Londres 2012: superar el dolor del esfuerzo haciendo más ejercicio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Londres 2012: superar el dolor del esfuerzo haciendo más ejercicio

El entrenamiento intensivo le enseña al cuerpo a utilizar el ácido láctico como fuente de combustible equiparable a los carbohidratos que se almacenan en el tejido muscular o el azúcar en la sangre.
13 de agosto, 2012
Comparte

En los últimos años se ha hecho habitual la imagen de remeros que colapsan tras haberlo entregado todo en su persecución por el oro, atletas que se tambalean tras pasar la línea de meta o ciclistas a los que no les queda fuerza alguna en las piernas.

¿Qué pasa cuando estos deportistas de elite colapsan tras el esfuerzo? ¿Se puede responsabilizar por el agotamiento a una acumulación de ácido láctico en los músculos, tal como mucha gente asume?

A menudo se recurre al ácido láctico para describir el dolor que se siente durante un ejercicio extenuante y se lo señala como causante del posterior dolor de músculos, calambres y fatiga.

Pero el doctor Steve Ingham, jefe de fisiología en el Instituto Inglés del Deporte, asegura que el ácido láctico tiene mala prensa.

“Es una consecuencia natural del entrenamiento fuerte. Pero no es lo que causa el dolor. Eso son los nervios, que reaccionan porque los músculos están trabajando duro”, sostiene.

El ácido láctico es un subproducto que surge cuando los músculos emplean carbohidratos para crear energía para el ejercicio físico. El ácido se rompe en iones de hidrógeno y lactato, y son dichos iones los que producen dolor.

Ingham añade que “hacen que la situación sea incómoda y le están pidiendo al cuerpo que se detenga”.

Trabajar más duro

Mientras que una persona normal quizá deje de correr en la calle al sentir este dolor, un atleta de elite demostrará mucha mayor resistencia.

El doctor Tom Saw, médico deportivo en Milton Keynes que ha trabajado estrechamente con el equipo de remo británico, dice que esto se debe a su entrenamiento.

“Los atletas pueden hacer más ejercicio antes de que los productos resultantes de la ruptura química por el metabolismo empiecen a causar problemas.

“Pueden trabajar más duro durante más tiempo para producir la misma cantidad de lactato en la sangre y sobrellevarlo mejor”.

En deportistas de elite, el ácido láctico empieza a acumularse cuando se están ejercitando a un 80 o 90% de su ritmo cardíaco máximo.

Aún así, personas como el ciclista Chris Hoy o el atleta Mo Farah necesitan entrenarse seriamente al menos cinco veces a la semana para tolerarlo y producirlo en altas cantidades, duela o no.

“Es algo que se puede superar llevando a uno mismo hasta el límite. Tan pronto como haya terminado el ejercicio, el cuerpo lo utilizará como combustible”, dice Ingham.

Muchos años de investigación en este campo realizada por científicos de la Universidad de California en Berkeley denotaron que el entrenamiento de resistencia convierte al ácido láctico en un amigo, no un adversario.

Dicen que el entrenamiento intensivo le enseña al cuerpo a utilizar el ácido láctico como fuente de combustible equiparable a los carbohidratos que se almacenan en el tejido muscular o el azúcar en la sangre.

El lactato se puede quemar con oxígeno para crear incluso más energía.

Este uso eficiente del ácido láctico no sólo evita la acumulación de lactato sino que utiliza más energía del combustible corporal.

Piernas de gelatina

El manejo del dolor muscular difiere según el deporte del que se trate pero la clave es mantener los músculos en movimiento, dice Saw.

“Se ve a ciclistas que nada más terminar sus carreras se montan sobre bicicletas estáticas para recuperarse.

“Los remeros tienen que dejar de remar inmediatamente después de una carrera larga. A causa de esta parada repentina, sus músculos están llenos de iones de hidrógeno y hay un desequilibrio bioquímico en sus piernas, que produce dolor y debilidad”.

De ahí las imágenes de remeros a los que el emblemático Steve Redgrave tiene que ayudar a salir de las canoas.

La clave para deshacerse de los iones de hidrógeno causantes del dolor es simplemente entrenarse más, aunque algunas personas, como Redgrave y Matthew Pinsent, simplemente están predipuestos por la genética a ser “grandes motores”.

Son atletas que pueden deshacerse de los iones respirando oxígeno y creando más energía.

Los equipos de remo británicos son sometidos a pruebas en los que se valoran los umbrales de lactato, se mide cuánto esfuerzo pueden realizar antes de que el ácido láctico se acumule.

“Cuanto más despacio se acumule, mejor”, dice Saw.

Al final, el cuerpo sabrá cuándo ha tenido suficiente.

Ingham asegura que el ácido láctico es tan sólo una información heredada de la evolución, una útil herramienta para nuestros ancestros que iban de caza.

“Es un mensaje de alerta del cuerpo que dice que los suministros de energía están bajos.

“Si Ud. tiene que correr detrás de un animal para comérselo, y gasta mucha energía, entonces tiene que merecer la pena”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Afganistán: los primeros cambios para las mujeres en Kabul tras el control talibán

La toma del control de la capital afgana por parte del Talibán causa desconfianza en la población, particularmente en las mujeres, que temen perder los derechos ganados en los últimos 20 años
17 de agosto, 2021
Comparte
Mujeres caminan en Kabul el 15 de agosto.

Getty Images
Mujeres caminan en Kabul el 15 de agosto.

La llegada del Talibán a Kabul, la capital de Afganistán, despertó el miedo en los ciudadanos, principalmente en las mujeres.

