La impunidad es la cicatriz de México: Artículo 19
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La impunidad es la cicatriz de México: Artículo 19

La directora ejecutiva de Artículo 19, habla para Animal Político sobre los retos de la libertad de expresión en el país y las agresiones contra periodistas.
Por Omar Granados
24 de septiembre, 2012
Comparte

Periodistas asesinados en México. Foto: Cuartoscuro.

Durante la semana pasada, estuvo de visita en México la doctora Agnes Callamard (@AgnesCallamard), directora ejecutiva de la organización internacional de defensa de la libertad de expresión Artículo 19 (@Article19org), con quien Animal Político tuvo la oportunidad de discutir los retos de la libertad de expresión en nuestro país y las agresiones contra periodistas.

Asimismo, abordamos estos  temas en el marco de la transición política de final de sexenio, discutiendo un balance de la administración que finaliza y las previsiones para el gobierno que dará inicio el próximo 1° de diciembre.  A continuación, nuestra charla con la doctora Callamard.

¿Cuál es su balance del gobierno de Felipe Calderón en materia de derecho a la libre expresión?

Creo que México está en un punto de transición en materia de libertad de expresión y, en general, en materia de derechos humanos debido a que el país avanza a un nuevo momento político. Hay un nuevo gobierno por tomar el poder, mientras el gobierno actual ha hecho un compromiso en el sentido de detener las violaciones a la libertad de expresión y, en particular, detener la violencia contra periodistas, aunque estos compromisos no han traído los resultados esperados.

Hemos visto varios pasos del gobierno actual en este sentido, por ejemplo, la reforma constitucional para federalizar los delitos contra periodistas, los mecanismos de protección puestos en práctica, la fiscalía especial responsable por crímenes contra periodistas, todos ellos pasos muy importantes, pero por el otro lado, estos esfuerzos no han traído resultados, pues los periodistas no sólo continúan siendo víctimas de la violencia, lo cual es un gran problema, pero en mi opinión el mayor problema es el hecho de que esto se mantiene sin rendición de cuentas, en otras palabras, los periodistas siguen siendo asesinados, desaparecidos, agredidos, y ninguno de los perpetradores ha sido jamás llevado a la justicia, así que hay un increíble clima de impunidad alrededor de la violencia contra periodistas, el cual será el legado de la última década. El grado impunidad no ha sido reducido.

Mientras se puede entender que alguna de la violencia es difícil de resolver, en particular la relacionada con los cárteles de la droga, esto no significa que no haya ninguna acción para hacer algo de justicia. Desafortunadamente, todos los casos que Artículo 19 México ha identificado, en todos los que hemos seguido de cerca, se demuestra que la investigación o falla completamente o no está tratando si quiera de generar ningún tipo de resultado. La impunidad es realmente la cicatriz de México a nivel nacional e internacional.

¿Por qué existe este nivel de impunidad en México?

No creo que los cárteles sean los responsables de la impunidad, de la falta de investigación o la falta de justicia. En la medida que es un problema sistémico, que caracteriza a todos los tipos de crímenes, no sólo los que se relacionan con los cárteles, tenemos que concluir que la responsabilidad de la impunidad recae en las manos del gobierno y de la institución encargada de manejar todos los tipos de crímenes.

No creo que los periodistas sean una categoría de personas que deban ser más protegidas particularmente, sino que es el sector en el que Artículo 19 se enfoca y es además el grupo del cual tenemos datos, que es monitoreado y es una fuente importante de información sobre los problemas sistémicos que enfrentan la policía y el sistema de justicia.

En los casos que hemos visto con mucho cuidado, lo que hemos encontrado es que la investigación se lleva de forma muy ad hoc y hay muchos pasos que se toman o no se toman en una investigación. Estuve en Ciudad Juárez en el inicio de la semana y hablé con colegas de periodistas que fueron asesinados y me dijeron que los testigos de los asesinatos ni siquiera habían sido interrogados como parte de la investigación. También me dijeron con la cita exacta de la oficina de la procuradora que los expedientes sobre un asesinato en particular, de Juan Carlos, un fotógrafo del Diario de Juárez, sucedido hace dos años, no tenía un sólo progreso en los últimos 12 meses.

Cuando consideramos el asesinato de Armando, el otro periodista del Diario, de nuevo la investigación no ha ido a ningún lado, nadie ha sido llevado ante la justicia, a cuatro años del asesinato, y la investigación no parece avanzar, de acuerdo con la información que recibimos.

