Londres: 2.000 estudiantes en riesgo de ser deportados
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Londres: 2.000 estudiantes en riesgo de ser deportados

A la Universidad Metropolitana se le revocó la licencia para patrocinar a estudiantes que no pertenecen a la UE y no se le volverá a permitir que respalde solicitudes de visas británicas.
30 de agosto, 2012
Comparte

Las autoridades en Reino Unido le prohibieron a una universidad de Londres aceptar alumnos de países que no forman parte de la Unión Europea (UE), lo cual deja a más de 2.000 estudiantes extranjeros en riesgo de ser deportados, según informó una organización estudiantil.

A la Universidad Metropolitana se le revocó la licencia para patrocinar a estudiantes que no pertenecen a la UE y no se le volverá a permitir que respalde solicitudes de visas británicas.

El órgano de inmigración de Reino Unido, UK Border Agency (UKBA), indicó que la institución no resolvió “deficiencias graves y sistemáticas” que fueron identificadas hace seis meses.

Una comisión ha sido creada para ayudar a los estudiantes afectados por la decisión.

La pérdida de la licencia no sólo le impide a la universidad, que tiene 30.000 estudiantes, aceptar nuevos postulantes, sino que podría afectar a miles de estudiantes que ya están cursando sus estudios en esa institución.

El sindicato nacional de estudiantes (NUS, por sus siglas en inglés) indicó que la decisión podría significar que más de 2.000 estudiantes sean deportados en 60 días, al menos que puedan encontrar otra institución que patrocine sus aplicaciones de visa.

Supendida

“Las implicaciones de esta revocatoria son enormemente significativas, y la universidad ha comenzado a manejar el caso”, dice una declaración publicada en el sitio web de la universidad el miércoles.

“Nuestra prioridad absoluta son los estudiantes, tanto actuales como futuros, y la universidad cumplirá con todas sus obligaciones para con ellos”, añadió.

Aunque ha habido decisiones similares, ninguna otra universidad ha perdido completamente el poder de reclutar estudiantes extranjeros.

El sindicato estudiantil le expresó al primer ministro David Cameron y la ministra del Interior, Theresa Mayo, su “disgusto por la manera en que se han estado tomando decisiones en semanas recientes, y los efectos potencialmente catastróficos en la educación superior”.

“Esto creará pánico y desilusión entre los estudiantes, no sólo en la universidad Metropolitana sino en todo el país”, añadió el presidente del NUS, Liam Burns.

Burns pidió a los políticos recordar que la educación superior es una “industria de exportación exitosa” para el Reino Unido, algo que puede ponerse en peligro si continúa “la actitud de sospecha hacia los estudiantes internacionales”.

Un portavoz del UKBA insistió en que se trataba de un caso puntual, en el que la casa de estudios no había solucionado los problemas hallados con el manejo de los estudiantes internacionales, que salieron a flote en una auditoría efectuada hace varios meses.

El organismo dijo que había venido trabajando con la institución educativa para resolverlos, pero que en otra revisión llevada a cabo sobre una muestra de casos el mes pasado no se verificó progreso en la materia.

Irregularidades

Aunque el UKBA no especificó cuáles eran los problemas que habían causado la suspensión de la licencia, el ministro para Inimigración, Damian Green, dijo en una entrevista con la BBC que más la universidad había resultado ser un patrocinador “muy, muy deficiente”, porque más de la cuarta parte de los estudiantes de la muestra no tenían permiso para permanecer en el país.

Green añadió que una “proporción significativa” de estudiantes no tenían un buen nivel de idioma inglés, y que no había pruebas de que estuvieran asistiendo a las clases.

El funcionario señaló que sólo violar una de estos tres requisitos era algo serio, pero que en el caso de la universidad Metropolitana se encontraron irregularidades relativas a todos ellos.

“Lo que encontramos fue una falla sistemática, que pone en entredicho la capacidad de la universidad para actuar como patrocinador y dar confianza a los mismos estudiantes”, dijo.

