente Gotabaya Rajapaksa, quien fue durante tanto tiempo una figura política tan importante en Sri Lanka.

Pocos esperaban que las cosas terminaran de esta manera.

Como exjefe de defensa, Rajapaksa supervisó las operaciones militares en la controvertida guerra contra los rebeldes Tigres Tamiles que terminó en 2009.

Lo acusan de abusos contra los derechos humanos durante aquella guerra y también de atacar a los disidentes, pero ha negado en repetidas ocasiones estas acusaciones.

La familia de Rajapaksa ha dominado la política de Sri Lanka durante dos décadas y, con un fuerte respaldo de la mayoría budista cingalesa, Gotabaya se convirtió en presidente en 2019.

Su huida representa una victoria para los manifestantes que salieron a las calles a expresar su enojo contra la mala gestión de la economía y el aumento del costo de vida.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=bRI5–UmHxo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.