close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

De cómo México
"superará" a Brasil en 2022

Expertos en finanzas analizan para BBC Mundo la perspectiva económica de dos gigantes de Latinoamérica: México y Brasil.
19 de septiembre, 2012
Comparte

El desempeño reciente de la economía de México ha causado euforia entre los analistas de mercados internacionales, que cada vez más la comparan con el modelo de crecimiento brasileño.

Algunos economistas creen que el modelo económico adoptado por Brasil en la última década, basado en gran medida en las exportaciones de productos básicos, está llegando a su límite y que el país tendrá un crecimiento más lento en los próximos años.

El último boletín Focus -que se basa en consultas del Banco Central a profesionales del mercado financiero- estima que la economía brasileña crecerá un 1,62% en 2012, un ritmo significativamente inferior a la tasa del 2,7% registrada en 2011.

En cambio, México estaría comenzando un período de recuperación económica gracias al renacimiento de su industria.

Algunos consultores internacionales predicen que el Producto Interno Bruto (PIB) mexicano, a pesar de la desaceleración china y la recesión en Europa, podría expandirse un 4%.

“Estrellas alineadas”

El grupo japonés de servicios financieros Nomura es uno de las mayores entusiastas acerca de México. En mayo, cuatro analistas de Nomura publicaron un trabajo de investigación titulado “América Latina: un cambio de guardia”.

“En la última década, Brasil ha tenido, sin duda, la más brillante ‘macrohistoria’ de América Latina, ofreciendo amplias oportunidades para los inversionistas. De cara al futuro, sin embargo, las estrellas parecen cada vez más alineadas con el desempeño económico superior de México”, escribieron los analistas.

El mes pasado, Nomura divulgó otro estudio que dice que la economía mexicana, a pesar de tener la mitad del tamaño de Brasil, superará a la del gigante suramericano en 2022, si una serie de factores confirman su tendencia, como la continua recuperación de EE.UU. y la desaceleración de la economía china.

Según el reporte, en 2002 el PIB nominal (que no tiene en cuenta la inflación) en México fue 37% mayor que el de Brasil. Por entonces, México contaba con un sector productivo más eficiente y, sobre todo, una moneda más fuerte que el que real.

“El destino de los dos países comenzó a cambiar en la década de 2000“, escriben los analistas de la firma japonesa.

“Para Brasil, lo que cambió el juego fue el aumento del precio de los productos básicos desde 2003, lo que refleja el crecimiento de China como una gran potencia económica. Pero creemos que los dos países están al borde de doblar una nueva esquina”.

Nomura cree que el auge de los precios de los productos básicos está a punto de terminar, en momentos en que China está reduciendo su apetito por las materias primas, lo que presagia una década de lento crecimiento para Brasil.

Por otra parte, la economía de EE.UU. -el destino del 80% de los productos de México- ha reanudado su expansión.

Nomura cree que el crecimiento anual del PIB brasileño se estabilizará en un 3% durante la próxima década, mientras que México alcanzó un promedio anual del 4,5%. El banco británico Barclays hace una proyección similar.

Pérdida china, ganacia mexicana

Mientras que Brasil se ha especializado en las exportaciones agrícolas, el modelo mexicano se parece más al chino, con una fuerte industria de exportación – en renglones tales como equipos electrónicos y de telecomunicaciones – y los bajos costos de la mano de obra.

En la última década, en la que China creció vigorosamente, México perdió terreno a nivel internacional frente los productos chinos más baratos.

Un estudio publicado la semana pasada por Barclays estimó que el “efecto China” le costó a México US$52 millones – o el 2,8% de crecimiento del PIB -, entre 2002 y 2006.

Ahora, como China está experimentando una reducción de su crecimiento del 10% al 7% este año, México se beneficia. Barclays estima que el cambio de ritmo chino y las innovaciones tecnológicas en México son el principal factor detrás de su nueva ola de crecimiento.

“Desde 2010, las tendencias conocidas se están revirtiendo, en tanto y en cuanto la economía china está atravesando por un cambio estructural, mientras que en México se incrementa la competitividad”, dijo que el estudio elaborado por Marcos Oviedo, economista de Barclays, de nacionalidad mexicana.

“Nadie en el mundo está creciendo hoy en día, pero México se encuentra en tasas cercanas al 4%. Ya Brasil está pasando por problemas coyunturales y estructurales, y están buscando maneras de crecer de nuevo”, le dijo Oviedo a BBC Brasil.

Tanto Barclays como Nomura consideran que hay beneficios de largo plazo en el modelo mexicano. Los analistas creen que un modelo basado en la industria produce más avances tecnológicos y una mayor competitividad que un modelo que depende del sector primario.

Más importante aún, los avances tecnológicos en la industria en México produciría una fuerza de trabajo más calificada con ganancias de productividad más altos en el largo plazo.

