close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Ateos se reúnen en DF para rezarle a la ciencia

El 2 y 3 de noviembre se realizará el Segundo coloquio mexicano de ateísmo (a un lado de la Catedral Metropolitana), el cual reunirá científicos de México y EU.
Por Paris Martínez @paris_martinez
29 de octubre, 2012
Comparte

¿Por qué la evolución es verdad y por qué a la gente no le gusta? ¿Cómo puedes educar a tus hijos, prescindiendo de las enseñanzas religiosas? ¿Al buscar la hegemonía de una doctrina de fe, sobre el resto de las ideas, se puede transitar de la disonancia cognitiva a la franca “hijoputez”?

Éstas son algunas de las preguntas que divulgadores científicos, expertos en bioética, física, evolución, educación, así como defensores de la separación Iglesia-Estado, buscarán responder el próximo fin de semana, en el Distrito Federal, en cuyo Centro Histórico (de hecho a un costado de Catedral) se realizará el II Coloquio Mexicano de Ateísmo, los próximos 2 y 3 de noviembre… con un costo de mil 200 varos por piocha.

“La idea es promover el pensamiento crítico, y generar una discusión entre ciudadanos y algunos de los principales activistas e investigadores de México y el mundo que están dedicados a temas vinculados al ateísmo o al pensamiento científico, justo en un momento en que comienza a darse en el país una nueva andanada contra la laicidad y nuevas expresiones de intolerancia desde, y entre, sectores religiosos”, afirma el ingeniero Gerardo Romero, integrante de la Asociación de Ateos y Librepensadores Mexicanos, que organiza el acto.

“Para usar un concepto de la cultura pop –promete–, ésta va a ser como una convención de Star Wars en la que los asistentes podrán hablar con los equivalentes a Darth Vader o Chewbacca: el Coloquio abrirá con un taller para padres impartido por el profesor Dale McGowan, reconocido como Humanista de Harvard del año 2008 y experto en educación infantil sin adoctrinamiento religioso; seguido del profesor de la UNAM y divulgador científico Martín Bonfil, quien impartirá una cátedra sobre ateísmo y escepticismo; también estará el investigador de La Salle Felipe Gaytán, cuya participación versará sobre laicidad y secularización; y el primer día de conferencias cerrará con una plática sobre el origen del universo, dirigida por la investigadora Julieta Fierro, también de la Universidad Nacional.”

Luego, el sábado, retomarán el debate Michael Shermer, editor de la revista estadunidense Skeptic, con una ponencia titulada “El cerebro creyente”; el investigador Jerry Coyne, experto en biología evolutiva de la Universidad de Chicago; y el fisiólogo, biosífico y neurocientista Marcelino Cereijido, del Cinvestav, “científico de gran renombre que, además, se ha convertido en férreo defensor de los derechos de los no creyentes, y quien viene a presentar una conferencia sobre por qué se vuelven tan abusivas las religiones, cómo legislar desde un pensamiento teológico ha convertido algunas naciones en estados teocráticos, como, por ejemplo, en algunos puntos de Medio Oriente; para concluir con Annie Gaylor, copresidenta de la Freedom From Religion Foundation, de Estados Unidos, una importante agrupación dedicada a defender la separación Iglesia-Estado, desde el constitucionalismo y el Derecho”.

–¿Y escogieron iniciar su coloquio en el Día de Muertos por alguna razón (hereje) en particular?

–No –ríe Romero–, fue una curiosa coincidencia.

Ateos de México uníos

Con este coloquio, la Asociación de Ateos y Librepensadores Mexicanos celebra su segundo año de existencia, tiempo durante el cual, señala Gerardo Romero, integrante de su mesa directiva, el objetivo ha sido reivindicar los derechos de los no creyentes en un país profundamente religioso, y es que, aunque suene paradójico, afirma, “aquí ser ateo puede llegar a convertirse en un estigma: tanto en la familia como en la comunidad, a los que no creen en un dios se les llega a ridiculizar, hostigar e, incluso segregar… en México hay aún quien cree que los ateos, agnósticos o librepensadores, somos gente que camina con cuernos y cola, sin moral, nociva”.

Integrada por 25 afiliados, esta agrupación promueve debates científicos y sociales como primer objetivo, pero también, destaca Romero, otorga asesoría jurídica en casos de discriminación contra no creyentes.

