Londres 2012: cuando las atletas se esfuerzan… para no ganar
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Londres 2012: cuando las atletas se esfuerzan… para no ganar

Las autoridades olímpicas descalificaron a dos parejas surcoreanas, una china y otra indonesia, a quienes se les encontró culpables de jugar a perder, con el objeto de manipular sus partidos de la siguiente etapa.
Por Raúl Fain Binda BBC
1 de agosto, 2012
Comparte

El escándalo del bádminton ha puesto en entredicho, una vez más, los alcances de la deportividad en competiciones en las que la victoria no parece admitir barreras… como sería el caso, al parecer, de los Juegos Olímpicos.

Las autoridades olímpicas descalificaron a dos parejas surcoreanas, una china y otra indonesia, que cometieron numerosos errores básicos durante dos partidos jugados el martes.

Se las encontró culpables de jugar a perder, con el objeto de manipular sus partidos de la siguiente etapa. Las delegaciones de Indonesia y Corea del Sur han apelado, mientras que la de China está investigando por su cuenta.

A simple vista, todo parece muy simple: si un deportista no se esfuerza al límite de su capacidad, no es un verdadero deportista, sino un oportunista, o en el peor de los casos un tramposo, y debe ser sancionado.

Pero el asunto no es tan sencillo: el análisis se escurre y cambia de dirección, como en el mismo bádminton, donde un raquetazo a la “pluma” (ver columna al costado) no garantiza que el endiablado objeto vaya donde se quiere.

Esfuerzos controlados

En primer lugar, tengamos en cuenta que la competición también está hecha de esfuerzo controlado, de la administración de ese esfuerzo, en vez de un despliegue mecánico de energías, como si el atleta fuera una máquina.

Esto resultó evidente durante la carrera de ciclismo que inauguró los juegos, cuando los ciclistas británicos, que se habían lucido pocos días antes en el Tour de Francia, fueron superados tácticamente por sus rivales, que los forzaron a desgastarse cara al viento, protegiendo en vano a su líder, Mark Cavendish.

En vez de correr a toda velocidad todo el tiempo, los ciclistas eligen cuándo y cómo emplearán sus esfuerzos. Y esto no escandaliza, porque así es el juego.

También es habitual, o relativamente habitual, que en ciertos deportes como el fútbol un jugador o un equipo no se esfuercen al máximo porque ya están clasificados para la etapa siguiente, o porque quieren (atención, porque esto es importante) enfrentar luego a un adversario más débil.

Esto provoca a veces la indignación de los perjudicados, pero los demás no se hacen mucha mala sangre… siempre que el espectáculo no haya sido grotesco.

Recordemos, en este sentido, las famosas “órdenes de equipo” en el automovilismo, para que un piloto deje adelantar a su compañero (el preferido del equipo), o las “tarjetas amarillas” que los futbolistas en Liga de Campeones fuerzan para quedar “limpios” en los partidos más exigentes que se avecinan.

Razón del escándalo

¿Por qué, entonces, escandaliza tanto que estas jugadoras de bádminton no se hayan esforzado al máximo?

Por la sencilla razón de que fueron partidos en que todas las participantes, las cuatro parejas, hicieron esfuerzos para perder, y el resultado, ahora sí, fue grotesco, porque resultó evidente que eran partidos para perder, no ganar.

Entre las motivaciones de por lo menos dos de las cuatro parejas (la china y una coreana) también estuvo el deseo de no enfrentar en la siguiente ronda a parejas compatriotas, reservando los choques para la final… si llegaban a ella.

Una cosa es que un competidor no se esfuerce al máximo, algo casi imposible de medir (puede no estar en su día, o enfermo), y otra es que los dos rivales en un evento deportivo compitan en su determinación de no ganar.

¿Cómo ha sido posible tal cosa?

Sistema round-robin

Torsten Berg, juez del partido.

En el mundillo del bádminton se atribuye esto a la decisión de las autoridades olímpicas de utilizar esta vez un sistema de round-robin en vez del habitual de eliminación.

En el sistema de round-robin, cada participante enfrenta a todos los demás. Las cuatro parejas descalificadas ya estaban clasificadas para la ronda siguiente, y como no tenían necesidad de ganar se podían dar el lujo (así lo creyeron) de perder un partido que, para ellas, era de mero compromiso.

En circunstancias normales no habría escándalo: la pareja que quiere perder, pierde, y la otra agradece el hecho de no tener que esforzarse mucho para ganar.

Pero lo importante es guardar las apariencias, como se decía de la mujer del César, que no sólo debía ser virtuosa sino parecerlo… y el énfasis estaba en esto último.

En los casos que nos ocupan, el espectáculo indignó al público. El árbitro Thorsten Berg estaba tan escandalizado que llegó a mostrar la tarjeta negra de la descalificación, que retiró de mala gana ante la reacción de las jugadoras.

La reacción en China

Entre las descalificadas está la pareja china formada por Yu Yang y Wang Xiaoli, favorita del torneo, lo cual alentará las sospechas de una conjura de los organizadores con el periodismo y los rivales deportivos y políticos de China.