Críticas

Pero no todos comparten el entusiasmo sobre México.

Así como el crecimiento de Brasil depende en buena medida del apetito chino por las materias primas, la economía mexicana es altamente dependiente de los EE.UU., cuyo ritmo de recuperación sigue siendo incierto. En 2009, el peor año de la recesión en Estados Unidos y en todo el mundo, el PIB de México cayó un 6%, mientras que Brasil tuvo una leve contracción de 0,3%.

Mark Weisbrot, experto en América Latina del Centro del Instituto Americano para la Investigación Económica y Política, opina que el rendimiento superior de México en los últimos dos años se explica sólo por factores coyunturales y no de largo plazo.

“Creo que el próximo año Brasil va a retomar su tendencia de crecimiento. Fue el país más afectado por la crisis europea de este año. México está tan ligado a la economía de EE.UU. que no se vio afectado igualmente”, le dijo Weisbrot a la BBC.

“Estoy mucho más optimista sobre Brasil“, añadió.

Los propios autores de los estudios de los mexicanos tienen reservas. Los especialistas consideran que el crecimiento de México va a depender de la aprobación de las reformas liberales propuestas por el recién elegido presidente, Enrique Peña Nieto, en materias como flexibilización del mercado laboral y el sector energético.

La discusión sobre los modelos de crecimiento de Brasil y México también inflama los ánimos en el mundo académico y político.

El año pasado, el economista y ex ministro Luiz Carlos Bresser Pereira criticó el modelo mexicano. Para él, el país se ha convertido en un “ensamblador de productos”.

Pero el politólogo y ex ministro mexicano Jorge Castañeda dice que si las tendencias actuales continúan, México demostrará que su modelo de integración con América del Norte es más exitoso que el de Brasil.

“Sólo hay dos cosas en que los brasileños son infinitamente mejores que nosotros los mexicanos: Fútbol y alardear“, escribió Castañeda en un artículo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

VIH/sida: cuáles son los países de América Latina con aumento de casos

El último informe de ONUSIDA alerta del "aumento" en el número de nuevos casos de VIH en Latinoamérica, pese a que en general ese número cae a nivel global.
Getty Images
18 de julio, 2019
Comparte

El aumento es “preocupante”: un reporte de la ONU destaca a América Latina como una de las zonas a vigilar por el incremento de nuevos casos de VIH.

En la región, se produjo una subida del 7% en 2018 respecto a 2010 (sin contar la situación en la región del Caribe), según el informe global más reciente del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA), publicado esta semana.

Solo en otras dos zonas del mundo ocurrió lo mismo: Europa del Este y Asia central (29%) y Oriente Medio y el Norte de África (10%), señala la organización.

Alrededor de 1,7 millones de personas se contagiaron del VIH en 2018, un descenso del 16% respecto a 2010 impulsado en su mayoría por el “impresionante progreso” registrado en los países del este y sur de África, donde habita el 54% de las personas que viven con el virus.

También se registraron avances en El Caribe, con una bajada del 16% en ese mismo periodo.

Datos globales VIH/Sida. [ 37,9 millones de personas viven con VIH en el mundo ],[ 23,3 millones tienen acceso a tratamiento ] [ 770.000 murieron por enfermedades relacionadas con el sida. ], Source: Fuente: Datos más recientes de ONUSIDA, de 2018, Image:

Los buenos datos, no obstante, no significan que haya que bajar la guardia, según ONUSIDA: aún queda mucho camino por delante.

En conjunto se pasó de 2,1 millones de nuevos casos en 2010 a 1,7 millones en 2018, pero aún queda lejos el objetivo de llegar a menos de 500.000 para 2020.

De Chile a El Salvador

En su informe, ONUSIDA destaca que hay “diferentes tendencias” en la región latinoamericana, en la que incluye a 16 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

La situación en Venezuela no se detalla por falta de datos oficiales, en los que se basa ONUSIDA para llevar a cabo su informe.

“Debido a la situación política que está atravesando Venezuela, la recogida de datos del sistema sanitario relacionado con el VIH ha sido un desafío“, explica a BBC Mundo el director del equipo de apoyo regional de ONUSIDA para América Latina, César Núñez.

En “el Caribe”, por otro lado, el organismo examina el progreso en: Bahamas, Barbados, Belice, Cuba, República Dominicana, Guyana, Haití, Jamaica y Surinam.

En el índice de “Latinoamérica”, El Salvador se sitúa como el país con la mayor reducción de nuevos casos de VIH, con un “fuerte” descenso del 48% en 2018 respecto a 2010.

Cambio porcentual sobre nuevos contagios de VIH en Latinoamérica . 2010-2018. .

Le sigue Nicaragua, con una bajada del 29% y Colombia, con un descenso del 22%, en ese mismo periodo; mientras que México, por ejemplo, se mantiene.

