¿Cómo será el debate presidencial en EU?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

¿Cómo será el debate presidencial en EU?

Por Omar Granados
2 de octubre, 2012
Comparte

Recientemente, Obama y Romney aparecieron por separado en un foro de la cadena hispana en EU, Univisión.

Este miércoles es el primero de tres debates entre Barack Obama y Mitt Romney. El actual presidente demócrata de Estados Unidos, quien busca un segundo periodo en la Casa Blanca, y el candidato republicano hablarán sobre política nacional en su primer enfrentamiento público, según se dio a conocer desde julio de 2012 cuando se acordó el formato de los debates.

La Comisión sobre Debates Presidenciales, una entidad no partidista, decidió en meses anteriores que cada debate será de 90 minutos y tratará temas que ya son anunciados con anticipación para que los votantes, así como los candidatos, puedan estudiarlos.

En un comunicado reciente, los planeadores de debates Frank Fahrenkopf y Mike McCurry afirmaron que “los debates son los programas políticos más vistos” y que “estos cambios de formato son diseñados para promover un diálogo sustantivo antes, durante y después de los debates sobre los principales asuntos del día. Permitirán a los ciudadanos y candidatos llegar preparados para una serie de foros de educación al votante que informen e involucren al público”, agregaron.

En la larga historia de los debates presidenciales en EU cada elección se han cambiado los formatos y se han visto discusiones en mesas redondas o podiums con moderadores, dependiendo del acuerdo, el moderador o la audiencia han hecho preguntas a los candidatos.

Aquí algunos datos sobre la organización de los debates de este año:

Habrá tres debates presidenciales y uno de candidatos a la vicepresidencia.

El primer debate estará cargo del moderador Jim Lehrer, un periodista con una enorme trayectoria, y con una destacada experiencia en ese rol, que ejercerá por décimo segunda vez. De hecho, Lehrer fue el moderador del primer debate entre los entonces senadores Barack Obama y John McCain.

Este primer encuentro, se realizará en la Universidad de Denver, Colorado y se enfocará en política nacional.  Cada candidato tendría dos minutos para responder la pregunta, con un moderador facilitando una discusión posterior.

Los organizadores planean seis segmentos de 15 minutos que abrirán con una pregunta, una respuesta de dos minutos por cada candidato y después una discusión. Se pretende que los candidatos se sienten a la mesa con el moderador en lugar de estar de pie ante podios.

El segundo debate, agendado para el 16 de octubre en la Universidad Hofstra, en Hempstead, Nueva York, estará enfocado en política doméstica y exterior y tendrá estilo de “asamblea popular” o cabildo y tendrá la presencia de votantes indecisos seleccionados por la encuestadora Gallup.

Un tercer debate tendría el mismo formato del primero, pero se enfocaría exclusivamente en temas de política exterior anunciados con antelación. Este choque está agendado para el 22 de octubre en la Universidad Lynn, en Boca Raton, Florida. 

 El único debate entre los candidatos a la vicepresidencia, el demócrata Joe Biden y el republicano Paul Ryan, será el 11 de octubre en el Centre College, en Danville, Kentucky. 

El enfrentamiento entre candidatos a la vicepresidencia estaría dividido en nueve segmentos de 10 minutos dedicados a política nacional y exterior. A cada candidato se le permitirá una respuesta de dos minutos con un moderador dividiendo el tiempo.

En Contexto

“El país enfrenta problemas graves y el público tiene derecho a esperar un examen serio de esos asuntos durante los debates de este otoño” , dijeron los organizadores. “La Comisión sobre Debates Presidenciales cree que esto puede lograrse mejor dedicando el mayor tiempo a los principales temas nacionales y del exterior”

El primer debate público y televisado en EU fue entre Kennedy y Nixon en 1960, mientras que el segundo debate fue hasta 1976 cuando el presidente Gerald For retó a un joven Jimmy Carter a debatir y perdió en ese encuentro la presidencia.

La historia de los debates en EU ha incluído en este medio siglo discusiones en mesas redondas o podiums con moderadores, dependiendo del formato escogido en cada elección. Además, dependiendo del acuerdo, el moderador o la audiencia puede hacer preguntas a los candidatos.

Tradicionalmente, no hay comentarios de apertura por parte de los participantes, aunque sí hay una intervención de clausura y generalmente el debate en EU se realiza entre dos aspirantes.

