close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
“El Coss”, de policía municipal a presunto líder del Cártel del Golfo
Hoy, Jorge Eduardo Costilla y diez de sus presuntos sicarios fueron arraigados por 40 días.
Por Redacción Animal Político
17 de septiembre, 2012
Comparte

Presentación de 'El Coss'. //Foto: Cuartoscuro

El presunto líder del Cártel del Golfo, Jorge Eduardo Costilla alias “El Coss” y diez de sus presuntos sicarios fueron arraigados por 40 días. Serán investigados por delitos contra la salud, delincuencia organizada y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos.

Como uno de los líderes del Cártel del Golfo, “El Coss” fue responsable junto a Antonio Cárdenas Guillen, “Tony Tormenta”, de encabezar en enero de 2010 una ofensiva contra Los Zetas, célula de sicarios desertores del Ejército quienes por poco más de una década colaboraron muy de cerca con la organización criminal que dirigiera Osiel Cárdenas Guillen.

“Originalmente Los Zetas eran el grupo armado del Cártel del Golfo, pero en diciembre de 2009 rompieron con sus aliados por diferencias en el control de los mercados y rutas de las drogas”, indica un informe de inteligencia del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).

Fue hasta enero de 2010 que la ruptura entre la célula de sicarios dirigidos por Heriberto Lazcano, “El Lazca”, y la banda que dirigía “El Coss”, junto al hermano de Osiel -narcotraficante que hasta antes de su detención en marzo de 2003 era la cabeza del grupo-, se vio reflejada en una serie de enfrentamientos armados en Tamaulipas y Nuevo León.

“Tamaulipas es un punto estratégico para la entrada y salida de drogas hacia Estados Unidos ya que cuenta con una extensa costa y ciudades importantes como Nuevo Laredo, Miguel Alemán, Reynosa, Río Bravo y Matamoros, que son los destinos más cercanos para los criminales que operan y trafican por el Golfo de México”, refiere el informe de inteligencia.

En julio de 2010, es decir en 7 meses de pugna, el CISEN les atribuía mil 328 homicidios, lo que representaba el 6 % de los crímenes entre organizaciones criminales registrados -hasta ese momento- en la administración del presidente Felipe Calderón.

La historia

De ser un policía municipal en Matamoros, Tamaulipas, Jorge Eduardo Costilla, “El Coss”, se convirtió en 16 años en uno de los narcotraficantes más buscados en México y Estados Unidos, cuyas autoridades llegaron a ofrecer una recompensa de 5 millones de dólares por información que llevara a su captura.

Robusto, cara redonda y bigote recortado, “El Coss”  nació en 1971 en la ciudad de Matamoros, donde a la edad de 21 años se convirtió en policía municipal, hasta que 3 años más tarde abandonó la corporación para conformar una banda de secuestradores conocida como “Los Sierra”. 

Fue a mediados de la década de los noventa, luego de conocer a Osiel Cárdenas, quien por esos años había obtenido su libertad luego de purgar una condena de 3 años en Estados Unidos y México por tráfico de drogas, que “El Coss” se convirtió en uno de los hombres de confianza de Cárdenas.

En 1998, luego de asesinar a otros narcotraficantes de Tamaulipas, Cárdenas ocupó la cabeza del llamado Cártel del Golfo, por lo que “El Coss” se erigió en personaje clave dentro de la estructura criminal de la banda. En él recaía la responsabilidad de negociar con autoridades policiacas el traslado de drogas a Estados Unidos, mientras Los Zetas se encargaban de ajustar cuentas a los enemigos de la organización.

Tras la captura de Osiel Cárdenas el 14 de marzo de 2003 y de Manuel Vázquez Mireles, “El  Meme Loco”, 2 semanas después, “El Coss” y Antonio Cárdenas tomaron el mando de la organización, que compartieron hasta la muerte de Antonio en noviembre de 2010, cuando personal de la Secretaría de Marina-Armada de México lo abatió a balazos durante un operativo que tenía como objetivo su captura.

Según la Secretaría de Marina, dependencia que el miércoles capturó a  Costilla  en la ciudad de Tampico, el sigilo que tenía “El Coss” para operar le permitió superar “las divisiones internas de la banda y dirigir violentos enfrentamientos en Tamaulipas y Nuevo León contra sus antiguos aliados Los Zetas”.

“El Coss” actualmente se encuentra vinculado en por lo menos dos averiguaciones previas abiertas en la Procuraduría General de la República y cuenta con un mandamiento de arresto por parte del Tribunal Federal del Distrito sur de Texas, división Brownsville.

Con la captura de Jorge Eduardo Costilla, autoridades y especialistas consultados por la BBC, no descartan un recrudecimiento de la violencia entre la organización de los Zetas y los operadores de “El Coss”, quien antes de su captura se alió al cártel de la droga que  dirige Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, para hacerle frente a sus antiguos socios.

 

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Quentin Tarantino: 6 claves de su nueva película "Érase una vez en Hollywood"
"Érase una vez en Hollywood", la nueva película de Quentin Tarantino, recibió muy buenas críticas en el Festival de Cannes. El largometraje, que junta a Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, se estrena en América Latina en agosto.
Getty Images
23 de mayo, 2019
Comparte

¡Luces, cámara, acción! Quentin Tarantino ya recibió las primeras críticas de “Érase una vez en Hollywood” (“Once Upon a Time in Hollywood”), su última película, que se presentó el martes en el Festival de Cannes.