Esas destacadas marcas, no obstante, se contraponen con la situación en Chile, el país de la región con el mayor aumento de nuevos casos (34%), seguido por Bolivia (22%), Brasil (21%) y Costa Rica (21%).

Pese al aumento regional, la ONU señala en su informe que “la tendencia en los países grandes pueden tener una influencia desmedida en la media regional”.

Por ejemplo, si no se contara Brasil, en Latinoamérica se hubiera registrado una bajada del 5% en nuevos casos en ese lapso de tiempo.

Desafíos

“La región se enfrenta a un desafío en cuanto a la cobertura del tratamiento entre todas las personas que viven con VIH, una circunstancia directamente ligada a la transmisión del virus”, explica Núñez.

Además, los países “necesitan aumentar la inversión y el acceso (del tratamiento) sobre poblaciones específicas, combinado a una prevención que tenga en cuenta los factores sociales y estructurales que llevan a la transmisión del virus, como la discriminación, el acceso a servicios y la pobreza”.

En ese aspecto, el director del equipo de apoyo regional advierte de la situación de las llamadas “poblaciones clave“, más en riesgo: “trabajadores sexuales, consumidores de drogas, hombres homosexuales o aquellos que mantienen relaciones sexuales con otros hombres, personas transgénero o presos”, señala el organismo.

En 2018, el 65% de los nuevos casos se produjeron en personas de las “poblaciones clave” y sus parejas sexuales (por encima de la media global, 54%), mientras que “solo un tercio (35%) se produjo en el resto de la población”, incide.

Manos de mujer mostrando pastillas.

Getty Images
Una vez que hay presencia de VIH en sangre hay distintos fármacos que pueden reducir la carga vírica.

“Las comunidades juegan un rol crucial para asegurar una mayor aceptación de la prevención del VIH y los servicios de tratamiento, reducir el estigma y la discriminación y proteger los derechos humanos”.

Los hombres homosexuales y otros que mantienen relaciones sexuales con hombres representan el 17% -estimado- de las nuevas infecciones en el mundo y hasta el 40% en Latinoamérica, según el informe.

En el documento, el organismo destaca los esfuerzos de los grupos LGBTI, apoyados por organizaciones en defensa de los derechos humanos y expertos legales y en sanidad pública, para conseguir la eliminación de leyes que criminalizaban las relaciones entre personas del mismo sexo en Latinoamérica y el Caribe, además de otras zonas del mundo.

Sin embargo, la ONU señala que esos intentos siguen enfrentando una “ardua batalla” en muchos países.

línea

BBC

Claves sobre el VIH y el sida

  • Sida no es lo mismo que VIH: sida es el nombre de la enfermedad. La sigla VIH (virus de inmunodeficiencia humana) hace alusión al virus que la causa.
  • Se puede vivir con el virus y nunca padecer el sida. El sida aparece en las etapas más avanzadas de la infección por VIH.
  • El VIH se puede transmitir por relaciones sexuales (vaginales, anales o bucales) sin protección con una persona que viva con el virus; por la transfusión de sangre contaminada; y por compartir agujas, jeringas, material quirúrgico u otros objetos punzocortantes.
  • De momento, no hay cura para el VIH, pero existe el llamado tratamiento antirretrovírico, que puede volver el virus indetectable y, por ende, impedir el contagio.

Fuente: OMS, ONU Sida, Fundéu

En total, la ONU estima que en el mundo hay actualmente unos 37,9 millones de personas con VIH y solo 23,3 millones tienen acceso a la terapia antirretroviral, según los datos más actualizados, de 2018.

En Latinoamérica, se estima que hay 1,9 millones de personas viviendo con VIH y 1,2 millones con acceso a tratamiento.

Pese a que las cifras llevan descendiendo desde 2010, la ONU insiste en el informe que “se progresa, pero cada año menos” y urge a hacer más esfuerzos para cumplir los objetivos marcados.

Para 2020, la meta es llegar a que el 90 % de las personas que viven con VIH conozcan su estado, que el 90% de los diagnosticados reciban terapia antirretrovírica y que, para ese mismo año, el 90% de las personas que reciben terapia antirretrovírica consigan la supresión viral (reducir significativamente la presencia del virus en sangre para conservar la salud).

De todas las personas viviendo con VIH en 2018, un 79% lo sabía, el 62% tenían acceso a tratamiento y el 53% de las personas logró la supresión viral.

En ese sentido, Latinoamérica destaca por sus buenas notas, tal y como remarca el director de ONUSIDA especializado en la región: en 2018, 80% de las personas que vivían con VIH lo sabían, 78% de las personas diagnosticadas estaban recibiendo tratamiento y el 89% de aquellos en tratamiento consiguieron disminuir significativamente la presencia del virus en sangre.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=kGxskMQ5l3E

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=0imLxAHjGjA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.