El control de los debates presidenciales en EU ha sido monopolizado por la Comisión de Debates Presidenciales, controlada por los dos partidos predominantes durante más de dos décadas. Previamente, este papel era llevado por la organización apartidista llamada Liga de las mujeres Votantes, la cual organizó los debates de las elecciones de 1976, 1980 y 1984.

En 1987, la organización salió de la organización debido a la escrupulosa forma en que los partidos trataron de controlar cada aspecto del evento. A partir de ahí, los partidos Demócrata y Republicano llevan de forma discresional la organización de cada debate presidencial a través de la Comisión de Debates Presidenciales y siempre se ha excluído a candidatos independientes o de fuerzas menores a 15% de las preferencias.

Previo al debate

La contienda presidencial de Estados Unidos comenzó tranquilamente el lunes, ya que ambos candidatos están dedicados a estudiar para su primer debate del miércoles, en el que el republicano Mitt Romney, ahora rezagado, tratará de cambiar el rumbo de su campaña.

El presidente Barack Obama estaba reunido con sus principales asesores en un centro vacacional en el desierto de Nevada. Romney estaba practicando en Massachusetts antes de ir a Colorado, sede del primer debate y uno de los pocos estados que serán definitivos en las elecciones del 6 de noviembre.

Previo al debate, algunas encuestas recientes muestran que Romney está detrás de Obama en muchos de esos nueve estados clave. Los tres debates de este mes le darán a Romney una de sus mejores y últimas oportunidades para detener el impulso de Obama y convencer a la opinión pública de apoyar su visión para sacar al país de su situación de debilidad económica.

“Lo que más me preocupa es tener una discusión seria acerca de lo que tenemos que hacer para mantener el país en crecimiento y restaurar la seguridad a los estadounidenses trabajadores”, dijo Obama durante un mitin en Las Vegas la noche del domingo. “Ese es el motivo por el que la gente va a estar pendiente. Ese es el debate que ustedes se merecen”.

Los republicanos mantienen la presión sobre Obama en asuntos internacionales, como el manejo de su gobierno al ataque contra el consulado de Estados Unidos en Libia que llevó a la muerte del embajador norteamericano en ese país africano y de otras tres personas.

El gobierno de Obama lo ha calificado como un ataque terrorista. Se produjo en medio de violentas protestas en el mundo musulmán por una película de bajo presupuesto contra el islam producida en Estados Unidos.

Romney, en un artículo de opinión en The Wall Street Journal, repitió sus críticas a Obama por haber llamado el ataque y otros disturbios en Medio Oriente “baches en el camino”.

“Nuestro país parece estar a merced de los acontecimientos en lugar de darles forma”, escribió Romney. “No los estamos moviendo en una dirección que proteja a nuestra gente o nuestros aliados”.

Obama dijo en un mitin la noche del domingo que mientras su desempeño era aceptable al debatir, su rival era “un buen polemista”.

El equipo de Romney no ha ocultado el hecho de que el ex gobernador de Massachusetts ha estado practicando intensamente durante varias semanas.

¿Cómo son los debate en otros países?

A continuación se mencionan otros ejemplos:

El debate en Francia

El debate presidencial que recientemente dio la victoria a la oposición socialista en Francia fue un debate de casi tres horas realizado entre Nicolás Sarkozy y Francois Hollande, a sólo cuatro días de la segunda vuelta de la elección presidencial y ante una segunda vuelta, lo que provoca que con sólo dos adversarios se facilite la organización y la confrontación de ideas, en lugar de favorecer una sucesión de monólogos. En Francia el debate fue televisado por todas las cadenas públicas, y las emisoras públicas son las de mayor audiencia. El formato es de dos candidatos dirigiéndose el uno al otro, sólo acompañados por dos conductores que marcan el tiempo y tratan de ir cambiando de tema. Ambos hablaron lo mismo: 72 minutos con 17 segundos. Sin embargo, se dice que este formato no escapa a la desventaja de las constantes interrupciones, de la dificultad de seguir un hilo argumentativo hasta el final y de prolongar artificialmente algunos temas que no necesariamente son los más importantes.

38 años de debates presidenciales en Francia

Debate Hollande – Sarkozy (Velo completo en francés aquí)

El debate en España

El debate que a fines de 2011 enfrentó a Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba y que dio la victoria al primero al frente del gobierno español, tuvo un formato innovador en referencia a la historia española y comparable solamente al realizado hace cuatro años en Francia entre Nicolas Sarkozy y Segolène Royal. Este formato muy libre tuvo tres bloques: Economía y empleo, Política social y un último sobre Democracia y Política Exterior que acabó llamándose “otras políticas.” Cada candidato contó con con 20 minutos, pero pudo ser interrumpido por el adversario lo que, en su caso, éste consumirá parte de su tiempo.

