close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

No puedo renunciar: Gordillo

La "maestra" asegura que la dirigencia del SNTE es decisión del magisterio y asegura que está lista para continuar al frente del mismo con congruencia, mística y compromiso
20 de agosto, 2012
Comparte

La presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, descartó su renuncia al cargo y aclaró que la dirigencia es decisión de los maestros.

“Yo no puedo renunciar”, dijo y calificó de rumores los señalamientos al respecto, pues se siente “muy bien, muy sana, clara, lúcida, comprometida, lista para continuar con congruencia, mística y compromiso”.

Entrevistada al término de la ceremonia por el inicio del ciclo escolar 2012-2013, que encabezó el presidente Felipe Calderón, agregó que en el Congreso Nacional del SNTE, “en el temario de la convocatoria obviamente habrá una elección para la dirigencia sindical y en ella se tomarán las decisiones con responsabilidad y serenidad”.

“Lamento mucho, quien haya sido, que haya sacado una nota a fuerza de un rumor. Eso es un rumor, las cosas se sabrán en su tiempo y en su momento”, sostuvo.

Rechazó que haya estado en Monterrey, plaza donde supuestamente anunció su retiro, explicó que en varias ocasiones se ha hablado de posibilidades y aclaró que “nada está escrito aún”.

Gordillo Morales dijo además que no tiene previsto militar en ningún partido, y afirmó que con el próximo gobierno “lo que yo voy a hacer y haré siempre donde esté, es seguir en lo que creo y estoy convencida, que es elevar la calidad de la educación”.

En ese sentido, confió que el próximo gobierno federal tenga una propuesta que realmente permita “un alto calado” en el tema educativo y expuso que no ha tenido oportunidad de hacer un planteamiento formal, aunque hay acercamiento con el Comité Nacional de Acción Política.

Como uno de los temas sobre los que pediría atención mencionó la reforma de las escuelas normales, para rescatar el normalismo e impulsar la vocación de los egresados.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

México vs. Panamá: por qué un escándalo por racismo le sirve de advertencia a la selección

Las nuevas sanciones contra el racismo y la discriminación de FIFA comenzaron a verse en el partido Bulgaria contra Inglaterra, el cual fue detenido dos veces por insultos de la tribuna.
15 de octubre, 2019
Comparte

Lo que sucedió la noche del lunes en Bulgaria podría ser un ejemplo para el partido de México contra Panamá en Ciudad de México este martes.

Cuando el partido de los búlgaros contra Inglaterra ya pintaba mal, con un 0-2 contra los locales en apenas 20 minutos, varios hinchas generaron un escándalo internacional.

Gritos racistas en contra de jugadores de Inglaterra comenzaron a escucharse desde un sector de las gradas en Sofía, la capital de Bulgaria, donde se llevaba a cabo el partido clasificatorio de la Euro 2020.

También algunos aficionados comenzaron a hacer señas que parecían ser saludos nazis.

El partido fue detenido en dos ocasiones, como estipulan las nuevas normas de sanciones de la FIFA y la UEFA contra el racismo y la discriminación en el fútbol.

La primera interrupción se produjo en el minuto 27, después de que desde la tribuna se escucharan sonidos que imitaban a simios cuando jugaban la pelota los ingleses de raza negra, como Tyrone Mings, Raheem Sterling o Marcus Rashford.

Aficionados de Bulgaria hacen señas

PA Media
Los altavoces del estadio pidieron dos veces que el público se abstuviera de hacer expresiones racistas.

El árbitro y los oficiales de la UEFA pidieron que hubiera una primera advertencia a las gradas a través de los parlantes del estadio.

Pero minutos después, en el 43′, nuevamente se escucharon expresiones racistas y algunos hinchas vestidos de negro (algunos con el rostro cubierto) estiraban sus brazos en alusión al saludo nazi.

El árbitro Ivan Bebek nuevamente detuvo el partido para que hubiera una nueva advertencia a los aficionados: que el juego podría darse por terminado si la situación continuaba.

Un grupo de hinchas de Bulgaria comenzaron a abandonar el estadio después de que el juego se detuviera por segunda vez.

Aficionados hacen un saludo nazi en el estadio

Getty Images
El saludo nazi y los gritos racistas hicieron que el partido nuevamente se detuviera antes de terminar el primer tiempo.

BBC Radio 5 Live informó que algunos hicieron gestos racistas mientras se dirigían hacia las salidas.

Al finalizar el primer tiempo, el capitán de Bulgaria, Ivelin Popov, fue visto en un acalorado debate con una sección de sus hinchas por lo sucedido.

