Los cinco hermanos del planeta Tierra
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Los cinco hermanos del planeta Tierra

Gliese 581g, Gliese 581d, Gliese 667Cc, Kepler 22b y HD85512b ¿podrían algún día sustituir a nuestro planeta?
Por Paul Rincon BBC Ciencia
8 de agosto, 2012
Comparte

Un equipo de científicos publicó recientemente los datos sobre un planeta que puede ser el más similar a la Tierra de los hallados hasta ahora.

Según el Laboratorio de Habitabilidad Planetaria estadounidense, sería el quinto planeta potencialmente habitable conocido fuera de nuestro Sistema Solar.

¿Qué sabemos de estos cinco planetas similares a la Tierra y cuán probable es que puedan albergar vida?

“Gemelo” de la Tierra

Sitio del Hubble

En septiembre de 2010, un equipo liderado por Estados Unidos anunció el descubrimiento del planeta Gliese 581g. Pero, tan pronto como se hizo el anuncio, comenzaron a surgir dudas.

El equipo del observatorio de Ginebra (Suiza) que había descubierto los otros cuatro planetas que giran alrededor de la estrella Gliese 581, no detectaron al 581g en sus investigaciones.

Sin embargo, los descubridores del planeta 581g han publicado ahora un análisis con más datos para aportar pruebas más consistentes de su existencia.

Esto es significativo por cuanto el Índice de Similitud con la Tierra (ESI, por sus siglas en inglés), muestra que el Gliese 581g es el planeta más parecido al nuestro de los descubiertos hasta ahora.

El ESI mide características de exoplanetas (término con el que se designan los planetas no pertenecientes al Sistema Solar) en una escala del 0 al 1, en la que 1 significa que es idéntico a la Tierra.

En la misma línea, el Catálogo de Exoplanetas Habitables, disponible en internet, lo incluyó en su lista de planetas con mayores probabilidades de albergar vida.

Al igual que otros mundos presentes en el catálogo, el Gliese 581g orbita en un “punto óptimo” alrededor de su estrella matriz -la zona habitable, también llamada zona Goldilocks- que no es ni demasiado caliente ni demasiado fría como para impedir que haya agua.

Tiene poco más del doble de masa que la Tierra y, aunque el planeta está más cerca de su estrella que la Tierra de la suya (el Sol), recibe prácticamente el mismo flujo de luz que nuestro planeta porque Gliese 581 es una enana roja y, por lo tanto, de luz más tenue que nuestro Sol.

Nuevo en el barrio

Representación artística de un atardecer en Gliese 667, Observatorio Europeo del Sur.

Presentado en febrero de 2012 por un equipo de la Carnegie Institution (EE.UU.) y la Universidad Goettingen (Alemania), Gliese 667Cc pertenece a una clase de planetas conocidos como Supertierras, un tipo de planeta con un tamaño que oscila entre el de planetas rocosos como la Tierra y Marte y el de los gigantes de gas como Júpiter y Saturno.

Con aproximadamente 4,5 veces la masa de la Tierra, el planeta Gliese 667Cc tarda 28 días en completar la órbita de su estrella, que está a sólo 22 años luz de distancia.

El exoplaneta absorbe casi tanta energía de su estrella como la Tierra del Sol. Esto significa que las temperaturas de la superficie pueden ser similares a las de la Tierra. Esto permitiría la presencia de agua sobre su superficie, uno de los prerrequisitos para que haya vida.

No obstante, los astrónomos dicen que esto no se puede confirmar sin tener más información sobre la atmósfera del planeta. Aún así, su codescubridor, Guillem Anglada-Escude, ha dicho del 667Cc: “Este planeta es el mejor candidato a albergar agua y, quizá, vida tal como la conocemos”.

Gran bestia

Este diagrama compara a la Vía Láctea con Kepler 22, un sistema de estrellas con la primera “zona habitable” descubierta por el telescopio Kepler.

Desde que fuera lanzado en marzo de 2009, el telescopio espacial Kepler, de la agencia especial estadounidense, NASA, ha detectado más de 2.300 candidatos exoplanetas.

De ellos, el Kepler 22b es el único confirmado dentro de la zona habitable alrededor de su estrella matriz, que es de la misma clase -tipo G- que nuestro Sol (aunque ligeramente más fresca y más pequeña).