Debate entre Rajoy y Rubalcaba

América Latina:

El debate en Perú

Entre la primera y la segunda vuelta electoral de las elecciones generales del 2011, se produjeron dos debates que tuvieron un importante impacto y trascendencia: el de los equipos de plan de gobierno, que fue llamado “debate programático”, y el de los dos candidatos finalistas, al que se denominó “debate presidencial.” El debate tuvo una duración de una hora y 20 minutos y se organizó en torno a cuatro temas: lucha contra la pobreza, seguridad y narcotráfico, institucionalidad democrática, y economía e inclusión social. Además, en la última parte del encuentro ambos candidatos tendrían la oportunidad de responder seis preguntas que fueron planteadas por la ciudadanía en el marco del proyecto Voto Informado, así como de dar su mensaje final. En cada bloque temático, ambos candidatos tienen oportunidad de hacer una exposición, preguntar o hacer réplica y contrarréplica, todo en 6 minmutos. Además, cada uno responde 3 preguntas en 90 segundos cada una y da un mensaje final de 4 minutos.

Debate Ollanta Humala – Keiko Fujimori

Debate Dilma José Serra

Debates anteriores en México

Debate entre Ernesto Zedillo, Diego Fernández de Cevallos y Cuauhtémoc Cárdenas

Y en México todavía nos falta el debate alterno organizado por #Yosoy132. La organización presentó el formato de su debate alterno, al que ya por lo menos, Enrique Peña Nieto dijo que no asistirá, y aunque adelantaron que estarán presentes, falta ver si en efecto asisten Josefna Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quadri.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Vacunas contra COVID-19: por qué te puedes contagiar aunque ya estés inoculado

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada. Pero eso no significa que el SARS-CoV-2 desaparezca. Incluso puede volver a infectar, explica Guillermo López Lluch, catedrático de Biología Celular.
Getty Images
13 de mayo, 2021
Comparte

Conforme el número de personas vacunadas aumenta, crece la sensación de libertad y nos relajamos. Algunos gobiernos establecen ya medidas para dar carta blanca a la movilidad de las personas vacunadas sin limitaciones. Pero ¿estamos seguros de que se puede abrir la movilidad sin haber alcanzado la inmunidad de grupo?

La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o estos serán leves en futuras reinfecciones. Pero eso no significa que el virus desaparezca. Incluso puede volver a contagiar.

La clave está en la actividad del sistema inmunitario y en la capacidad de proliferación del virus en estas personas.

Un sistema inmunitario entrenado elimina el virus antes de que éste pueda causar graves daños en el organismo.

Por ello, la duda a despejar ahora es si las personas inmunizadas mantienen capacidad de contagio. La respuesta dependerá de la cantidad de virus que puedan dispersar.

Síntomas menos graves o asintomáticos

Un reciente estudio realizado en centros de mayores en Chicago demostró que un 4,2%, entre trabajadores y pacientes, se contagiaron por SARS-CoV-2 en un periodo de cuatro meses (diciembre 2020-marzo 2021).

virus

Getty
Los linfocitos T citotóxicos actúan contra las células que están expresando la proteína del virus (en la imagen).

De las personas infectadas, la mayoría no habían sido vacunadas. Pero un 6% de las infecciones se habían dado en personas totalmente vacunadas y un 23% en las que habían recibido una sola dosis.

Por otro lado, las reinfecciones de personas que han pasado la enfermedad son inusuales pero ocurren.

En un estudio realizado en Reino Unido con trabajadores sanitarios que habían sufrido covid-19, un 0,6% sufrieron reinfección. Eso sí, con síntomas leves.

Además, el reciente estudio SIREN (SARS-COV2 Immunity and Reinfection Evaluation, llevado a cabo por el sistema de salud público británico) enfocado en la inmunidad y la reinfección por el SARS-CoV-2 concluye que la respuesta inmunitaria previene en gran medida el riesgo de contagio.

Pero también indica que, aún con sintomatología leve, los reinfectados pueden ser foco de dispersión del virus.

En Estados Unidos la exposición a las nuevas variantes ha sido considerada como factor frente a la posible reinfección en personas ya inmunizadas.

