Londres 2012: Colombia, potencia olímpica latinoamericana
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Londres 2012: Colombia, potencia olímpica latinoamericana

Colombia festeja tras ganar su primera medalla de oro en Londres. Mariana Pajón, la bicicrocista, cumplió con las expectativas ganando la final del bicicross/BMX.
Por Arturo Wallace BBC Mundo Bogotá
10 de agosto, 2012
Comparte

Colombia entera soñaba con una medalla de oro para Mariana Pajón y la bicicrocista cumplió con las expectativas ganando la final del bicicross/BMX.

La presea dorada le pone, literalmente, un broche de oro a la participación colombiana en Londres 2012, donde gracias al bronce obtenido el jueves por la luchadora Jackeline Rentería el país suramericano llegó a seis medallas, duplicando así la mejor cosecha de su historia (Múnich 1972).

Minutos despúes Carlos Mario Oquendo completó una jornada histórica para Colombia al ganar la medalla de bronce en la final de bicicross/BMX masculina.

La de Oquendo es la octava presea en Londres 2012.

Hasta la cosecha de Pajón y Oquendo del viernes, Colombia marchaba detrás de Venezuela y República Dominicana en la tabla de los países latinoamericanos, aunque en medallas latinoamericanas totales se refiere, Colombia solamente era superada por Cuba y Brasil.

El colombiano Rigoberto Urán fue el primer colombiano en ganar una medalla en Londres.

Y el país andino puede presumir además de haber obtenido todas sus preseas en competiciones diferentes: ciclismo, levantamiento de pesas, judo, triple salto, taekwondo y lucha libre.

Lo que significa para muchos que ya merece ser considerado como una potencia deportiva regional.
La receta de este éxito es, según el director de Coldeportes, Andrés Botero, resultado del aumento del financiamiento público a la actividad deportiva en el país.

Pero el catalizador hay que buscarlo en una gloriosa noche de competencia de hace casi doce años: la de la coronación de María Isabel Urrutia como campeona olímpica de levantamiento de pesas en la categoría de 75 kilogramos; hasta el momento, la única medalla de oro olímpica en la historia del país.

El ejemplo de María Isabel

“A partir del año 2000 se cambian las condiciones en Colombia. Primero, los compañeros deportistas se dieron cuenta de que se podía hacer las cosas, entrenando y sacrificándose”, le dijo Urrutia a BBC Mundo.

“Además, anteriormente uno hacia el deporte en Colombia porque le gustaba, no porque podía vivir de él. Y a partir de ahí han venido unos incentivos deportivos en el país”, explicó.

El colombiano Oscar Figueroa compite en la división de 62 kilos del levantamiento de pesas el lunes, 30 de julio de 2012, en Londres. Consiguió la plata.

El triunfo deportivo de Urrutia la catapultó al Congreso de la República, desde donde apoyó varias reformas legislativas orientadas a garantizar mayores recursos para la práctica del deporte en Colombia.

Pero según Juan Diego Ramírez, periodista deportivo del diario El Espectador, su trayectoria también sirvió para inspirar a toda una nueva generación de deportistas colombianos.

“Desde entonces los deportistas han tratado de seguir sus pasos, de que el deporte sea un recursos para sacar adelante a sus familias”, explicó.

No en balde, como también reconoce Botero, los resultados deportivos de Colombia empezaron a mejorar sensiblemente a partir del año 2000.

“Hemos ido mejorado en todas las etapas del ciclo olímpico, tantos juegos bolivarianos, centroamericanos, suramericanos, panamericanos y olímpicos, hasta llegar a tener a 104 atletas clasificados para los juegos de Londres 2012”, dijo el director de Coldeportes.

“Es el resultado de un proceso que se ha emprendido en Colombia desde hace muchos años, de un proceso serio, con colaboración de los gobiernos respectivos, con un impuesto a la telefonía celular que ha servido para apoyar al deporte nacional”, agregó.

Financiamiento y talento

Ese impuesto, equivalente al 4% de la factura de telefonía celular, financia buena parte de los programas de Coldeportes y el Comité Olímpico Colombiano desde 2006.

“Parte del dinero va a la infraestructura, va al deporte de base, va a la parte social”, le dijo Botero a BBC Mundo.

La colombiana Yuri Alvear celebra después de vnecer a la china Chen Fei para ganar la medalla de bronce en el judo de mujeres de menos de 70 kilogramos en los Juegos Olímpicos de Londres, el miércoles 1 de agosto de 2012.

