Un payaso tenía el iPad robado de Steve Jobs
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Un payaso tenía el iPad robado de Steve Jobs

Kenneth Kahn, quien trabaja con el nombre de Kenny el Payaso, dijo que recibió sin saberlo la tableta de un amigo que más tarde fue arrestado por irrumpir en la residencia de Jobs en Palo Alto.
17 de agosto, 2012
Comparte

Un iPad robado de la casa del fallecido Steve Jobs acabó en las manos de un payaso profesional que no tenía idea de que el aparato fue sustraído ilegalmente de la casa del cofundador de Apple.

Kenneth Kahn, quien trabaja con el nombre de Kenny el Payaso, dijo que recibió sin saberlo la tableta de un amigo que más tarde fue arrestado por irrumpir en la residencia de Jobs en Palo Alto, informó el viernes el diario The San Jose Mercury News.

“Si la situación no fuera tan trágica, sería cómica”

“Sería como tener un balón de fútbol americano de (la estrella de la NFL) Joe Montana, que hubiera sido robado de su casa”, dijo Kahn. “Si la situación no fuera tan trágica, sería cómica”.

Kahn dijo que tuvo el iPad durante unos días, hasta que la Policía se presentó y le pidió la tableta robada, que devolvieron a la familia de Jobs.

Aseguró que nunca examinó el contenido del dispositivo. En lugar de ello, el payaso que actúa para niños y turistas en la zona de San Francisco dijo que descargó canciones como el tema musical de la Pantera Rosa y canciones de Michael Jackson para su rutina cómica.

Kahn dijo que no tenía idea del origen del iPad de 64GB hasta que su amigo Kariem McFarlin, de 35 años, fue detenido el 2 de agosto.

Los investigadores de Apple identificaron a McFarlin después de que utilizó su cuenta de iTunes para conectarse a internet desde los dispositivos robados, dijo la Policía. Él confesó a las autoridades que irrumpió en la residencia de Jobs, así como en otras casas, y escribió una carta a la viuda de Jobs para disculparse, de acuerdo con el informe de la Policía.

McFarlin se interesó por la casa desocupada en Palo Alto el 17 de julio, ya que estaba en trabajos de remodelación, dijeron las autoridades. Cuando los empleados de construcción se fueron, McFarlin saltó una valla y encontró una llave de repuesto, según el Mercury News. McFarlin al parecer se dio cuenta de que estaba en la casa de Jobs cuando vio una carta dirigida al líder emblemático del Valle del Silicio.

En el atraco de 15 horas a lo largo de la noche sustrajo iPhones, iPads, iPods, computadores Mac, champaña Cristal y joyería de Tiffany por un valor de 60.000 dólares.

McFarlin vendió algunas de las joyas a un comerciante de Pensilvania y le dio los iPads a una hija y un amigo, según el informe.

Kahn, quien se postuló sin éxito para alcalde en Alameda y San Francisco, conoció a McFarlin cuando lo entrenó en un equipo de básquetbol en una escuela secundaria de Alameda hace más de una década.

“Es un buen tipo que tomó una decisión horrible, realmente horrible”, dijo Kahn. “Antes de que la opinión pública lo vea como este monstruo horrible, me gustaría pensar que de alguna manera podamos comprender que él acaba de cometer el peor error de su vida”.

McFarlin sigue encarcelado al no depositar una fianza de 500.000 dólares y comparecerá el lunes ante el juez. Si lo declaran culpable, podría enfrentar casi ocho años en la cárcel. Hace poco contrató un abogado.

AP

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus: la enfermera que ‘vacunó’ a miles con agua salina en Alemania

Las autoridades en Frisia, Alemania, temen que más de 8.500 personas, muchas de estas vulnerables, pudieron haber recibido la falsa vacuna.
12 de agosto, 2021
Comparte
Centro de vacunación en la ciudad de Dresde, Alemania

Getty Images
El engaño sucedió en un centro de vacunación como este de la ciudad de Dresde.

Una enfermera está siendo investigada por haber inyectado con agua salina en lugar de con una vacuna de covid-19 a miles de personas en Alemania.

El engaño sucedió entre marzo y abril de este año en un centro de vacunación de la provincia de Frisia, una zona rural en la costa del mar del Norte.

Aunque la inyección de una solución de agua salina es inocua, se estima que unos 8.600 residentes recibieron la falsa vacuna, muchos de ellos de avanzada edad, por lo que están en un grupo de alto riesgo si se contagian de coronavirus.

El subdirector de policía de Wilhelmshaven-Frisia, Peter Beer, dijo en rueda de prensa que, basados en los testimonios de testigos, había “una sospecha razonable de peligrosidad”.

Las autoridades están instando a las personas que pudieron ser afectadas a que se vuelvan a poner una vacuna.

No hay mucha información con respecto a la enfermera responsable del engaño -que no ha sido identificada- pero se sabe que trabajaba para la Cruz Roja y estaba encargada de llenar los viales con las vacunas Pfizer, Moderna o AstraZeneca.

A finales de abril se supo de una situación de intercambio de la solución en los viales, pero en el momento se creyó que había sido un incidente único, según el diario alemán Süddeutsche Zeitung.

En esa ocasión, la enfermera reconoció que había llenado seis jeringas con solución salina en lugar de la vacuna Pfizer. Uno de los viales se cayó al piso mientras lo mezclaba y trató de ocultarlo, escribe el diario alemán.

Las manos de una enfermera inyectando el brazo de una paciente

Getty Images
La enfermera estaba encargada de llenar los viales con la vacuna.

Las autoridades procedieron a verificar el nivel de protección de más de 100 personas vacunadas ese día mediante pruebas de anticuerpos.

La policía y la fiscalía continuó investigando y encontraron indicios concretos de nuevos casos durante la indagación de testigos de mediados a finales de junio, de acuerdo al subdirector de policía Beer.

Se ha podido establecer que unas 10.000 vacunas estarían comprometidas.

“Estoy completamente estupefacto ante este episodio”, comentó el concejal de Frisia Sven Ambrosy, al tiempo que instó a la revacunación de los afectados lo más pronto posible.

“Debemos evitar el daño a estas personas, incluso si no sabemos realmente cuántas personas están afectadas”, declaró.

No está claro cuáles fueron los motivos de la enfermera para efectuar el engaño, pero con anterioridad había manifestado su escepticismo contra las vacunas en las redes sociales, según los investigadores.

El caso de la enfermera ha sido remitido a una unidad especial que investiga crímenes políticamente motivados.

Protesta del grupo antivacuna Querdenken en Stuttgart, Alemania

EPA
Los grupos antivacuna han ganado adeptos en Alemania.

En Alemania, grupos que se oponen a las vacunas han tomado fuerza y ganado adeptos con sus mensajes infundados y teorías de la conspiración en las redes, y multitudinarias marchas de protesta.

Uno de estos grupos, Querdenken, tiene vínculos con la extrema derecha, y el verano pasado intentó penetrar y tomar por la fuerza el Bundestag (Parlamento de Alemania) al final de una manifestación en Berlín.

Esas acciones han engendrado una nueva corriente de personalidades en las redes sociales que promueven la desinformación, reclutan seguidores y hasta venden mercancía alusiva a su postura.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=XIphRMBUYy0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.