Con el retorno del Talibán al poder 20 años después, las mujeres en Afganistán tienen miedo a perder los derechos sociales y económicos que ganaron en las dos últimas décadas.

El Talibán impone una interpretación radical y restrictiva de la ley islámica que restringe notablemente los derechos de las mujeres.

Estos son algunos de los cambios que se observan ya en Kabul contra las mujeres en los primeros días de control talibán.

Sin mujeres en la TV

Los principales canales de televisión de Afganistán siguen transmitiendo tras la llegada del Talibán al poder.

Sin embargo, hay diferencias notables, como el hecho de que ya no hay presentadoras mujeres en la pantalla, según detalla el servicio BBC Monitoring.

También se destaca que hay un gran aumento de comentarios favorables y muy pocas críticas al Talibán en los canales como el estatal National Afghanistan TV y los privados Tolo News, Ariana, Shamshad y 1TV.

Presentador afgano en el canal Shamshad TV.

Shamshad TV
Captura de pantalla de un presentador afgano en el canal Shamshad TV.

La televisión estatal, cuya dirección está en manos del Talibán desde la noche del 15 de agosto, ha estado transmitiendo en gran medida programas religiosos.

Por su parte, la mayor parte de la grilla de Tolo News y 1TV ha estado repitiendo programas emitidos el domingo, posiblemente debido a dificultades en el trabajo.

Sin embargo, Saad Mohseni, propietario de Moby Group, que incluye Tolo TV y Tolo News TV, dijo en un tuit: “Puedo asegurarles que nuestra gente está bien y que hemos continuado con nuestra transmisión ininterrumpida durante esta ‘transición'”.

Moby Group es el mayor generador de programas de entretenimiento, noticias y actualidad de Afganistán.

Asimismo, Shamshad TV, propiedad de un exasistente presidencial, estuvo transmitiendo contenido a favor de los talibanes.

En un programa, el corresponsal del canal mostró a los residentes de Kabul celebrando que el grupo traería seguridad y unidad al país.

Ni vestidos, ni maquillajes

Tras el avance del Talibán en Afganistán, muchos derechos sociales y económicos alcanzados durante los últimos 20 años se acabaron de repente, según le dijeron a la BBC varios ciudadanos afganos.

Mujeres con burka caminan frente a retratos de otras mujeres maquilladas en Kabul, el 7 de agosto de 2021.

Getty Images
En las calles de Kabul, hasta hace unos pocos días se podía ver publicidad con mujeres luciendo maquillaje.

Y las denuncias de recortes de libertades de las mujeres no son la excepción.

“Hay muchas restricciones ahora. Cuando salgo, tengo que llevar la burka (el traje que impide ver completamente el cuerpo de la mujer), como me lo ordenan los talibanes, y un hombre me tiene que acompañar”, aseguró una partera de Ishkamish, un distrito rural con escasos servicios, en la provincia de Takhar, en la frontera noreste de Afganistán con Tayikistán.

En los primeros dos días de la llegada del Talibán a Kabul, las calles de la capital empiezan a mostrar también indicios de esos cambios restrictivos para las mujeres.

Fotos en las redes sociales muestran que vidrieras con imágenes de mujeres sin velo, con maquillaje y con vestidos de fiesta estaban siendo arrancadas o tapadas con pintura.

https://twitter.com/bbclysedoucet/status/1426855750601789449

“No sé cómo será nuestro futuro”

Muchas mujeres en Kabul sienten miedo y desesperanza.

Una joven -que prefirió no identificarse- describió la ciudad como “silenciosa”. El Talibán gobierna la ciudad y todos están en casa, le dijo a la BBC.

“Tenía muchos planes para mi futuro, pero ahora no puedo ir al trabajo ni a la universidad”, agregó.

“No sé cómo será nuestro futuro. Esto me ha hecho perder la esperanza. Estoy buscando una manera de salir de Afganistán porque no hay esperanza para las mujeres”.

Mujer con los ojos pintados y burka.

Getty Images

Por su parte, Aisha Ahmad, que estudia Ciencias de la Computación en la Universidad de Kabul, terminó el domingo golpeada por la multitud que intentaban tomar un vuelo desde el aeropuerto internacional Hamid Karzai de la capital.

“A la multitud la empujó la policía, los niños y las mujeres estaban en el suelo, yo me lastimé las manos, los pies y las rodillas”, contó la joven de 22 años a la agencia de noticias PA.

Después de no poder abordar un vuelo, Ahmad pidió en las redes sociales que algún país le diera asilo para poder terminar su educación, que ya no lo cree posible.

“He perdido la esperanza y creo que no será un camino fácil”, aseguró. “Me siento como si estuviera en un túnel… No puedo ver ninguna luz brillante y no sé qué tan largo es el túnel”, añadió.

https://www.youtube.com/watch?v=eHBHETE7NM4

Mahbouba Seraj, una activista por los derechos de las mujeres y los niños en Kabul le dijo a la BBC que no le servía a nadie si todas las mujeres abandonaban el país y agregó que está dispuesta a dialogar y trabajar con el Talibán.

“Si las mujeres de Afganistán, las que están involucradas y hemos estado trabajando, pudiéramos sentarnos en una mesa y hablar con estas personas, podrían ser inteligentes y conocer los recursos que tienen en las mujeres de Afganistán”, afirmó.

“Porque antes de esto, antes del Talibán, ni el mundo ni nuestra propia república vio realmente la fuerza de la mujer afgana“.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=6X6MQcydovo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.