“Pero tenemos un plan ‘Altius’ dedicado a los deportistas que están en los primeros puestos a nivel mundial y lógicamente que a esos les damos un poquito más de apoyo”, explicó el directivo, quien estimó en US$25 millones lo invertido por Colombia en el deporte de élite camino a Londres 2012.

En algunos casos, como pesas, salto triple y judo, los recursos han ayudado a traer del extranjero a entrenadores de muy alto nivel.

Pero el éxito deportivo de Colombia también se basa en la gran cantidad de talento natural que existe en el país.

“Aquí hay personas de muy buenas condiciones físicas, aquí el deportista es silvestre”, dijo María Isabel Urrutia.

“Ese por ejemplo es el caso de Jackeline (Urrutia, medalla de plata en triple salto). Es una niña del Urabá antioqueño. Usted no encuentra ahí personas bajitas, son de contextura gruesa y altos, pueden servir para muchos deportes”, ejemplificó.

“Hay otro componente importante, y es que mucho de (los deportistas ganadores de medalla) han salido de la pobreza”, sostiene sin embargo Juan Diego Ramírez, de El Espectador.

“Es el caso de Oscar Figueroa que nació en Zaragoza, Antioquia, donde hubo pobreza y violencia, al igual que Rigoberto Urán que es de Urrao, Antioquia; la misma Caterine Ibarguen que prácticamente nació en medio de la pobreza, aguantando hambre”, le dijo Ramírez a BBC Mundo.

“Digamos que esos elementos hacen que estar personas tengan mucho dese de triunfo, no tanto por alcanzar la gloria y quedar en la historia, sino por sacar adelante a sus familias”, explicó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Ketanji Brown Jackson: quién es la primera mujer negra en llegar a la Corte Suprema de EE.UU.

La jueza de 51 años fue confirmada este jueves por el Senado de EE.UU. para ocupar un puesto en el máximo tribunal del país. ¿Quién es Ketanji Brown Jackson?
Getty Images
7 de abril, 2022
Comparte

Ketanji Brown Jackson hizo historia este jueves.

Con 53 votos a favor, la jurista de 51 años se convirtió en la primera mujer afroestadounidense en ser nombrada jueza de la Corte Suprema de Estados Unidos.

Los demócratas y tres republicanos del Senado votaron a favor de su nombramiento luego de que el pasado febrero el presidente de EE.UU., Joe Biden, la nominara para reemplazar al juez Stephen Breyer, quien anunció su retiro.

“En esta votación, los ‘sí’ son 53, los ‘no’ 47. Y esta nominación es confirmada”, dijo la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, quien asumió su función de presidenta del Senado en la sesión.

La mayoría demócrata aplaudió y ovacionó el resultado. Chuck Schumer, el líder de la mayoría, lo calificó como un “día jubiloso” para Estados Unidos.

La senadora por Alaska Lisa Murkowski, una de los tres republicanos que votaron a favor de la jueza Jackson, dijo que su decisión era, en parte, una señal de “rechazo a la corrosiva politización” en torno a los procesos de confirmación.

La nueva magistrada “aportará a la Corte Suprema una experiencia en tribunales que pocos pueden equiparar dado su historial en litigios”, añadió Murkowski.

En 233 años de historia de la Corte Suprema, es la tercera persona de la comunidad negra en sentarse en el máximo tribunal del país, después de los jueces Thurgood Marshall (fallecido en 1993) y Clarence Thomas (actualmente en el cargo).

Con la llegada de Jackson, la composición de la Corte Suprema -clave en muchas decisiones del país- quedará con una representación de seis jueces conservadores y tres progresistas, incluida Jackson entre estos últimos.

El origen de Ketanji Brown Jackson

Al nominarla para la Corte Suprema, el presidente Biden dijo que Jackson es “una de las mentes legales más brillantes de la nación”. Su trayectoria es amplia.

Nacida en Washington DC en 1970, creció en Miami en los años en los que aún había efectos de la segregación racial en el sureste del país.

Ketanji Brown Jackson

Getty Images

“Mis padres me enseñaron que, a pesar de las muchas barreras que tuviera que enfrentar al crecer, si trabajaba duro y creía en mí misma y en Estados Unidos, podría hacer cualquier cosa o ser cualquier cosa que yo quisiera ser”, dice Jackson.