La evidencia que hemos podido recolectar demuestra que hay un problema sistémico, una incapacidad para investigar y la gente que debería estar investigando, como la oficina del fiscal especial, han fallado en investigar hasta el momento. Esta fiscalía especial fue establecida para dar un equilibrio por lo que no estaba siendo hecho por otras autoridades, pero esta oficina del fiscal especial, por razones que aún quedan por discutir, no ha atraído ningún caso, así que vemos una incapacidad de la justicia y la policía por lo que parece una ausencia de valentía para poder investigar apropiadamente.

¿Cuáles serían las mejores acciones para abatir este problema en el próximo gobierno?

Estamos entrando en un periodo de transición y creo que un año después de ella habrá una ventana de oportunidad, es un momento donde los gobiernos entrantes pueden realmente dar pasos con valentía. El problema más grande que hay que resolver es el de la impunidad y sé que el gobierno entrante se ha comprometido a bajar los niveles de violencia, lo cual es algo bueno, sin embargo, hay que insistir en que la seguridad es mucho más que reducir la violencia. La seguridad implica confianza en la policía, acceso a la justicia, investigaciones apropiadas. Para que la seguridad realmente exista se requiere tomar medidas en este sentido. Invitamos al gobierno entrante a tener el valor para tomar estas medidas rápidamente.

La primera acción sería asegurarse que la reforma constitucional para federalizar los delitos contra periodistas tenga una legislación secundaria, lo cual debería pasar antes de que termine el año.

El segundo paso sería que la oficina del fiscal especial para los delitos contra periodistas (de la PGR), independientemente de la legislación secundaria, debería empoderarse para investigar los casos en los que se puede avanzar, no todos los casos es objeto de difíciles discusiones legales para poderse resolver. Hay casos que pueden manejarse por el fiscal especial, quien debe meterse en este rol.

Es la prioridad romper los círculos viciosos, el ciclo de inercia, el ciclo de investigaciones inadecuadas e incompetentes. Ésta tiene que ser la prioridad, necesitamos invitar al gobierno para que en los próximos seis meses traiga al público la prueba de que las investigaciones realmente se están haciendo, ya sea a nivel federal o municipal. Se necesita la prueba de que las investigaciones están sucediendo y que el acceso a la justicia es posible, no sólo un sueño.

¿Cuáles son las probabilidades de que el próximo gobierno cumpla las expectativas en materia de libertad de expresión?

Artículo 19 no toma posiciones políticas, sólo evaluaremos al gobierno en cuanto a su habilidad para proteger los derechos humanos. Sobre si el gobierno protegerá o no los derechos humanos, sabemos que se ha comprometido con esto, ha dado algunos pasos al presentar una iniciativa en transparencia y queremos invitarlos a hacer más que eso, a ser valientes y dar los pasos necesarios para acabar con el mayor problema para la libertad de expresión y los derechos humanos, el cual es la impunidad.

Si el próximo gobierno será capaz o no de traer resultados en este tema, no se puede decir aún. Creo que el próximo gobierno viene después de un periodo político muy difícil y buscará mostrar que es diferente del gobierno saliente y del viejo PRI, pero para hacerlo deberá cumplir en materia de derechos humanos. Si lo hará o no, no lo sé, pero Artículo 19 seguirá esto muy cuidadosamente.

Para terminar con las agresiones a periodistas, ¿es suficiente la reforma que federaliza estos delitos?

La ley de federalización de estos delitos es un paso importante porque todos los observadores en la materia como Artículo 19 y el mismo gobierno, han reconocido que a nivel estatal y municipal hay un cuello de botella y que hay falta de voluntad o de capacidad para investigar estos crímenes contra periodistas.

Por otra parte, la legislación secundaria importa porque sin ella el principio de la reforma constitucional no encontraría una forma para ser implementada realmente, se dejaría mucho a la discrecionalidad de varios actores. Ambas legislaciones son importantes, son complejas, nadie lo niega, y requieren compromiso tangible par avanzar en esta lucha. Podrían pasar dos años y la legislación secundaria podría no implementarse por problemas complejos.

Por lo tanto, lo que se necesita es una determinación política de todos los partidos para que esta lucha avance, para que esta iniciativa esté completa para fines de año y creo que cuando hay voluntad para hacer las cosas, la ley avanza. No podemos dejar que complejidades legales determinen si hay compromiso político. Necesitamos poner el compromiso político en la mesa, conseguir que los partidos afirmen su determinación para aprobar la legislación secundaria, lograr que los abogados se pongan a trabajar para que se produzca una ley. Creo que esto es posible si hay un fuerte mensaje político en el que los actores políticos del país pidan una buena legislación secundaria para fines del año.