El largometraje es una recreación extravagante de Hollywood en 1969, antes de los asesinatos cometidos por los seguidores de Charles Manson, el líder y cerebro de la llamada familia Manson, en agosto de 1969 en Los Ángeles, California.

Hasta el momento, los críticos de cine han elogiado la cinta, que se estrena en agosto en América Latina.

Peter Bradshaw, de The Guardian, la considera “totalmente indignante, desorientadora, irresponsable y también brillante”.

También la han comparado con Pulp Fiction, hito de Tarantino en la cultura pop, 25 años después de su lanzamiento en el festival.

Aquí recogemos seis puntos que las reseñas discuten sobre el nuevo filme.

1. Pitt y DiCaprio son los nuevos Redford y Newman

Leonardo DiCaprio interpreta a Rick Dalton, un actor alcohólico que recibe papeles de vaqueros; y Brad Pitt da vida a Cliff Boon, un doble de películas y mejor amigo del personaje anterior.

De acuerdo con The Hollywood Reporter, ambos entregan actuaciones “matadoras”, “llenas de ironía y agradable química”.

“Es difícil no recordar la energía que tenía la mejor pareja anterior en una película de Tarantino, John Travolta y Samuel L. Jackson en ‘Pulp Fiction'”, agrega la revista Time Out.

Robert Redford y Paul Newman hicieron dos películas clásicas juntos, “El Golpe” (“The Sting”) y “Dos hombres y un destino” (“Butch Cassidy and the Sundance Kid”).

¿Deberíamos esperar una nueva versión de cualquiera de las dos cintas en el futuro con Pitt y DiCaprio?

2. Hollywood se representa a sí mismo en la pantalla

La película representa a varias personalidades de la industria cinematográfica, por lo que la revista Variety la califica como un “espectacular collage nostálgico” que rinde homenaje a la era perdida de Hollywood.

Rafal Zawierucha interpreta al director Roman Polanski, y Margot Robbie, a su esposa, Sharon Tate, en los meses previos a su trágico asesinato por la familia Manson.

Mike Moh y Damian Lewis interpretan a los actores Bruce Lee y Steve McQueen, entre otros intérpretes que dan vida a figuras conocidas de la época.

3. Los asesinatos de Manson son solo una parte de la película

Antes de la presentación en Cannes, se especuló que la película giraría en torno al impacto de los crímenes de Charles Manson en Hollywood.

En 1969, sus seguidores, conocidos como la Familia Manson, mataron a nueve personas, incluida Sharon Tate, que tenía ocho meses y medio de embarazo, mientras Polanski estaba filmando en el extranjero.

Una de las jóvenes seguidoras de Manson, Susan Atkins, apuñaló a la actriz y garabateó “PIG” (cerdo) en la puerta de la casa con su sangre.

Los asesinatos conmocionaron a la industria cinematográfica de EE.UU. de la época y se les atribuye el final sangriento de la generación del amor libre y la contracultura de los años 60.

Sin embargo, la película de Tarantino rechaza esta narrativa y comienza seis meses antes de los crímenes.

Una canción de Manson suena en la película, pero el derramamiento de sangre no es el foco principal.

Todavía es un misterio cómo se representan los crímenes en la cinta, pues Tarantino envió una carta al público de Cannes pidiéndoles que no revelaran nada de la trama.

4. DiCaprio prende fuego a los nazis

El tráiler muestra al personaje de DiCaprio, Dalton, quemando nazis en un set de grabación durante un flashback a sus aparentes días de gloria como actor.

Es un guiño irónico a “Bastardos sin gloria”, película de 2009 de Tarantino, y típico de la afición del director por la violencia exagerada.

5. Falta de diversidad

Cuando se anunció el lanzamiento de la película, usuarios en redes sociales criticaron el hecho de que el elenco fuera completamente blanco.

La participación de MikeMoh como Bruce Lee aporta un breve destello de diversidad racial, pero el tráiler sigue siendo abrumadoramente blanco.

Este blanqueo ha provocado un animado debate en redes sociales, especialmente por el apoyo de Tarantino para el talento negro en los años 90, mucho antes de #OscarsSoWhite.

Anteriormente, el director había recibido críticas por usar la palabra “nigger” (forma despectiva de referirse a una persona negra) en los guiones, pero actores como Samuel L. Jackson y Jamie Foxx lo han defendido ya que simplemente refleja de manera realista el habla de los personajes en cuestión.

6. Los pies siguen siendo la fascinación de Tarantino

Los seguidores de la trayectoria de Tarantino reconocen que los pies ocupan un lugar destacado en sus películas.

Por ejemplo, en la escena “Mueve tu dedo gordo” de “Kill Bill”, o cuando Hans Landa de “Bastardos sin gloria” confirma que un zapato encontrado en la escena de un tiroteo le pertenece a la actriz Bridget von Hammersmark.

¿Un aparente fetichismo de pies? ¿Una broma? La razón exacta no está clara.

Pero una cosa es segura, hay muchos pies descalzos en “Érase una vez en Hollywood”.

Como concluye la revista Sight & Sound, es el “elogio descalzo” de Tarantino para la industria que adora.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=GFJ_N84JzUI

https://www.youtube.com/watch?v=GpyJ8GP7PWg

https://www.youtube.com/watch?v=o-FUmeEXFOI

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.