Ciertas visas estudiantiles en el Reino Unido le dan derecho a sus poseedores a trabajar tiempo parcial (de diez a 20 horas a la semana, dependiendo de ciertas circunstancias). Esto ha sido objeto de críticas por quienes consideran que le abre una puerta al Reino Unido a personas cuya objetivo último no es estudiar.

Algunos casos

Entre las personas afectadas se encuentra María Paz Ramírez, una estudiante peruana que había ganado una beca parcial para hacer un MBA (Master en Administración de Empresas) en la universidad Metropolitana.

“Tengo que aplicar por una nueva beca, y estoy tratando de averiguar cómo recuperar las 3.000 libras (unos US$4.500) de depósito que ya había pagado”, le dijo a la BBC.

“Mis padres y yo estamos extremadamente preocupados”, dijo, por su parte, Danish Ashraf, un estudiante de Arabia Saudita que acaba de completar su primer año de estudios con éxito.

“No sé si otra universidad me aceptará para un segundo año, y me parece que no tiene sentido hacer el primero otra vez. Gasté entre 10.000 y 11.000 libras el año pasado (entre US$15.000 y 17.000) y no tenía idea de que esto iba a pasar”, dijo, en conversación con la BBC.

Abihimanyu Agarwal, de India, dijo haber escogido el Reino Unido por su “renombre mundial” y que nunca pensó en aplicar en otras universidades del mundo.

Ahora le preocupa que ninguna casa de estudios lo acepte, pues la fecha tope para postularse a cualquier curso “terminó hace mil años”.

“La decisión del UKBA no es una buena señal”, opinó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Cómo llegó a Líbano la carga de nitrato de amonio que causó la devastadora explosión

Antes de dejarse en un almacén del puerto de Beirut durante 6 años el nitrato de amonio que causó la explosión tenía un destino muy distinto.
6 de agosto, 2020
Comparte
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

EPA
El MV Rhosus llegó a Beirut en 2013 con las 2.750 toneladas de nitrato de amonio.

¿Cómo llegaron al puerto de Beirut las 2,750 toneladas de nitrato de amonio?

Esa es la pregunta que muchos se hacen desde que el presidente de Líbano, Michel Aoun, señalara al nitrato de amonio que llevaba seis años en el puerto de la capital en la explosión que dejó al menos 137 muertes y más de 5,000 heridos.

Y las miradas se han puesto en un hecho acontecido en 2013, cuando un barco arrendado por un ruso y con bandera de Moldavia atracó de emergencia en Beirut por problemas técnicos.

El gobierno no ha dicho que ese sea el origen del nitrato de amonio de la explosión, pero el barco transportaba, precisamente, la cantidad de 2,750 toneladas que fueron confiscadas por las autoridades libanesas.

Imagen del puerto de Beirut tras la explosión.

Getty Images
2,750 toneladas de amonio estuvieron almacenadas en el puerto de Beirut durante seis años.
beirut

BBC

El nitrato de amonio es un compuesto que puede ser utilizado como fertilizante pero también en la fabricación de explosivos.

Si no se almacena en las condiciones adecuadas, como parece ser el caso de lo que había en la capital libanesa, puede resultar muy peligroso.

A pesar de que el director general de Aduanas, Badri Daher y el encargado del puerto, Hassan Koraytem, advirtieron en repetidas ocasiones sobre el peligro que suponía mantener el nitrato de amonio sin las medidas de seguridad requeridas, su llamamiento fue ignorado.

Mientras que la pregunta sobre por qué se descuidó el nitrato de amonio durante seis años parece ser la clave de la investigación, al menos comienza a dilucidarse de dónde pudo proceder el compuesto.

Cómo acabó el nitrato de amonio en el puerto de Beirut

Las 2,750 toneladas de nitrato de amonio que investiga el gobierno libanés es la misma cantidad que las autoridades confiscaron a un buque de carga llamado MV Rhosus en 2013.