Con un radio de 2,1 veces el de la Tierra, el Kepler 22b es más grande que otros de la lista de los cinco. Pero su órbita de 290 días alrededor de una estrella similar al Sol se asemeja a la de nuestro propio planeta.

Los astrónomos todavía no saben con seguridad si tiene una composición predominantemente gaseosa, rocosa o líquida.

Pero, para algunos, su tamaño sugiere una composición más cercana al gaseoso Neptuno que a la Tierra. En el momento de su descubrimiento, el cazador de exoplanetas Geoff Marcy, de la Universidad de California, dijo que “apostaría su telescopio a que no hay una superficie dura, rocosa, sobre la que caminar”.

Esto no es necesariamente malo para las perspectivas de que pueda contener vida: Natalie Batlha, científica de la misión, dijo que si el Kepler 22b fuera principalmente oceánico con un pequeño núcleo de roca, “no estaría fuera de toda posibilidad la existencia de vida en un océano de ese tipo”.

Baño de vapor

BBC

El planeta HD85512b, otra Supertierra que tiene 3,6 veces la masa de nuestro planeta, tiene su órbita en el margen interior de la zona habitable.

Esto se traduce en que es más parecido a Venus que a la Tierra en cuanto a la cantidad de energía que absorbe de su estrella.

Sin embargo, esto no tiene por qué excluir la posibilidad de vida.

La hospitalidad del planeta depende de la cantidad de nube que tenga cubriéndolo, dado que las nubes reflejan la radiación solar.

Sus descubridores calculan que si el HD85512b tuviera más del 50% de cobertura de nubes (en la misma cantidad que la Tierra), se podría contrarrestar la proximidad del planeta a su estrella lo suficiente como para que el agua permanezca líquida en su superficie.

No obstante, cualquier forma de vida en el HD85512b tiene que adaptarse a condiciones muy templadas. “Será muy pesado, imagínese el día de más bochorno que pueda pensar”, manifestó tras el hallazgo la codescubridora Lisa Kaltenegger, del instituto Max Planck de Alemania.

“No estamos diciendo que sea habitable para Ud. y para mí”.

¿Mundo de agua?

Descubierto en 2007 por un equipo del Observatorio de Ginebra que utilizó en Chile el instrumento para encontrar planetas, Gliese 581d es probablemente demasiado grande para estar formado enteramente de material rocoso.

En lugar de eso, es un serio candidato a ser un planeta oceánico, según uno de sus descubridores, Stéphane Udry.

Uno más en un sistema de cinco planetas, es el vecino más inmediato de Gliese 581g. Sin embargo, Gliese 581d orbita a una distancia mayor de su estrella matriz, en el margen exterior, más frío, de su zona habitable.

Simulaciones por computadora de la atmósfera del exoplaneta indican que, en algunos escenarios, los gases de efecto invernadero harían que las temperaturas de la superficie se mantuvieran por encima de los 0 grados centígrados y esto permitiría que el agua se quedara en su estado líquido.
Sin duda, dice Udry, el planeta “podría incluso estar cubierto por un amplio y profundo océano”.

Dado que está situado a tan solo 20,3 años luz, en la Constelación de Libra, los astrónomos deberían ser capaces de resolver algunas de estas cuestiones en el futuro, con observaciones espectroscópicas directas de la atmósfera del planeta.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

COVID: algunos habitantes de Shanghái están 'quedándose sin comida' en medio del estricto confinamiento

Residentes de la ciudad más grande de China dicen que están luchando para obtener suministros semanas después del inicio de la cuarentena.
8 de abril, 2022
Comparte

Residentes de Shanghái afirman que se están quedando sin alimentos en medio del mayor brote de COVID registrado hasta ahora en la ciudad china.

Los habitantes están confinados en sus hogares y se les prohíbe salir incluso por razones esenciales, como comprar comestibles.

Casi 20.000 casos nuevos se registraron este jueves en la ciudad más grande de China, casi un nuevo récord.

Las autoridades admiten que la ciudad enfrenta “dificultades”, pero dicen que están tratando de solucionarlo.

Pero el enojo público también está siendo azuzado por otras medidas drásticas, como separar a los niños de sus padres si dan positivo.