Ante esto, conviene señalar que los mismos chinos, antes de conocerse la descalificación, habían debatido el comportamiento de las atletas.

El servicio chino de la BBC nos ha pasado un resumen de las reacciones más comunes en el foro de Sina Weibo, un popular sitio social chino.

En contra de las atletas:

-Si compites, debes hacerlo al máximo. ¿qué se ha hecho del espíritu olímpico?; esto es fruto de una cultura en que la medalla de oro es todo; estas jugadoras lamentarán para siempre lo que han hecho; líderes, dejad de adorar las medallas de oro.

A favor:

-Es el Comité Olímpico el que fija las reglas; por supuesto que apoyamos el uso de tácticas flexibles; todos deben luchar por su país; en las rondas preliminares nadie se esfuerza al máximo, ¿habrá que descalificarlos también?; si queremos ganar oro, debemos evitar enfrentar a otros chinos antes de la final.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué prueban la aspirina en un tratamiento contra el cáncer de mama agresivo

Científicos en Reino Unido están realizando pruebas para ver si se puede replicar en humanos los resultados alentadores que el fármaco ha tenido en animales.
20 de agosto, 2021
Comparte

Beth Bramall dice que “no hay cáncer fácil”, pero el de mama triple negativo es “particularmente agotador”.

La británica fue diagnosticada en 2019 y le dijeron que hay “pocas opciones de tratamiento” para ese tipo, y las que hay son “largas y debilitantes”.

“Me derrumbó, con efectos secundarios de pérdida de cabello, náuseas, dolor articular y muscular, diarrea y estreñimiento, ardor en palmas y pies, migrañas, sudores nocturnos y fatiga como nunca antes había conocido”, cuenta la mujer de Hampshire, en el sur de Inglaterra.

“Tengo la suerte de haber tenido una respuesta patológica completa al tratamiento… Y tengo más de dos años de tratamientos y exploraciones por delante”, explica.

Para este tipo de cáncer, científicos en Reino Unido están investigando el impacto positivo que puede tener un fármaco muy común: la aspirina.

Un equipo en Manchester está realizando pruebas para ver si se puede replicar en humanos los resultados alentadores que ha tenido en animales.

Beth Bramall

Breast Cancer Now
Beth Bramall fue diagnosticada en 2019 con cáncer de mama triple negativo.

Pero ¿por qué una píldora que ayuda para la jaqueca podría también ayudar en el tratamiento contra el cáncer?

La píldora antiinflamatoria

La aspirina puede ayudar en el tratamiendo del cáncer de mama agresivo al hacer que los tumores difíciles de tratar respondan mejor a los medicamentos contra el cáncer, según los investigadores.

Sospechan que las propiedades antiinflamatorias del fármaco, más que su efecto analgésico, es lo que ayuda a combatir el cáncer de mama triple negativo.

Pero es demasiado pronto para recomendar a las personas que empiecen a tomarlo. Se necesita más investigación.

El cáncer de mama triple negativo es uno de los menos comunes, pero a menudo resulta más agresivo. Afecta de manera desproporcionada a mujeres jóvenes y en particular las de la comunidad negra.

Los tumores que genera carecen de receptores que tienen otros cánceres de mama, lo que significa que ciertos tratamientos, como herceptin, no funcionan.

Una mujer sostiene tabletas

Getty Images
La aspirina es un fármaco de amplio acceso en el mundo, resaltan las investigadoras.

En una prueba a realizarse en Reino Unido, a algunas pacientes se les administrará aspirina y avelumab, un fármaco de inmunoterapia, antes de recibir cirugía y tratamiento de quimioterapia.

Si los médicos ven evidencia favorecedora podrían realizarse más ensayos clínicos de aspirina y avelumab para el cáncer de mama triple negativo secundario incurable, que es la etapa cuando las células cancerosas se diseminan a otras partes del cuerpo.

“Muy disponible”

La directora de la prueba, la doctora Anne Armstrong, dice que “no todos los cánceres de mama responden bien a la inmunoterapia”, por lo que encontrar alternativas es muy valioso.

“Probar el uso de un fármaco como la aspirina es emocionante, porque está muy disponible y es económico de producir“, señala.

“Esperamos que nuestro ensayo demuestre que, cuando se combina con inmunoterapia, la aspirina puede mejorar sus efectos y, en última instancia, puede proporcionar una nueva forma segura de tratar el cáncer de mama”.

Rebecca Lee, otra médica en la investigación, dijo que sus hallazgos de laboratorio sugirieron que la aspirina puede hacer que ciertos tipos de inmunoterapia sean más efectivos al evitar que el cáncer produzca sustancias que debilitan la respuesta inmunitaria.

“Esperamos que la aspirina pueda reducir la inflamación grave para que el sistema inmunológico pueda continuar con la tarea de matar las células cancerosas”.

*Con información de Michelle Roberts, editora de Salud de la BBC.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=OPBtbIkRIUc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.