“Contamos con un modesto grupo de abogados, que asisten a nuestros afiliados en casos relacionados con discriminación y censura –señala Romero–. En estos dos años, hemos apoyado  en dos casos, pero esto no quiere decir que no exista, o que sean pocos los casos de discriminación contra personas que no creen en dios: en Chapala, Jalisco, dimos asesoría a un afiliado que vive cerca de una iglesia católica, cuyo sacerdote hace escuchar misa a todos los que viven a varias cuadras a la redonda, a través de un sistema de bocinas que pone a funcionar a las siete de la mañana, y hay gente que se siente afectada en sus derechos por esa práctica, así que se les dio asistencia para que pudieran presentar una queja por contaminación ambiental.”

El segundo caso, explica, fue el de una niña de 9 años que “de la nada empezó a sentirse mal y a decir que no quería ir a la escuela, y era por que estaba sufriendo bullying, originado porque ella no cree en dioses, es una niñita a la que no se le ha inculcado ningún adoctrinamiento religioso, y sus compañeritos le decían cosas muy crueles, como que sus papás se iban a ir al infierno, que ella se iba a morir, que ella era un diablo, y la niña empezó a tener problemas de aprovechamiento y sicológicos, así que asistimos a los papás sobre cuáles eran sus derechos y recomendamos hablar con la dirección escolar, la cual implementó pláticas con los alumnos y resolvió favorablemente el problema”.

Es ante este tipo de situaciones que, afirma, “consideramos importante la promoción del pensamiento crítico, la ciencia y el escepticismo, lo que no quiere decir que vayamos por ahí diciéndole a la gente que tiene que ser atea. No, lo que promovemos es la toma de decisiones con base en evidencia, y el uso de procedimientos científicos para buscar dicha evidencia”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Game of Thrones: el alucinante mundo de Bran Stark relatado por Isaac Hempstead Wright

Isaac Hempstead Wright pasó los últimos ocho años de su vida en el mundo de Bran Stark. El joven actor relata a la BBC cómo fue interpretar a este sobreviviente de "Juego de Tronos", algo que le dejó muchas gratas, difíciles y divertidas experiencias.
22 de mayo, 2019
Comparte
Bran Stark in season one and season eight

Sky/HBO
El paso del tiempo se vio en el personaje de Bran Stark, desde la primera hasta la octava temporada de Juego de Tronos.

Importante: esta nota NO contiene spoilers de la OCTAVA temporada de “Game of Thrones”, pero SÍ hay algunos detalles de la trama hasta la séptima.

“Game of Thrones” llegó a su fin, amado u odiado por su desenlace luego de ocho años de una enorme historia.

Ahora sabemos quiénes vivieron, quiénes murieron y quiénes tomaron el poder.

El episodio final reveló el destino de los Stark, incluido Bran Stark, que fue interpretado por Isaac Hempstead Wright.

En abril de este año, el joven le contó a Radio 1 Newsbeat sobre su participación en la serie y cómo se había preocupado de que su personaje fuera eliminado desde la primera temporada.

Hempstead Wright interpretó a Bran Stark desde el primer episodio, cuando fue lanzado desde una torre por Jaime Lannister, lo que lo dejó parapléjico.

Escapó por suerte esa vez, pero, como a sus compañeros, le preocupaba que su personaje fuera asesinado en alguna de las temporadas desde entonces.

Bran y el Rey de la Noche

Sky/HBO
El destino en la historia era una preocupación de cada actor al iniciarse una nueva temporada.

“Lo primero que hacían todos cuando recibían el guion era comprobar si iban a morir“, recuerda. “Luego, cuando veían que estaban a salvo, comprobaban si sus amigos se iban a morir”.

Y cuando caía el hacha (a veces literalmente), ver la serie era tan duro para el elenco como lo era para los espectadores en casa.

“Siempre tenías temor de cualquier escena particular que supieras que se avecinaba, como la Boda Roja”, señala Hempstead Wright.

Por si no sabes lo que es la Boda Roja porque no has visto la serie ( ¡¿por qué estás leyendo esto?!), fue un evento crucial que ocurrió en la tercera temporada en el que algunos de los personajes más importantes fueron ejecutados, la mayoría de ellos eran de la familia Stark, como el personaje de Hempstead Wright.