“Fue mi padre quien me inició en este camino. Cuando yo era niña, lo vi estudiar y se convirtió en mi primer ejemplo profesional”.

En la escuela secundaria fue campeona de debate y presidenta de su clase.

Jackson posee dos títulos de la Universidad de Harvard, institución a la que ingresó con solo otros tres compañeros afroestadounidenses.

“En esos primeros momentos en los que te preguntas si perteneces, ella fue el ancla. Luego se aseguró de que todos lo fuéramos. Ella es la que se convirtió en el cimiento de todos nosotros”, dice su excompañera Lisa Fairfax.

En esa época conoció a su esposo, Patrick Jackson, que era estudiante de medicina de Columbia y proviene de una familia blanca de Boston.

Su carrera

Jackson actualmente forma parte del influyente Tribunal de Apelaciones de EE.UU. para el circuito de DC.

Previamente estuvo en la defensa pública, lo que la convierte en la primera jueza de la Corte Suprema en haber sido abogada pública ante los tribunales.

Joe Biden y Ketanji Brown Jackson

Getty Images
Jackson fue nominada por el presidente Joe Biden.

En 2012, el entonces presidente Barack Obama nominó a Jakcson como jueza del tribunal de distrito de DC. Durante los ocho años que pasó ahí escribió más de 500 opiniones.

Entre ellas, dictaminó que Donald F McGhan II, el exabogado de la Casa Blanca del presidente Donald Trump, tenía que testificar en la investigación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones de EE.UU.

Al ser nominada, la jueza Jackson habló de su familia y sus mentores legales y modelos a seguir.

Dijo que al trabajar como secretaria del juez Breyer (al que sustituye) de 1999-2000, aprendió lo que se necesitaba para ese cargo: “el más alto nivel de habilidad e integridad, civilidad y gracia”.

La jueza Jackson también habló brevemente sobre su enfoque de la ley: “He sido juez durante casi una década y me tomo muy en serio esa responsabilidad y mi deber de ser independiente”.

“Decido los casos desde una postura neutral. Evalúo los hechos, interpreto y aplico la ley a los hechos del caso que tengo ante mí, sin temor ni favoritismo, de conformidad con mi juramento judicial”.

Senadores republicanos

EPA
La mayoría de los republicanos optó por rechazar la nominación de Jackson.

Pero, durante las 30 horas de audiencias de confirmación, muchos republicanos consideraron que hubo fallas en sus decisiones pasadas.

La criticaron por no responder si se deberían agregar escaños a la Corte Suprema (algo que rechazan los republicanos) y por no querer definir el término “mujer”. También la acusaron de indulgencia en casos de pornografía infantil.

Sin embargo, los demócratas dijeron que tiene “todas las credenciales” para el máximo cargo al que fue confirmada.

Casos polémicos

Algunas de las decisiones en su carrera judicial fueron repasadas en las audiencias de confirmación.

El senador Dick Durbin se refirió a acusaciones de que “tiene un patrón de dejar libres a los delincuentes de pornografía infantil”.

Fue señalada por haber dado sentencias “indulgentes” a procesados y abogar por reducir sus penas cuando fue vicepresidenta de la Comisión de Sentencias de EE.UU., que asesora al Congreso sobre las pautas federales de sentencias.

Las afirmaciones son engañosas, según varios sitios de verificación de hechos.

“Nada podría estar más lejos de la verdad”, dijo Jackson, quien eludió las críticas a sus sentencias que en ocasiones estuvieron por debajo de las pautas emitidas por el Congreso, pero no muy diferentes a las de otros jueces.

Optó por hablar del daño causado por los delincuentes sexuales y de las vidas que habían sido destrozadas Describió la gama de castigos que los procesados recibieron a través de sus fallos.

Senadores republicanos

EPA

Otro de sus momentos cuestionados fue haber sido defensora pública de detenidos de Guantánamo.

Los republicanos criticaron que hubiera dado “servicios legales gratuitos para ayudar a los terroristas a salir” de la prisión militar.

La jueza dijo que a los defensores públicos se les asignan casos y no eligen a quién representar, y que todos los acusados tienen “derecho a representación y a ser tratados de manera justa” bajo el sistema de justicia de EE.UU.

Pero reconoció que defender a los detenidos significaba, a veces, ayudar a liberar a personas que luego estaban en contra de los intereses estadounidenses.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=gyrC55QhAPA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.