Repercusiones

El protocolo de la UEFA dice que el equipo afectado, Inglaterra, tenía la opción de abandonar el partido, pero continuaron jugando los 90 minutos completos y el partido acabó 0-6 a favor de los visitantes.

El presidente de la Asociación de Fútbol de Bulgaria (AFB), Borislav Mihaylov, renunció a su cargo este martes luego de que el primer ministro búlgaro, Boyko Borissov, le pidiera la dimisión.

La AFB dijo que la medida “es consecuencia de las recientes tensiones”, pero no mencionó el racismo en su declaración.

El árbitro, oficiales de UEFA y jugadores de Bulgaria

Reuters
El árbitro detuvo en dos ocasiones el partido para solicitar la ayuda de las autoridades del estadio.

Horas antes, el primer ministro “condenó enérgicamente” el comportamiento de los hinchas.

“Después de la vergonzosa derrota del equipo nacional búlgaro de ayer y de los malos resultados de nuestro fútbol, ordené poner fin a cualquier relación con la ABF, incluso financiera, hasta la retirada de Borislav Mihaylov del cargo”, agregó.

El estadio Vasil Levski ya estaba sujeto a un cierre parcial para el partido después de que Bulgaria fuera sancionada por comportamiento racista durante las eliminatorias de la Eurocopa 2020 contra Kosovo y la República Checa.

El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, dijo que la “familia del fútbol y los gobiernos” necesitan “hacer la guerra a los racistas”, después del abuso contra los jugadores de Inglaterra.

Jugadores en el estadio Vasil Levski

Reuters
Dos grandes secciones del estadio Vasil Levski estaban cerradas por las sanciones contra Bulgaria por casos anteriores de racismo.

La UEFA dijo a BBC Sport que cualquier acción en respuesta a los eventos del lunes tendrá que producirse en base a un comité disciplinario, que a su vez debe esperar el informe de un árbitro.

El organismo antidiscriminación Fare ha pedido que Bulgaria sea expulsada de la ronda de clasificación de la Euro 2020.

México en la mira de FIFA

La FIFA, el ente rector del fútbol mundial, anunció a mediados de este año que el racismo y la discriminación en las gradas serán perseguidos más estrictamente en los partidos oficiales.

La interrupción de los partidos es parte de esta nueva política que también prevé castigos mayores, como la suspensión definitiva del juego, la prohibición de juegos con público, así como la pérdida de puntos y eliminación del Mundial.

Sanciones por diseminación de FIFA

FIFA
La FIFA establece un procedimiento de advertencias sobre actos de discriminación en los estadios.

México está en la mira de esas nuevas disposiciones debido a un grito homofóbico que suelen realizar algunos aficionados mexicanos en los partidos de la Selección Mexicana, la cual enfrenta la noche de este martes a Panamá en Ciudad de México.

Cuando el portero rival hace un saque de meta o un despeje, los hinchas gritan en coro “puto”, palabra que en México se usa -entre varios significados- para denostar a los homosexuales.

“Vimos los desafortunados eventos de ayer entre la Selección de Bulgaria e Inglaterra. Esperemos que la afición mexicana se comporte a la altura”, dijo este martes el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol (FMF), Yon de Luisa.

Aficionados mexicanos

EPA
Yon de Luisa, el presidente de la FMF, dijo que no desearía que México juegue sin público por las sanciones de FIFA.

La FMF ya ha recibido una decena de multas económicas por los gritos de la tribuna, pero ahora las nuevas disposiciones de FIFA empezarán a influir en los partidos, como se evidenció en Bulgaria este lunes.

Ante esta posibilidad, la FMF lanzó este mes una nueva campaña para pedir a sus aficionados evitar ese grito sancionado por la FIFA como discriminatorio.

https://twitter.com/miseleccionmx/status/1182852128911646721

Jugadores y reconocidos comentaristas deportivos advierten que los aficionados serán expulsados del estadio, que el juego será detenido, además de que la reincidencia será más perjudicial.

“Si se repite, el próximo juego sería a puerta cerrada. Si (el juego) es con la Selección, podríamos llegar a perder el partido. Va en serio, es la nueva disposición de la FIFA en todo el mundo”, dice el mensaje.

“No por algunos, vamos a perder todos”, añade.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=oKYZ1LhbMbw

https://www.youtube.com/watch?v=UIu63sK2PLw&t=10s

https://www.youtube.com/watch?v=XJ6Dleh3IOE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.