Los funcionarios de Shanghái respondieron permitiendo que los padres que también estaban infectados acompañaran a sus hijos a los centros de aislamiento.

Sin embargo, según un informe de la agencia Reuters, todavía hay quejas sobre niños separados de padres que no dieron positivo de covid.

Los lugareños hacen cola para hacerse la prueba de covid en una clínica en Shanghai.

Getty Images
Todos los locales deben hacerse la prueba de covid de forma regular, según dispuso la ciudad.

La ciudad comenzó el miércoles otra ronda de pruebas masivas obligatorias para identificar y aislar cada caso.

Los residentes de Shanghái que dan positivo no pueden aislarse en sus hogares, incluso si sus condiciones son leves o asintomáticas.

Tienen que ir a las instalaciones de cuarentena obligatoria que, según los críticos, están repletas y tienen condiciones deficientes.

¿Por qué hay escasez de alimentos?

Cuando ómicron apareció por primera vez en Shanghái hace un mes, la ciudad puso en cuarentena solo a determinados edificios o grupos de viviendas.

Ante la propagación del virus, las autoridades implementaron la semana pasada un cierre escalonado en el que la ciudad se dividió en dos y cada mitad tenía medidas separadas.

El cierre se extendió indefinidamente el lunes y ahora abarca toda la ciudad de 25 millones de habitantes.

Las reglas estrictas significan que la mayoría de la gente tiene que pedir comida y agua y esperar a que el gobierno entregue verduras, carne y huevos.

Pero la extensión del cierre abrumó los servicios de entrega, los sitios web de tiendas de comestibles e incluso la distribución estatal de suministros.

Un residente se sienta cerca del borde de la azotea de un edificio durante el cierre en Shanghái.

Getty Images
Los 25 millones de residentes de Shanghái están confinados en sus casas en una cuarentena prolongada.

Gran parte del personal de distribución y reparto también se encuentra en áreas cerradas, lo que lleva a una disminución general en la capacidad de entrega.

Los lugareños en algunas áreas de la ciudad dicen que están completamente aislados.

“Resuelvan el problema de la capacidad de entrega insuficiente lo antes posible”, escribió un usuario en la red social Weibo en respuesta al mensaje en video de las autoridades de la ciudad.

Otra persona escribió que era la “primera vez” en su vida que “pasaba hambre”.

Un trabajador con equipo de protección (izquierda) recibe un artículo de un repartidor en la entrada de un complejo de viviendas durante la segunda etapa del confinamiento pandémico en el distrito de Jing'an en Shanghái.

Getty Images
Trabajadores de los edificios tienen que recibir pedidos de entrega para los residentes.

Los residentes también expresaron otras preocupaciones sobre el aumento de precios y sobre cómo sobreviven los residentes mayores o menos expertos en tecnología.

Los funcionarios de la ciudad reconocieron las dificultades alimentarias el miércoles y dijeron que Shanghái tenía suficientes suministros de arroz, fideos, granos, aceite y carne, pero hubo retrasos en su distribución.

“Es cierto que existen algunas dificultades para garantizar el suministro de las necesidades diarias”, dijo Liu Min, subdirector de la Comisión Municipal de Comercio de Shanghái.

El vicealcalde de Shanghái, Chen Tong, agregó este jueves que la ciudad intentaría reabrir algunos mercados mayoristas y tiendas de alimentos, y permitiría que más personal de entrega saliera de las áreas cerradas.

“Hemos estado celebrando reuniones durante la noche para tratar de encontrar soluciones”, dijo Chen.

Trabajadores transportan suministros a un almacén temporal en un campo de fútbol en Shanghái el 5 de abril de 2022.

Getty Images

China es una de las últimas naciones que quedan comprometidas con la erradicación de covid, en contraste con la mayor parte del mundo que está tratando de convivir con el virus.

El país desplegó con éxito cierres completos anteriormente, soportados por millones de personas en ciudades como Xi’an y Wuhan, pero Shanghái es su ciudad más grande y la propagación de casos esta vez es mucho mayor que en brotes anteriores.

Como una de las potencias económicas de China, el cierre de Shanghái también está alimentando las preocupaciones sobre el impacto en el país y en la economía mundial.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Rhw64O667F8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.