Sin embargo, desde la posición de Artículo 19, no podemos basar nuestra estrategia de protección de periodistas en si la ley es aprobada o no. En lo que nos concierne, hay una fiscalía especial que puede actuar en cualquier caso, que puede trabajar independientemente de la legislación secundaria, pues hay casos que se pueden resolver fácilmente desde la fiscalía y, por supuesto, las autoridades son las responsables de investigar. Artículo 19 no basará su estrategia en la aprobación de nuevas legislaciones. Estamos presionando para que esto suceda porque son la demostración de un compromiso político claro, pero puedo asegurar que no dependeremos de ello para seguir buscando la protección de los periodistas.

¿Cómo afecta la regulación de las redes sociales a la libertad de expresión?

La regulación de las redes sociales y de los medios digitales ha crecido como un problema global. Para Artículo 19 como organización internacional, éste se ha vuelto uno de los principales problemas que analizamos.  A nivel global, los gobiernos han caído en pánico y tienen la determinación de controlar productos y contenidos que se multiplican y que están fuera de los medios tradicionales.

Lo que sucede en México, donde se busca legislar sobre contenidos digitales, pasa en todo el mundo. Es una multiplicación de este tipo de leyes lo que estamos viendo en este momento. La posición de Artículo 19 es que los medios digitales sean regulados en la misma forma que los medios tradicionales y que no hay necesidad de estas propuestas de ley realizadas a partir de incidentes particulares, un muy mala forma de desarrollar legislaciones.

En la ONU, así como en la CIDH se ha coincidido que el marco regulatorio para los medios tradicionales y contenidos físicos pueden y deben aplicar a contenidos en línea y que no se necesita una regulación especial o leyes especiales para esta materia. La regulación de redes sociales y medios digitales es una prioridad para Artículo 19 y trabajamos para demostrarle a los gobiernos que estas legislaciones no son útiles ni generarán mejores contenidos y que hay mejores formas de luchar contra ciertos contenidos en línea.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Escocia se convierte en el primer país donde los productos para la menstruación son gratis

Esta semana, en Escocia se firmó una ley que garantiza el suministro sin costo de los tampones y las toallas sanitarias.
16 de agosto, 2022
Comparte

Escocia se convirtió este lunes en el primer país en el mundo en declarar el acceso gratuito a los productos para la menstruación como tampones y toallas sanitarias.

Con la firma de la nueva ley, que se hizo efectiva este lunes, la nación británica busca proteger el acceso sin costo a estos productos sanitarios.

La nueva legislación, conocida como “Ley de productos para la menstruación” señala que concejos públicos e instituciones educativas deben crear métodos para hacer disponible de forma gratuita estos productos.

Desde 2017, en el país se han invertido cerca de US$30 millones para proveer tampones y toallas sanitarias en sitios públicos.

Georgie Nicholson, quien dirige la organización británica Hey Girls, que busca que se den de forma gratuita estos productos en todo Reino Unido, le dijo a la BBC que la organización había realizado un estudio antes de la pandemia que indicaba que una de cada cuatro mujeres en Escocia se había enfrentado a la pobreza menstrual en algún momento.

“Hay una manera muy simple de describir la pobreza de la menstruación: vas al supermercado y tienes que elegir si puedes comprar una bolsa de pasta o una caja de tampones. Es así de básico”, dijo.

“Escuchamos de muchas madres que se quedan sin su protección para el período para poder alimentar a sus hijos y usan cosas como periódicos metidos en calcetines o pan… porque son más baratos que los tampones y las toallas sanitarias”.

Nicholson agregó que Escocia se convierta en el primer país del mundo en ofrecer productos gratuitos para la menstruación es un hito “realmente enorme”.

Por su parte, en América Latina el paso más lejano que se ha dado en este sentido tuvo lugar en Colombia, donde se les quitó el impuesto al consumo a los tampones y toallas sanitarias.

Tampones.

Getty Images
En América Latina en muchos países gravan con un impuesto a estos productos.

“Que alguien me los comprara”

Shauna Gauntlett ha sufrido de la llamada “pobreza de la menstruación” después del nacimiento de su primer hijo.

Ella, quien vive en Escocia, le dijo a la BBC que comprar productos sanitarios se había convertido en una carga financiera tras sufrir distintas dolencias después de dar a luz.

“Nadie te dice exactamente lo que pasa después del parto, qué es normal, qué esperar”, señala.

“Necesité que alguien me comprara esos productos por mí, porque yo no podía pagarlo, ni podía ir a comprarlos. Tenía algunos puntos por la cesárea, pero después me tuvieron que operar y entre ambas intervenciones tuve que conseguirlo de alguna manera”, explica.

La parlamentaria Monica Lennon fue la persona encargada de hacer la proposición de ley.

“Este es otro gran hito para los activistas por la dignidad de la menstruación y los movimientos de base que muestra la diferencia que pueden marcar las decisiones políticas y audaces”, anotó Lennon.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=s1V3xOL23Zg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.