En cuanto a España, ya se han notificado casos de personas vacunadas al completo que se han reinfectado presentando síntomas leves acompañados con altas cargas víricas. Lo mismo ha ocurrido en otros países como Singapur o las islas Seychelles.

Los anticuerpos no lo son todo: el papel relevante de los linfocitos T

A lo largo de la pandemia se ha prestado mucha atención a los niveles de anticuerpos y el tiempo que se mantienen en nuestra sangre. Pero ¿de verdad son los anticuerpos tan relevantes?

Vacunados en México

PEDRO PARDO/AFP via Getty Images
Este grupo fue inmunizado con la vacuna de Pfizer-BioNTech en Ciudad de México.

Los anticuerpos son producidos por linfocitos B activados que se transforman en células plasmáticas. Las células plasmáticas dejan de funcionar con el tiempo y mueren.

Los anticuerpos producidos por éstas se mantienen circulando en la sangre durante semanas o meses hasta que degeneran y son eliminados.

También se producen linfocitos B memoria que actuarán más rápidamente y generarán células plasmáticas y anticuerpos con mayor rapidez y eficacia en el caso de reinfecciones. Por eso, la duración de los anticuerpos en el plasma no tienen tanta relevancia: son las células memoria las que importan.

En el proceso de inmunización se activan también los linfocitos T ayudantes. Se trata de células responsables de controlar la actividad del sistema inmunitario.

Simultáneamente entran en juego los linfocitos T citotóxicos, que actúan contra las células que están expresando la proteína del virus y las eliminan, reduciendo así la proliferación de éste.

En ambos tipos de linfocitos se generan células memoria con capacidad para activarse rápidamente en las reinfecciones.

Los linfocitos T resultan también esenciales contra las infecciones por virus al liberar interferón, una proteína señalizadora que bloquea la replicación de los virus.

Las mutaciones del SARS-CoV-2 están afectando especialmente a la proteína S. Aquellas variantes que presentan un cambio en esta proteína que mejora la capacidad de unión a la proteína humana, aumentan su capacidad infectiva.

Por eso, las variantes que se están imponiendo en todo el mundo están presentando cambios similares.

¿Significa que pierden efectividad las vacunas? Las vacunas generan anticuerpos contra diferentes zonas de la proteína S.

También activan a linfocitos T ayudantes y citotóxicos que actúan reconociendo diferentes zonas de la proteína.

Por tanto, las mutaciones puntuales que se están produciendo en la proteína S del virus no tienen por qué afectar a la respuesta inmunitaria de una forma importante.

La inmunización solo protege a la persona inmunizada

La vacuna no impide totalmente la invasión del virus. Tanto los anticuerpos como los linfocitos “preparados para defendernos” se encuentran dentro de nuestro cuerpo.

Mujer siendo vacunada

Getty Images
La vacunación, al igual que el contagio, inmuniza a la persona afectada, que, generalmente, no sufrirá síntomas o éstos serán leves en futuras reinfecciones.

El virus nos contagia principalmente a través de los aerosoles del aire, por lo que comienza invadiendo las células que revisten la parte superior del sistema respiratorio.

Eso implica una relación entre la capacidad de infección y el tiempo de reacción del sistema inmunitario.

Las personas inmunizadas disponen de un sistema entrenado que actuará en poco tiempo. Pero mientras, el virus puede proliferar y la persona estaría contagiada pero sin síntomas. Y podrá contagiar a otras.

El simple hecho de que el virus encuentre oposición por parte del sistema inmunitario casi de inmediato permite pensar que habrá una reducción en su capacidad de transmisión. De hecho, un reciente estudio en Reino Unido (sin revisión por pares), indica que hasta un 50% menos.

Dado que la inmunización aumenta el número de personas asintomáticas que no saben que están contagiadas, no podemos bajar la guardia. Por ello, el European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC) previene sobre los contagios procedentes de personas inmunizadas.

Es imprescindible que se alcance la inmunidad de grupo para disminuir la expansión del virus y los contagios.

*Guillermo López Lluch es catedrático del área de Biología Celular. Investigador asociado del Centro Andaluz de Biología del Desarrollo. Investigador en metabolismo, envejecimiento y sistemas inmunológicos y antioxidantes. Universidad Pablo de Olavide.

Lee el artículo original aquí.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

https://www.youtube.com/watch?v=WMr3tw4Igo0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.