“Todos sabíamos que eso venía e íbamos a perder a la encantadora Michelle (Fairley), a Richard (Madden) y a Oona (Chaplin). Eso fue muy triste”, dice el actor.

Casi renuncia el primer día

Hempstead Wright cumplió 20 años este 2019. Ha estado actuando en “Game of Thrones” desde que tenía 11.

Bran Stark salió ileso durante las primeras siete temporadas, hizo un largo viaje hasta llegar “más allá del muro” y volver como el cuervo de tres ojos, un psíquico que viaja en el tiempo y vive durante siglos.

Pero cuando comenzó, Hempstead Wright no estaba seguro de poder continuar.

“Puedo recordar el primer día y filmamos en este hermoso lugar llamado Tollymore Forest, a las afueras de Belfast. Llovió sin parar todo el día. Fue la escena donde encontramos a los lobeznos y fue simplemente implacable”, explica.

Isaac Hempstead Wright

Getty Images
Hempstead Wright pasó su adolescencia filmando “Game of Thrones”.

“Recuerdo que cuando regresé al hotel con mi madre, dije: ‘No sé si puedo hacer esto, es muy difícil’“.

Las condiciones del tiempo rara vez mejoraron para el elenco.

“Fue un adelanto bastante bueno de las condiciones meteorológicas que enfrentaríamos durante los siguientes nueve años de nuestras vidas”, señala.

“Nada de sexo”

Comenzar la serie siendo tan jóvenes significaba que Wright estaba expuesto a cosas que la mayoría de los de su edad no tienen idea.

El incesto, la violencia extrema y el sexo son cosas recurrentes desde el comienzo de la historia.

El personaje de Hempstead Wright fue lanzado desde la torre de un castillo cuando sorprende a los hermanos Jaime y Cersei Lannister teniendo relaciones sexuales en el primer episodio.

Dice que hubo partes de las primeras temporadas que él era demasiado joven para ver.

Cersei y Jaime Lannister en la temporada 1

Sky/HBO
Cersei y Jaime Lannister tenían una relación “complicada” para un niño como era Hempstead Wright.

Pero considera que mirar algunas de las escenas más impactantes de la serie fue menos traumático para él de lo que pudo haber sido para los espectadores.

“Cuando estás en el set y hay un cuerpo decapitado y ves al hombre escondido detrás bombeando sangre de la prótesis, eso le quita toda la magia“, dice Hempstead Wright.

“En el caso del sexo, solo quiero decir que mi madre me dio un sinfín de charlas que me hicieron pasar mucha vergüenza y dijo cosas como: ‘Así que, cariño, nada de sexo con hermanos o hermanas, eso está mal'”, recuerda.

Aunque lo que sucedió en el set no le afectó, lo que sucedió fuera -en la vida real- fue lo que le hizo entender cómo “Game of Thrones” influyó en su vida.

“En la universidad fue la primera vez que dije: ‘Oh, esto no es nada divertido‘”, dice.

Isaac Hempstead Wright como Bran Stark

HBO
El Bran Stark que regresó a Invernalia era una persona diferente al niño que huyó en la segunda temporada.

Hempstead Wright abandonó sus estudios de matemáticas y música en la Universidad de Birmingham, Reino Unido, en 2017 después de solo ocho semanas de curso por la gran atención que recibió en el campus.

“Anticipé que la gente estaría emocionada, pero no lo vi venir. Eso fue mucho. No podía salir al pasillo sin tener que hacer un selfie, estaba atemorizado de salir y emborracharme porque todos estarían mirando y tomando fotos”, recuerda.

Claramente Hempstead Wright se siente más cómodo delante de las cámaras de televisión que frente a los fanáticos, dice que ahora está listo para seguir adelante.

“Solo somos unos ocho del piloto original (de la serie) que sobrevivimos”, explica.

“Es realmente extraño. Todos sentimos que hemos vivido toda una vida y una carrera, pero nuestras vidas acaban de comenzar, por lo que es un momento bastante sorprendente”, continúa.

“Es realmente emocionante. Es aterrador, pero es emocionante”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Mf-4ho-0fP8

https://www.youtube.com/watch?v=pXpSgVrh0_0

https://www.youtube.com/watch?v=ZEX-s3z3Vp8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.