El MV Rhosus llevaba la bandera de Moldavia y transportaba el nitrato de amonio desde Georgia hasta Mozambique, pero sufrió problemas técnicos durante la travesía y tuvo que parar en Beirut.

rHOSUS

Reuters
En 2014, los tripulantes del Rhosus protestaron por haber sido retenidos en Beirut.
Rhosus

EPA
El Rhosus llegó a Beirut navegando con bandera de Moldavia.

Una vez allí, la nave fue inspeccionada por las autoridades libanesas y se le prohibió reemprender la ruta por no pagar las tarifas portuarias correspondientes, de acuerdo a un reporte de 2015 de Shiparrested, una red de abogados que gestiona asuntos legales de buques de carga.

El antiguo capitán de ese buque, el ruso Boris Prokoshev, fue entrevistado esta semana por la cadena rusa Radio Libertad de Siberia.

Según Prokoshev, la nave pertenecía al ciudadano ruso Igor Grechushkin, el cual se desentendió del asunto y no respondió al llamado de tripulantes y abogados para pagar las tarifas y continuar con la travesía.

Algunos de los tripulantes que iban en el barco fueron liberados, pero el capitán Prokoshev, otro ciudadano ruso y tres ucranianos fueron retenidos.

Ruta del Rhosus antes de llegar a Beirut.

BBC

Posteriormente, la carga de nitrato de amonio fue confiscada por las autoridades y trasladada a un contenedor del puerto por motivos de seguridad.

Shiparrested, que gestionó la liberación de los cuatro tripulantes retenidos, publicó que “la embarcación había sido abandonada por sus dueños”.

“Los esfuerzos por ponerse en contacto con los dueños y arrendatarios del barco así como con los compradores de la mercancía para pagar las tasas no fructificaron”, reportaron los abogados.

Prokoshev sostiene que Grechushkin aún le debe dinero a él y los tripulantes por los servicios prestados. Sin embargo, sus demandas no han tenido éxito porque este ya no reside en Rusia.

El antiguo capitán también aseguró en la entrevista con Radio Libertad que el barco estaba dañado por falta de mantenimiento y que se hundió después de haber sido liberados.

La BBC intentó ponerse en contacto con Grechushkin, pero no obtuvo respuesta.

Por qué nunca se movió el nitrato de amonio del puerto de Beirut

Desde el servicio árabe de la BBC, señalan que dar respuesta a esa pregunta es la clave a la hora de dirimir responsabilidades.

Según Nidale Abou Mrad, periodista de la BBC, muchos libaneses culpan a la corrupción y falta de liderazgo del país, un problema que llevan denunciando desde hace años.

Por su parte, el presidente Aoun prometió que se llevaría a cabo una investigación transparente.

El encargado general del puerto, Hassan Koraytem, y el director de aduanas libanesas, Badri Daher, insisten en que avisaron del peligro del nitrato de amonio almacenado pero que se les ignoró constantemente.

Bomberos buscan desaparecidos entre los escombros.

Getty Images
A la explosión siguió una frenética búsqueda de desaparecidos.
Barco destrozado en el puerto de Beirut.

Getty Images
El puerto de Beirut quedó devastado tras la explosión.

“Requerimos que fuera reexportado pero no ocurrió. Dejamos que los expertos e involucrados determinen por qué”, dijo Daher a la cadena libanesa LBCI.

De acuerdo a documentos oficiales, los funcionarios de aduanas enviaron cartas al sistema judicial buscando una solución hasta seis veces entre 2014 y 2017.

A causa de la investigación, el gobierno anunció este miércoles que se había puesto en arresto domiciliario a los encargados de vigilar el nitrato de amonio en el puerto.

Y el Consejo Superior de Defensa de Líbano ha prometido que los responsables se enfrentarán al “máximo castigo posible”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.